BLOGS Deportes
Runstorming Runstorming

Poner un pie delante de otro nunca tuvo tanta trascendencia.

Detenerse en una carrera ¿Qué hacer cuando no puedes más?

Estamos acostumbrados a oir “Una retirada a tiempo ahorra tiempo” y aforismos parecidos.

¿Qué ocurre cuando la prueba es más dura de lo que teníamos pensado?

¿Parar en mitad de una carrera? ¿Y si nos retiramos o dejamos a medias un entrenamiento?

028
.

Seguramente te has visto superado en alguna ocasión. Los factores son sencillos aunque el origen pueda ser variable. A veces la meteorología te castiga más de lo debido, y el calor o un viento implacable hacen que terminar el recorrido o tu prueba sea una tortura.

No es infrecuente que nos veamos superados por el perfil del recorrido. La propia irresponsabilidad (poniéndolo todo en términos muy relativos) nos lleva a fastidiarla con el ritmo de carrera. Vamos, lo que toda la vida se ha llamado “salir corriendo demasiado rápido y que nos fundan las cuestas”. Primero está la decisión de caminar en mitad de la prueba. En contados momentos, viendo “las orejas al lobo”, está la posibilidad de una eventual retirada.

La pregunta es ¿cómo sentirse ante una decisión así?

Estoy harto de recomendar sensatez a mis conocidos o gente que me pregunta sobre ello. En principio, caminar como pausa durante una carrera no tiene que ser ni indigno ni signo de una derrota deportiva. Este fin de semana ha tocado corroborarlo en varios frentes. Mi amigo Jorge ha tenido problemas estomacales en el maratón de Zegama y ha optado por no seguir sufriendo en ascensos y descensos con el organismo totalmente vacío. Primero parar, calmarnos para ver si la cosa mejora, luego abandonar. Yo he parado después de medio maratón en el Anochecer 42+1 de S.S. Reyes notando que algunas de las microrroturas musculares en mis cuádriceps (las famosas agujetas) podían derivar en roturas.

En ambos casos, tanto Jorge como yo (espero) hemos tirado de experiencia previa. Él conoce sus problemas de asimilación de alimentos durante las larguísimas distancias. Yo sé que mi tiempo de recuperación es aproximadamente una semana y media, más, probablemente, derivado de haber corrido durante siete horas el sábado pasado. En estos casos, apliquemos la máxima siguiente: “esto es un hobby”.

Sí, un apasionante y tremendamente atractivo hobby que nos llena de adrenalina, nos saca de la rutina diaria, que nos lleva a conocer sitios apasionantes. Correr es fabuloso. Entonces ¿por qué arriesgar con nuestro organismo y lesionarnos o dañarnos, y que no podamos disfrutar del correr durante décadas?

¿Has pasado por un trance similar? ¿Qué significa para ti la retirada en una carrera?

8 comentarios

  1. Dice ser AreaEstudiantis

    Qué artículo de absoluta sensatez!! Me ha encantado. Y efectivamente es un hobby y no hay que olvidarse de ello en ningún momento!!

    http://areaestudiantis.com

    28 Mayo 2013 | 09:09

  2. Dice ser vity

    Si tu ves, las orejas al lobo, y te retiras: Yo nunca lo he hecho, pues en todos los maratones se las he visto y nunca me retiré, excepto en uno que me lesioné, ah y porque fue en el Km 22, si es en el 35 le acabo andando, como he acabado alguno, y no pasa nada. Esto es a nivel popular, si hablamos de profesionales…………..hay la cosa cambia._ También, si me dicen que me voy a lesionar, y no podré volver a correr, me retiro sin pensarlo 2 veces. Pero el cuerpo humano aguanta, lo que no está en los escritos, y se recupera, muy rápido. Pero hay que conocerse, y saber hasta donde puedes llegar, y muy importante ir bajando ritmo con la edad; ¿con que edad ? ¿ a partir de que edad ? Cada cuerpo es un mundo, escuchaló y él te lo dira. Hazle caso._

    28 Mayo 2013 | 11:13

  3. Dice ser elsa

    Muchas veces es la mente no el cuerpo el que nos manda parar, en esos casos sí hay que ser fuerte e intentar seguir aunque a veces se hace imposible. Y por supuesto bajar el ritmo o incluso andar un rato no es nada humillante, hacer una carrera es siempre una prueba de superación.

    28 Mayo 2013 | 11:45

  4. Dice ser Jose Antonio

    Soy un “matao”, empiezo por reconocerlo, y lo primero que enseñaron fue que hay que llegar, si te tienes que parar para poder seguir para, si tienes que andar para poder llegar anda y si te tienes que retirar para correr otro día retírate. Por fortuna solo he tenido que andar en una carrera y espero volver a repetirlo en muchas más, señal de que seguiré corriendo.

    28 Mayo 2013 | 13:15

  5. Dice ser Amiscuarentaypocos

    Parar es normal, cualquier entreno lleva acompañado un cambio de ritmo luego si paramos y volvemos a los pocos minutos a un ritmo más bajo quizás podamos terminar. Lo importante es que nuestro ego no nos haga perdernos. Mi consejo es para, bebe, respira y si puedes continua y si no mañana nos vemos y nos reímos, con dos botellines, lo mejor de correr es volver a correr

    28 Mayo 2013 | 13:34

  6. Dice ser Nederanlandio

    Yo discrepo. Cuando salgo a correr quiero llegar corriendo a mi meta. Cuando me pongo a andar ya no corro por lo que considero que ese día he fracasado (pero no estoy humillado, que eso es distinto). Saber perder es importante, y no hay mejor profesor que un fracaso. Al día siguiente corro mas y mejor, fortalecido por la lección del día anterior.

    28 Mayo 2013 | 14:01

  7. Dice ser carlos

    Buen consejo, este finde me he apuntado a mi primera prueba no competitiva que son 23km por litoral de Murcia. Hay un tramo al que temo ya que son senderos con cuesta y me veo con ganas aunque creo que no estoy preparado, ya que lo máximo que he corrido son 17km y he acabado regular. Lo tengo claro, al trote y terminarla andando si es necesario ya que es un hobby y lo peor es que tengo que trabajar por la tarde :'(

    28 Mayo 2013 | 15:12

  8. Dice ser FyH

    Gracias a CyT por sus palabras en mi ultima retirada , sobre todo cuando ya nos habiamos retirado los dos , ese ” los cudriceps me hacen plus plus” viniendo de un semicasipedazodetrozodecacho …

    29 Mayo 2013 | 21:17

Los comentarios están cerrados.