BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

¿Qué cocino para estar en forma? Un deportista, un gourmet

Un corredor recién llegado a casa es una bomba de relojería. Salvo superdotados que ya vienen pidiendo alubias con morro desde el momento del calentamiento, traemos poco hambre. Pero ¡ay luego! Lo normal es que pasen unos minutos mientras el estómago se relaja y, pasado el rato, el cerebro vuelva a las funciones básicas.

Comer, personalmente, me encanta. Y el guisar. Cocinar es un placer que me proporciona un resultado casi inmediato (sí, comer).

Aunque es cierto que no todos llevamos el tripeo tan anclado al ADN. Unos se mantienen con un sandwich y otros menú de polígono industrial; unos inhalan pasta porque lo han leído y mamado en su clan deportista, otros cenan un vaso de leche y unos cereales.

Como tercera pata está el cajón de sastre del entorno social: la cuestión del tiempo, la monoparentalidad, la soltería, la educación en los años de ‘macarronescontomate’, los apasionados del Nutricionista, de Sergio Fernández, o de Jamie Oliver. Tenemos hasta chefs corredores como Paco Roncero.

Abreviando.

¿Qué tipo de corredor-comedor eres?

(a) ¡apartarse humanos que me como lo que me pongáis a menos de un metro¡

(b) yo vivo en una comida de la pasta maratoniana eterna

(c) me como lo que me ponga mi mujer

(d) soy un microorganismo alcalófilo, me alimento lamiendo extremos de baterías y pilas AAA

Pues bien. Teniendo en cuenta la falta de tiempo, entrenamiento y maña a los fogones y hasta temple para ver cómo se reduce una salsa, esta es la propuesta de hoy: hidratos, restos de guisos anteriores que todos tenemos en la nevera, alcohol (el anti inflamatorio natural) y jamón del bueno.

Aparta, Gordon Ramsey. Que viene un “risotto Joselito versión runners”. Básicamente lo que los un amigo mío de Murcia llamaría arró pringoso de estudiante con prisas.

Tiempo de elaboración: 30 minutos
Dificultad: apta para el más muñones
Ingredientes:
Dos tazones de arroz bomba
3/4 de litro de caldo del estofado que sobró anteanoche (o de tetrabrik, caldo de carne, en su defecto)
un vaso de cava (o una cerveza a medias)
un puerro (o puerro o puerro, no hay opciones)
50gr de jamón
20gr queso viejo
1 diente de ajo

En una sartén honda, sofreir bien el puerro. Añadir el ajo picado.
Rehogamos el arroz para que vaya cogiendo aceitillo. Añadimos la mitad del jamón troceado muy pequeño.
Echamos el cava y dejamos 3 minutos para que el arroz vaya chupando.
En dos o tres tandas, lentamente, añadimos el caldo. Removiendo y a fuego lento. Echamos el resto del jamón picado.
En aproximadamente 18 minutos tuve listo el invento meloso. Pero depende de cómo sea el recipiente y de cómo vayais moviendo el risotto.
Rallar el queso encima de la misma sartén. Si eres un miembro del Frente Anti Queso Rallado Sobre Todos los Platos (FAQRSOTP), elude este último paso.

Y a la mesa. Espectacular con un buen vinazo (en mi caso Juan Gil, monastrell). Pero el reciclado de un caldazo de estofado (con algunos tropezones) lo requiere. Además, cuento con la aprobación teórica del especialista Víctor de la Serna.

Sorry, vegetarianos: Siempre podéis sustituir el jamón por – por ejemplo – brécol en láminas a la parrilla.

¿Cual es vuestro recuperador natural de las fuerzas perdidas?

¡A los fogones! (Qué mala rima tiene esto)

16 comentarios

  1. Dice ser Carla

    No tiene mala pinta la receta. Lo probaré, yo soy de las que comen lo que en cada momento me apetece.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    17 Enero 2013 | 08:38

  2. Dice ser spanjaard

    Iba por “No tiene mala pinta..” y creí que era un piropo. Pero se refería a la receta. 😀

    Buenos días y a fogonear!! (o a correr)

    17 Enero 2013 | 08:49

  3. Dice ser madre reciente

    Yo soy de comer bien y no saltarme ni una sola comida, dentro de mi vegetarianismo, pero reconozco que desde que corro como más sano. Tú como corres de toda la vida tal vez no hayas notado el cambio, pero me he encontrado con otros corredores tardíos a los que les pasa lo mismo. Es empezar a correr y empezar a comer mejor.

