BLOGS
El ojo de Gran Hermano

"Cual babosa se están arrastrando por la casa de habitación en habitación según les conviene" Javi Gran Hermano 8 (Año 2006)

Comienza la gala de Gran Hermano 16 en la que se podría ir la mala

Empezamos.

Esta semana ha estado calentita, sobre todo porque Marta y Raquel están a la gresca que hay menos problemas en una mandada de hienas con dos machos.

Hostia, Milá se ha hecho los 1o metros de plató lisos. La mujer se ha puesto un traje blanco que parece un ángel lavado con lejía del futuro. Completa el conjunto con un collar de brillantes que si fueran de verdad la tenían que poner una carretilla para llevarlos y dos guardias de seguridad a cada lado.

De fondo vemos a Amanda apretándose una espinilla entre las tetas. Ella sí que sabe seducirnos y ponernos cachondos.

1,2%, 45,5% y 53,3%: así están los porcentajes.

Amanda, la de las espinilla entre las domingas, es el porcentaje más bajo, así que se salva. Salta y chilla como si le hubieran comunicado que no le van a salir más granos en el pecho.

Raquel y Sofía, dos corazones y un amor, se van a la sala de expulsiones.

Suso besuquea a su miniamada Raquel y ésta se va a la sala escoltada por el maromo que miniama y Amanda, que no se separa de Raquel ni para mear. Si Raquel se tira un pedo, Amanda respira pedo.

Y ojo: Suso no se ha despedido de Sofía. Me da que es porque piensa que va a volver. Suso se va a quedar compuesto y sin mininovia, así que va a tener que conformarse con su amiga la alemana pequeña: la ale-manita.

Vemos vídeo de Raquel. Dice que no se quiere ir. Vaya por Dios, mira tú. “Le deseo de corazón lo mejor a Sofía, pero me deseo mejor a mí”, dijo Suso. Joder, se me saltan las lágrimas de verle tan generoso. Pero no se me saltan de llorar, sino que se me suicidan las lágrimas saltando al vacío.

“El don agobios, que le agobiaba todo y ahora no puede estar ni un minuto sin su niña”, analizó Sofía de la relación de Suso y Raquel, pero ojo, sin ninguna acritud, ni rencor, ni envidia, ni nada, ¿eh? Que a ella le da igual.

Vemos un vídeo en el que Raquel se dedica con ahínco a hacerle la cobra sexual a Suso. Sí, besitos y morreos de los de dejarte la boca como si te la hubieran fregado, sí, pero lo de meter la anchoa en la lata del amor nada.

Sofía se ha pasado la semana siguiendo de cerca las idas y venidas de la pareja, sonriendo cuando han miniroto y poniendo cara de estar estreñida cuando se han hecho cariñitos.

Vemos la bronca entre Marta y Raquel. El caso es que la más mala, que viene siendo Raquel, le contó a Amanda, delante de toda la casa, un comentario que había hecho Marta y se montó la bronca padre. Porque Marta, ahí donde la veis, con su colegio de pago y sus 1.400 euros al mes de sus padres, dice cosas como: “te cojo y no lo cuentas” o “le corto las cuerdas vocales”, “la cojo y la estrangulo”. Lo mismo la fichan para el gabinete de prensa de la Fundación Gandhi.

Y vídeo de Sofía. Se tortura porque su amado Suso está por otra. Esta mujer llora como si se pasara la vida cortando cebollas y rebozándoselas por los ojos. Usa más los lacrimales que los pies.

Uy, uy, se monta en el plató entre Maite y la madre de Suso. Milá tiene que poner orden y lo hace revelando que tiene tres gallinas. Las gallinas de Milá como concepto.

Maite levanta la mano para hablar, pero la levanta que si la sube un poco más se descoyunta el brazo. “La siguiente vez que me montes este pollo, que pareces una loca de verdad, te echo del plató”, le dice Milá a Maite.

