BLOGS
Qué fue de… todos los demás Qué fue de… todos los demás

"Cualquier tiempo pasado fue anterior"
Les Luthiers

¿Qué fue del mayor fraude de la historia de la música, Milli Vanilli?

En estos días en los que triunfan en la música las voces sintetizadas y pasadas por mil filtros, no puedo dejar de acordarme del que fue el mayor fraude de la historia de la música: Milli Vanilli.

Eran guapos, atléticos, molones y además tenían una voz portentosa… o eso parecía. Este dúo alemán formado por Rob Pilatus y Fab Morvan consiguieron vender más de 7 millones de copias en poco más de dos años, fueron número 1 en las listas de éxitos de media Europa y Estados Unidos y ganaron un Grammy al mejor artista revelación.

Pilatus incluso se vino arriba y llegó a afirmar en la revista Time que Milli Vanilli tenía “más talento que Bob Dylan, Paul McCartney y Mick Jagger”.

Pero un día el playblack falló durante un concierto y entonces llegó el escándalo. Se descubrió que ellos solo eran bailarines, una cara comercial para la voces reales de Milli Vanilli, de hecho ellos casi no sabían hablar inglés. El impresionante éxito obtenido con Girl You Know It’s True, su tema más popular, se convirtió de la noche a la mañana en decepción, indignación, ira y reclamaciones .

¿Qué fue de ellos después de semejante tongo?

music video 80s 1980s 1989 80s mtv

A finales de los años 80, dos amigos bailarines cayeron en gracia a uno de los grandes gurús de la música de los 70, Frank Farian, produtor de Boney M.

Rob Pilatus era un mulato guapísimo de ojos claros, hijo de una alemana y un soldado norteamericano de color. Había sido adoptado por una pareja de alemanes y se hizo amigo de Fabrice Morvan, un modelo y bailarín francés de origen africano que se había mudado a Alemania.

El productor Frank Farian tenía un temazo entre manos; era Girl You Know It’s True, de un grupo desconocido llamado Numarx, de Maryland, que sonaba en la discotecas de las bases americanas en Alemania.

Farian introdujo una producción más moderna pero el problema eran los cantantes, Brad Howell y Charles Shaw, que no tenían carisma ninguno. Y propuso a Fabrice Morvan y Rob Pilatus, que iban a ser los bailarines del grupo, que se sustituyeran a los verdaderos cantantes, playback mediante, claro.

music video 80s 1980s 1989 80s mtv

Tal y como Frank Farian esperaba, su apuesta fue un rotundo éxito. El primer disco de Milli Vanilli, All or Nothing (el título era todo un augurio —todo o nada—) salió en 1988 y barrió con todo.

Igualmente irónico parece ahora el título de su temazo, Girl You Know It’s True (chica, sabes que es verdad), pero lo cierto es que era una canción muy pegadiza y bailable, y la estética de sus ‘cantantes’, con sus cuerpos esculturales y sus melenas de rastas y trencitas, enganchaba tanto como su música (además de convertirse en carne de Super Pop y de MTV).

Resultado de imagen de The Real Milli Vanilli

Consiguieron ser disco de oro en Alemania, fue número 1 en Austria, España y Estados Unidos, y también conquistaron el mercado musical de Francia, Reino Unido y los países escandinavos. Recibieron grandes reconocimientos: además de ganar un Grammy, se llevaron tres premios en los American Music Awards (AMA).

 

 

Poco después llegaron otros grandes éxitos como Baby Don’t Forget My NumberGirl I’m Gonna Miss You Blame It on the Rain, algunos de ellos también fueron números 1.

Pero todo en ellos era impostado, hasta el origen del nombre, del que llegaron a decir que significaba “energía positiva” en turco.

mario

¿Le sentó bien este éxito a los verdaderos cantantes, cuyos rostros jamás conocimos? Yo diría que no. De hecho uno de ellos, Charles Shaw, terminó cogiendo la puerta por sus discusiones con el productor, y fue sustituido por otro cantante en la sombra, John Davis.

Resentido, Charles Shaw contó la verdad a un periodista del diario neoyorquino del Newsday en diciembre de 1989 pero después se retractó públicamente de sus afirmaciones, previo pago de Farian.

