BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

¡Esos machitos de los 80! Lo que fueron y lo que son

Hace alrededor de 30 años hacían suspirar a millones de corazones de todo el mundo. Algunos tan sólo empezaban a despuntar, otros en cambio ya eran los reyes del Mambo, los que se iban a comer el mundo a través de su imagen proyectada en las plateas de los santuarios cinematográficos. Ídolos de barro, o no. ¿Qué ha sido de ellos en estas 3 décadas? ¿Cuál ha sido su evolución física?

En otra ocasión dedicaré otro post a las damiselas que incendiaron las pasiones, bajas y altas, también de tantos y tantos espectadores. De momento, es su momento: el de ellos y que conocieron la fama y la gloria en la flor de su vida, con apenas 20 años.

 

Kevin Bacon

Kevin Bacon

Tenía 25 años cuando se estrenó Footlose en abril de 1984 en Estados Unidos. Atractivo sí, pero también con cara de pillo. Ha sido un actor de lo más versátil y no le ha faltado el trabajo. Tanto sirve para hacer de galán como de malote. Secundario o coprotagonista de lujo en numerosas muy buenas películas, también protagonista en producciones de bajo presupuesto resultonas tipo Temblores. Una trayectoria envidiable, aunque personalmente quizá me quedaría con su excelente interpretación en Homicidio en primer grado. Recientemente le hemos podido ver en X-Men: Días del futuro pasado o la serie The Following.

Matthew Broderick

Matthew Broderick

Nada menos que 21 añitos tenía la criatura cuando Juegos de guerra (War Games, 1983) se convirtió en uno de los éxitos sorpresa del año. Su época de mayor plenitud se dio en los mismos 80, con la maravillosa Lady Halcón (que en Estados Unidos pasó bastante desapercibida) o con la comedia de culto Todo en un día (Ferrys Bueller’s Day Off), y algo menos con Proyecto X (1987). Después no repitiría éxitos semejantes en la gran pantalla, ni siquiera con superproducciones como Godzilla o encarnando al Inspector Gadget. Pero sigue vivito y coleando, no le faltan ofertas en cine y televisión.

 

Josh Brolin

Josh Brolin

Debutó a los 16 años con Los Goonies (que eran 17 cuando se estrenó la película) y sobre él recayó el papel de Brand, el guaperas adolescente. Apuntaba maneras, pero aunque siguió trabajando en cine y televisión, su estrella se apagaría pronto… para volver a lucir en los últimos años. Ha protagonizado películas para algunos de los mejores cineastas actuales (Oliver Stone, los hermanos Coen, Spike Lee, Jason Reitman, Paul Thomas Anderson o Woody Allen), y también ha sido secundario de lujo. No es sex symbol ni actor estrella, pero es uno de los imprescindibles del cine de hoy en día.

 

Tom Cruise

Tom Cruise

Junto con el que viene tras él, el auténtico rey del Mambo durante décadas. Ha trabajado con algunos de los mejores intérpretes y directores de Hollywood. Amado y odiado a partes  iguales. Actor y cienciólogo, es Cruise el Grande pese a su estatura más bien tirando a bajita o normal (oficialmente, 1,73 metros). Drama, comedia, acción… un todoterreno mainstream. En el balance sentimental hasta el momento: 3 matrimonios (Mimi Rogers, Nicole Kidman y Katie Holmes,  ¡qué envidia!) y Penélope Cruz entre sus numerosas parejas románticas. De la misma generación que Matthew Broderick, fue uno de los “rebeldes” de Francis Ford Coppola. Pero para él todo empezó con Risky Business (1983) a los 21 años. Encadenó un éxito tras otro en los 80, desde Top Gun, Cocktail, El color del dinero, Rain Man o Nacido el 4 de julio. Luego, la gloria de la que no se ha bajado. No es fácil ni frecuente mantenerse entre lo más alto durante tanto tiempo, pero los malvados de la Academia de Hollywood le siguen negando su Oscar.

 

Johnny Depp

Johnny Depp

Sólo una cara bonita que aparecía fugazmente en la oscarizada Platoon (1986). Sus compañeros de reparto, Charlie Sheen, Willem Dafoe, Tom Berenger, con muchas más escenas y diálogos, lo eclipsaron totalmente. Apenas un par de años antes había sido carnaza para las afiladas garras de Freddy Kruger. Un año menor que Cruise & Broderick, su primer papel relevante fue en Cry-Baby (1990) a los 27 años. Después el inicio de sus colaboraciones con Tim Burton en la inolvidable Eduardo Manostijeras (1991). El resto es historia del cine, pudiendo presumir de alternar los trabajos en cine de autor o independiente con las grandes superproducciones, y Jack Sparrow como personaje icónico. Hay unanimidad: parece contar con muy pocos, contados, detractores… si es que hay alguno.

