BLOGS
Descorche Descorche

Puede que en el vino no esté la verdad, si es que sólo existe una,pero lo que es seguro es que está el placer y juntos vamos a encontrarlo

“¿Terruño en Jerez?”: Gran artículo de Álvaro Girón

Hoy debería hacer el post más corto desde que escribo el blog. En realidad lo único que debería hacer es poner este enlace a un genial artículo de Álvaro Girón Sierra en elmundovino.com y aconsejar que se lea el artículo con atención.

Pero como no se si mi capacidad de convencer es tan alta voy a explicar un poco lo que os vais a encontrar en el artículo.

Álvaro Girón Sierra es historiador y científico titular del Departamento de Historia de la Ciencia de la Institución Milá y Fontanals-CSIC de Barcelona y, en la parte que más nos afecta a nosotros, colaborador del elmundovino, especialmente activo en temas que afecten al Jerez.

Su artículo analiza la importancia del terruño, del terroir aunque él no use esa palabra, en el resultado del vino de Jerez. La teoría dominante es que la parte importante en la calidad del vino de Jerez es la crianza en la bodega, mientras que el viñedo pasa a un claro segundo lugar.

Álvaro Girón explica las razones que le llevan a cuestionar esta afirmación

He de confesar que mi cuestionamiento de la ortodoxia establecida parte de la experiencia vivida. Una de las ocupaciones de mi padre, aparte del Derecho Mercantil, era sacar adelante una modesta bodega y tres viñas que constituían a la vez un orgullo y una pesada losa para nuestra familia extensa.

Una de las cosas que tengo claras de esa colección dispersa de recuerdos, es de que existía una conciencia de que no todas nuestras viñas –situadas en los pagos sanluqueños de San Borondón, La Punta del Águila y Carrascal- producían un fruto de igual calidad. Y eso era una fuente de preocupación a añadir a la tensión en los días previos a la vendimia, la fenomenal conflictividad laboral de mediados de los años 70 y los bajos precios tanto de mostos como de uva que difícilmente hacían sostenible la actividad de pequeños viñistas y bodegueros. Es más, todo me induce a pensar que aquellos que compraban nuestros mostos y sobretablas –algunos de ellos, reputados exportadores- sabían que teníamos de bueno y de no tan bueno. Para eso enviaban a sus expertos catadores.

A sabiendas de que uno tiende a idealizar el pasado, he hecho lo posible por contrastar esos recuerdos con las opiniones y experiencias de otros, ya sea orales o escritos. Y el resultado es, cuando menos, revelador

Analiza detalladamente, con esmerado cuidado, la evolución a lo largo de los años y concluye

Y es que, en realidad, lo que ha sucedido no es que el viñedo sea inherentemente irrelevante en el resultado final de los jereces, sino que se ha vuelto irrelevante en las últimas décadas, cosa francamente distinta

Su razonada conclusión es clara

Volver a la viña no sería una vuelta al pasado basada en la simple veneración de una tradición en parte abandonada, sino que sería congruente con la propia naturaleza de los mejores y más característicos vinos jerezanos (finos y manzanillas, amontillados, olorosos, palos cortados), aquellos a los que en el XIX muy significativamente se les llamaba ‘natural sherries’ para distinguirlos de los cabeceos para la exportación de menor calidad. Tampoco supone una suerte de manifiesto ludita. No implica en absoluto renegar de la moderna viticultura, ni de los tanques de inox. Supone ponerlos al servicio de una vitivinicultura respetuosa y de calidad, que se aleje de una orientación productivista que hoy más que nunca carece de sentido.

Es tan bueno el artículo que casi me dan ganas de copiarlo entero, pero os aconsejo que os lo leáis con mucha atención, seguro que os encanta como me encantó a mi. No dejéis de entrar en La Sobremesa y leer los comentarios que ha originado el artículo.

17 comentarios

  1. Dice ser Raul

    Me ha gustado mucho el articulo. No es facil encontrar algo sobre tan interesante.El unico problema que veo es que no suelo encontrar el momento de beber una manzanilla, amontillado ,olorosos,…ni las personas con que hacerlo.El el sur quizás sea mas habitual pero mas al norte no lo es tanto.Además los restaurantes no se lanzan a aconsejar vinos de este tipo. !Una pena!

