BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Esos tipos solitarios que deberían dar miedo

Son las cinco y cincuenta de la madrugada y salgo de mi portal en busca de un extraño placer. Me espera un buen amigo y discurriremos de noche por sitios que nadie frecuenta. Salimos a correr a las horas más raras del país.

Pero llevo una temporada que mi raro comportamiento toma una relevancia, sin duda, absolutamente nula. Inexistente. ¿Crees que es raro salir con amigos a compartir trote nocturno con unas luces frontales en la cabeza? Pues no demasiado.

Al menos, no es muy ya que cada día se ve más gente en este hábito totalmente social, urbano y cool de practicar trail running en condiciones extremas, ideales, diría yo.

Pero volvamos al tipo. Correr a estas horas y por el campo no es raro, si me comparo con el paisano que veo pasar, de manera ritual, por la acera de enfrente a mi casa.

Él va solo. Corriendo por la acera.

Él corre con chándal y gorro y signos inequívocos de que lleva despierto y en funcionamiento un rato más que yo.

Mi comportamiento no tiene nada de heroico ni de raro comparado con su correr. Porque… ahí viene de nuevo.

Anteayer me quedé dos minutos estirando y atándome los cordones de las zapatillas. Pude comprobar que ¡da vueltas a la manzana! Está dando vueltas a su manzana, que tendrá – según wikiloc – unos cuatrocientos metros, por la acera. A las cinco y pico de la mañana. Sí señor.

¿Creías que habías leído sobre todo tipo de rarezas en el mundo del correr?

¿Conoces algún caso así de excepcional?

LPMM 002

9 comentarios

  1. Dice ser Manuwar

    Caramba, pues casi cualquiera de los muchísimos que plantan encima de una cinta en el gim, se aíslan con unos auriculares, aprietan los dientes y se ponen a darle duro. A mi me resulta inconcebible, pero hay legiones de runners que no quieren aprovechar el movimiento de sus piernas para que les lleve a otros sitios, no solamente los días de lluvia y frío o de calorina estiva, también cuando hace uno de esos días que debería ser pecado estar bajo techo.

    Lo de tu vecino es raro, porque ya habiendo hecho lo más: el madrugón, calzarse las zapabambas y salir a correr a la calle… podría darse un paseo por ahí. Parece una penitencia. También hay gente que se prepara para el “muro” del maratón con entrenamientos infinitamente aburridos en circuitos de mil vueltas por polígonos, sin llevar siquiera un mp3 que distraiga la mente. Gente pa’ to.

    04 Abril 2013 | 12:58

  2. Dice ser Pablo Arqued

    El caso que te cuento es colateral. Su potagonista es más un paseador que un corredor. Me explico: (Casi) todos los días, sobre las 7:15 de la mañana en El Retiro, hay un viejecillo en chandal, que después de haber estado paseando por los caminos adyacentes al Palacio de Cristal, se despide de la estatua de ‘El ángel caído’ con insultos. “Malandro, terrible, pecador”, vocifera, con alguna que otra variante de insultos ya en desuso. Y con esas… se va. El desasosiego que me produce es tremendo. Mucho más, que ver a lo lejos, luces intermitentes que resultan ser perros con collares a pilas. Sigo corriendo y me tranquilizo…

    04 Abril 2013 | 13:05

  3. Dice ser FyH

    Efectivamente a veces damos miedo , he podido comprobar como los paseantes se asustan a mi paso en segun que lugares y momentos del dia/noche , incluso en alguna ocasion he presentido que estaba apunto de recibir un estacazo , reconozco con la boca pequeña que este animal corredor tambien pasa bastante miedo en sus solitarios entrenamientos , lo hago con la boca pequeña porque si mi mujer se enterara me prohibiria seguir con ellos y es que hasta que no es consciente de que he llegado a casa , su miedo llega a la categoria de panico . ¿Por que somos tan miedosos?

