BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

El ‘carsharing’ permite un ahorro del 75% frente al taxi

Una empresa puede reducir hasta en un 75% los gastos de transporte de sus empleados, si en lugar de asumir los traslados en taxi pone en marcha un sistema de compartir coche (el llamado carsharing), según los datos de Arval, compañía de soluciones de movilidad de BNP Paribas, hechos públicos coincidiendo con la entrada en vigor el martes de la nueva ordenanza reguladora del taxi que establece una tarifa plana para determinados trayectos.

Los vehículos son utilizados por los empleados bajo demanda a través de un plan de reservas. Una fórmula que han adoptado ya el 16% de las empresas españolas, según datos del Observatorio del Vehículo de Empresa.

Imagen de la web www.seguropordias.com

Imagen de la web www.seguropordias.com

Con esta fórmula, los departamentos financieros tienen además una vía para reducir los gastos de movilidad de los empleados que utilizan su propio coche para desplazarse, ya que se ahorran los gastos derivados del pago por kilómetro, según Arval.

Dicen los responsables de esta empresa que las ventajas no se miden sólo en términos económicos, sino también en intangibles como la imagen de marca, “ya que el carsharing permite a la compañía proyectar una imagen de modernidad, al tratarse de una iniciativa –que aunque puede adaptarse a cualquier modelo y marca- resulta idónea para incorporar gradualmente vehículos de tecnologías alternativas como la eléctrica”.

La consejera delegada de Arval, Cecilia Boned señala que han probado el carsharing profesional con vehículos eléctricos en su compañía. “Al conducirlo te das cuenta de que con los 150 kilómetros de autonomía tienes de sobra para circular los 36 kilómetros diarios que recorren de promedio más de la mitad de los conductores”.

Otra de las particularidades es la flexibilidad de uso del vehículo, que puede tener una doble utilidad: la conducción en horario laboral y el disfrute durante los fines de semana.

El sistema es sencillo. El empleado gestiona su reserva a través de un calendario online y accede al vehículo con solo pasar la tarjeta de empleado por un lector, reconoce la reserva y abre automáticamente el automóvil, de tal forma que los conductores no necesiten coordinarse entre ellos para el intercambio del coche.

2 comentarios

  1. Dice ser Raul

    Ni que lo digas. Yo comparto coche en Amovens para subir al trabajo en Granada y me ahorro un montón!

    09 enero 2014 | 10:16

  2. Dice ser El Fari

    Estará muy bien para viajes largos Y entre compañeros de la misma empresa, pero para la ciudad no hay nada mejor que el taxi que se dejen de tonterías.

    09 enero 2014 | 13:09

Los comentarios están cerrados.