BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Villar, la Roja y nuestra ceguera

El forofismo futbolístico extremo es una pasión descerebrada (y quizás inútil), una de las grandes enajenaciones mentales colectivas contemporáneas. Es, además, una cadena casi irrompible. “En su vida, un hombre puede cambiar de mujer, de partido político o de religión, pero no puede cambiar de equipo de fútbol”, escribió Eduardo Galeano. ¡Y tanto!

El forofismo balompédico puede llegar a ser una enajenación mental incluso permanente, no pasajera, de modo que toda aquella realidad contrastable y contrastada que disloque nuestra pasión será tomada como un acto de agresión inadmisible. El forofismo, en fin, obnubila la visión, oscurece el entendimiento y mengua en demasía el raciocinio y el espíritu crítico, hasta el punto de llevarnos a estados emocionales tan extremos que reducen hasta la nada o la casi nada nuestros estados racionales. Yo, que soy del Valencia CF desde niño -no me digáis por qué, uno de Burgos, ¿será el atavismo del Cid, leyenda de las dos ciudades?-, repaso nuestra trayectoria -ejem, la trayectoria del club- en los últimos años y en vez de llegar a la conclusión de que demasiado poco nos ha pasado dadas las manos de propiedad y de gestión en que hemos caído, me enajeno y echo la culpa a los árbitros, a los postes, a los rivales, al centralismo, al pavés y al sursum corda.

Al igual que la enajenación mental del forofismo nos impide ver las golferías de los clubes de nuestros amores o las de sus estrellas ladronas fiscales (“detrás de esto están el Barça y el separatismo”, dice mucho merengue si el sorprendido sisando es del Madrid; “detrás de esto están el Madrid, Florentino y el centralismo”, dice mucho culé si la estrella ladrona es del Barça), los éxitos de los últimos años de la Roja nos volvieron ciegos a casi todos. Los títulos y el buen juego de la selección española de fútbol, y el correspondiente orgullo de camiseta que nos ha atacado a tantos, nos impedía ver, o nos hacía mirar hacia otro lado, las actividades irregulares -por ser blandos- del máximo dirigente de nuestro fútbol, Ángel María Villar, presidente de la Federación desde muy atrás del siglo pasado y exjugador medio centro rompedor en su época de futbolista.

Rompía la Roja maleficios eternos y jugaba divinamente y encadenaba grandes títulos… y se nos rompían a los aficionados las entendederas y ni nos preguntábamos qué hacía la Federación llevando a nuestros héroes a docenas de bolos remotos donde no había ninguna gloria deportiva que ganar. Vibrábamos los futboleros con nuestras pasiones y vibraban Villar y compañía con sus comisiones.

Un auto de 44 folios del juez Santiago Pedraz los manda ahora a prisión sin dudarlo ni un poco y sin fianza. ¿Será la intensa semana futbolística de detenciones, interrogatorios y cárcel el reactivo por el que, sin dejar de disfrutar del espectáculo del fútbol, empecemos a mirar con unos ojos más críticos todo lo que pasa alrededor y detrás del escenario, aunque este sea el de nuestros colores?