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. CON LA MENCIA ESTAN HACIENDO MARAVILLAShttp://comielotrodia.wordpress.com

    04 Marzo 2009 | 10:37

  3. Dice ser PacoBerciano

    Con mi máximo respeto Marta, entiendo que quieras poner tu página en muchos sitios para que alguien enlace, pero, por favor, intenta que los comentarios se ajusten al tema pues sino es terriblemente aburrido. Inténtalo alguna vez, no digo todas, pero si alguna vez.

    04 Marzo 2009 | 11:27

  4. Dice ser Juan

    Marta,no se si sabes donde esá Jerez, o aquí se habla de otra cosa.

    04 Marzo 2009 | 11:33

  5. Dice ser Caesar

    También te aconsejaría, Marta, que sustituyeras la palabra ‘regar’ en tus críticas porque parece que el vino lo hayas echado por encima de los platos en lugar de bebertelo. (sin acritud)

    04 Marzo 2009 | 14:14

  6. Dice ser Álvaro Girón Sierra

    Muchísimas gracias por tus sin duda exagerados elogios. Yo no creo mucho en la autoría exclusivamente individual. Todo lo bueno que pueda tener el artículo mucho debe a años de reflexión -y diversión- conjunta con mis grandes amigos Jesús Barquín y Eduardo Ojeda. Llevamos mucho tiempo haciéndonos preguntas y esbozando respuestas sobre el asunto. Para nada es un tema cerrado, en realidad estamos empezando.Por lo demás, como fácilmente se puede deducir de la lectura del artículo, nada se hubiera podido hacer sin entrar en diálogo directo o indirecto (ya sea a través del testimonio oral o de la lectura), con algunas de las personas que saben o han sabido más sobre los jereces. Hablando de un vino legendario, con raíces que nos llevan al comienzo mismo de la vitivinicultura en la península ibérica, lo lógico es que ese diálogo incluya a los que no están, muy singularmente a aquella especie casi extinta deaficionado que era además bodeguero. No me quiero olvidar de lo más importante: yo no hubiera escrito un escrito si no fuera porque mi padre me enseño a amar la viña y el vino.

    04 Marzo 2009 | 15:39

  7. Dice ser PacoBerciano

    Gracias Álvaro por entrar. La verdad es que leí el artículo un poco tarde pero me gustó tanto que, aunque el tipo de lector de aquí es un poco menos técnico, no pude evitar el ponerlo. Enhorabuena, hacía mucho que un artículo no me gustaba tanto.

    04 Marzo 2009 | 18:02

  8. Dice ser PacoBerciano

    Raul, el moemnto bueno es cualquiera. Antes de comer como aperitivo, después de comer como copa final, por la noche en lugar de un cubata y se puede comer con ellos sin problemas. Pero tienes razón, es difícil que enucentres este tipo de vino en los restaurantes,

