"Hasta la victoria, a veces". Roberto Fontanarrosa

Archivo de enero, 2008

Por error, sitúan a Uruguay dentro de Brasil

Mira por un segundo la imagen de arriba. Es del mapa que acompaña el documento de identidad uruguayo. ¿Notas algo extraño? Correcto. El punto no está en Uruguay sino en Brasil. ¿Uruguay forma parte de Brasil? Para algún norteamericano despistado puede ser, pero obviamente se trata de un error de impresión.

La denuncia fue publicada por El Observador, un diario uruguayo. Lo curioso es que el error llevaría así desde hace más de 10 años.

Aunque es evidente que el mapa está reducido muchísimo, se calcula que el error sitúa a Uruguay más de 1.200 kilómetros de su lugar original.

No faltará quien le eche la culpa a las ansias de integración bolivariana de algún funcionario.

5 definiciones para conseguir un pequeño Quino ilustrado

A los 75 años, el humorista Joaquín Salvador Lavado (Quino), acaba de pubicar La aventura de comer, un libro de humor gastronómico ¿Humor gastronómico? Veamos.

En casi todas las entrevistas que dió por el lanzamiento repitió cosas como esta: “Este libro no habla sobre el arte culinario, no es livianito, se trata de un texto con trasfondo político social, como todo lo que yo hago“.

De una de las entrevistas, publicada en la revista Noticias y que se puede leer aquí, extraje cinco respuestas que dan una idea interesante de cómo compone Quino sus personajes.

Las relaciones de poder y el hambre

(…)Existe un dibujo en este libro que viene muy bien para lo que quiero decir, hay una manifestación de gente con carteles que dicen: “Tenemos hambre”, y la policía está desplegada como para una posible represión. Uno de los policías, en lugar de tener uno de esos bastones largos, cuenta con un salamín y se lo está comiendo, es decir, que también tiene hambre.

Sus personajes parecen cobrar vida propia

Eso es porque hace unos años leí en un reportaje al director Frank Cappra que decía que cuando él dirigía, no mandaba a la masa de extras con el megáfono, sino que tomaba extra por extra y le explicaba qué hacer. Por ejemplo, Cappra le decía a una señora: “Bueno, pase en segundo plano, pero resulta que su marido está enfermo y usted se encuentra preocupada y va a la farmacia para conseguir un medicamento”, y a otro extra le contaba otra historia. Y eso me impresionó mucho y he tratado de cumplirlo en mis dibujos.

Cuando los lectores se enojan

Hice un dibujo de cuatro cuadros en el que un señor que llega al cielo pregunta si está Dios y el ángel de la puerta le responde: “¿Cuál de ellos?”, y el hombre se indigna muchísimo. Como es un fanático, dice: “¿Cómo qué Dios? ¡El único y verdadero!”, y el ángel mira hacia adentro y agrega: “¿Para fanáticos hay alguno de guardia?”. Por esa página, tanto en España como en la Argentina he recibido cartas de gente muy indignada

.

La viñeta de Fidel

(…) cuando viajé a Cuba les pregunté a los colegas cubanos cómo no había caricaturas de Fidel en ningún lado. Me dijeron que nadie sabía por qué, pero estaba en el ambiente que no se podían hacer. El día que Fidel llevó a cabo una recepción para el Festival de Cine –al que yo había sido invitado–, cuando lo vi se lo pregunté, y golpeándome con el dedo en el pecho, me dijo: “Tú hazme todas las caricaturas que quieras, pero no me hagas contrarrevolución porque sino tendré que ponerte preso”. Yo me pregunto: ¿qué es contrarrevolución? Creo que por eso nadie se anima.

La Biblia y la capacidad de síntesis

De la Biblia he sacado muchas cosas, pero jamás la he leído toda. La utilizo para sacar argumentos, hay cosas que me divierten mucho. Es graciosa para aprender a sintetizar: el mundo se crea en una semana; Noé se baja del Arca, planta una viña y se emborracha, todo eso en tres líneas.

¿Recuerdas alguna viñeta de Mafalda en particular o de algún otro personaje de Quino que te llame la atención?

Un parlamento que festeja con mortadela y champán

¿El parlamento de qué país festejó con mortadela y Champán la caída de su gobierno y todo terminó en un enfrentamiento con puñetazos?

Nop.

Fue este.

Morir para filmarlo

Esta semana se supo que murió el militar acusado del asesinato del camarógrafo Leonardo Henrichsen. El periodista estaba cubriendo un alzamiento militar contra el gobierno de Salvador Allende, en Chile, cuando un soldado le atravesó el cuello con una bala.

