BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Adiós, señor Griñán

Por Juan Afán Muñoz

En cualquier empresa privada y seria del mundo occidental, cuando el máximo responsable, por complicidad u omisión, ha participado en un escándalo de la dimensión de los ERES de Andalucía es destituido inmediatamente y en la mayoría de los casos con imputación penal por su negligencia y falta de responsabilidad en la función asignada. Por supuesto sin gratificaciones perennes debido a su incompetencia demostrada.

Aquí, como los gobiernos y las empresas públicas no son de nadie y gestionan miles de millones alegremente, nuestro dimitido presidente Griñán nos hace un discurso con la cara más dura que el cemento (habitual entre nuestra casta política) apelando a su alto sentido de estado para con Andalucía y no perjudicarla más con su presencia en estos difíciles momentos “jurídicos”.  Jose Antonio Griñán

Además,  desea seguir “sacrificándose” disfrutando del resto de sus cargos en el partido y de paso blindarse judicialmente en el cementerio de elefantes como senador, ya que su “historial” al frente de la Junta no es obstáculo para seguir chupando del bote mientras el cuerpo aguante.

En esto es en lo primero que los partidos deberían ya cambiar las leyes si desean que los ciudadanos vuelvan a darles la confianza en vez del actual desprecio. Es un momento histórico para el Partido Popular, con mayoría absoluta, para que cambie estas leyes tan protectoras para con los políticos imputados y que huyen hacia el Tribunal Supremo (formado por jueces que ellos mismos han elegido), si es que desean tener credibilidad más allá de las huecas palabras de sus discursos y promesas electorales.

Señor Griñán, mi padre decía: Tanta gloria lleves como descanso dejas. Y en este caso lo suscribo literalmente.

5 comentarios

  1. Dice ser Vota y vota que revota

    Sin mayoría sin ser votada presidenta, igual que en Madrid. Ahora más que nunca votar es un cheque más que blanco es negro como la oscuridad que nos tienen metidos los políticos. Sean socios y listos o del Bar y cena. PP. Es que es difícil comprender que nadie fue al Bar a cenar cuando te pagaban por ir. El señor Griñan sabía y si tener mayoría se juntan para lavar la cara al partido, que hasta los sindicatos están sucios hasta los dientes por mucho que defiendan al trabajador. Los políticos no tienen vergüenza y menos cariño a nuestro País.

    30 Agosto 2013 | 16:05

  2. Dice ser carlos

    Hay muchos tipos de mafias, pero la peor es con mucho la politica. Porque?. Porque las demás supuestamente estan infligiendo las leyes, van en contra de las leyes. Por eso se les llaman ilegales. Pero los mafiosos politicos hacen sus leyes para realizar actos ilegales, como el robar impunemente. Ellos se han creado las leyes para hacerlo sin rubor, no importa la falta de ética, sino como esta dentro de la ley (repito, hecha por ellos), no es delito. Pero algunas veces, bien por mediocridad o prepotencia, realizan actos ilegales, es decir, sus leyes no llegan a protegerles. A mi me da asco que esta gente tenga tantos privilegios y después no tengan que responder ante nadie, porque lo del parlamento es un paripé que no vale para nada, bueno, solo para ir a leer el periodico en la tablet pagada por todos los ciudadanos (esto ocurre en todo el mundo). Al final nos damos cuenta de que las democracias estan secuestrados por delincuentes que se rien de la ciudadanía, y encima se rien de sus hazañas, pero más culpable es el pueblo que consiente e incluso incomprensiblemente apoya, dichas acciones. Al final, hablamos mal de las dictaduras, pero la libertad las perdemos cuando no son capaces nuestros lideres de defenderla, pensando más en sus propios intereses que la mayoría de los ciudadanos, que paradojicamente tendría que ser su obligación…..

    30 Agosto 2013 | 16:41

  3. Dice ser LINCE 1

    De acuerdo, en líneas generales, con lo que se dice, tanto en el artículo, como en la esencia de los comentarios de “vota y vota que rebota” y de “carlos”. Si me lo permiten, yo precisaría un poco: No creo que TODOS los políticos engañen y se pringuen, pero es verdad que hay demasiados casos de haber metido la mano en el dinero público, y lo que es peor, teniendo en cuenta que se han dado casos de todos los colores, no ha habido nadie, de ningún color, que no se haya lanzado a defender a “los suyos” con denuedo; estos también desacreditan a la política con su silencio cómplice. Hace falta que haya políticos capaces de reprobar a los que roban, aunque sean de su partido.
    Pero no culpemos solo a los políticos, porque en estos foros podemos leer ejemplos de ciudadanos siempre dispuestos a justificar lo injustificable, según de quien se trate, y no digamos en los medios de comunicación, donde hay periodistas que, en su afán de hacer “periodismo de cámara”, hacen el ridículo a diario.
    Somos los ciudadanos los que no tenemos que consentir la podredumbre que nos rodea, porque, además, se trata de NUESTRO DINERO. Lo que “distraen” son los recortes que luego aplican a los ciudadanos.

    30 Agosto 2013 | 19:50

  4. Dice ser Naranjo

    ¿Que los partidos deben crear una Ley que CAMBIE LAS LEYES?

    Como decíamos antes cuando había ranas:”Cuándo éstas tengan pelo”.

