El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Eli Roth, de la “porno tortura” al cine fantástico para todos los públicos

Cápsulas de cine

Eli Roth era uno de esos directores necesitados con urgencia de un gran éxito en cines. El justiciero, remake de El justiciero de la ciudad que encumbró a Charles Bronson en el cine de acción de los 70, pasó sin pena ni gloria pese a contar con Bruce Willis. Toc Toc (2015), thriller erótico con Keanu Reeves y una pareja de chicas sexy y aparentemente desvalidas, formada por Ana de Armas y la chilena Lorenza Izzo, se estrenó entre nosotros directamente en Blu-ray, DVD y streaming.

Otro tanto le ocurrió a ese intento de resurgir el subgénero de caníbales, y que tanto éxito había cosechado en los 70, titulado El infierno verde (2013), nuevamente con Lorenza Izzo y estrenada en poquísimas salas antes de lanzarse al mercado doméstico. Propuestas que solo parecían tener cabida en certámenes especializados, como el de Sitges. Y estamos hablando del director que prometía en su debut en Cabin Fever (2002) o que en el díptico Hostel (2005 y 2007) hizo que la revista New York Magazine calificara su obra de “torture porn” por su contundente violencia gráfica basada en el sadismo y las torturas, una forma de mostrarla “cercana al placer sexual”.

Eli Roth

( Eli Roth en la première de ‘La casa del reloj en la pared’ ®GTRES )

Y, ¿quién iba a decirlo? Su caché acaba de revalorizarse con La casa del reloj en la pared (The House with a Clock in Its Walls), la adaptación de una novela fantástica juvenil escrita por John Bellairs.

Su estreno el pasado fin de semana en Estados Unidos le valió situarse en el número uno de la taquilla. Una recaudación de 26,2 millones de dólares (unos 22,3 millones en euros). Nada mal para un presupuesto moderado de 42.

Atmósfera gótica para una historia situada en 1955 y música con aires de Harry Potter (compuesta por Nathan Barr). Su protagonista es el pequeño Lewis Barnabelt (Owen Vaccaro), un niño huérfano de diez años a quien su tío acogerá en su mansión. Al pariente lo interpreta Jack Black; su misteriosa vecina, en otro de los personajes decisivos para la trama, Cate Blanchett; y Kyle MacLachlan (alías “el agente Cooper de Twin Peaks”) encarna a uno de los siniestros anteriores propietarios de la casa.

El resonar de un extraño tic-tac de un reloj entre las paredes de su nuevo hogar será el primer indicio de que muy pronto sucederán hechos increíbles. Tampoco hay que desvelar más (para eso ya está el tráiler, abajo). El estreno en nuestras pantallas se ha fijado para el 11 de octubre, y si se mantiene en cartel será una propuesta inmejorable para ver en fechas cercanas a Halloween.

Tráiler de ‘la casa con el reloj en la pared’

Los comentarios están cerrados.