BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

La publicidad institucional, una emergencia de Estado

Como periodista. Como director de 20minutos. Como presidente de AEEPP, la mayor asociación de editores de prensa que hay en España. Llevo una década denunciando en congresos de periodistas, en debates públicos, en revistas profesionales del sector y en docenas si no centenares de reuniones privadas con políticos de todos los partidos del arco parlamentario -incluidos los nuevos- el escándalo de la publicidad institucional, que en muchas de nuestras administraciones (central, autonómica, local…) se gestiona de un modo que raya lo delictivo, que apesta a malversación de fondos públicos.

Hace un año, supimos al detalle lo que había estado haciendo en este asunto durante casi una década el Canal de Isabel II, tan de actualidad en las últimas semanas por otras prácticas de los mismos personajes. Hoy hemos conocido nuevos datos tan bochornosos y escandalosos como aquellos, y con los mismos protagonistas y beneficiarios: saltándose la ley y las más básicas normas de la decencia, Metro de Madrid, entre 2011 y 2015 -con Esperanza Aguirre e Ignacio González presidiendo el gobierno regional del que dependía la empresa pública de transportes, como también lo eran cuando lo de la empresa de aguas-, volcó la mayor parte de sus inversiones publicitarias en medios afines a los dos exdirigentes del PP, al tiempo que discriminaba en esa inversión de dinero público a aquellos que, como 20minutos, tenían mucha mayor audiencia y llegaban a muchos más ciudadanos.

Son dos ejemplos, pero hay cientos, y en administraciones en manos de diferentes partidos, especialmente en los dos tradicionales -PP y PSOE- y en algunos nacionalistas con muchos años en el poder. Y no es cosa del pasado, sigue pasando hoy.

Corruptelas o incluso corrupción. Ejercicio irregular y quizá delictivo del poder. Descrédito de la política y de la gestión pública. Descrédito de la prensa y del periodismo. Menoscabo de la independencia de la prensa y de la libertad de expresión. Dinero público opaco en sus movimientos. Competencia desleal fomentada desde el poder. Merma de derechos ciudadanos. Una enorme falla, en fin, en la configuración de la opinión pública y en el funcionamiento del Estado de derecho… La publicidad institucional en España tiene todos los componentes para ser considerada una emergencia de Estado. ¿Seguiremos mucho tiempo mirando hacia otro lado las instituciones, los políticos, los medios, los periodistas y la sociedad en general?

5 comentarios

  1. Dice ser monoposte

    Tienes toda la razón, el problema es que hagamos lo que hagamos los ciudadanos todo sigue igual, por que no tenemos posibilidades de llegar más allá, aunque denunciemos, nos manifestemos, …. todo sigue igual, cada día amanecemos con una nueva noticia de la escandalosa gestión en nuestro Pais . Me da igual el color, la tendencia ,… es que no se salva ni uno!! Y lo sabemos gracias a vosotros la prensa, los peridodistas , una minoria que no se deja comparar y que tiene muy claros cuales son sus objetivos y responsabilidades profesionales, sus valores y que lucha por el bien de esta sociedad .España necesita saber la verdad y eso nos lo dais vosotros.

    06 junio 2017 | 12:38

  2. Dice ser wert

    Mucho peor es la corrupción de la propia prensa, que apoya a los partidos hagan lo que hagan. Señor Aresenico su medio siempre ha apoyado al PSOE sin fisura.
    Recuerde usted los titulares de las tarjetas Black o Púnica o Gürtel y las pocas titulares del caso de los ERE en andalucía. Su corrupción particular señor Arsencico.
    Como todos los plumillas usted se recuerde de los años que Felipe González dominaba España, y la prensa de la derecha no recibía esta propaganda institucional, no me recuerde que alguien reclamaba un reparto para todos .

    06 junio 2017 | 13:53

  3. Dice ser internauta

    No se trata solo de audiencia, también se trata de como es la audiencia y a que audiencia va dirigida la publicidad. Eso ya lo sabéis tú y la AEEPP, no obstante tiras la piedra a ver si cuela.

    06 junio 2017 | 17:10

  4. Dice ser caminar sobre lodo patina

    Una Democracia que necesita de estas cosas no es una Democacia fuerte.
    La objetividad ante una noticia puede ser globalmente admitida por todos los medios, pero si en poder se entiende como coto cerrado de algunos para mantener un status social de los indispoensables, ya na da es lo mismo; personalizar demasiado la política tiene esas cosas. Se crean ilusiones artificiosas, se contamina todo honor, toda gloria, como decían; se ensucia la objetividad y pasa a ser palo en camino por temor a perder poder, por temor a perder no sé qué honra y no sé qué gloria, cuando debieran ser aves de paso, de ceder testigos, de evolucionar y apartarse del camino para hacer vibrar con nuevas ondas a espíritus defensores de justicia, libertad, con ganas, con ímpetu positivo, como ellos tal vez lo fueran en sus principios, antes de enlodarse en todo.

    06 junio 2017 | 23:08

  5. Dice ser Julian Martinez

    Todas la atrocidades sociales que hoy están aconteciendo, tiene que darse cuenta y especial el ciudadano de a pie, que gradualmente se está extendiendo por todo el planeta. Los lideres de hoy
    especial los de nuestra tierra, están funcionando a ordenes de fuera como servidumbres. Lo que se aproxima, es más gordo que todas las guerras juntas a lo largo de la historia.

    El gran capital multinacional esta muy salvaje, los contenedores de basuras están llenos diariamente de alimentos sanos y los precios para la adquisición son brutales, mientras el ciudadano de a pie, pasa miseria y encima se le expulsa de sus casas etc. etc.
    Dado los avances tecnológicos de que dispone el gran capital Multinacional, son los que ponen los gobiernos y se ven con un poder que el llamado dios de las alturas, no les llega a los tobillos.
    Hoy, les está sobrando varias docenas de millones de seres humanos sobre la faz del planeta tierra. Por esto hoy se aprecia el estar preparando una guerra tecnológica muy diferente a lo conocido del pasado. Esta guerra será calculada en función de armas nucleares donde en unos meses pueden eliminar seres humanos y otros más de la mitad que hoy ocupa el planeta.

    Que puede pasar ante un fallo, del potencial armamentístico que hoy poseen varias naciones que dan pruebas de tener múltiples diferencias ?? Por las ambiciones de poder y corrupción, pueden dar lugar ha un caos mundial donde todo sea muerte.

    07 junio 2017 | 02:26

Los comentarios están cerrados.