“Todavía me tengo que duchar de toda la mierda que me han echado encima por tu culpa”, le dice Milá a Muti (por no haberle dado caña en la entrevista) y se le llena la boca cuando dice “mierda”. Nadie dice “MIERDA” como lo dice Milá.

Más vídeos. Suso hablando con Sofía sobre lo mal que lo pasa Sofía por Suso. Y Suso reculando no vaya a ser que sea un Omar, diciendo que se arrepiente de haber discutido con ella.

Y ojo, ya la repanocha: Sofía dice que se siente culpable de que Suso esté quedando como el malo. El día que a Suso se le empiece a caer el pelo Sofía se sentirá culpable por haberle provocado alopecia. Y si le sale una almorrana, Sofía se sentirá mal por no ser esa almorrana.

¿Sabéis lo que les pasa a todos estos? Que han crecido viendo Mujeres y Hombres y Viceversa y se creen que las relaciones son como salen ahí: un montón de gente guapa que solo aprecia la belleza y que cambia de pareja cada 10 minutos según se le antoje.

Y para que Sofía y Raquel no se aburran les ponen en la sala de expulsión los porcentajes, para que se acojonen un poco. De hecho, Raquel se ha puesto a hacer pucheritos. Sofía tiene su misma cara de asco de siempre.

“Tomároslo como una oportunidad para sinceraros entre vosotras”, dice Milá para justificar que les van a poner vídeos de su relación.

Sofía se ríe mucho cuando ve a su madre. Ja ja ja ja…. hasta que ve a Suso diciendo que la que le molaba en realidad era Raquel. Y Raquel se queda chafada como un conejo en una autopista cuando oye a Suso decir “Raquel es buena tía, pero como concursante es un cero”.

Ya estamos con las filtraciones: “Sofía, mucha gente piensa que te has convertido en una víctima”, le dice Milá. Y les ponen un vídeo en el que Sofía aparece llamando puta a Raquel histérica.

Y Raquel, además, para más sadismo, ve el vídeo del edredoning de Suso y Sofía. Me da la sensación de que están intentando invertir el papel de víctima haciéndoselo pasar mal a Raquel.

Y claro, los porcentajes se igualan. Y ahora torturan a Sofía: vídeos de Suso y Raquel haciéndose cariñitos. Y claro, se ve cómo Sofía llamaba a Raquel “puta y guarra”, a lo que Raquel alega que si “entre mujeres nos hacemos eso, ¿que?”.

La conclusión de Raquel es que Suso es sincero. Y eso es verdad. Otra cosa no, pero sincero sí que es.

Sofía dice que ha sido muy cabezona y que no debía haberlo sido. “Los insultos me salieron así, si le ha molestado, lo siento”, dice Sofía.

VAMOS A CAMBIAR DE POST PARA LA EXPULSIÓN

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

3 comentarios

  1. Dice ser Nemo

    Buenas noches, Gus y compañía.

    La Maite sacaría de sus casillas al mismísimo Gandhi. No sé si decir que la echen ya al cuerno y que no vuelva a aparecer, o alegrarme por dar vidilla a la gala.

    Al que sí que definitivamente mandaría a la luna de una patada en los huevos es al Suso. Y una buena bofetada también tienen los que se dejan manipular por él.

    08 Octubre 2015 | 22:42

  2. Dice ser Nemo

    La puta madre que los parió!!!

    La maldad de los realizadores de Gran Hermano no tiene límites. Enseñan a las dos pavas estas en el confesionario cómo ha jugado Suso con ellas, y así la que se salve volverá a la casa con una guerra totalmente abierta con Suso. El Joker no sería tan retorcido.

    08 Octubre 2015 | 22:52

  3. Dice ser Andy

    Me encantan las NO lágrimas de Suso. Este tío se cree que nos pensamos que llora desconsolado. A la calle!!!

    09 Octubre 2015 | 01:53

Los comentarios están cerrados.