Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Entradas etiquetadas como ‘Libia’

Más de 40 millones de esclavos y el mundo mira hacia otro lado

Una niña trabaja en una fábrica de la India, un país donde existe el trabajo esclavo / GTRES

400, 500, 600. Al final lo acaban vendiendo por 1.200 libras libias. En esta subasta no se venden cuadros, ni coches, ni casas. Se venden: “Hombres fuertes y grandes para trabajar en el campo”, dice un hombre cuando presenta un grupo de subsaharianos. En otra subasta, uno de los organizadores se refiere a un grupo de subsaharianos como “la mercancía”.

La semana pasada la CNN sacó en exclusiva un reportaje en el cual denunciaba que en Libia se estaban vendiendo hombres como esclavos. En este documental, una periodista se infiltraba en una subasta de esclavos que demuestra que, aunque esta actividad esté prohibida por la Declaración de Derechos Humanos de la ONU, sigue muy vigente en el mundo, especialmente, en África.

Tras el derrocamiento del gobierno de Muamar al Gadafi, que fue asesinado por una multitud el 25 de octubre del 2011, el país vive sumergido en el caos y es un estado fallido. Por eso, por la falta de control en sus fronteras, ha propiciado que sea el principal sitio de salida de inmigrantes de África hacia Europa.

Ello hace de efecto llamada y que cada vez más inmigrantes subsaharianos lleguen a este país, que ha sucumbido a hombres de la guerra y no hay leyes. En esta tesitura, hay personas que se están aprovechando de los inmigrantes ilegales, los secuestran y luego los venden como esclavos en subastas que parecen más típicas del siglo XVI que del XXI.

Pero pese las impactantes imágenes de la CNN, la realidad es que en Libia no es en el único sitio donde existe el esclavismo. Según la ONG Walk Free Foundation, que lucha contra el trabajo esclavo, en el mundo existen más de 40,3 millones de personas que son víctimas de trabajos forzosos o de matrimonios forzados, es decir, lo que la ONG considera nuevas formas de esclavismo. Según un informe de la ONG, publicado en 2017 pero que hace un balance del 2016, 24,9 millones de personas fueron víctimas de trabajo esclavo y unos 15,4 millones de matrimonios forzosos.

Lee el resto de la entrada »

El Mediterráneo: la fosa común de la UE

Un grupo de inmigrantes llega a las costas de Italia. EFE/Archivo

Un grupo de inmigrantes llega a las costas de Italia. EFE/Archivo

Tengo la sensación de haber escrito esto antes. Y en parte lo he hecho. En Septiembre escribí ‘Viaje a la deriva’ sobre el drama de Lampedusa que ocurrió en Octubre de 2013 y que puso sobre la mesa europea 366 cadáveres. En ese momento pareció que la responsabilidad europea despertaba, que las vergüenzas no podían ser mayores. Cómo nos equivocábamos. Desde el domingo pasado cerca de 1.000 personas han muerto en este mar que sentimos tan nuestro y que inspiró canciones como la de Serrat. Estas alrededor de mil muertes en los últimos días han demostrado que la responsabilidad europea en realidad nunca despertó y que las vergüenzas podían ser mucho mayores.

“¿De verdad se cree que la solución está en hundir barcos, enviar ejércitos, levantar vallar y poner concertinas?” se preguntaba Francesc Mateu, vicepresidente de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo, en un artículo de opinión en eldiario.es. El artículo, posterior a la reunión de los ministros de Exteriores y del Interior de los 28 este lunes, advertía ya del peligro de rehuir las causas de este drama humano una vez más.

Lee el resto de la entrada »

Libia, navegando hacia la muerte

Libia

La bandera del Estado Islámico ondea en la ciudad de Ragua / GTRES

Libia, crónica de una muerte anunciada. Podría ser el título de una macabra novela, pero es la realidad pura y dura. Tres años y medio después de la muerte del dictador libio, Muammar al Gadafi, ¿qué es hoy Libia? Un país sumergido en el caos y la anarquía de las guerras de guerrillas, que se ha convertido en la puerta de salida de los africanos y sirios hacia Europa a causa de la permeabilidad de sus fronteras.

Las potencias occidentales ayudaron a los rebeldes a derrocar el régimen de Gadafi, asesinado por una turba en octubre de 2011. Una vez muerto el dictador, se retiraron del país que, desde entonces, vive en una completa guerra civil conformada por milicias armadas y donde no se ha podido constituir un estado.

