Entradas etiquetadas como ‘Breve encuentro’

25 años del fallecimiento de David Lean

David Lean

( ©EMI Film / HBO )

Al británico David Lean siempre se le tildó de excesivamente “académico”, y seguramente así era su cine. Pero, esta sería una de las ocasiones en que el término no debería utilizarse de forma peyorativa.

Si buscáramos que habría aportado el cine de David Lean, cuál habría sido su principal innovación para merecer formar parte del Olimpo de los cineastas imprescindibles, requeriría de un libro entero. Por alguna razón no solo era un maestro de la narración sino también un apasionado de las imágenes. Sus películas, cada una, nos ofrecen puñados de ellas, de escenas y momentos inolvidables. Sin embargo, esa “aportación” podría resumirse, aún con el riesgo de ser demasiado esquemático, en que supo combinar como nadie lo más intimista con el gran espectáculo. Las tragedias más personales y humanas con las convulsiones e infortunios de los hechos históricos. El puente sobre el río Kwai (1957) y la II Guerra Mundial, Lawrence de Arabia (1962) y la rebelión árabe contra el imperio turco otomano, Doctor Zhivago (1965) y la Revolución Rusa. Las dos últimas con abundantes escenas rodadas en escenarios españoles.

Lee el resto de la entrada »

En un plano superior: ‘Breve encuentro’ (1945) – Simplemente, enamorarse

Breve encuentro (Screenshot) 1945

Difícil, muy difícil elegir una de las imágenes de Breve encuentro (Brief Encounter, 1945). Tenía varias pensadas y a punto para empezar a desarrollar y publicar. Pero, y como no podía ser menos tratándose de una de las cumbres del cine romántico, al final me he decantado por “el momento”. Me refiero al del nacimiento amoroso o, mejor dicho, el del reconocimiento del nacimiento amoroso. Ese preciso instante en el que uno se da cuenta de que… ¡oh! ¡está irremediablemente enamorado! Las pupilas dilatándose, un brillo especial en la mirada, una poderosa sensación de alborozo y excitación apoderándose de todo tu ser, el corazón latiendo a mil.

Es una película de emociones sinceras, pero contenidas en la pantalla, en la que una de las claves es su pareja protagonista, Laura (Celia Johnson) y Alec (Trevor Howard), personas normales y corrientes que facilitaban la identificación con el espectador. Una pareja de mediana edad que han ido coincidiendo en la estación del tren. Ella una ama de casa y él médico, ambos casados y con hijos. Adúlteros que no lograrán consumar su amor, viviendo los momentos más felices de su existencia, entre el éxtasis y los remordimientos.

Puesto que está narrada ante todo desde el punto de vista de su principal personaje femenino, el director, David Lean, la eligió a ella para éste, uno de los momentos clave. Mientras Alec (Trevor Howard) le habla de su profesión, de su idealismo, de la necesidad de la medicina preventiva y de palabras como “fibrosis”, “antracosis”, “silicosis” o “neumoconiosis”, a Laura todo le parece maravilloso, incluso estos términos que ni entiende ni desea entender. Con el rostro resplandeciente de ella y después de haberle exclamado “¡Pareces un muchacho!”, cómo si el hecho de enamorarse solo perteneciera a los más jóvenes, David Lean inicia un suave travelling hacia adelante, hacia Laura, mientras empieza a sonar la música, hasta excluir totalmente del encuadre al mismo Alec, dejando a Laura sola, junto con su íntimo y profundo “descubrimiento”.

Lee el resto de la entrada »