BLOGS

"Hasta la victoria, a veces". Roberto Fontanarrosa

Archivo de la categoría ‘Argentina’

Mensaje de Moratinos: no vueles sin mí, Aerolíneas

El PIB de la Argentina lleva 5 años creciendo a un ritmo superior al 7 por ciento anual y este repunte económico -venía del colapso, todo hay que decirlo-, en vez de mejorar las relaciones bilaterales con España, parece estar arruinándolas.

En este marco se produce el viaje de Moratinos a Buenos Aires, que tendría como objetivo “advertir” sobre una posible argentinización de Aerolíneas Argentinas, ahora en manos de la empresa española Marsans.

El gobierno de la presidenta Cristina Fernández lo niega, pero toda la prensa local habla de un plan para que algunas de las empresas que fueron privatizadas en los 90 y que ahora están en manos extranjeras, vuelvan a contar con argentinos entre sus accionistas.

Algo similar ocurrió con YPF. Según publicó la prensa en su momento, desde la Casa Rosada forzaron a Repsol a vender una parte del paquete accionario de la petrolera al local Grupo Petersen. Ninguna de las partes lo admitió públicamente, pero ceder una parte de YPF (minoritaria en el accionariado pero que le cedería la gestión) era una de las condiciones del gobierno sudamericano para “hacerle la vida más fácil” a la petrolera en ese país.

El gobierno español teme que ocurra lo mismo con Aerolíneas Argentinas. Moratinos intentará trasladar un supuesto malestar del gobierno de Zapatero por la operación y el modo en el que se está llevando adelante.

La situación es bastante parecida a los días previos a la venta de una parte de YPF: en el Gobierno de Fernández lo niegan, pero todos los diarios hablan de ello incluso con quinielas sobre quién sería el comprador.

Nuevo capítulo del enfrentamiento entre los Simpsons y el peronismo

El enfrentamiento entre algunos seguidores de Juan Perón y los guionistas de los Simpsons tuvo esta semana un nuevo capítulo, gracias a que la juventud peronista decidió utilizar a Mafalda para responder a las “agresiones” del celébre Matt Groenning.

Y es que el culto excesivo al líder tiene esas cosas. El peronismo, guste o no, es un movimiento basado entre otras cosas en la figura del General Perón y su segunda mujer, Evita.

No es extraño entonces que determinadas bromas sobre “el líder” provoquen una respuesta desmedida de algunos fieles del partido.

Todo empezó con unas escenas del capítulo décimo de la 19ª temporada. En una parte de ese episodio, en el bar de Moe, Carl le espeta a Lenny que le gustaría vivir bajo una dictadura militar como la de Juan Perón: “Cuando él te desaparecía, ¡tú te mantenías desaparecido!”, dice efusivo. La charla, según reproducen varios medios de comunicación, se produce en medio de un desprecio generalizado a la democracia americana.

Perón despierta amores y odios pero tachar a sus gobiernos de una dictadura que promovió la desaparición de personas falta, como mínimo, al rigor histórico. El tema elegido para la broma -los “desaparecidos” durante la última dictadura- sigue siendo extremadamente sensible para gran parte de los argentinos.

Me decía un humorista y amigo español que él sería capaz de hacer bromas sobre cualquier cosa, pero nunca jamás se metería con las víctimas de ETA. En el país sudamericano se hacen chistes sobre casi todo, pero muy pocos o casi ninguno son sobre los “desaparecidos”.

La escena de los Simpsons, que transcurre en una taberna de un pueblo y no en la universidad de Havard, por decir algo, tiene varias lecturas. Una podría ser que para el “Homero-Simpson-medio-americano” fuera de Estados Unidos es todo lo mismo. En el otro extremo se podrían ver fantasmas del imperio americano contra la Argentina. Y esa fue la lectura que hizo un histórico del movimiento peronista.

El ex diputado Lorenzo Pepe pidió al titular del Comfer (el organismo que regula las emisiones de programas de TV) que prohiba la emisión del capítulo. El titular del Comfer rechazó de cuajo el pedido tachándolo de “irracional”. Lo increible es que aún así, algunos medios españoles llegaron a publicar titulares del estilo de “Argentina estudia prohibir un capítulo de los Simpsons”

Mafalda, al rescate

Ahora, una agrupación juvenil peronista (llamada “JP” o “JotaPé”) ha decidido recurrir a personajes como Mafalda para responderle a los Simpsons a través de un afiche. En la escena ambientada en el bar de Moe, Barney, Carl y Lenny escuchan el descargo de tres de los personajes más famosos del comic argentino.