 

Matt Dillon

Matt Dillon

Otro de los buenorros, y buen actor, que se dio a conocer en los 80; pero que no ha alcanzado el estatus de otros. Coppola le otorgó un par de bombones, como interpretaciones, en Rebeldes y La ley de la calle, dos obras de culto cinéfilo con tan sólo 19 años. Pero Dillon nunca ha contado con esa película o personaje decisivo, de los que marcan una carrera. Quizá porque tampoco es lo que buscaba. Obtuvo una nominación al mejor actor de reparto por Crash (2004). Un año menor que Johnny Depp,  a sus cincuenta tacos todavía conserva intacto su sex appeal.

 

Michael J. Fox

Michael J Fox

Empezó con 12 añitos en televisión. En el cine llegó, vio y arrasó con 24 en su debut con la mítica Regreso al futuro (1985). Desde entonces no sabemos si su nombre real es Michael J. Fox o Marty McFly. Éxitos relativos con Teen Wolf. De pelo en pecho, El secreto de mi éxito o corazones de hierro, ambas en los 80. Su encasillamiento y baja estatura (1,64 centímetros) condicionaron las películas posteriores, ¡vaya! que con el paso del tiempo no daba el pego como galán. Fuera de la trilogía de Regreso al futuro, y pese a que tampoco le ha faltado el trabajo, su estrella decayó. Con Agárrame esos fantasmas, en 1996, estuvo a punto de resurgir, pero la peli de Peter Jackson pinchó en taquilla. Su refugio en los últimos años ha sido la televisión. Lo más reciente: El Show de Michael J. Fox o The Good Wife.

 

Rob Lowe

Rob Lowe

Uno de los mejores ejemplos de “triunfar por su cara bonita”. Seguramente el mayor sex symbol de los 80, también el que menos películas memorables hizo en su momento de esplendor (aunque fue otro “chico Coppola” en Rebeldes). Ninguna fue un taquillazo rotundo, bueno, tal vez un poco títulos como Class (en la que celebró cumplir los 18 al lado de la estupenda Jacqueline Bisset), El hotel New Hampshire; St. Elmo,  punto de encuentro o ¿Qué pasó anoche?. Todo un icono de aquella época. Problemas con la droga, el alcohol o un feo asunto de sexo con una menor grabado en unas cintas de video en 1988 contribuyeron a colocar una lápida sobre la tumba de su carrera. Actualmente, también ha encontrado hueco en la televisión (Californication y Parks and Recreation) y alguna que otra oferta en cine. Hace poco tuvimos oportunidad de verle en Sex Tape: Algo pasa en la nube, con Cameron Diaz. Es de la misma promoción que Matt Dillon, cincuentón.

 

Ralp Macchio

Ralph Macchio

(Sí, también estuvo en Rebeldes de Coppola). A los 22 fue chico Kárate Kid (1984) y a parte de su posterior secuela, allí se quedó. En 1992, dio un último coletazo con Mi primo Vinny. Después, ha ido haciendo cosillas, tanto en la gran como en la pequeña pantalla. Pero la sombra de “Daniel LaRusso” es alargada y, de vez en cuando, le invitan a la tele o en alguna peli para que nos lo recuerde.

 

Christian Slater

Christian Slater

Y para acabar (podría haber sido Emilio Estevez), pero en este top ten se cuela finalmente el muchacho que a los 16 destacaba junto al gran Sean Connery en la producción europea El nombre de la rosa. Allí era un cándido y tímido aspirante a monje franciscano, pero luego espabiló muchísimo y se volvió mucho más duro en Amor a quemarropa, la citada Homicidio en primer grado, Broken Arrow: Alarma nuclear o Very Bad Things (también en la vida real, ya saben: drogas, alcohol, violencia, abusos sexuales, etcétera). Actualmente no es un actor con gancho como protagonista, pero sí uno de esos secundarios con carácter. No le faltan las ofertas, y recientemente fue uno de los protagonistas de Nymphomaniac del siempre genial y controvertido Lars Von Trier.

 

4 comentarios

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    Los años no perdonan, todos los caminos conducen al cementerio.

    Clica sobre mi nombre

    03 diciembre 2014 | 12:32

  2. Dice ser Lola

    No me llama la atención ninguno, para hombres con sex-appeal: Gary Cooper, Burt Lancaster, Charlton Heston, William Holden, Gregory Peck, Clark Gable. Claro que todo es cuestión de gustos.

    03 diciembre 2014 | 13:04

  3. Dice ser Isabella

    A lo mejor faltaría el cachondo de Charlie Sheen,

    Pues algunos están casi mejor ahora.

    Y otros ni antes ni ahora, jajaja!

    http://t.co/9O6k3ZetrL

    03 diciembre 2014 | 15:13

  4. hubo de todo…. pero yo siempre me acuerdo de Eugenio http://cuandofuimoslosmejores.com/los-chistes-de-eugenio/

    Lastima de su desaparición

    03 diciembre 2014 | 15:49

Los comentarios están cerrados.