Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Entradas etiquetadas como ‘Frontex’

Refugiados: un negocio xenófobo

Dos militares vigilan una valla cortante en la frontera entre Grecia y Macedonia / Nake Batev - EFE

Dos militares vigilan una valla cortante en la frontera entre Grecia y Macedonia / Nake Batev – EFE

Primero fue Marruecos, luego Grecia y Turquía y ahora también Macedonia. Los Estados tapón se han convertido en la barrera de contención de la inmigración que intenta establecerse en Europa. Esto es, fronteras donde el paso de los inmigrantes se topa con un “hasta aquí habéis llegado”, a pesar del frío, el hambre y la imposibilidad de dar media vuelta. Lo de siempre, al fin y al cabo, excepto por el hecho de que el grueso migratorio que llama a las puertas de Europa son refugiados con todo el derecho a recibir asilo. Y porque la represión que están recibiendo en las vallas fronterizas con gas lacrimógeno -los niños también- no permite un atisbo de piedad. Aún así, todos esos sirios, afganos, iraquíes, palestinos, eritreos y un largo etcétera de nacionalidades víctimas del horror que se agolpan en las vallas europeas saben que no es peor el remedio que la enfermedad de la guerra. O, al menos, tienen claro que no han llegado hasta donde han llegado para dar media vuelta.

¿Por qué Estados tapón?
Son denominados tapón aquellos Estados que, por su situación geográfica, sirven para retener a las personas migrantes de toda condición, una retención que puede alargarse meses o incluso varios años. “España es el laboratorio político de lo que se está haciendo en Grecia y Macedonia”, señaló la doctora en sociología Antía Pérez Caramés el pasado viernes en un acto en A Coruña. En España, explicó, el tiempo medio de tramitación de una demanda de asilo ronda los 3 años y sólo en 2014 se recibieron alrededor de 6.000. Ese año se concedieron tan sólo 384 estatutos de refugiado y más de 900 peticiones fueron desestimadas. Actualmente hay más de 10.000 demandas pendientes de tramitación. Las posibilidades burocráticas que tienen los refugiados son muy limitadas, ya que no pueden solicitar asilo en embajadas y consulados, lo que evitaría gran parte del colapso, y no disponen de programas efectivos y coordinados de reasentamiento.

Lee el resto de la entrada »

El Mediterráneo: la fosa común de la UE

Un grupo de inmigrantes llega a las costas de Italia. EFE/Archivo

Un grupo de inmigrantes llega a las costas de Italia. EFE/Archivo

Tengo la sensación de haber escrito esto antes. Y en parte lo he hecho. En Septiembre escribí ‘Viaje a la deriva’ sobre el drama de Lampedusa que ocurrió en Octubre de 2013 y que puso sobre la mesa europea 366 cadáveres. En ese momento pareció que la responsabilidad europea despertaba, que las vergüenzas no podían ser mayores. Cómo nos equivocábamos. Desde el domingo pasado cerca de 1.000 personas han muerto en este mar que sentimos tan nuestro y que inspiró canciones como la de Serrat. Estas alrededor de mil muertes en los últimos días han demostrado que la responsabilidad europea en realidad nunca despertó y que las vergüenzas podían ser mucho mayores.

“¿De verdad se cree que la solución está en hundir barcos, enviar ejércitos, levantar vallar y poner concertinas?” se preguntaba Francesc Mateu, vicepresidente de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo, en un artículo de opinión en eldiario.es. El artículo, posterior a la reunión de los ministros de Exteriores y del Interior de los 28 este lunes, advertía ya del peligro de rehuir las causas de este drama humano una vez más.

Lee el resto de la entrada »

Marruecos-España: trampa en las vallas

Un grupo de inmigrantes viajan en patera en aguas de Melilla / EFE - ARCHIVO

Un grupo de inmigrantes viaja en patera en aguas de Melilla / EFE – ARCHIVO

Últimamente, cuando hablamos de inmigración lo hacemos en medio de un ir y venir de números y hechos poco contextualizados: “300 inmigrantes intentan saltar la valla de Melilla”, “Más de 17.000 inmigrantes intentan entrar por Ceuta y Melilla este año”, “Inmigrantes apedrean a los agentes de la valla de Melilla en un nuevo asalto“. Pero hay mucho más de lo que hablar, bastante más. Hay que hablar de las devoluciones en caliente. Consisten en “agilizar” la devolución a su país de origen de los inmigrantes que intentan saltar la valla, aún cuando éstos han solicitado el derecho de asilo (recogido en la Carta Internacional de Derechos Humanos).

Ésta es una práctica habitual en la frontera de Ceuta y Melilla que separa Marruecos de España, donde el método que todos hemos podido ver han sido brutales palizas propinadas por gendarmes marroquíes… en territorio español -y ante la presencia de la Guardia Civil española-. Organizaciones e instituciones como Amnistía Internacional, el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo (TDHE) o la propia ONU han denunciado esta práctica, llegando incluso a condenar a España, en el caso del TDHE, por violar el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

A pesar de estar prohibidas por la Ley española de Extranjería, las devoluciones en caliente son una realidad del día a día y, según los planes del gobierno español, podrían llegar a estar amparadas por la ley. Ya abordamos el tema una vez aquí, con motivo del primer aniversario de la tragedia de Lampedusa, y ahora volvemos a hacerlo de la mano de PEIO AIERBE, coordinador del Centro de Estudio y Documentación sobre racismo y xenofobia Mugak.

Estamos viendo palizas y agresiones a los inmigrantes subsaharianos en la frontera, incluso en territorio español. ¿Es cosa de ahora o estamos ante una práctica habitual de las autoridades de Marruecos?

P.A. El maltrato hacia las personas que tratan de saltar la valla en Ceuta y Melilla es, por desgracia, habitual por parte de las fuerzas policiales marroquíes. El punto álgido de esta política represiva quedó simbolizada, hace ya diez años, cuando en septiembre de 2005 cinco inmigrantes murieron por disparos y un centenar resultaron heridos cuando intentaban saltar la valla. Los gobiernos español y marroquí se acusaron mutuamente de ser los autores de los disparos, pero ambos colaboraron para que no llegara a realizarse una investigación que aclarara las responsabilidades. En la actualidad, la novedad viene de la estrecha colaboración entre ambas administraciones en la represión de estas personas, lo que se ha visualizado en la entrada de gendarmes marroquíes a territorio español para llevarse a inmigrantes que habían logrado superar la valla. Esta entrada, violando lo que se reclama como soberanía española, hubiera levantado en el pasado fuertes críticas en sectores militares y conservadores. En cambio, hoy en día, todo vale contra lo que se ha construido política y mediáticamente como una amenaza.

Lee el resto de la entrada »