Curiosamente en su edición en Estados Unidos el libreto sí incluía el nombre de los cantantes de estudio, así que fue en Europa donde realmente nos la dieron con queso. De hecho fue en Estados Unidos donde empezaron a notar cosas raras, como que Fab Morvan y Rob Pilatus hablaban fatal en inglés en las entrevistas pero tenían un acento perfecto en las canciones.

fraud milli vanilli

A finales de 1989 sobrevino el desastre: en un concierto en Bristol (Connecticut) el estribillo de Girl You Know It’s True comenzó a repetirse en bucle. La peor pesadilla de Morvan y Pilatus se había hecho realidad: el mundo había descubierto su gran mentira.

En noviembre de 1990 la situación era ya insostenible y finalmente el productor Frank Farian confesó públicamente en Nueva York la verdad sobre Milli Vanilli.

1990s ask fraud milli vanilli

Se convirtieron en el primer grupo en la historia de los Grammy al que le retiraron el galardón, un hecho inédito.

Todos empezaron a echar balones fuera: la discográfica, Arista Records, afirmó que ellos no sabían nada del fraude pero luego se demostró que estaba al corriente incluso antes de firmar el contrato.

También Rob Pilatus culpó al productor y aseguró que ellos querían cantar con sus verdaderas voces pero al menos pidió disculpas a sus fans por el engaño.

Comenzaron a llover las demandas que les exigían el reembolso de sus compras. La mayoría de estas reclamaciones fueron desestimadas pero en agosto de 1991 una de ellas prosperó en Chicago, y condenó a la discográfica a devolver el dinero a aquellos asistentes a conciertos y compradores de las grabaciones que lo desearan (un total estimado de 10 millones de personas). Se especificó que los que compraron un single recibirían 1 dólar, los que compraron una cassette o disco 2 dólares y los que compraron un CD, 3 dólares.

Farian, el productor, reconvirtió en tiempo récord el que iba a ser el segundo álbum de Milli Vanilli, Keep on Running, en un nuevo disco llamado (con toda la intención del mundo) The moment of Truth (el momento de la verdad) y firmado por The Real Milli Vanilli, en el que se incluía la imagen de los verdaderos cantantes, John Davis y Charles Shaw.

Resultado de imagen de real milli vanilli the moment of truth

Aquello fue un rotundo fracaso, como también fracasó el intento de Rob y Fab de lanzar un grupo con sus voces reales llamado Rob & Fab, con el que no llegaron a vender 2.000 copias.

Milli Vanilli se convirtió en un nombre maldito. Fab Morvan rehizo su vida como DJ pero Rob Pilatus no asimiló su decadencia. Ya había intentado suicidarse en 1991, se había refugiado en la droga y a mediados de los 90 protagonizó varios incidentes de vandalismo, asalto e intento de robo que le llevaron a la cárcel durante varios meses. Morvan intentó ayudarle, incluso le pagó un tratamiento en una clínica de rehabilitación.

En 1998 Frank Farian tenía planes para ellos: quería relanzar Milli Vanilli con un nuevo álbum, Back and in Attack, en el que cantarían de verdad. Pero sus planes se truncaron de forma dramática.

El 2 de abril de 1998, Rob Pilatus fue hallado muerto en un hotel de Fráncfort por una mezcla fatal de pastillas y alcohol. Tenía 32 años.

Resultado de imagen de Rob Pilatus

Nunca logró encontrar su lugar. En una entrevista confesaba que fue muy difícil para él ser negro en Alemania, sin ningún referente a su alrededor con el que identificarse. Sus compañeros de clase le llamaban ‘Kunta Kinte‘. “Si ya eres mayor, no importa, pero cuando eres joven necesitas algo con lo que identificarse y yo no lo tuve. Soy negro y soy alemán, pero no he tenido forma de aprender lo que significa ser negro”, relató. “Cuando eres joven, no quieres sentirte diferente. Si eres diferente, te sientes solo“.

El tiempo pasó, Frank Farian produjo a nuevos grupos de electropop como La Bouche y No Mercy, y Morvan siguió ligado al mundo del espectáculo y se volcó en el mundo de la radio.

En 2000, Fab Morvan participó en un documental de la BBC sobre la historia de los dúos musicales llamado It Takes Two: The Story of the Pop Duo.