14 comentarios

  1. Dice ser el espíritu crítico positivo debe ser virtud

    De peque fui del Zaragoza, luego del Elche, después del Madrid, del Barcelona, pero siempre maneniéndom efuera del empaparme demasiado en los colores.
    Debería investigarse el cerebro para descubrir el mecanismo qu ehace que una persona se cierre tanto a favor de algo. El espíritu crítico se ve mermado, la injusticia aparece, el prejuicio, el sentirse superior o mejor que el resto. El fútbol es una má sde las circunstancias en las que aparece este modo de pensamiento. La política es igual. Las dictaduras, lo mismo. Se niega la realidad, se montan en burros necios y no hay quien los baje. Ha habido gente que ha muerto de infartos por un equipo, otros han violentado al contrario, golpes y batallas que trascienden de lo meramente deportivo. La idea de grupo cerrado, elegido, el sentido de supervivencia pero a lo bestia, unido al deseo de tener la única verdad posible, despreciando el resto, negando sin apenas darse un segundo a razonar la scosas. La visceralidad, las respuestas mecánicas…
    El espíritu crítico, la capacidad de ejercerlo, es un lujo que debería potenciarse más en las escuelas. El saber poner cada cosa en su lugar, sin rebosar vasos de ira o elitismos. Ya va siendo menos la brutalidad y los aficionados de equipos contrarios se saludan e incluso disfrutan antes, durante y después del partido, sea cual sea el resultado. Eso es deportividad y avance del espíritu positivo. Está bien tener un poco de apego hacia tu colectivo, pero desde elmomento en que se pasan ciertas barreras se debería replantear el sentido de nuestro grupo y pensar un poco en la posibilidad de que los demá stambién pueden tener razón y verdad.
    Todos los fanatismos son negativos para con el espíritu libre. Es una cadena al pensamiento, al sistema cognitivo, emocional, interior total. YA va siendo menor al influencia entre persona scivilizadas. El conocimiento del otro, la apertura y visión de mundos diferentes, el replanteamiento de tradiciones, de modos de pensar, ante realidades diferentes puede ayudar a ello. También pasa con lo de países, banderas, religiones, autonomías, etc, etc.
    Luego están los que se parapetan de vacile o para sacar algún provecho, que vale, está bien, siempre que no se pasen. Los socios, el dinero… Pero no es difícil buscar un equilibrio sano si se pone un poco de esfuerzo en ver más allá de nuestro modo de ver las cosas.
    Que gane el mejor, o la mejor, que ya hay fútbol femenino y juegan de 10, y sea como sea, gane quien gane, que sepa ganar y el que no gane, pues que sepa perder también, que el mundo no se acaba y hay tiempo de vencer alguna vez.

    23 julio 2017 | 11:13

  2. Dice ser Manuel Barberá Ferrando

    Por fin y con inmensa alegría puedo leer algo con referencia al deporte rey (fútbol), lo que nunca había leído, unas observaciones con total coherencia, respeto, ciertas y totalmente ciertas.
    Veremos quien las sigue, que buena falta nos está haciendo.

    23 julio 2017 | 12:24

  3. Dice ser Carlos

    No solo en el fútbol, ahí tenemos la política, que da igual a que partido votes, todos roban. Si no es uno, es el otro. Es la propia naturaleza humana.

    23 julio 2017 | 12:59

  4. Dice ser AFerrero

    Hace tiempo que llevo diciendo, que los árboles no nos dejan ver el bosque, y es por eso, que con el futbol tampoco vemos la corrupción que dentro de el se mueve. Todos sabemos que hay amaños, ventas y dinero negro que se escapa del fisco, un fisco que a nosotros nos cuesta dinero.- Y al gobierno. Pero el gobierno habiendo futbol que entretenga a las masas deja que corra el balón, (la ciudadanía tiene menos tiempo para pensar en los problemas de España) la prensa lleva dando noticias de corrupción desde hace mucho tiempo, (pero nunca con grandes titulares) no es interesante señalar a un deporte que ocupa tanto espacio en los periódicos, (y menos los deportivos) tuvimos que esperar a que desde fuera se hiciera ruido, e hicieran saltar la liebre.
    Pero ¡Ojo! Noticias si, pero a grandes rasgos.

    telocuentaferrero.blogspot.com.es

    23 julio 2017 | 15:08

  5. Dice ser hey!!

    Venga ya!!!!! como podéis decir que esto os ha pillado de sorpresa, si estáis cegados es porque tenéis los ojos cerrados u o los tapáis con las manos, lo de Villar lo sabe todo el mundo, es un secreto a voces, que me diga un periodista eso, es mejor que deje su profesión, porque no se lo cree nadie.

    Cuando pillen a a los Gil, de los que no habrais ni de su sentencia de apropiación indebida en ningún medio de comunicación,
    Cuando se vea todo el trapi de arbitros malisimos que año a año siguen en primera, el motivo ya te digo yo, una mordida a su sueldo del 10%, si solo hay que hablar con arbitros en activo o no, para que te cuenten todo.
    Si algun dia se destapa todo sobre Gil y cerezo o sobre Florentino y el señor Sanz y un largo esctera, de verdad volveras a decir que estabamos ciegos?

    pero vamos viendo casos como el de su compañero De La Morena y muchos mas, aceptando viajes para ver a la seleccion de las electricas, uno se da cuenta porque los periodistas estan CON LOS OJOS TAPADOS.

    Como vuelvo a decir, esto son secretos a voces, que la gente los sabe, pero da la casualidad de que los periodistas no, como los 3% de las obras, los enchufismos politicos y demas mierdas.

