Divertirse con petardos no debería estar por encima del sufrimiento ajeno #noseaspetardo

La publicación es de ayer, día de Navidad. Una perra aterrorizada por los petardos que se arrancó dos uñas intentando huir de esos sonidos terribles e incomprensibles para ella derribando la protección que la aislaba de la cocina (Cloe estaba dentro de la casa, que quede claro).

Un caso más que ejemplifica un sufrimiento demasiado habitual en estas fechas. Muchísimos perros tienen fobia a los petardos, aproximadamente la mitad según un ensayo de la Universidad de Bristol. Doy fe de esta estadística. En mi casa hay dos y una, Tula, no los teme pero para Troya han supuesto un enorme sufrimiento durante muchos años, que hacía casi imposible bajar con ella a la calle. Lo único bueno de que haya perdido completamente la audición por sus 18 años de edad es que ya no los oye y no los teme.

Pero no es solo el miedo, no solo es que lo pasen tan mal como Cloe. Es que además hay demasiados accidentes vinculados a su uso. Más allá de los sucesos vinculados a los que los han tirado, hay animales que huyen y se pierden, infartos que acaban con sus vidas, mordiscos a petardos que provocan lesiones o incluso la muerte. Los petardos también dan alas a la imaginación de los gamberros sin corazón. El pasado 2 de enero era noticia que habían matado a un gato en Badajoz tras hacer explotar un petardo en su boca, dos días después traía a este mismo blog a un cachorro de gato al que buscaban hogar: le habían atado un petardo al cuello y perdió un pata.

Pero no solo a los perros, la pirotecnia también es de temer para muchos gatos, para otros animales incluyendo a la fauna silvestre (que también hay en nuestras ciudades) y para personas de salud delicada, ancianos o con discapacidad intelectual.

(GTRES)

He perdido ya la cuenta de las veces que he clamado contra los petardos en este blog. El primer post es de hace once años, escrito en caliente tras ver sufrir lo indecible a Troya. Entonces ya decía algo que mantengo, que no entiendo la diversión vinculada a estos estallidos, pero que “POR FAVOR, si eres incapaz de disfrutar de estas fiestas sin pirotecnia, no uses los más ruidosos y procura explotarlos en los sitios que menos molesten“.

Este año quiero traeros una lectura altamente recomendable, por rigurosa e interesante, si os interesa el tema. Es larga, pero merece mucho la pena. Se trata de un informe técnico veterinario sobre los efectos de la pirotecnia en los animales (no solo perros), elaborado por AVATMA (Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal).

Os dejo unos cuantos párrafos de su inicio, animándoos a que lo leáis entero, pero sobre todo a que primemos el civismo y el evitar el sufrimiento animal en estas fiestas.

La investigadora veterinaria Jessica Perry Hekman, particularmente interesada en la respuesta al estrés en los animales, ha profundizado en la psiquiatría que subyace en el miedo a los ruidos fuertes en los perros. Ella, sin embargo, señala que la fobia al ruido sí que podría tener algún componente genético (algunas razas como border collie parecen tener más predisposición) y que está a menudo asociada con la ansiedad por separación, sugiriendo que puede existir algún desorden de ansiedad subyacente. También indica que es probable que comience alrededor de un año de edad y aumente rápidamente, siendo peor cada vez que el animal entre en contacto con el estímulo.

El doctor Gregory Berns, neurobiólogo especializado en el comportamiento canino, al preguntarle por qué la pirotecnia resulta tan dañina para los perros, señala que éstos no tienen la capacidad de racionalizar su ansiedad y puede que sufran una forma más profunda e intensa de terror, similar al estrés post traumático en seres humanos, un trastorno notoriamente difícil de tratar.

La reacción particular de cada animal a los ruidos varía entre individuos. La respuesta de los perros durante una situación negativa asociada a ruidos fuertes puede manifestarse desde una leve intranquilidad hasta un estado de ansiedad intensa.

Los signos que con más frecuencia se pueden observar en un perro son el congelamiento o paralización (freezing), las conductas de evitación activa (como los intentos incontrolados de escape y de esconderse), temblores y taquipnea (jadeos continuos). Además de estos síntomas, el animal también puede presentar salivación, taquicardia, vocalizaciones intensas, micción o defecación) así como piloerección, postura “encogida” con los miembros flexionados, orejas hacia atrás y rabo entre las patas. Otros comportamientos frecuentemente asociados a esta respuesta son destrucción, actividad aumentada, estado de alerta y trastornos gastrointestinales.