Henrichsen filmó su propia muerte y a su propio asesino, que a pesar de las imágenes nunca fue condenado.

El periodista era corresponsal de la TV sueca y de un canal Buenos Aires. La mañana del 29 de junio de 1973 partió a tomar imágenes de la fallida intentona golpista conocida ahora como “El tanquetazo”.

Henrichsen fue abatido en una calle de Santiago por el soldado Bustamante Gómez. El militar primero disparó con un revólver y luego ordenó al resto de soldados que tiraran con sus fusiles. La secuencia, revelada de forma clandestina, causó conmoción mundial.

Ahora se puede ver en Youtube, dónde encontré el trailer de lo que parece ser un documental sobre el hecho. Un pequeño homenaje a todos aquellos que dejan su vida para contarnos sus historias.

¿Quién debe juzgar a los dictadores?

Desde que Pinochet fuera “detenido” en Londres por un pedido de Garzón, han florecido los casos de jueces europeos que piden la extradición de políticos o miltares latinoamericanos.

(Nos costará mucho ver una situación inversa, en la que algún ciudadano europeo relacionado con el poder rinda cuenta ante tribunales latinoamericanos.)

El último caso tiene como protagonista al dictador panameño Manuel Antonio Noriega, el hombre que declaró la guerra EE.UU. Esto pasaría por una anécdota de no ser porque la historia terminó con una fastuosa invasión de EE.UU al pequeño país centroamericano. La invasión se llamó -ironías norteamericanas de ayer y de hoy- Causa Justa.

Noriega fue trasladado a EE.UU y condenado por un delito de narcotráfico. Tras una disputa legal, ahora un juez ha decidido que sea extraditado a Francia donde fue condenado a 10 años de cárcel por lavado de dinero.

El tema es que Noriega también tiene tres condenas en firme en Panamá. Al enterarse de que el dictador iba a ser extraditado a Francia, el ministro de panameño de relaciones exteriores declaró:

Seguiremos haciendo todos los esfuerzos dado que hay causas pendientes de cumplimiento de las condenas que tiene el ex general (Noriega) en nuestro país (…)

Manuel Antonio Noriega es del pasado de este país y Panamá es diferente a la nación que dejó hace 17 años y ya no nos manejamos con temores, rumores, ni con conspiraciones porque somos democráticos y con todas las libertades para que todo el mundo se exprese como quiera

En tiempos de supuesta justicia global, cuál debería ser el criterio para juzgar crímenes globales. ¿Está bien que el patético Noriega sea envíado a Francia teniendo condenas en su país o que el tremebundo Pinochet sea detenido por pedido de un juez español cuándo tenía causas pendientes en Chile?

Sarkozy ya tiene quien lo imite

Miren bien al hombre de bigote de la foto. Va dar mucho que hablar este año en la Argentina. Se llama Mauricio Macri, fue presidente del club de fútbol Boca Juniors y desde hace unos meses es el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Los habitantes de la capital de la Argentina -tan afines a encontrar paralelismos entre Buenos Aires y Paris- ya lo empiezan a comparar con Nicolás Sarkozy.

Ambos son relativamente jóvenes, de familia adinerada y con noviazgos / matrimonios en las portadas de las revistas de cotilleo.

Los dos tienen un discurso neoconservador que los presenta como los únicos capaces de darle la vuelta a lo que ellos llaman “el estancamiento del Estado”, y otros prefieren catalogar como conquistas sociales.

Lo primero que hizo Macri al asumir fue decretar un ajuste económico de manual: aumento de impuestos y despido de trabajadores (unos 2.000 a los que se acusa de no cumplir correctamente sus funciones).

Macri se encuentra ahora en una pelea feroz con los poderosos y desprestigiados sindicatos de la ciudad. En el medio están los ciudadanos, cansados de que los sucesivos gobiernos sólo se dediquen a ajustar y, al mismo tiempo, hartos de que hacer un trámite en la ciudad se parezca bastante a una visita al infierno.

Medio país está siguiendo la pelea. Si pierde su enfrentamiento con los sindicatos, el día a día en Buenos Aires puede ser un descalabro para sus habitantes. Si gana, Macri tendría gran parte del camino libre para reformar de raíz la administración porteña. Y si lo hace bien, muchos lo ven como una alternativa al peronismo en las elecciones a presidente.

No es arriesgado, entonces, decir que en estos días se juega los papeles un posible candidato de la derecha a presidente. Tiempos movidos pero interesantes para la política argentina.


Estoy fuera de Madrid estos días, por lo que no estoy actualizando el blog con frecuencia. Tengo algunas cosas preparadas que me gustaría ir compartiéndolas con vosotros apenas pase dos días seguidos en el mismo sitio.