    Y, curiosamente, después de correr no tengo mucha hambre. Suelo correr de noche, antes de cenar, y después caen verduras a la plancha, fruta y yogur, ensaladas… cositas suaves y digeribles.

    17 Enero 2013 | 08:50

  4. Dice ser Juan

    A mí me ha pasado lo contrario que a Carla, iba pensando “tiene buena pinta”, hasta que he llegado a la foto…
    Intentaré seguir la receta sin darle al scroll más de lo necesario. 🙂
    Esperamos más…

    17 Enero 2013 | 09:46

  5. Dice ser marioypablo

    Pues como no hago largos rodajes, a mi cerebro no le debe dar tiempo a desconectar lo suficiente para centrarse en el trabajo que supone trotar (nunca hablo de correr, no paso de cochinero trote…). Así que lo que me pasa a menudo es que cuando vuelvo, en mi cabeza solo tengo dos cosas: una buena ducha y un pedazo de donut glaseado, de azúcar, de los de toda la vida… jajajajajajaja.

    17 Enero 2013 | 09:53

  6. Dice ser ojordo

    Pues, soy del tipo A+ y segun dicen no como sano, pero, aqui sigo…respiro de momento…

    17 Enero 2013 | 10:23

  7. Dice ser FyH

    Despues de correr 10-15kms por los parques del barrio lo mas que me apetece es un cafe/te/caldo si es temprano o un buen fermentado de cebada si la hora y temperatura anima a ello . Pero amigos , por el monte no se que es lo que ocurre , sera el olor a leña de las fondas montañeras o la sensacion de plenitud que me da correr en espacios naturales , el caso es que podria engullirme un cochinojabali de los de Obelix de dos bocados

    17 Enero 2013 | 10:26

  8. Dice ser luistry

    Pues yo he comido bastante mal siempre, desde q corro me cuido mas, desayuno colacao y galletas, a las 8 in actimel, a las 10 un platito de pasta, 2 piezas defruta y 3 nueces, a las 12 una pieza de fruta, a las 14 la comida, normalmente un guiso pero no mucha cantidad, a las 17 otra pieza de fruta, a las 18:30 un sandwich de jamon y en la cena procuro q seauna ensalada. y puedo decir q hay dias q paso hambre, esta seria mi dieta entre semana, el finde suele ser mas anarquico.
    El caso es q desde q corro como mas y mejor, antes no conocía ni la fruta….
    saludos

    17 Enero 2013 | 11:19

  9. Dice ser Mattu

    ¿En que grupo colocaríamos al corredor “salgo a hacer tiradas largas en ayunas por la mañana pero cuando llego me puedo comer un caballo crudo aunque me mire con carita de pena”?

    Lo malo de la receta (que no tiene nada de malo en su manufactura) es el hecho de ser una receta. No hay nada como recortar e ir a lo fácil: la clásica “sesión técnica” en el bar que hay cerca o la siempre presente BBB (bocata, bravas y birra) son muy recurridas en estas lides.

    17 Enero 2013 | 11:24

  10. Dice ser Skorpion

    Que asco, ponte la camiseta para cocinar, cerdo

    17 Enero 2013 | 11:28

  11. Dice ser Antonio

    Y donde está el cuerpo de deportista?Es un insulto a quien de verdad corremos y hacemos mas deportes.

    Es como el que se coje la bici las primeras 2 semanas de abril(porque viene el buen tiempo)y se hace llamar ciclista..

    17 Enero 2013 | 14:16

  12. Dice ser spanjaard

    En Abril le damos al padel, dear.

    17 Enero 2013 | 14:55

  13. Dice ser Javisam

    Joer, dan ganas de ponerse a correr sólo por poder hincar el diente a ese arroz!
    Nunca he sabido como de parecido desde el punto de vista de los hidratos el arroz y la pasta.
    En cualquier caso, enhorabuena por el blog.

    17 Enero 2013 | 16:48

  14. Dice ser Dani

    Por la forma de coger la rasera, ese arroz te salió pasado, seguro.

    19 Enero 2013 | 13:09

  15. Dice ser spanjaard

    Dani, estimado.
    Es una foto de una fidegua. Los testigos -que sabían mucho de ello- dijeron que estaba de todo menos pasado.

    22 Enero 2013 | 08:33

  16. Dice ser Dani

    Ah, si era una fidegua la cosa cambia, el ángulo de la rasera si es el correcto.
    Estimado you too

    27 Enero 2013 | 19:47

Los comentarios están cerrados.