Durante los fuegos artificiales, el perro puede experimentar una oleada de epinefrina (adrenalina) y un aumento de las hormonas del estrés. (6). Esto último fue corroborado por un estudio realizado en 2016, que mostró que como respuesta al estímulo sonoro se produce en los perros un aumento significativo de cortisol y un marcado desequilibrio nervioso con predominio del sistema simpático.

En los gatos los signos pasan más desapercibidos: en general tratan de ocultarse o escapar; otras veces pueden correr detrás de los explosivos, pudiendo ingerirlos, perder la vista o lesionarse.

Algunas de estas respuestas pueden ser graves, y los animales pueden estar en peligro tanto durante el tiempo de exposición al ruido como durante un período prolongado después. Se han descrito casos de animales muertos por fallo cardiaco.

Louise Thompson, acreditada consultora en comportamiento animal, determina que el uso de fuegos artificiales cerca de animales es cruel e inhumano, tal y como se desprende de las investigaciones realizadas sobre el tema, ya que produce un pánico ciego en algunos animales que puede conducir a lesiones graves, temores profundos, debilitantes o incluso la muerte. Esto es, en parte, porque los eventos no duran lo suficiente para que éstos se acostumbren a las explosiones. Incluso los perros guía –añade esta autora- que están bien entrenados y preparados para saber reaccionar adecuadamente ante todo tipo de estímulos, a veces quedan tan aterrorizados por las explosiones que sufren graves dificultades emocionales y son incapaces de ayudar a sus responsables.

13 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Esto se va superando

    Los animalistas andan desatados y en consecuencia las barbaridades son cada vez más curiosas.
    Ahora viene a colación el hecho terrible escandaloso y demoledor de que una perra se ha roto dos uñas.
    Lo siguiente es pedir una sesión extraordinaria en el Congreso para debatir tan trascendental hecho.
    Pero qué digo en el Congreso hay que llevar este asunto por lo menos a la ONU.
    Y de paso aprovechar para prohibir a los críos que tiren petardos que los niños sí que molestan claro los perros no evidentemente…
    Animalistas por favor no pareis nunca de divertirnos con vuestras chaladuras

    26 diciembre 2018 | 14:21

  2. Dice ser Y suicidios se dan

    No solo se dan casos de taquiapnea. También casos de onicofagia, de hemoptisis y de primumviveredeindefilosofare.
    Incluso hay perros que se han suicidado al oír petardos.
    Otra cosa que molesta mucho a los perros y que les trastrona gravemente la salud es cuando algún ser humano se tira un pedo en su presencia. Es necesario dictar una ley que condene a penas de cárcel a quien ose ventosear si hay un perro cerca.
    El bienestar animal por encima de todo! Pobrecillos!

    26 diciembre 2018 | 15:56

  3. Dice ser alejandro el tecno

    Donde vivo los explotan en la calle sabiendo que está prohibido y dentro de las canchas deportivas donde juegan niños pero cuando no hay nadie si no quieren que le denuncie. Sobre todo la s bombas chinas que explotan tan fuerte que como ates dos o tre puede reventar una puerta o explotar un coche si le cae debajo.

    26 diciembre 2018 | 15:59

  4. Dice ser Y el tabaco?

    El bienestar de los animales requiere muchos más cambios en nuestras costumbres.
    Cualquier etólogo os confirmará que el humo del tabaco molesta muchísimo a los perros.
    Por lo tanto es imperativo prohibir absolutamente fumar en presencia de animales.

    26 diciembre 2018 | 18:09

  5. Dice ser Perrito

    Los perrhijos solo sirven para molestar al vecino y ensuciar las calles. Por tanto si Le molestan los petardos. Humo, etc ajo y agua

    26 diciembre 2018 | 18:51

  6. Dice ser Jop

    A ver si ahora la culpa de que tu perro sea un enfermo mental la tienen los petardos. Prohibidos¿??será en tus sueños. Mañana me compro una traca

    26 diciembre 2018 | 20:05

  7. Dice ser Jaja que risa!!

    Que se jodan los perros como me jodo yo con los ladridos a las 4 de la mañana del perro del 3°.
    Que se jodan como nos jodemos los demas cuando vemos los neumaticos del coche recien meados por un chucho.
    Que se jodan como nos jodemos todos los demas con las aceras y parques llenos de pasteles de perro.
    Que se jodan como nos jodemos los de mi finca con las esquinas del edificio llenas de orines de perro y que no hat forma de quitar.
    Que les den por el culo y a ver si les da un patatus con los petardos.
    A partir de ahora voy a hacerme pirotecnico….

