Lo que antes era antiestético ahora es tendencia

La moda es cíclica y nosotros ratones que damos vueltas a una rueda creyendo que viajamos hacia delante cuando los paisajes son una y otra vez los mismos.

La moda que vuelve la percibimos también de manera distinta a como lo hacíamos antes.

¿Os acordáis cuando las crestas de pelo eran la seña de la gente que frecuentaba los suburbios, luchaban contra el sistema y apoyaban movimientos liberales? Yo era muy pequeña, pero recuerdo que aquella estética punk invitaba a cambiarse de acera, en el sentido estricto de la frase. Ahora, en cambio, sólo hay que poner la tele para ver en programas como Hombres, Mujeres y Viceversa a machos alfa con el pelo pincho apuntando al techo y rompiendo corazones televisados.

Os propongo por un instante recuperar esos bañadores slip, en playas de domingueros y piscinas de pueblo, en un pasado no muy lejano y motivo de burla social. Los horteras de costa eran una especie difícil de admirar. Ahora, sin embargo, la estela de David Gandy marcando ancla en un conocido anuncio de perfumes ha hecho que estos micro bañadores circulen como agua bendita por tierra seca despertando los aplausos de los gurús de la moda.

David Gandy para Light Blue (Dolce & Gabbana)

Los vaqueros pitillos no tenían mejor prensa, prenda fetiche y peligrosamente ceñida de personas con el pelo largo y ensortijado, de loco vivir y estrellas del rock, son un must a tener en cuenta en la actualidad. Por más que los diseñadores se empeñen en instaurar de nuevo los pantalones oversize, los skinny jeans son los que mejor sientan al comportarse como una segunda piel.

Los porteros de las discotecas, sobre todo en los años 80 y 90 eran los jueces que decidían a su discreción si una indumentaria representaba la dignidad o la falta de ésta de la persona que trataba de acceder a las salas. Si llevabas calcetines blancos, las puertas se cerraban de golpe.

Hay una leyenda en Madrid que corre desde los años 90, época en la que Archy era el gran templo de la modernidad y la gente guapa. Se cuenta que David Byrne, el cantante de los Talking Heads, trató de entrar en Archy y el portero le negó la entrada por el mero hecho de calzar unas zapatillas de deporte.

Cuántas retinas castigadas tras comprobar el color blanco de un calcetín dentro de un zapato. Aquello era objeto de mofa y típico de solteros o divorciados que salían a la calle sin la supervisión de alguien a su lado con buen gusto, quizás tratando de emular a un irresistible John Travolta en Fiebre del sábado noche o creyéndose Michael Jackson, que tenía por lo menos una buena excusa para hacer alarde de ello: que no perdiéramos detalle de los movimientos de sus pies.

(GTRES)

Actualmente, Pelayo Díaz, máximo embajador de esta tendencia, le hace la competencia a Sor Lucía luciendo tobillo níveo, dispuesto a comerse el mundo con un look que no deja indiferente. De hecho, los calcetines blancos hace tiempo que tomaron las pasarelas, confundiendo al mundo hasta aturdir el concepto de lo que es cool.

Pero cuidado con los que eligen el blanco virgen por bandera para sus pinreles, las manchas en éstos pueden sacar los colores a más de uno al descorchar emociones que no se esperan, obligados a descalzarse.

Luego no digáis que no os lo avisé…

(Gracias a José Muro por darme la idea de escribir este post y leerme siempre)

Avec tout mon amour,

AA

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser descalzos es lo más aunqeu se puede romper algún pinrel

    Uy, …. La última vez que me puse calcetines blancos… no me acuerdo bien cuando fue. Pero de lo que sí me acuerdo, y tal vez fue esa la razón para no ponérmelos más o no recuerde habérmelos puesto después, fue un día que visité a una q estaba con al family y más y entre la broma y la confianza los usé de zapatos y al rato a alguien se le mudó la cara o algo le cambió en el rostro. Agobiada, que qué iban a decir, que me los tapara, que no limpiaba el piso bien, qeu si patatín, qeu si patatán, que qué vergüenza… Y yo, qeu vi la suela que se le ponen… tranquilizándola, que el piso está limpio, qeu ya los traía así de casa. Y zas! me los quité y quedé descalzo, valiente y caballero mejor que el campeador. Pero si no pasa nada, que en el piso auqneiu se limpie bien siempre queda la hojarasca… A mí que me da igual no hay cosa que más rabia me dé que ver gente que se agobia por esas tontadas. Que no pasa nada. Oye, y a veces es bueno amargar a alguien enseñándole las patas guarras, ahí, que sufra jojo.
    Por cierto, tu abuela también parece que anda en bucle del tiempo; está más joven y alegre aún que la foto del año pasado. Y eso sí que es rematadamente bueno e importante.

    18 marzo 2017 | 12:49

  2. Dice ser Susy Gala

    A mi los calcetines blancos impolutos siempre me han gustado para los hombres cuando llevan un look casual, no para ir de etiqueta ciertamente. Pero el mundo de la moda es como el de la lata cocina, que al fin y al cabo es muy relativo…

    18 marzo 2017 | 12:52

  3. Dice ser falta de hombres, pero también los hay por ahí

    PAra queines se asombran de ver amanecer senos en las pasarelas, a estas alturas, para los que se asustan al verlos en la splayas, para quienes piensan que verlos perturba el correcto desarrollo de no sé qué neuronas, (debe ser que no vieron ninguno jamás auqnue hayan visto toneladas, o los que vieron los perturbaron porque para decir esas cosas algo deben tener perturbado en el cerebro…) Para quienes piensen que es original uan idea en pasarela, que sí, es como bucle, auqneu nos desmemoriamos, como casi todo en la vida. Nos desmemoriamos incluso de lo que hemos sido, lo que hemos pensado, lo qeu hemos hecho, a la hora de largar contra lso demás. Somos así, debe ser, los humanos.
    Reza PARA ADULTOS en el video. Bien, a veces la palabra ADULTO no tiene qeu ver con lo del manido 18 años. A veces antes llega la gente a mayor madurez e incluso mucho ma´s tarde no son capaces de alcanzarla. Está bien poner eso de para ADULTOS, gente inteligente, racional, bien amueblada emocionalmente, sí, que no encuentran más que belleza y expresión artística en todo eso que los inmaduros ven como ogro y culpable del final del universo.
    Para quienes no se acuerdan de Tunick, ni de Pam Hogg, ni de miles de rerpesentaciones artísticas en las calles, en lso teatros, en las óperas, que sí, que han existido y existen, y no se ha partido el Universo en cuatro ni se ha ronchado el cerebro. Al contrario; estas manifestaciones suelen darse en lugares dond elos humanos hndan más espabilados. Es cierto, nos olvidamos, no recordamos cosas que hemos visto, als negamos, y aún viéndolas las seguimos negando. Bueno, algunos, qu eno todxs somos tan desmemoriadxs….

    https://vimeo.com/groups/nos/videos/207948966

    18 marzo 2017 | 15:27

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.