    04 Abril 2013 | 13:36

  4. Dice ser Luistry

    Bueno, pues mi despertador suena a las 4:50, lo primero es activar el gps para coger los satélites rapido y no perder tiempo, me visto y me pongo mis zapas y a la calle, como muy tarde a las 5:05 tengo q estar trotando ya por las calles de leganes, asfalto, sí, me preparé un circuito urbano con luces de unos 11 Kms y 3-4 dias en samana salgo antes de currar, con mi mp3, solitario, pero sino, con quién, los q conozco me llaman loco, alguno se burla, pero esa felicidad mañanera no me la quita nadie. A veces me cruzo con un chico, unas veces a la ida y otras a la vuelta y si no le veo…. le pongo falta!! y espero q el haga lo mismo aunq no hallamos hablado nunca. Llevo unos 7 meses haciendolo y así me da tiempo para disfrutar de la familia por las tardes. Yo soy un loco q corro de madrugada!!
    saludos

    04 Abril 2013 | 15:20

  5. Dice ser TranTran

    A mi en primer lugar me da algo de envidia, porque creo que es una de las mejores formas de empezar el día, pero es que la vida no me da… entro a trabajar pronto (8h) y me he acostumbrado a turno de noche, salgo sobre las 21h – 22h.
    En segundo lugar me da pena que para llevar un plan de entrenamiento regular haya que recurrir a estos horarios, salvo que la condición del horario en sí sea parte de entreno.

    Salu2

    04 Abril 2013 | 16:47

  6. Dice ser monsergas

    A ver, aver, Spanjaard, que yo soy novato y me estás liando… Si hace dos días comentabas lo inapropiado de correr en ayunas, a qué hora te levantas para calzarte medio vaso de leche y una tostada con mermelada y estar corriendo a las 5:50 de la mañana?? A mi me saldrían unos eructos con sabor mantequilla que despertaría a medio barrio… Sales a correr desayunado? Cuánto rato dejas entre jalar algo y correr?

    Yo si salgo de tirada rutinaria suelo salir por la tarde-noche y si salgo de buena mañana es en ayunas como comenta Luistry. Pero cuando voy a alguna carrera y es por la mañana me levanto como dos horas y media antes para desayunar con sustancia, y aún así el fantasma del flato me sobrevuela peligrosamente y más de un estacazo me ha dado en plena marcha…

    Saludos!

    04 Abril 2013 | 17:54

  7. Dice ser Toni Rubio

    Espectacular fuerza de voluntad. Spaanjard he de reconocer que me das envidia por levantarte y recorrer las zonas de Alco-Sanse y la Dehesa Boyal y que sales a correr cuándo me levanto…

    Pero después de leer su comentario Luistry me parece un héroe. Es a la hora que tendría que salir yo para poder hacer un #up&running. Hándicap de hacer un Bustarviejo-GuzmánElBueno, haciendo escala en Coslada para dejar a la jefa y a la peque en la guarde.

    Saludos

    04 Abril 2013 | 18:00

  8. Dice ser Manuwar

    Spanjaard, confiesa. Desayunas antes, durante y después de correr y ni te sube un eructillo. Eres una perfecta maquina de jalar.

    Bueno, yo llevo como tres meses levantándome al menos 3 días por semana a las 5:30, a poner las calles por la zona de Usera y la verdad es que es que merece la pena correr de vez en cuando cuando la ciudad está durmiendo, o dormida… que ya conocéis la distinción entre los dos conceptos y vienen políticamente al caso.

    04 Abril 2013 | 18:15

  9. Dice ser Yopes

    ¿Raro? Será irónico, imagino… Para muchos, correr es una obligación, un deber. Hay que ponerse en forma, es una de esas normas implícitas de la sociedad moderna occidental, y hay que hacerlo como sea. No importa si te gusta o no: DEBES hacerlo.

    La gente que disfruta haciéndolo creo que es la minoría: el tipo ése que te da miedo, el que corre rigurosamente varias vueltas a la manzana, es de lo más normal para mí. Sin ir más lejos, en el colegio nos hacían correr varias vueltas a la manzana del centro en la hora de gimnasia. Y, por supuesto, nadie disfrutaba haciéndolo. Siempre fue un deber.

    También hay que tener en cuenta que tenemos limitaciones de espacio y tiempo: las piernas te llevarán a donde quieras, si, pero si sólo dispones de una hora para correr, al final, después de cierto tiempo, tu radio de acción te parece limitado y empieza a aburrirte. Todo lo tienes muy visto ya. Así pues: ¿qué más da una manzana que una ciudad? Si a fin de cuentas es lo mismo: siempre acabarás viendo lo mismo, a menos que tengas la suerte de teletransportarte o decidas coger el coche para irte lejos a correr (cosa que sería aún más rara).

    04 Abril 2013 | 22:08

Los comentarios están cerrados.