Si los creadores de los Simpsons se enteran, seguramente les parecerá divertido. Siempre es mejor hablar en clave de humor, que con un pedido de censura.

Y una noche volvieron las cacerolas

En casi cualquier país del mundo, una cacerola es un recipiente metálico que se utiliza para cocinar. En Argentina, además, es símbolo de malos augurios.

Las caceroladas (o “cacerolazos”, en Argentina), representan el agotamiento de la clase media con los políticos. Tuvieron su apogeo durante la crisis de 2001, tras el tristemente célebre corralito que congeló los depósitos bancarios. En aquel entonces el país se encontraba, sin exagerar, al borde del abismo.

Esta semana, siete años más tarde de la tormenta, las cacerolas han vuelto a sonar. La protesta esta vez fue por un aumento de impuestos que el gobierno les impuso a los productores rurales.

Muy básicamente: el estado empezará a cobrar impuestos extraordinarios a la exportación de algunas materias primas. El racional es: cuánto más suba el precio internacional de productos como la soja, más impuestos se pagan.

Gracias a esto el gobierno está recaudando una montaña de dólares en impuestos. Los productores rurales pusieron el grito en el cielo y aseguran que de cada dos camiones que salen de sus campos para exportar, uno se lo queda el gobierno en concepto de impuestos.

Como protesta, los productores del campo han decretado una huelga que incluye el corte de rutas y dejar de ofrecer productos en el mercado interno.

Como sucede siempre, en esta puja entre el gobierno y un sector de la economía, el único perjudicado es el ciudadano de a pie que no para de ver cómo aumenta el precio de la carne y de los cereales en el mejor de los casos; en el peor de los escenarios, hay comercios que ya ni ofrecen este tipo de mercadería.

El gobierno dice que no negociará hasta que los productores levanten las medidas de fuerza y los productores que no levantarán las medidas de fuerza hasta que el gobierno dé marcha atrás con las medidas. La huelga lleva trece días.

Ayer las protestas llegaron desde las rutas del interior del país a la Casa Rosada, el palacio de gobierno ubicado en la Ciudad de Buenos Aires. Por la noche, la presidenta Cristina Fernández dio un discurso por TV en el que aseguró que tras el repunte económica de la Argentina en los últimos años, ahora “hay piquetes de la abundancia” y que permitirá que la extorsionen.

A los pocos minutos de finalizado el discurso, la gente salió a la calle a protestar. A las horas de que estallara la protesta, un grupo de piqueteros (no de los originarios, sino de los afines al gobierno), irrumpió en los lugares para “defender al gobierno”. La cosa terminó en una violenta reyerta.

Una lástima, porque todo parece indicar que esto recién empieza.

El insólito festejo de Viggo Mortensen (que no fue)

Para algunos artistas, bajo la entrega de los Oscar subyace un desafío secreto: pasar a la historia por montar la celebración más extravagante. Pero la competencia es dura y ya sea por lo genial o por lo rídiculo, la carrera por dejar un festejo memorable sea hace cada vez más difícil.

Por eso es una lástima que Viggo Mortensen se haya quedado sin su Oscar al mejor actor. Estaba nominado por Promesas del Este, de David Cronemberg. Poco importa si estaba mejor o no que Daniel Day-Lewis, que finalmente se llevó la estatuilla por Pozos de ambición.

Mortentensen (¡qué feo apellido, Dios!) tenía preparado subir a recibir el premio con una bandera de San Lorenzo de Almagro, que no es el nombre de un cruzado, sino de un club de fútbol de la Argentina. Viggo se quedó con las ganas de “pelar trapo” (“mostrar la bandera”, en jerga futbolística argentina) y según varias crónicas, se pasó toda la fiesta revoleando la bandera, tal como se puede en la foto junto a la bellísima Cate Blanchet (la foto es de InStyle).

Los Oscar son, por lejos, la ceremonia más frívola de todo el arte cinematográfico. La gente se gasta miles de euros en zapatos y en vestidos, muchos de ellos horribles (¿se acuerdan de Bjork vestida de cisne?). Por eso, utilizarla para reivindicar la lucha contra la pobreza o la contaminación del Amazonas es, lisa y llanamente, una inmoralidad.

El cine y el fútbol comparten la capacidad para hacernos soñar, divertirnos o amargarnos. Por eso, desde Cruz del Sur queremos reivindicar las ansias futboleras de Mortensen, que además parecen sinceras.

¿Y tú, cómo festejarías un Oscar?