    05 Marzo 2009 | 13:28

  9. Dice ser happyed

    Nada como la pasión para que las cosas te salgan bordadas. ¡Bien Álvaro, bien!Creo que para Jerez, tanto los expertos como los aficionados al buen vino, suelen o deberían tener un hueco y una excusa de vez en cuando. Pero primero hay que dárselo a probar “una primera vez” y, ahí está la clave. Hay que tener muy en cuenta:- NO podemos pretender vender sin antes DAR a conocer.- Jerez NO es lo que la abuela usa para COCINAR;- Jerez no es FERIA DE ABRIL;- Jerez no es COÑÁ para el carajillo- Para DISFRUTAR Jerez NO hace falta ENTENDER,- El que DESCUBRE Jerez no lo dejará NUNCAHay que lograr aficionar a la gente y, por experiencia propia, se logra en unas pocas copas y para siempre…ocasiones hay tantas como variedades y, la verdad, eso es una ventaja muy grande. Desde lo más seco hasta lo más dulce, desde los más fresco y ligero, hasta lo más pesado y complejo, pasando por un montón de vinos intermedios. Crianzas largas, crianzas cortas, “blendings” o puros, Palomino, Moscatel o Pedro Ximénez…¿qué más se puede pedir?, hasta que no hayas probado todos, no podrás decir “no me gusta el vino de Jerez”.Pero para que alguien de la calle llegue a eso, antes hay que hacer muchas cosas, la primera, lograr que no sean difíciles de encontrar, como dice el amigo Raúl.¿Cómo logramos que los vinos de Jerez vuelvan a tener su sitio en restaurantes y tiendas?1.- Con Productores que apuesten por la calidad y dejen de lado las marcas blancas y vinos de baja calidad que se venden en los supermercados por debajo de 3€, eso NO es Vino de Jerez;2.- Con Autoridades que promocionen y garanticen esa calidad; que sean más duras a la hora de permitir ciertas calidades en los vinos, calidades que no conseguirán que a la gente le gusten estos vinos y mucho menos que respeten algo que lleve su sello. Podrían empezar por quitarle el sello a las que se venden como marca blanca.3.- Con Agentes y Canales de Distribución “apasionados por Jerez”: a los que los productores mimen, enseñen, lleven a Jerez, les hagan ver todo TAL Y COMO ES, cultura ancestral. Distribuidores con comerciales con ganas de salir a la calle de la mano del productor para DESCUBRILE Jerez a los profesionales y a los aficionados.4.- Con más cercanía al consumidor medio, al aficionado, al que jamás ha olido un vino de Jerez, al profesional de restauración, al camarero y al sumiller, al tendero, a la señora de la esquina…a todos, se puede hacer y es la forma. Bodegueros, Autoridades, Agentes Comerciales, hay que acercarse a la gente y DESCUBRILES el Vino de Jerez.¡Señores bodegueros!, la cosa ya no está para esperar que suene el teléfono, hay que salir a la calle con la botella bajo el brazo, hay que partirse los cuernos para que los distribuidores nos den la oportunidad de tocar la puerta del restaurante, hay que dar el vino a probar, hay que transmitir lo que hay dentro de una botella de buen vino de Jerez. ¿Quién en su sano juicio despreciaría una botella de vino dentro de la cual se resume el trabajo de dos o tres generaciones de viticultores, capataces y arrumbadores…y que es fruto de una cultura vinatera de cientos de años?Los buenos Vinos de Jerez, además de ser únicos sin duda tienen un lugar privilegiado dentro de los Grandes Vinos del Mundo. Solo hay que devolverles ese lugar. Entre todos nosotros, podremos.¡Viva el Vino de Jerez!P.D.: Siento el tostón, es que…

    05 Marzo 2009 | 17:25

  10. Dice ser Bazardelvino

    Al hilo del comentario de Paco, sobre con qué o cuando se puede tomar una copa de generoso, recuerdo comentarios de mi padre y sus amigos en los cuales comentaban sus salidas de juventud y tomaban, en lugar de cubatas, fino con Px. A raíz del auge de los destilados combinados se ha perdido la afición por los generosos como bebida de “reunión” a ciertas horas.En relación al tema de los restaurantes, es verdad que no se atreven a recomendar este tipo de vino. En muchos casos por desconocimiento de maridajes, por falta de gusto o, simplemente, por no complicarse.Como bien sabe Paco, os hablo desde la otra “cuna” de los generosos y aquí, actualmente, se toma fino, principalmente como aperitivo y poco más.Bueno, Px de postre. Desgraciadamente se están perdiendo los amontillados y los olorosos.Ah!, me dejaba atrás un aspecto importante: La falta de valor que le damos a lo nuestro (hablo en general). ¿Porque se paga una cantidad por un gran tinto y no se paga por un gran generoso? Sólo hablando de costo, ¿cuál tiene más?Saludos al friki´s group.

    05 Marzo 2009 | 17:31

  11. Dice ser Julián

    Y porqué se ponen de moda ginebras, whiskys, y otros tipos de bebidas y Jerez con unos vinos tan unicos en el mundo se ha quedado atrás?Quizas debiéran reflexionar un poco los jerezanos de porqué sus vinos no son “copa de antes”, “copa de después”, e incluso “copa de durante”.Quizás se hayan dedicado en épocas que no lo necesitaban tanto a dejarse ir, o como alguna bodega a elaborar licorcitos para los chupitos que regalaban ciertos restaurantes, en vez de promocionar sus grandes productos.