    Unos porque se hicieron ricos,otros por que se están haciendo y otros por que piensan hacerse.

    Como la ALETARGADA,CARA Y ABSURDA JUSTICIA no tome cartas en el asunto,dé un golpe en la mesa y empiece desde el principio….

    …dentro de mil años,-si el mundo no se va antes al carajo-se hablará de este país putrefacto en sus instituciones.

    31 Agosto 2013 | 12:52

  5. Un viernes cualquiera de 2010 un Ministro de Zapatero tuvo una ocurrencia genial, como por otro lado era la tónica habitual en aquel gobierno: iban a introducir el concepto de organización criminal en el Código Penal. Yo me lo imagino así: viernes de Consejo de Ministros, poco de lo que hablar y casi nada de trabajo: “¿crisis, qué crisis?”, un par de chascarrillos, que si “cuando salga de aquí un puestito en Endesa”, que “qué vas a hacer este finde con los chavales”; cuando, de repente, uno lo suelta: “pues me estoy viendo los Soprano y son la bomba, y la idea esta de la Ley RICO es lo más: como lo que hacemos con los terroristas pero con los mafiosos” Y bingo, como nada es de tanto gusto para el estado que definir al “enemigo”, toda la maquinaria se puso en funcionamiento para dar lugar al concepto penal de organización criminal, aprobado por la Ley Orgánica 5/2010 de 22 de junio que introduce en el Código Penal los artículos 570 bis, 570 ter y 570 cuáter (en esto no se devanaron mucho los sesos, la verdad).

    Lo que dice el artículo 570 bis del Código Penal al respecto de las organizaciones criminales es lo siguiente:

    “1. Quienes promovieren, constituyeren, organizaren, coordinaren o dirigieren una organización criminal serán castigados con la pena de prisión de cuatro a ocho años si aquélla tuviere por finalidad u objeto la comisión de delitos graves, y con la pena de prisión de tres a seis años en los demás casos; y quienes participaren activamente en la organización, formaren parte de ella o cooperaren económicamente o de cualquier otro modo con la misma serán castigados con las penas de prisión de dos a cinco años si tuviere como fin la comisión de delitos graves, y con la pena de prisión de uno a tres años en los demás casos. A los efectos de este Código se entiende por organización criminal la agrupación formada por más de dos personas con carácter estable o por tiempo indefinido, que de manera concertada y coordinada se repartan diversas tareas o funciones con el fin de cometer delitos, así como de llevar a cabo la perpetración reiterada de faltas”.

    Por lo que la prensa tradicional ha venido contando últimamente este apartado final podría aparecer perfectamente en los estatutos del Partido Popular, y desde luego describe a la perfección (en tándem con otros varios artículos del CP) la mal llamada trama de “los papeles de Bárcenas”, en cuya instrucción se ha acreditado (y así lo señalan a su vez la mayor parte de las organizaciones querellantes) que de forma continua e institucionalizada el Partido Popular habría recibido de donaciones en B por parte de empresarios destinados entre otras cosas a pagar (en B también) a sus dirigentes, que después tendrían la obligación de satisfacer las solicitudes de estos empresarios en materia de política económica, concesiones urbanísticas y chanchullos varios.

    Claro, que se podría pensar que los lumbreras del Partido Socialista que aprobaron la modificación del Código Penal de 2010 apostaban a que esto sucedería en el Partido Popular; pero si uno se detiene un rato en el caso de la mal llamada trama de los ERE se puede constatar fácilmente que tampoco es que en la bancada de la oposición (o del Gobierno de la Junta de Andalucía) se encuentren a día de hoy tan lejos de Alcalá Meco, donde si el tiempo sigue pasando y las imputaciones siguen su cauce, pueden trasladar el periodo de sesiones parlamentarias de la próxima legislatura.

    “Te lo dije”: esa es la victoria pírrica que nos merecemos los maniqueos. Porque cuando contábamos a nuestro alrededor que estábamos gobernados por delincuentes nuestros interlocutores alzaban la ceja y miraban por encima del hombro. Pues te lo dije: hay un tipo penal que inauguraron ellos hace bien poco y que cuadra perfectamente con la definición que todos y todas nos hacemos de sus partidos políticos y el uso que les dan. Es más, son tan torpes que ellos mismos han tendido su propia trampa como en los dibujos animados del correcaminos; y son tan brutos, tan terroríficamente brutos que, por ejemplo, han firmados recibís de pagos que no han declarado a Hacienda, que es claramente de primero de delincuencia. Y claro, en un mundo donde ser gobernados por delincuentes no es precisamente la excepción, que los tuyos sean los más malos y los más brutos coincidiremos que deja en muy mal lugar la “marca España”, signifique eso lo que signifique.

    El caso es que los maniqueos ya tenemos nuestra victoria pírrica: hemos convencido a los incrédulos y parece que más o menos ya estamos de acuerdo en que los que nos gobiernan son una organización criminal y que el sistema es corrupto. Ahora tocará seguir este jueves echando a la mafia de las instituciones y regenerar con un proceso constituyente un nuevo sistema político donde brillen por su ausencia todos esos chorizos, que además de chorizos son unos mantas.

    Nacho Trillo
    Red Jurídica
    @laredjuridica

    02 Septiembre 2013 | 8:26

Los comentarios están cerrados.