BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Las mujeres sois el próximo contingente runner

Contingente imprescindible para el sostenimiento de la especie y 50 por ciento de la población mundial, nuestras chicas se incorporan a toda velocidad a las tareas que el mono se había reservado durante siglos. Ya trabajan tanto como ellos, ya conducen insultando a los demás automovilistas igual o con más ira que ellos, ya se drogan por vía respiratoria o vía oral con el mismo caracter patológico que ellos.

¿Por qué ibais a quedaros atrás en esto?

En 2001, en Estados Unidos las mujeres eran un 57% en las carreras de 5km y un aplastante 59% de los participantes totales en las carreras de medio maratón. La tendencia solamente se invertía en el maratón completo (41%).

¿Por qué iba a demorarse vuestra incorporación al movimiento global del correr?

Correr cumple, creía yo, variables que un cerebro femenino, organizado y con capacidad de manejar más variables de manera práctica, podía asimilar perfectamente. Correr o trotar es un ejercicio progresivo en el que la paciencia conduce a la mejora. La carrera popular es democrática en su 90%, cada kilómetro recompensa a todos quienes están dispuestos a afrontar ese esfuerzo.

Pero me contáis (las mismas mujeres) que no, que la explicación de que una mujer no corra tiene un sesgo más duro; una visión casi de clase, economicista, marxismo de género, puro y duro. El estupendo artículo de Salguero y Martos (2011, Apunts Ed. Física y Deportes) desgrana las cifras para el caso de España y menciona algunos de los llamados componentes psicosociales que rodean a las mujeres en la participación en carreras populares. Los casos no son siempre el mismo, por lo que hacemos dos posibles retratos. Dos pasadas.

Paqui no sale a correr porque esta muy pasada de peso. tiene 53 años y su entorno le reprocha (1) que descuide su rol en el hogar, que bastante trabaja fuera de casa y en ella como para ‘ponerse ahora (sic) a correr’. Paqui misma (2) aprendió sobre la inmoralidad de ir ligera de ropa si se pretendía ser una dama y más (3) siendo una chica ‘gorda’. El entorno familiar y cercano, la educación sexista y religiosa y, por si fuera poco, la horrenda esclavitud de la percepción propia del cuerpo. Y no son estos unos años favorables para ser mujer y estar gorda. Hay que ‘tenerlos muy bien puestos’ para romper con eso.

Anabel tiene 37 y está delgada como una estaca. Cuida de dos hijos, trabaja 41 horas en una consultoría líder en la que ha alcanzado el éxito profesional. Cada minuto libre al llegar a casa lo emplea en trabajar para sus queridos, mientras se angustia imaginando como sería su tiempo libre. ¿Su nivel de autoexigencia le va a lanzar a correr o a un gimnasio que abra hasta las 10 de la noche? Cuando se separe y sea menos libre todavía ¿tendrá que esperar a su fin de semana sin hijos para salir a correr? ¿ Podrá hablar entonces de ocio?

Ni Paqui entra en estos blogs, ni Anabel encuentra un momento para dejar su comentario y que se pueda generar una corriente suficiente de buenas personas que contacten con ellas para ayudarle a disfrutar de correr. Son una mayoría silenciosa pero que debe y quiere mover sus tanques mas allá de las lineas enemigas – que sí, que pueden ser las suyas propias.

Aun así, cada día sois más. Una vez alcanzada cierta independencia urbana, vais copando cientos y miles de dorsales. Hay chicas en cada grupo, hay carreras sólo para ellas, quedáis para correr, como libélulas liberadas, en varios parques de las grandes ciudades (Tamara Sanfabio y la periodista Cristina Mitre de Elle la están liando en twitter) y las mismas casas de material deportivo os tienen en cuenta.

No hay mejor señal. Ya sois un target.

Os he apoyado, animado, os he entrenado mientras soltabais bilis y tensión y me he quedado al cuidado de vuestros hijos para que no hubiera excusas. Quizá no haya sido suficiente porque muchas habéis dejado – de nuevo – el running en un rincón, o muy abajo en la lista de cosas por hacer.

Tenéis que aprender a exigir. Más y cosas de calado más real. Con horas y minutos desglosados a la semana. Mirad cómo lo hacemos los hombres: “Oye, los Martes y Jueves a las seis yo quedo para correr una hora con mis amigos. Y el Domingo hacemos carrera o tirada larga”.

¿Qué necesitáis que se haga para que podáis salir a correr?

Pedid. Rápido. Os escuchamos.

 


Foto: Facebook Organización Carrera de la Mujer / https://www.facebook.com/carreradelamujer

16 comentarios

  1. Dice ser Eva Cuación

    si me regalan un chandal de Gucci o de Versace con unas zapatillas de Manolo Blahnik me pongo a correr mas que una liebre (no he puesto “conejo” para evitar el chiste facilón)

    05 Febrero 2013 | 09:08

  2. Dice ser TOLDO

    Soy mujer y tengo 29 años. Desde hace tres salgo a correr tres veces por semana, a las 7 menos cuarto de la mañana, luego entro a trabajar a las 9, con jornadas maratonianas hasta las 8.30 de la noche, o más, negocio familiar.
    Después me ocupo de llevar mi casa, que no falte de nada. No me sobra el tiempo, como veis, y sin embargo no dejo de correr mis tres veces por semana.
    Ánimo, es cuestión de fuerza de voluntad.