50 años del secuestro de Fangio

Al principio creyó que se trataba de una broma, cuando un joven llamado Manuel Uziel lo encañonó con una pistola calibre 45, y con voz temblorosa le dijo:

“Disculpe Juan, va a tener que acompañarnos”

Juan era Juan Manuel Fangio, quíntuple campeón munidal y entonces archifamoso piloto de Fórmula 1. Uziel era un joven revolucionario cubano, miembro del Movimiento 26 de Julio, que buscaba llamar la atención internacional sobre la pésima situación que atravesaba Cuba durante la dictadura de Batista. Y nada mejor para hacerlo que secuestrar al piloto estrella del Gran Premio del día siguiente.

La escena ocurrió hace justo 50 años, en el lobby del hotel Hamilton, en La Habana, mientras Fangio conversaba con sus mecánicos. Lo que vino después fue el secuestro del piloto y una sucesión de hechos un tanto peculiares que culminó con la amistad entre los secuestradores y la estrella de los automóviles.

Durante las casi 26 horas que duró el secuestro, Fangio vivió situaciones insólitas. La primera fue cuando el chofer del vehículo llevó al secuestrado a su casa, únicamente para que lo conozca su familia, se sacaran fotos y firmara autógrafos.

Al llegar al sitio dónde iba a ser escondido Fangio, se encontraron con que había sido ocupado por un guerrillero herido y los secuestradores se vieron obligados a improvisar un nuevo escondite. Recalaron entonces en una casa de un barrio rico, dónde Fangio no sólo fue tratado entre algodones, sino que además habría tenido un romance con una de las guerrilleras del Movimiento. Mientras tanto, Cuba entera buscaba el secuestrado.

La carrera no se suspendió y Fangio la vio junto a los secuestradores por televisión. Fue una catástrofe, uno de los autos se salió de pista y hubo seis muertos y treinta heridos. Uno de los secuestradores aseguró más tarde a la prensa que Fangio los miró y le dijo:

Me salvaron la vida. Con el tiempo tendré que agradecerles.

Fangio fue liberado en la casa del embajador argentino en Cuba y, según crónicas de la época, secuestradores y secuestrado se despidieron como amigos. Los del Movimiento invitaron Fangio a volver a Cuba “una vez que triunfe la revolución”. Y efectivamente, el reencuentro se produjo a comienzos de los 80, cuando Fangio era presidente de la Mercedes Benz.

Varios años después del incidente, Fangio (a la derecha) se reunió con sus secuestradores durante un viaje a Cuba. (Foto publicada en la revista Domingo)

El secuestro de Fangio es una de esas crónicas pintorescas que logran ser repetidas infinidad de veces sin hartar. Hoy se cumplen 50 años del secuestro y a ciencia cierta nadie sabe qué hay de verdad en los cientos de detalles (yo sólo comenté algunos) de esas 26 horas. Quienes quieran ahondar en el asunto pueden leer el libro del Operación Fangio, de Arnol Rodríguez o ver la película del mismo nombre.

Votantes españoles en América Latina

Me cuenta un amigo (no sólo me cuenta, también saca fotos y me las envía), que en Buenos Aires hay varios carteles pidiendo el voto para el PSOE. Hasta hora -me dice-, no vio ninguno del PP. (A mi amigo la compaña electoral española no le importa en absoluto, y la verdad es que no sé porque se acuerda de mí cuando ve estas cosas. Pero yo se lo agradezco.)

Para los que visitaron alguna vez Buenos Aires, los carteles están pegados, en su mayoría, en Avenida de Mayo y la avenida 9 de Julio. También hay vallas en buses.

Si se miran los números, la cosa toma un poco más de color. En la Argentina viven, según el último censo electoral 260.000 españoles con derecho a voto. Esto ubica a la Argentina en posición de “provincia número 40” en número de votantes (entre Ourense y La Rioja).

En total, 1.200.000 españoles residentes en el extranjero podrán votar el 9 de marzo. Los 260.000 de la Argentina es una cifra altísima si se lo compara con otros países: hay 160.010 en Francia, 121.865, en Venezuela, 65.000 en Brasil y 46.700 en México.

También se da el fenómeno inverso. Otro amigo me comentaba que Madrid es la tercera ciudad con más ecuatorianos, por detrás de Quito y Guayaquil.

El tango mejora seriamente la salud (según un estudio)


Tango que me hiciste mal

y que, sin embargo, quiero

porque sos el mensajero

del alma del arrabal;

no sé qué encanto fatal

tiene tu nota sentida,

que la mistonga guarida

del corazón se me ensancha,

como pidiéndole cancha

al dolor que hay en mi vida.

