BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Cafe for Change, una plataforma para ayudar a los trabajadores del café

Cafe for change es una startup con una misión social y una comunidad global detrás, formada por amantes del café que no quieren permanecer indiferentes ante la persistencia de la pobreza en la producción de café.

Hoy, menos de un centavo por cada taza de café que se vende en las naciones desarrolladas es lo que se destina a erradicar la pobreza en las comunidades productoras de café. Por eso la mayoría de ellos viven en la pobreza o en la pobreza extrema.

Women coffee farmers in ethiopia sort coffee beans to produce hi

Las empresas más grandes de café envían miles de millones de dólares en ganancias a Wall Street, a las cuentas bancarias en Suiza y a los inversores. Pero estos miles de millones en valor añadido, ganancias e impuestos no llegan a los 26 millones de personas que trabajan en las plantaciones de café, sus familias o los 250 millones de personas en los países productores de café cuyo sustento depende, directa o indirectamente de la producción de café.

Cafe for Change quiere ayudar a erradicar la pobreza con la iniciativa  10CentsPerCup y vende café de calidad envasado ​​en cápsulas biodegradables y compostables, que son compatibles con las cafeteras más populares, también, café molido y habas enteras para casas y oficinas. Todos estos productos son de alta calidad e incluyen una compensación de 10 céntimos por taza para las regiones de cultivo de café.

Cada taza de café ayuda a perpetuar la pobreza en las regiones de cultivo de café, porque el modelo de negocio de la mayor parte de la industria es obsoleto y explotador. La compensación recibida por los trabajadores agrícolas del café y otros que dependen directa o indirectamente de su producción no tiene relación con los precios que pagan los consumidores en los países desarrollados. 

Más de mil millones de personas toman más de 3 mil millones de tazas de café todos los días, lo que genera decenas de miles de millones de dólares en valor añadido, impuestos y beneficios para las naciones desarrolladas. Cafe for Change considera que los amantes del café puede ayudar a cambiar el mundo disfrutando igualmente de su café pero en asociación con los que la producen. En Europa, se beben diariamente más de 700 millones de tazas de café, y en  Estados Unidos y Canadá, más de 600 millones de tazas al día.

“Las personas que producen el café que nos gusta tienen derecho a una compensación justa por su trabajo, al agua potable, la vivienda adecuada, la educación y la salud, pero la mayoría de ellos y sus familias no tienen esos derechos, ya que menos de un centavo de cada taza de café que tomamos en las naciones desarrolladas beneficia a los trabajadores de las comunidades productoras de café”, señalan.

Hoy, el café servido en la Casa Blanca, el 10 de Downing Street, el palacio del Elíseo, el Bundeskanzleramt, la Comisión Europea, el Parlamento Europeo, todos los gobiernos de la UE y el G-7 contribuye con menos de un centavo por cada taza para ayudar a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible que sus políticos dicen que apoyan. 

https://twitter.com/CafeForChange

https://www.facebook.com/CafeForChange

 

Los comentarios están cerrados.