BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Vamos a Melilla, eslogan en castellano en el África subsahariana

Me escribe de nuevo desde Abidjam (Costa de Marfil) mi amigo JM, que participa allí en una misión internacional de paz y que ya nos contó la semana pasada que el número de subsaharianos dispuestos a saltar las vallas de Ceuta o Melilla se puede multiplicar por mil:

La valla de Melilla está empezando a ser la imagen del nuevo muro de Berlín en África. Está difundiéndose por los países subsaharianos un nuevo eslogan muy peligroso: “Vamos a Melilla” (en castellano), peligroso ya que aquí no se piensa en términos de espacio y tiempo como en Europa (andar miles de kilómetros y tardar dos años en llegar al objetivo Melilla no es un obstáculo para la mentalidad de muchos africanos jóvenes). Así que es factible pensar que la presión subsahariana hacia Melilla y Ceuta aumentará y mucho.

Por otro lado las protestas más fuertes son por el trato inhumano de Marruecos (que envía la pelota a Argelia). Y finalmente, hay que decir que España paga su posición de puerta de entrada a Europa, ya que, en realidad, como dicen en la tele los deportados vueltos a casa, la mayoría quieren ir a Francia.

4 comentarios

  1. Dice ser Alexis

    Todo esto de Melilla y los inmigrantes es una puesta en escena para tapar la eliminación de Idaira.www.yaycos.com/amoroso

    14 octubre 2005 | 23:26

  2. Dice ser FaceRight

    It reminds you of a children’s game: if you don’t succeed in getting over the fence, you’re out of the game, but if you get even one hand or foot onto Spanish territory, you win the prize. – infoKrisis Some…

    16 octubre 2005 | 07:30

  3. Dice ser marta

    NO A LA CENSURA EN LA RED!!!aqui teneis lo q estos progres quieren censurar el capitulo 7guardadlo por q borraran el post.http://laeditorialvirtual.ar4.toservers.com/Pages/GeorgRieck_GeneticaDeLaInteligencia.htm

    26 octubre 2005 | 18:51

Los comentarios están cerrados.