Este conflicto se ha internacionalizado. Mientras que Qatar apoya los grupos islamistas, Emiratos Árabes con el apoyo de Egipto en agosto de 2014 bombardeó posiciones de las milicias islamistas cercanas a la capital, Trípoli. Estos ataques se realizaron en el marco de la Operación Dignidad, iniciada por el general libio Jalifa Haftar para evitar que los islamistas se expandieran por el país.

Unos meses antes, en junio, los moderados, que habían ganado las elecciones, tenían que conformar el nuevo Parlamento, pero los diputados islamistas, que vencieron en los comicios del 2012, se negaron a dejar sus cargos como protesta contra la  Operación Dignidad.

Así mientras el caos sucumbe la vida política y de las calles libias, el grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha conseguido hacer en este país su principal feudo en el norte de África.

Además, Libia, en las orillas del Mediterráneo, es una de las grandes perlitas de África, ya que cuenta con las reservas de petróleo más grandes de este continente y las novenas del mundo. Así pues, todos se juegan mucho en este país, ya que se encuentra en una posición estratégica en el Mediterráneo, al tiempo que es un potencial económico por sus reservas de crudo.

Lee el resto de la entrada »

De qué hablamos cuando hablamos de yihadismo

Un ciudadano francés pasa por delante de una pintada islamófoba en una mezquita en Sant-Etienne, en 2010/ GTRES

Un ciudadano francés pasa por delante de una pintada islamófoba en una mezquita en Sant-Etienne, en 2010/ GTRES

Es la palabra estrella en la prensa internacional: yihadismo. Nuestros líderes políticos nos alertan de que el islamismo radical está presente en Europa, y tienen razón. Cuando nos mienten es al señalar con el dedo, siempre apuntando hacia Oriente Medio y la inmigración, pero sin decir demasiado sobre lo que está pasando en Libia, Egipto o el desierto de Argelia. No hablan de sus cuentas pendientes con el mundo árabe e islámico ni de su responsabilidad en el repunte del terrorismo, simplemente porque el ser humano siempre se resiste a asumir su culpa (especialmente cuando sabe que la tiene). Existe mucha información sobre la llegada del terrorismo islámico y una falta de incidencia respecto a dónde y cómo se forman los yihadistas.

El estallido de las revueltas árabes a finales de 2010 puso en evidencia el apoyo de Occidente a las dictaduras (¡pero si eran dictadores!) de Egipto, Túnez o Libia. Cuatro años después, continúan respaldando a un golpista que se ha convertido en el presidente egipcio, dado que es un fuerte aliado contra el terrorismo yihadista. Por no hablar de Siria, con cuyo presidente han llegado a entenderse -contra todo pronóstico- para luchar contra Estado Islámico, aunque los crímenes de Al Assad contra la población civil continúan. Pero ya han dejado de ocupar portadas. Este apoyo de la vergüenza también es incondicional para el régimen disfrazado de democracia de Marruecos, radicalmente represor con los inmigrantes, los opositores y el pueblo saharaui, y que alberga una de las “fábricas de radicales” que van y vienen de Siria; y para la monarquía de Arabia Saudí, otro nido de yihadistas cuyo régimen, además, aspira a liderar la hegemonía islamista de la corriente suní en todo Oriente Medio y rivaliza por ello con Irán. Otro punto de entendimiento con Occidente.

Lee el resto de la entrada »

Estados Unidos y las consecuencias de sus operaciones selectivas

Al libi

Imagen de al-Libi

Era por la mañana, volvía en coche a su casa después de haber ido a la oración. Un vehículo corrió hacia él, le obligó a parar. De una furgoneta Mercedes con los cristales tintados bajaron tres hombres encapuchados y con pistolas, le obligaron a subir al automóvil  y Abu Anas al-Libi se evaporó.Su hijo, testigo de todo, gritó de rabia.

Esto podría ser el inicio de una novela de la mafia, de narcotráfico, pero no, así es como funcionan las operaciones secretas y selectivas de Estados Unidos en otros países. Así es como Washington detuvo al presunto líder de Al-Qaeda, al que acusa de ser el cerebro de los atentados de las Embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania en 1998 y que dejaron más de 220 muertos.

Lee el resto de la entrada »