Entradas etiquetadas como ‘socorrista’

Niños y piscinas: ¿conoces bien los riesgos y cómo prevenirlos? ¡9 consejos!

Hoy prestamos atención a un peligro muy importante que se produce cada verano: piscinas, ríos, playas y lagos reciben a miles de niños ansiosos por disfrutar en sus aguas, pero existen riesgos muy importantes como ahogamientos, contagios de enfermedades, insolaciones, quemaduras, indigestiones, deshidrataciones… aquí van unos consejos para minimizar los riesgos en tu piscina.

El otro día una noticia me dejó helado: los ahogamientos suponen la causa del 8% de las muertes infantiles en verano. Piscinas, ríos, lagos y playas pasan en estas fechas a convertirse en el entorno de juego más deseado por los pequeños, pero esconden importantes peligros para su seguridad y su salud que requieren de nuestra supervisión más rigurosa y responsable.

Hay muchas cosas que puedes hacer para respirar más tranquilo cuando veas chapotear a tu prole. Toma nota y hasta los vigilantes de la playa te tomarán más en serio:

Hoy prestamos atención a un peligro muy importante que se produce cada verano: piscinas, ríos, playas y lagos reciben a miles de niños ansiosos por disfrutar en sus aguas, pero existen riesgos muy importantes como ahogamientos, contagios de enfermedades, insolaciones, quemaduras, indigestiones, deshidrataciones… aquí van unos consejos para minimizar los riesgos en tu piscina.

 

1. Para evitar ahogos, natación. La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) recomienda enseñar a nadar a los niños desde los 4 años para disminuir el peligro. Pero ojo, esto no sustituye en ningún caso la vigilancia continua del chiquillo en el agua.

2. Concienciación higiénica frente a enfermedades. No nades en aguas cerradas cuando padezcas algún tipo de enfermedad que puedas transmitir o que te provoque una indisposición: los gérmenes se propagan más fácilmente en este entorno.

3. Deja fuera todo antes de zambullirte. Y nos referimos a una buena ducha que elimine sudor, suciedad y cualquier elemento con el que no deseamos contribuir al agua de baño de todos.

4. Haz pausas de ida al baño cada hora, y lávate las manos y la cara a menudo.

5. ¡Qué bueno es beber 2 litros de agua al día! Pero no de la piscina.

Hoy prestamos atención a un peligro muy importante que se produce cada verano: piscinas, ríos, playas y lagos reciben a miles de niños ansiosos por disfrutar en sus aguas, pero existen riesgos muy importantes como ahogamientos, contagios de enfermedades, insolaciones, quemaduras, indigestiones, deshidrataciones… aquí van unos consejos para minimizar los riesgos en tu piscina.6. Protege piel y ojos del Sol como si fuesen tu mayor tesoro. Los primeros años de vida son especialmente delicados frente a la exposición excesiva a la radiación UV: “Utilizar un fotoprotector adecuado durante los primeros 18 años de vida puede reducir hasta un 78% el riesgo de cáncer cutáneo en la edad adulta”.

7. Y si llevas comida a playa o piscina, mejor fresca y que no se deteriore ante el calor con la facilidad de, por ejemplo, los huevos.

8. Comprueba que las cosas se hacen bien. El cloro debe renovarse dos veces al día: ¿lo hacen en tu comunidad?

9. ¿Sabes si el socorrista de la piscina tiene la formación adecuada? Y no, no estamos pensando en ella. Bueno, sí.

 

Hay un décimo consejo que yo llamo el efecto boomerang: si practicas y compartes estas 9 reglas disfrutarás por partida doble de sus efectos, pues una conciencia colectiva sobre agua y seguridad nos interesa a todos para evitar enfermedades y riesgos de cualquier tipo.

¿Cuál es tu forma de cuidar a los más pequeños en sus momentos acuáticos? ¿Tienes trucos o consejos para compartir con el resto de lectores?

 

Actualización: como nos comentaba a través de nuestro Twitter nuestra amiga y compañera bloguera Madre Reciente, “es tan importante enseñar a los niños a nadar como que vayan en el coche en su silla de seguridad”. Y otra entrada muy interesante en su blog que también os invito a leer: “¿A qué edad se sueltan a nadar los niños?”.

 

Hoy prestamos atención a un peligro muy importante que se produce cada verano: piscinas, ríos, playas y lagos reciben a miles de niños ansiosos por disfrutar en sus aguas, pero existen riesgos muy importantes como ahogamientos, contagios de enfermedades, insolaciones, quemaduras, indigestiones, deshidrataciones… aquí van unos consejos para minimizar los riesgos en tu piscina.PUBLICIDAD: Si no quieres liarla parda la próxima vez que te surja una urgencia en casa, aprovecha este regalo para nuestros lectores del blog:

Ahora te damos GRATIS 6 meses de Servicio de Urgencias de Reparalia, un regalo que estará disponible para su solicitud por tiempo limitado.

Solo tienes que llamar hoy al 902 810 554 indicando el código REKZR33 o hacer clic aquí ahora mismo para estar asegurado gratis el próximo medio año. Y nuestros profesionales se encargarán de cualquier avería e inconveniente que surga en tu casa: fontanería, cerrajería, albañilería, cristalería… ¡lo que sea!

¡Bienvenido a Reparalia, disfruta de la tranquilidad!