En 2007, Universal Pictures anunció que estaba preparando una película basada en el éxito y la caída de Milli Vanilli y que contaría con la producción de los magnates Kathleen Kennedy y Frank Marshall. Fab Morvan iba a participar como asesor pero finalmente el proyecto se quedó en el limbo.

En 2011, Morvan lanzó un single en iTunes llamado Anytime y en 2016 se reunió con uno de los cantantes originales John Davis, y juntos han vuelto a los escenarios como The Milli Vanilli Experience con su repertorio nostálgico de antaño.

 

11 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser hi

    Interesarte historia los mili vanilli no la conocia.
    Hoy en dia la musica se ha convertido en un fraude, bien es sabido que todos por no decir una amplia mayoria de los cantantes profesionales estafan y engañan a su publico, incluso mas de uno de ellos ni se molestan en disimularlo en sus conciertos.

    13 enero 2017 | 3:13 pm

  2. Dice ser Perre Irsunra Tonostámal

    Creo que no. El peor fraude fue uno que dice que le dijeron que un disco era una cosa con un agujero al centro e hizo un disco con título Al Centro y al abrirlo estaba sólo el agujero.

    13 enero 2017 | 3:34 pm

  3. Dice ser Me faltó viento solar, Hecatombe y Fin del Todo (con cohete al más allá)

    La música celestial.
    1- SuperNova (chiquito pepinazo me fundió los bafles)
    2-Llamarada Solar (¿han visto un dragón? Pues esto, peor por los altavoces qu em elos volvió a cascar)3-Bucle espacio-tiempo (primero estaba bonita, las 400 primeras veces, pero luego se hacía algo pesada la canción después de escucharla 4314 veces. Llegando al final entraba en bucle. Menos mal que una mosca se posó en el brazo del tocadiscos y superó el bucle)
    3-Agujero Negro (Ya aquí deseé la del Bucle de nuevo pero ya era tarde. Se oyeron como unas sombras magnéticas fllrruuuzuuu fruuuzzz blblbllmelocomotooo y ya no pude seguir escuchando ni el disco ni el equipo que me desapareció y no lo he visto más. Los auriculares los salvé aunque me dejaron las orejas escocidas del tirón al arrastre del chupador de la materia toda)

    13 enero 2017 | 3:40 pm

  4. Dice ser Sociólogo Astral

    Oyendo ahora “Girl you know its true” esa canción es una pura basura. parecia mejor en los años 80.

    13 enero 2017 | 6:41 pm

  5. Dice ser yo

    4

    En los años 80 seguro que también bebías cubatas con ginebra de garrafón y ahora solo con ginebra de marca,

    13 enero 2017 | 7:55 pm

  6. Dice ser RVFCore

    Pues no se qué es peor, si lo de MV o lo que ahora nos venden las Shakiras de turno que lo único que hacen es enseñar carne y balar como ovejas. A los cantantes reales no les quería escuchar ni Blas pero a estos dos los vieron millones así que al final no eran tanto fraude, si Rihanna pesase 100Kgs no vendería ni los mocos, al final se compra básicamente la imagen en la mayoría de las ocasiones.

    13 enero 2017 | 8:53 pm

  7. Dice ser Nemigo

    era música disco que sonaba bien
    ellos contaron que en algun concierto sí cantaban ellos no en playback, pero entonces había más respeto por el público y hacer playback en conciertos estaba muy mal visto

    14 enero 2017 | 2:22 am

  8. Dice ser Odisseo

    soldado norteamericano de color?

    Yo me pregunto, de que color? Azul, rojo, verde…?

    Este comentario razista me lo podria esperar en una peli de esclavistas pero no en un periódico de este siglo, solo a faltado llamarle chico en vez de soldado

    Las cosas se llaman por su nombre, y son personas negras

    14 enero 2017 | 4:19 am

  9. Dice ser Alex

    #Odisseo. RaCista ….aprende a escribir antes de criticar .

    14 enero 2017 | 4:28 pm

  10. Dice ser Toni

    Hoy en día toda la música que hacen es un plagio, ya no queda nada nuevo que inventar como no sean los aparatos que reproducen música.

    15 enero 2017 | 11:08 am

  11. Dice ser aclarando

    Alex, no te enteras, razista es una mezcla de racista y nazi. Piensa antes de criticar

    17 enero 2017 | 8:46 am

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.