    Ni que los ciudadanos no nos enterasemos de na.

    23 julio 2017 | 17:27

  6. Dice ser FlinFlanFlun

    Estaras ciego tu, que seras uno de los 40 periodistas invitados por iberdrola y la federacion a ver el mundial de brasil para tenerlas la boca callada.

    23 julio 2017 | 17:32

  7. Dice ser Flinflanflun

    Lo mismo no lo eres (de los peridistas que disfrutaron el mundial gratuitamente, a saber porque), pero por tu forma de hablar o de no saber ciertas cosas, lo pareces.

    23 julio 2017 | 17:39

  8. Dice ser Sociólogo Astral

    ¿Para cuando empieza la caza contra los altos cargos ladrones de las compañias eléctricas que todos intuimos que hay a puntapala?

    23 julio 2017 | 22:09

  9. Dice ser Enchufado

    Vaya artículo malo, en Españistán pocos ciegos quedan ya, todos sabemos que los de arriba roban pero los que deben cortar ésto no lo han hecho.

    Quién no sabía lo del engaño de los cursos en Andalucía o la cantidad de enchufados inútiles que hay por ser primos, hermanos, cuñados, lo del fútbol es otra cosa más que echar al carro y así va España, unos pocos trabajando y muchos robando, si estuviéramos dirigidos por gente competente y no por ladrones se viviría de lujo en este país.

    Lo peor de todo ésto es que ya asumimos como normal tanto robo y tanto enchufismo, es lo que hay y ha joderse toca.

    23 julio 2017 | 23:24

  10. Dice ser ._:_:_.

    A mi el fútbol me resulta indiferente, pero la manipulación no.

    Dice Arsenio que: El forofismo futbolístico extremo es una pasión descerebrada (y quizás inútil), una de las grandes enajenaciones mentales colectivas contemporáneas.

    Es igual que el forofismo político, Arsenio, ese que tu practicas y has practicado sin hacerte ni una sola pregunta sincera.

    24 julio 2017 | 02:10

  11. Dice ser ya claro

    La prensa, esa gran juez, que calla y que luego dice, bueno tendríamos que haberlo hecho antes. Hay muchos ejemplos, que después si al ataque, a por ellos. Pero antes, nadie. tenemos muchos casos, muchísimos empezando por el super tabú de la monarquía. Ahora que todos sabíamos de….pero por ejemplo, el palco famoso, nadie dice nada.

    24 julio 2017 | 09:50

  12. Dice ser Otros non y otros por lo menos lo intentan.

    Gracias a tu hijo sabemos lo de las escuchas del ministerio del interior, o de el ataque a la jueza Rosell, por poner un ejemplo. Pero es un periodismo valiente. Tu no te “arriesgas” tanto y menos contra el Palco.

    24 julio 2017 | 11:08

  13. Dice ser Pelaez

    En can barça estan cagados de miedo. El bertomeu y piscineymar en el banquillo y como la GC encuentre los recibos de los 19 penaltitos, de las expulsiones, del atraco al PSG, del robo a mano armada al eibar……… se van a tercera como en el monopoli, DIRECTAMENTE Y SIN PASAR POR LA CASILLA DE SALIDA.

    24 julio 2017 | 11:21

  14. Dice ser Alien

    Ya se ha dicho miles de veces que política, religión y futbol son temas que no se deben tratar en ningún almuerzo de domingo bien servido porque se corre el riesgo inminente de que la convivencia familiar, construida a punta de amor, abrazos y besos tras varias generaciones, no logre sostener la fraternidad ni la estirpe ni la cordura ni el amor parido ni la no-violencia más allá de las ensaladas.
    La visión borrosamente periférica conque los forofos ven el fútbol (y los cobros referiles) es una muestra más del trasfondo de la psiquis humana flotando en los pantanos de una inteligencia emocional en los desbordes. Una dolorosa realidad que nos sirve para entender con toda claridad los 7 millones de años (desde Lucy en adelante) que llevamos sobre la faz de la Tierra sin poder ponernos de acuerdo en no matarnos y/o conquistarnos los unos a otros.
    Yo, amo el fútbol. Pero confieso que le tengo tirria a Cristiano Ronaldo (aunque, no tengo muy claro cuáles son mis razones. Sólo sé que son muchas)

    24 julio 2017 | 13:46

Los comentarios están cerrados.