Apología del tango

Nota mental previa: deberíamos montar un blog dedicado únicamente a citar la cantidad de estudios que publican los medios de comunicación. Hay de todo y para todos. Hernán Casciari ya hizo una vez referencia a esto.

Ahora sí: según un estudio de una importante universidad de Estados Unidos (sic) el tango mejora el equilibrio en pacientes que sufren parkinson. Por si hay algún marciano entre los lectores, el tango es una de las danzas populares más lindas y a la vez más complicadas del mundo. (Por favor, que ningún listo me diga en los comentarios que bailar tango es fácil siempre y cuando…)

Acá no hay promesas rápidas como en las pastillas para adelgazar. Según el estudio, los primeros resultados se notan a partir de clase número 20. Por lo que si usted tiene parkinson y llega vivo a la lección número 20, empezará a sentirse mejor.

Según Clarín, el estudio apareció publicado en el Journal of Neurologic Physical Therapy y su principal autor fue Madeleine Hackney, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, Estados Unidos.

Imperdible escena de Escencia de mujer, en la que un fantástico Pacino baila Por una cabeza.

¿Intentaste alguna vez bailar tango?

Cien años de la poesía de protesta

La semana pasada se cumplieron cien años del nacimiento de Atahualpa Yupanqui, el cantor de protesta por excelencia de la Argentina y uno de los más importantes de América Latina.

Su nombre original era Héctor Roberto Chavero y decía que era hijo de un indio y una vasca. Desde pequeño se hizo llamar Atahualpa Yupanqui, que quiere decir algo así como “Venir de lejos, de la honda tierra. Has de narrar, contarás”. Nunca mejor dicho.

Atahualpa vivió en diferentes provincias de la Argentina, ocupando las más variadas labores. Tuvo una militancia política errática, que lo llevó desde estar afiliado al Partido Comunista en su juventud, luego proscrito por el peronismo hasta dar -según argumentan algunos- apoyo a la última dictadura.

Luego se transformó en un hombre de mundo, conoció profundamente el Japón y Europa, especialmente Francia, dónde compartió cartel con la inmensa Edith Piaf. “Tuvo gestos maravillosos. Estaba en la cima de su fama y quería compartir conmigo un espectáculo. Conmigo, que era un negrito que se escondía detrás de su guitarra”, recordaría Yupanqui. Al arreglar el pago, ella le cedió su parte: “Tú lo necesitas, yo no”.

Lo inmenso de Yupanqui es que logró concentrar él mismo tres virtudes fundamentales de la creación: era un notable instrumentista, excelente letrista y gran compositor.

Se calcula que escribió más de mil canciones, entre las que desatacan La alabanza, El arriero, Basta ya, Cachilo dormido, Camino del indio, Coplas del payador perseguido, Los ejes de mi carreta, Los hermanos, Indiecito dormido, Luna tucumana, Piedra y camino, Tú que puedes, vuélvete, Viene clareando y Zamba del grillo entre otras. Entre os libros destaca Piedra sola, Aires, Cerro Bayo, El canto del viento, El payador perseguido, Confesiones de un payador, entre otros.

Reconocida, o no, la influencia que dejó en los cantautores hispanoaméricanos fue determinante. No es exagerado decir que en los versos de Yupanqui se subyace gran parte de la poesía de protesta posterior.

En Youtube se puede ver un documental con la obra del gran maestro. Es bastante parcial y por momentos se puede volver no tan fácil de ver, pero vale la pena.

¿Qué te parece la obra del gran Atahualpa? ¿Crees que merece un mayor reconocimiento?

5 definiciones para conseguir un pequeño Quino ilustrado

A los 75 años, el humorista Joaquín Salvador Lavado (Quino), acaba de pubicar La aventura de comer, un libro de humor gastronómico ¿Humor gastronómico? Veamos.

En casi todas las entrevistas que dió por el lanzamiento repitió cosas como esta: “Este libro no habla sobre el arte culinario, no es livianito, se trata de un texto con trasfondo político social, como todo lo que yo hago“.

De una de las entrevistas, publicada en la revista Noticias y que se puede leer aquí, extraje cinco respuestas que dan una idea interesante de cómo compone Quino sus personajes.

