BLOGS
El ojo de Gran Hermano

"Cual babosa se están arrastrando por la casa de habitación en habitación según les conviene" Javi Gran Hermano 8 (Año 2006)

Se lía parda en Gran Hermano Revolution porque acusa a sus compañeras de robarle magdalenas… y el criminal apareció

Casi hago que se maten mis compañeras, pero qué risas. FOTO: Telecinco

Scotland Yard, la CIA, el Mossad, el CSI, la Benemérita y hasta Mortadelo y Filemón se pusieron tras la pista de uno de los misterios más grandes del último milenio. El robo más audaz, atrevido y perfecto de la historia: el caso de las 5 magdalenas de Pilar.

La muchacha que salta el potro como las balas de cañón saltaban las murallas de Constantinopla, denunció que le habían robado cinco magdalenas.

Y eso jode. A mí me roban la cartera, la ropa, los calzoncillos y hasta la virginidad anal y bueno, mala suerte, pero me roban una puta magdalena y me pongo como Liam Neeson cuando le secuestran a la familia. Algo que, por cierto, le pasa cada dos por tres. Qué mierda de padre.

Total, que como están pasando más hambre que un perro de escayola porque perdieron la prueba, lo de las magdalenas se convirtió en la comidilla de la casa y todo el mundo comenzó a dudar de todo el mundo. Eso era como el Asesinato en el Orient Express pero en un viaje de empresa pagado por la trama Gürtel. Cualquiera podía ser culpable.

Una de las principales sospechosas fue Laura. Y por pruebas tan definitivas como que “ponía caras”.

– ¡Señor juez, yo no maté a aquel viejo!

– Ha puesto usted caras.

– ¡Joder que soy tu hermano y estaba jugando al golf contigo cuando pasó!

– ¡Caras, caras, caraaaaaas! ¡Culpable!

Y así. En Gran Hermano lo de “se ha tirado el pedo el que tenga las manos rojas” es dogma de fe.

Una de las principales acusadoras fue Yoli. La valenciana llega a vivir en la época de la Inquisición y en una semana su calle está desierta porque ha denunciado a todos los vecinos ante el Santo Oficio.

“Me parece feo que se tache a alguien sin estar presente y si haces eso es porque no eres tan sincera como te vendes”, le dijo Laura al saber que era una de las que habían dudado de su honradez para con las magdalenas.

Y Yoli, que es una persona templada, prudente, dialogante, educada y de formas refinadas, tuvo a bien replicar con la siguiente afirmación: “¡Tú eres un PUTO mueble! ¡Anda y que TE DEN POR EL CULO, que estás rabiosa!”.

Yoli se cruza con el payaso asesino de IT, y le monta un pollo que el payaso se va llorando. Es más, deja lo del circo y empieza a vender calcetines en un mercadillo.

¿Recordáis lo de que era un crimen perfecto? Pues después de que media casa estuviera a punto de apuñalarse en una reyerta multitudinaria, Pilar se dio cuenta de que las magdalenas se las había comido ella. La víctima y el criminal eran la misma persona. Giro argumental de la hostia.

Agatha Christie, Conan Doyle… sois una mierda pinchada en un palo. Chupaos esa.

Pilar dijo que se las había comido “sin darse cuenta”. ¿Cómo cojones te jamas cinco, no una, CINCO magdalenas sin darte cuenta? ¿Se le metieron sin querer en la boca? ¿Iba corriendo y se cayó de boca encima de las magdalenas?

Me voy a ir a una farmacia con una jeringuilla oxidada, voy a decirle a la farmacéutica que me de la pasta y si me pilla la poli les diré que hice el atraco sin darme cuenta.

La china virgnal y la española del edredoning. FOTO: Telecinco

Por otro lado, ÑamÑam, que debió ser la primera sospechosa por cómo suena su nombre, está también en el punto de mira. Resulta que el otro día después de que Carlota y José María hiceran un mete-saca a lo Usain Bolt (¿fuerte, enérgico y trepidante? No, de 9,58 segundos) debajo del edredón, dijo que eso ella no lo haría, porque: “soy chinita de Lanzarote, no soy española”.

Traducción: “Las chinas no somos unas guarras facilonas como las españolas”. Y claro, a Carlota eso le produjo una ligera inquietud. Quien dice inquietud dice que si Carlota llega a tener un hacha, una pala y bolsas de basura, ahora en el jardín de Guadalix habría un agujero del tamaño de ÑamÑam.

Si Carlota tiene mala hostia por lo común, recién levantada es como Satán con almorranas y cagando guindillas. Cuando se despertó dijo: “Ayer se la líe. Dice que las chinas no hacen eso, ¡unos cojones! Luego se pone a bailar y parece una puta!”.

Nota para Carlota: puedes bailar como te de la gana sin ser puta. Es más, puedes ser puta y no bailar.

La pobre ÑamÑam, que me parece a mi que la única película española que ha visto es La tonta del bote y se la sabe de memoria, fue a consolarse con Miguel, a decirle que joder, que cómo era la gente… Y MIGUEL SE CHIVÓ A CARLOTA. Y eso que la china ni la había nombrado.

Así que se lió de nuevo. Peeeeero, Carlota una vez que se calma es como una ardilla sonriendo de tierna, así que acabaron perdonándose con un abrazo. Las chinas sí abrazan. Eso bien.

3 comentarios

  1. Dice ser Sonia

    Borregos siguiendo órdenes del súper para levantar la m….de audiencia.
    Vamos| vamos|…a pelear…a follar…a discriminar…aaaarrrrr!

    04 octubre 2017 | 21:07

  2. Dice ser Carlos

    G.H. no interesa.

    05 octubre 2017 | 10:18

  3. Dice ser Carlos

    G.H. no interesa.

    05 octubre 2017 | 10:18

Los comentarios están cerrados.