El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Dimensiones humanas (‘Tres anuncios en las afueras’, 2017)

En pantalla

Three Billboards Outside Ebbing, Missouri

( ©Fox )

Hay películas que son una oda al inquebrantable espíritu humano, a la superación o el hacer frente a las situaciones más adversas, duras o humillantes. Otras son tenebrosas y oscuras, obligándonos a contemplar todas las atrocidades de las que es capaz el ser humano (no siempre humano) por instinto, mero placer o simplemente porque está en su naturaleza. Por mucho que alguien se imagine lo peor de lo peor que podemos infligir a otro semejante llega tarde, seguro que ya se habrá hecho antes… y volverá a hacerse. De todo un poco hay en Tres anuncios en las afueras (Three Billboards Outside Ebbing, Missouri), Martin McDonagh, director y guionista, se inventa una localidad norteamericana ficticia llamada Ebbing, ubicada en el estado de Misuri, en el Medio Oeste del país, para reflejar un escenario bucólico e idílico, también inquietante y perturbador. Un pueblo de los que fascinaría a David Lynch, y una comunidad cerrada pero perfectamente extrapolable a otros lugares.

El emplazamiento es casi intemporal, diríase que anclado al pasado, quizás en los 70 u 80, si no fuera porque algún personaje cita a “Google” o hablan por teléfonos móviles, y está habitado por personajes que no se les puede tildar solo de simpáticos o antipáticos, de héroes o villanos, de buenos o malos. Todos están ahí con sus prejuicios y odios, con su lado miserable y luminoso. Con su capacidad para amar o para lastimar al prójimo. Y para ello ni siquiera hace falta usar un rifle o un objeto afilado. Las palabras son el arma arrojadiza con la que intentar noquear al adversario.

Three Billboards Outside Ebbing, Missouri

( ©Fox )

Tres anuncios en las afueras empieza ya con unas escenas brillantes, de tempo y puesta en escena perfectos, con una mujer separada, Mildred (Frances McDormand), poniendo en práctica su ocurrencia de alquilar durante un año tres enormes vallas en una carretera por la que nunca pasa casi nadie con las que reclamar justicia. Su dedo acusador, estampado en letras negras bien grandes sobre fondo rojo, señala a la policía de Ebbing por su inoperancia y desidia al no resolver la violación y asesinato de su hija adolescente, hace meses. Los carteles serán el detonante para que aflore más rabia, aprensiones y tirrias, sobre todo teniendo en cuenta las circunstancias personales por las que atraviesa el jefe de la ley y el orden local, además de miembro muy respetable de la comunidad, el sheriff Willoughby (Woody Harrelson).

Entre tanta negrura nos ahogaríamos o acabaríamos matándonos unos a otros. Tal vez por ello, en su guion, Martin McDonagh quiso que a las tres vallas las siguieran tres cartas, escritas por el sheriff Willoughby, para hacernos creer también en la capacidad de redención, de cambiar. En la esperanza y el amor. El viaje de Mildred buscando venganza no tendrá fin porque no solo están los mismos asesinos de su hija sino que hay más depredadores y tipejos como ellos, aunque el camino le deparará más de una sorpresa, agradable o no. Es la vida misma.

McDonagh refleja la estupidez humana, juguetea con el drama y la comedia, con el desconcierto, con eludir las expectativas sobre lo que podríamos esperar en la siguiente secuencia y se apoya en numerosos guiños al cine de los Coen (incluso la música es de Carter Burwell). Y aunque la sutiliza no es una de sus virtudes (habrá que buscarla en las miradas y los gestos de los protagonistas) es este director angloirlandés el que ha realizado una de las películas norteamericanas (universales) del año. Notable e imprescindible, con escenas soberbias. Unas muestras: la del interrogatorio del sheriff Willoughby a Mildred en la comisaría cuando es detenida, o las del policía paleto y racista que interpreta Sam Rockwell, un tipo dominado por su madre y precisamente en sus (breves) conversaciones con ella (Sandy Martin, extraordinaria). ¿Hay más? Por supuesto. ¡Qué enormes están tanto Frances McDormand como Woody Harrelson!

Tráiler

 

Estrenada en cines: el 12 de enero de 2018

( Cuando dices que te gusta el cine la primera pregunta que te suelen hacer es qué película recomendarías. Pues eso. En pantalla: recomendaciones de estrenos en cine, streaming o blu-ray/DVD )

 

Los comentarios están cerrados.