    05 Febrero 2013 | 09:34

  3. Dice ser Un hombre

    Eso es, en la segunda frase insultando al hombre, llamándole mono. Pues déjeme decirle que mono lo será su puñetera madre. Haga lo mismo con la mujer, insultarla llamándola mona, si tiene huevos.

    05 Febrero 2013 | 10:26

  4. Dice ser FyH

    En mi opinion las mujeres de mi generacion , las de EGB , tienen un problema educacional , no se las ha inculcado el amor por el deporte aunque tambien he de decir que se trata de una generacion rompedora y se aprecia un leve despertar . Animo chicas , correr es maravilloso .
    PD: Toldo muy aguda con eso de las ” jornadas maratonianas” , has estado sublime

    05 Febrero 2013 | 10:31

  5. Dice ser Cristina

    Pues yo cuando veo a mujeres mayores, corriendo por el parque, que las veo, con su sencilla indumentaria me producen una admiración enorme. Bravo por ellas!

    05 Febrero 2013 | 11:37

  6. Dice ser pyratilla

    Eva Cuación.

    Me imagino que tú comentario será de coña, no?

    05 Febrero 2013 | 12:31

  7. Dice ser Guillermo

    Acabo de ver publicada la propuesta de una carrera de montaña en las cercanías de Madrid el 9 de julio exclusivamente para mujeres: http://www.corredordemontana.com/component/content/article/173-actualidad/7913-la-primera-carrera-por-montana-femenina-de-espana-ya-es-una-realidad.html

    Mi mujer se ha propuesto varias veces correr pero su hernia discal enseguida le provoca molestias o dolores que al cabo de los días le hacen desistir del empeño.

    De mis dos hijas una casi siempre encuentra motivadora la propuesta de correr, más que mi hijo varón.

    Supongo que no hay más razones que las derivadas de que se han incorporado más tarde que los hombres al running para que las mujeres acaben yendo igual que nosotros a correr, entrenar o competir.

    05 Febrero 2013 | 12:45

  8. Dice ser Guillermo

    perdón, quise escribir, 9 de de junio

    05 Febrero 2013 | 12:46

  9. Dice ser Guillermo

    Hala, que soy lerdo … 2 de junio …. PERDÓN

    05 Febrero 2013 | 12:48

  10. Dice ser ANTONIO LARROSA

    A la mayoría demujeres no les hables de correr , lo que a ellas les gusta es correrse.Perdón, quise decir bailar cha, cha cha. (En que estaría yo pensando.)

    http://www.antoniolarrosa.com

    05 Febrero 2013 | 13:41

  11. Dice ser Quique CxC

    Y digo yo, que si el mono llegase a ser madre, sería mona. Y si la mona tuviera huevos, sería un mono. Qué hombre más mono!
    El problema de las mujeres es que siempre han corrido muchísimo y por eso, desgraciadamente, no han tenido tiempo de salir a hacer deporte. A ver si los hombres, corriendo solo un poco más, hacemos que ellas tengan mucho más tiempo libre. Y si lo quieren emplear para darse un trotecillo por ahí, mejor.

    05 Febrero 2013 | 14:46

  12. Dice ser Taza de café

    😉 Me ha encantado la entrada de hoy!

    La verdad es que en mi caso las excusas me las pongo yo sola, pues no tengo obligaciones diferentes de las de cualquier hombre “standard”, pero cuando me animo a correr me gusta ser esa…mira una chica entre tanto hombre! siempre me ha pasado en mi vida deportiva.

    Con las carreras por montaña me he animado, porque mi fondo todavía no es demasiado bueno y las carreras de 10km en la ciudad por ejemplo se me hacen un poco largas, sin embargo el verde y la tierra me dan el extra de motivación que me hace falta!

    05 Febrero 2013 | 17:29

  13. Dice ser spanjaard

    Es que no sabía cómo hablar de tus tobillos sin ponerme muy personal 😀

    Solo falta saber si Carla…

    05 Febrero 2013 | 17:36

  14. Dice ser Manuwar

    Tengo la impresión de que los últimos años se ha producido un cambio y las niñas disfrutan más del deporte y de la actividad física en general, como el baile, que los chicos hasta cierta edad. Los tiempos (de la EGB) en que los niños jugaban al fútbol y las niñas saltaban a la comba, creo que están, si no superados, casi.
    Pero en la adolescencia, por alguna extraña carga de nuestra sociedad patriarcal, suele apartar a la mayoría de las chicas del deporte, algo que no ocurre con los mozuelos.
    Y por supuesto, creo que el gran contingente de runners no está formado por gente que ha mantenido una actividad física continuada a lo largo de su vida, sino que se ha incorporado tardíamente en busca de la salud, el ocio, la mejora de su aspecto (mazamiento vario), y ahí gradualmente las mujeres también se irán incorporando al movimiento.
    Sospecho que a muchas mujeres les frena cierto grado de gañanismo que aún pervive en forma de comentarios inadecuados y que casi todas nuestras amigas runners han tenido que escuchar alguna vez.

    06 Febrero 2013 | 09:42

  15. Dice ser spanjaard

    Pilar, una amiga lectora, me ha dejado su link porque se ha explayado de lo lindo en su blog.
    Emocionante.

    http://kienmemandami.blogspot.com.es/2013/02/una-de-tantas-que-corren.html

    06 Febrero 2013 | 11:05

Los comentarios están cerrados.