    26 diciembre 2018 | 20:44

  8. Dice ser Sakura

    Que mente retrasada la de algunos españoles. La pirotecnia no sólo afecta a lis animales sino también a los niños autistas, ancianos, además de producir quemaduras y amputación de falanges de las manos.
    Que decir a semejantes trogloditas que reivindican el uso de pirotecnia cuando festejan atandole petardos a un toro en los cuernos, todos mamados.
    Prefiero el tercer mundo donde vivo, por lo menos acá la gente se baña todos los días.

    26 diciembre 2018 | 22:13

  9. Dice ser fac

    Jaja, hazte pirotécnico a ver si con un poco de suerte te explotan encima.
    Sakura, actualmente la mayoría de la gente sólo piensa en ella misma, los demás y los animales no les importa nada. Me queda la esperanza que algún día el tiempo los pondrá en su lugar.

    26 diciembre 2018 | 23:38

  10. Dice ser A Sakura

    El argumento de que la pirotecnia afecta a los ancianos y a personas con discapacidad intelectual es un argumento serio es algo que hay que tener en cuenta.
    Por desgracia existen muchas cosas en esta sociedad que son perjudiciales para grupos de personas. El ruido de las discotecas, el alcohol, el tráfico de automóviles… muchísimas cosas la lista sería inacabable.
    Entonces qué hacemos prohibimos todo?
    Evidentemente que no, la sociedad se convertiría en algo terriblemente aburrido, como Ginebra cuándo la Reforma mandaba en ella Calvino, que prohibio hasta cantar.
    Las cuestiones son absolutamente discutibles.
    Eso sí he de admitir que el hecho de que a los perros les molestan los petardos pues qué le vamos a hacer es parte de la vida y así son las cosas y me parece que está por encima la diversión de la gente que las molestias de los perros.
    Porque… (repetir conmigo animalistas para volver a la cordura) la gente es más importante que los perros

    27 diciembre 2018 | 8:14

  11. Dice ser Esto si que es sufrimiento..

    Un perro arranca la mandibula a un niño de 3 años hoy en Soria” Noticia de hoy mismo.
    Se manifestaran los animalistas que lo hicieron por ls perra Sota?
    Melisa hara algun articulo sobre las muertes de perros y ataques a humanos?
    Lo que pasa con los perros y sus dueños es ya inaguantable…

    28 diciembre 2018 | 6:28

  12. Dice ser En serio de verdad

    https://www.abc.es/espana/castilla-leon/abci-perro-arranca-parte-mandibula-menor-soria-201812271139_noticia.html
    Los que tengáis perros, hayan hecho algo o sean de esos perros que” nunca hacen nada, ” cuando lo sacáis a pasear llevarlos con bozal y con su correa.
    Imaginaros que os pasa una cosa cómo esta.
    A lo mejor pensáis en las seguras consecuencias jurídicas que tendría el hecho, probablemente tendréis que pagar una crecida indemnización al niño, también probablemente vais a tener antecedentes penales, aunque probablemente no acabéis en la cárcel. Porque claro está, “vosotros no teníais intención de que pasara eso” ” quién se lo iba a imaginar etcétera etcétera…” .
    Pero mira, por ahí hay mucha gente suelta, de muy distinta naturaleza y estilo.
    Y podría suceder que un padre de un niño o un hermano decidiera tomarse la justicia por su mano, y por ejemplo os arrancará a vosotros la mitad de la cara o la cara entera. O bien os la quemara con ácido sulfúrico que es cosa mucho más rápida y fácil de hacer.
    A mí eso no me parece bien ;yo creo que no se debe actuar así.
    Pero cuando pase – que desgraciadamente acabará pasando- yo lo voy a entender perfectamente. Lo condenaría no cabe duda; pero lo voy a entender perfectamente

    28 diciembre 2018 | 8:09

  13. Dice ser Dos uñas

    Para un animalista radical es muchísimo peor la pérdida de dos uñas por parte de una perra era pérdida de una mandíbula por parte de un niño.
    Espero que Melisa demuestre que ella no forma parte de ese grupo de degenerados repugnantes publicando un post sobre el tema de la pobre niña que ha perdido su mandíbula y ha quedado desfigurada para toda su vida

    28 diciembre 2018 | 8:42

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.