30 años del humor magistral de ‘Amanece, que no es poco’

El clásico de la semana

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre sí quisiera acordarme, había labradores, guardia civiles, devotas madres y esposas, el borracho del lugar, el maestro rural (solo rural), el cura, el alcalde, el mesonero, la prostituta, adúlteras y cornudos. Todas las tipologías que cabría esperar, y alguna más.

Los personajes típicos de lo que sería un retrato costumbrista, enmarcado en un pueblo de la sierra del Segura, en Albacete. Solo que al revés. Así que también hay un negro catecúmeno, exiliados políticos sudamericanos que “unos días van en bicicleta y otros huelen bien” u hombres que brotan de los bancales (!). Lo que allí sucede, y lo que dicen y hacen sus personajes, es precisamente lo que uno nunca esperaría encontrar, ver o escuchar. ¡Bienvenidos a Amanece, que no es poco!

Amanece, que no es poco

( ®RTVE )

A José Luis Cuerda, su director y guionista, le apeteció hacer una película para él, no para agradar a los críticos ni especialmente a nadie. Y ¡bendita decisión! En su momento, el público la recibió con indiferencia (apenas 300.000 espectadores en los cines), la crítica se dividió en cuanto a opiniones y los premios Goya la nominaron solo en tres categorías (guion original, sonido y efectos especiales).

Su legado, con el paso de los años, es que probablemente sea la obra de culto más destacada del cine español, elegida por los espectadores (en el marco de la Seminci de Valladolid) como la mejor película española de los últimos 60 años y un humor que ha influenciado incluso a los integrantes de La hora chanante o capaz de ganarse un incondicional grupo, cada vez más numeroso, de devotos fans, los “amanecistas”. No es para menos.

Amanece que no es poco

( ®RTVE )

Es una comedia basada en una realidad totalmente reconocible, pero también totalmente deformada. Una obra maestra del absurdo y muy políticamente incorrecta para los tiempos que corren, y eso que estamos hablando de una película rodada hace 30 años. Lejos de envejecer es como si se actualizara en cada nuevo visionado.

Además, está el acierto de su reparto coral (y aquí dejo un espacio en blanco porque más de una veintena de sus intérpretes merecerían ser citados) en una sucesión de escenas, diálogos y frases tan delirantes como geniales. Imposible dejar de recordar algunas de ellas:

¡Se me está muriendo divinamente, te lo juro! De los años que llevo de médico nunca había visto a nadie morirse tan bien como se está muriendo tu padre. Qué irse, qué apagarse, con qué parsimonia. Estoy disfrutando que no te lo puedes ni imaginar”.

¡Alcalde: todos somos contingentes, pero tú eres necesario!

¡Yo no aguanto este sindiós!

Yo soy un hombre muy primario y estoy terriblemente sujeto a las pasiones. No pienso casi. Cualquier cosa que les dijera sería una estupidez

Voy a sacarme la chorra

Y ahora, para rematar, me dicen estos amigos que ha escrito usted ‘Luz de agosto’, la novela de Faulkner, ¡de William Faulkner! y ¿no podía usted haber plagiado a otro? ¿es que no sabe que en este pueblo es verdadera devoción lo que hay por Faulkner?”.

Tú, que podías estar en la mesa de los ricos y de los poderosos, has elegido el humilde bancal de un pobre viejo para dar ejemplo al mundo. Yo no puedo olvidar que en los momentos más difíciles de mi vida, cuando mi hermana se quedó preñada del negro o cuando me caparon el hurón a mala leche, solo tú prestabas oídos a mis quejas e iluminabas mi camino…. ¡Calabaza, yo te llevo en el corazón!

Amanece, que no es poco

( ®RTVE )

Alguno de sus fans acostumbra a verla por Nochevieja (cómo ¡Que bello es vivir! es de las imprescindibles por Navidad), más que nada para empezar bien el año. Pero cualquier día es bueno, sea en este fin de semana del 13 de enero, fecha en la que se estrenó hace tres décadas en cines, o para constatar que por muy lógica, rara, aburrida, amena, deprimente o divertida que nos parezca nuestra vida o lo que llamemos realidad, el sol siempre acaba por volver a salir, aunque sea por el lado que no esperábamos.

José Luis Cuerda acaba de estrenar una especie de secuela, Tiempo después, ambientada en el año 9991 (“Mil años arriba, mil años abajo”), y en cuanto a ese pueblo de Albacete en el que acontece la acción, se rodó en escenarios de Aýna, Liétor y Molinicos.

Música de los títulos de crédito iniciales compuesta por José Nieto

Disponible en blu-ray: desde el 19 de junio de 2014

Estrenada en cine: el 13 de enero de 1989

Otros enlaces de interés

En 20 minutos: El absurdo: ‘Amanece que no es poco’ y una reunión de amanecistas

Web de los fans de ‘Amanece que no es poco’: amanecequenoespoco.es

1 comentario

  1. Thanks for sharing this blog it’s really amazing and wonderful.

    14 enero 2019 | 11:08

Los comentarios están cerrados.