    05 Marzo 2009 | 18:30

  12. Dice ser PacoBerciano

    Cuando apareció la moda de los chupitos muchas de las grandes casas de Jerez empezaron a incorporar esos licores a su gama de dustribución, en lugar de intentar aprovechar la moda para mejorar la posición de sus vinos. Se primó la política comercial a corto plaza, los rendimientos rápidos en lugar de idear un plan a más largo plazo.

    05 Marzo 2009 | 18:53

  13. Dice ser Bazardelvino

    Llevaís razón. Y en muchos casos a sacar productos más económicos. Lo cual conlleva una bajada en la calidad.La verdad que es un tema delicado y para conversar un buen rato.

    05 Marzo 2009 | 19:28

  14. Dice ser happyed

    Bazardelvino,Lo de beber vino en vez de destilados en los guateques no es algo de hace tanto y, sin embargo, parece que hace siglos. Los jerezanos que ahora tienen unos 60 tacos lo hacían.No hace tanto tiempo pero era un tiempo en que la televisión mostraba las grandezas de Jerez, sus Vinos y sus Caballos casi en exclusiva, nadie más hacia publicidad. Os invito a ver las hemerotecas desde los 40 a los 70, era increible.Aquella época en que el Brandy era cosa de hombres y de hombre de todas las clases y condiciones. Había brandy en los desayunos, los almuerzos, las comidas y las cenas, en el Casino y en Casa Pepi, en el Club de Polo y en casa de Manolín.Era la época en la que cada empleado de bodega de Jerez tenía derecho a una botella de oloroso por día, las grandes casas llegaban a sacar 3000 botellas diarias para ese “gasto”……qué buena época!

    05 Marzo 2009 | 20:48

  15. Dice ser happyed

    Julián,Las modas se crean. Los wiskies, ginebras y rones llevan los últimos 30 años promocionandose hasta dejarse las uñas, justo los años que Jerez no lo ha hecho, al menos, en España. Falta fuerza, porque falta margen de beneficio suficiente para poder invertir en promoción.La única herramienta que se ha utilizado y mal ha sido la de precio. Precios cada vez más bajos que no dan para hacer nada, gente vendiendo por debajo de su linea de coste por solo tener las estanterías de los grandes almacenes repletas del nombre de su bodega. Si el bisabuelo de alguno levantara la cabeza, le cortaría el cuello al bisnieto que está tirando por la alcantarilla el esfuerzo que hicieron él y sus antepasados para hacerse un nombre en el mundo del vino.Lo que ocurrió, más o menos:- Jerez iba bien, en su línea- Apareció competencia “no directa”- Se “copió” a la competencia, entonces se podía hacer. Ejemplos de etiquetas de los 70: “Vermú estilo Torino” o “Vino Tinto estilo Burdeos”- Se intentó mantener ventas a base de bajar precio.- La competencia “original” bajó precios, caen las ventas.- Jerez los bajó más los precios, siguen cayendo las ventas.- Se dejó de publicitar y promocionar Jerez (no hay margen suficiente a estos precios), las ventas caen aún más.- Importamos ginebras, wiskies y rones: por lo menos, sacamos tajada de la “moda”, las ventas caen más y más.- Invertimos los beneficios de esos productos de “moda” en seguir manteniendolos de “moda”…en vez de re-invertirlo en los productos por los que lucharon nuestros bisabuelos……y las ventas seiguen cayendo.Hubo una época en que los peces saltaban a la barca, hoy hay que sacar los aparejos y saber cómo pescar.

    05 Marzo 2009 | 21:05

  16. Dice ser german

    querido paco:hace mucho tiempo que no leia tus articulos , por eso del trabajo, ya sabes , me ha parecido de lo mejor que he leido desde hace tiempo.Pero me gustaria que leyera (seguro que lo has echo) los comentarios de happyed, dan en el clavo, por que no coges esas ideas y haces una serie de articulos sobre el desconocimiento vitivinicola de los españolitos empezando por jerez , haber que sabemos?? sin mas te insto a que nos mandes algun articulillo a el blog en el que colaboro.atentamentegerman

    06 Marzo 2009 | 1:47

  17. Dice ser Bazardelvino

    Happyed,Estoy totalmente de acuerdo con tus comentarios. Es muy fácil vivir “de la sopa boba” y verlas venir cuando las cosas marchan.

    06 Marzo 2009 | 17:26

Los comentarios están cerrados.