Las relaciones de poder y el hambre

(…)Existe un dibujo en este libro que viene muy bien para lo que quiero decir, hay una manifestación de gente con carteles que dicen: “Tenemos hambre”, y la policía está desplegada como para una posible represión. Uno de los policías, en lugar de tener uno de esos bastones largos, cuenta con un salamín y se lo está comiendo, es decir, que también tiene hambre.

Sus personajes parecen cobrar vida propia

Eso es porque hace unos años leí en un reportaje al director Frank Cappra que decía que cuando él dirigía, no mandaba a la masa de extras con el megáfono, sino que tomaba extra por extra y le explicaba qué hacer. Por ejemplo, Cappra le decía a una señora: “Bueno, pase en segundo plano, pero resulta que su marido está enfermo y usted se encuentra preocupada y va a la farmacia para conseguir un medicamento”, y a otro extra le contaba otra historia. Y eso me impresionó mucho y he tratado de cumplirlo en mis dibujos.

Cuando los lectores se enojan

Hice un dibujo de cuatro cuadros en el que un señor que llega al cielo pregunta si está Dios y el ángel de la puerta le responde: “¿Cuál de ellos?”, y el hombre se indigna muchísimo. Como es un fanático, dice: “¿Cómo qué Dios? ¡El único y verdadero!”, y el ángel mira hacia adentro y agrega: “¿Para fanáticos hay alguno de guardia?”. Por esa página, tanto en España como en la Argentina he recibido cartas de gente muy indignada

.

La viñeta de Fidel

(…) cuando viajé a Cuba les pregunté a los colegas cubanos cómo no había caricaturas de Fidel en ningún lado. Me dijeron que nadie sabía por qué, pero estaba en el ambiente que no se podían hacer. El día que Fidel llevó a cabo una recepción para el Festival de Cine –al que yo había sido invitado–, cuando lo vi se lo pregunté, y golpeándome con el dedo en el pecho, me dijo: “Tú hazme todas las caricaturas que quieras, pero no me hagas contrarrevolución porque sino tendré que ponerte preso”. Yo me pregunto: ¿qué es contrarrevolución? Creo que por eso nadie se anima.

La Biblia y la capacidad de síntesis

De la Biblia he sacado muchas cosas, pero jamás la he leído toda. La utilizo para sacar argumentos, hay cosas que me divierten mucho. Es graciosa para aprender a sintetizar: el mundo se crea en una semana; Noé se baja del Arca, planta una viña y se emborracha, todo eso en tres líneas.

¿Recuerdas alguna viñeta de Mafalda en particular o de algún otro personaje de Quino que te llame la atención?

Sarkozy ya tiene quien lo imite

Miren bien al hombre de bigote de la foto. Va dar mucho que hablar este año en la Argentina. Se llama Mauricio Macri, fue presidente del club de fútbol Boca Juniors y desde hace unos meses es el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Los habitantes de la capital de la Argentina -tan afines a encontrar paralelismos entre Buenos Aires y Paris- ya lo empiezan a comparar con Nicolás Sarkozy.

Ambos son relativamente jóvenes, de familia adinerada y con noviazgos / matrimonios en las portadas de las revistas de cotilleo.

Los dos tienen un discurso neoconservador que los presenta como los únicos capaces de darle la vuelta a lo que ellos llaman “el estancamiento del Estado”, y otros prefieren catalogar como conquistas sociales.

Lo primero que hizo Macri al asumir fue decretar un ajuste económico de manual: aumento de impuestos y despido de trabajadores (unos 2.000 a los que se acusa de no cumplir correctamente sus funciones).

Macri se encuentra ahora en una pelea feroz con los poderosos y desprestigiados sindicatos de la ciudad. En el medio están los ciudadanos, cansados de que los sucesivos gobiernos sólo se dediquen a ajustar y, al mismo tiempo, hartos de que hacer un trámite en la ciudad se parezca bastante a una visita al infierno.

Medio país está siguiendo la pelea. Si pierde su enfrentamiento con los sindicatos, el día a día en Buenos Aires puede ser un descalabro para sus habitantes. Si gana, Macri tendría gran parte del camino libre para reformar de raíz la administración porteña. Y si lo hace bien, muchos lo ven como una alternativa al peronismo en las elecciones a presidente.

No es arriesgado, entonces, decir que en estos días se juega los papeles un posible candidato de la derecha a presidente. Tiempos movidos pero interesantes para la política argentina.


Estoy fuera de Madrid estos días, por lo que no estoy actualizando el blog con frecuencia. Tengo algunas cosas preparadas que me gustaría ir compartiéndolas con vosotros apenas pase dos días seguidos en el mismo sitio.