BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Algunos obispos creen que el tiempo no ha transcurrido

Por Ángel Villegas

Conferencia Episcopal Española

Conferencia Episcopal Española (EUROPA PRESS).

No voy a dar nombres; no quiero señalar directamente a nadie. Además, ellos y sus reiteradas manifestaciones son por todos conocidas. Algunos obispos de la Iglesia católica parecen empeñados en creer que el tiempo no ha transcurrido, que el mundo y las gentes no han evolucionado, que estamos aún en los tiempos del nacional-catolicismo. Y fieles a su pensamiento retrógrado insisten en anatematizar a las personas por su opción sexual.
Yo les rogaría que miraran más la propia palabra de Cristo (que ellos dicen seguir), que no condenó a la Magdalena, que predicaba, ante todo, la misericordia y el perdón y que solo se enojó, emprendiéndola a latigazos, con los mercaderes del Templo.
Sin embargo, a esos mismos obispos no les he oído una palabra acerca de esa tercera parte de la población española que tan mal lo está pasando y que se acerca al umbral de la pobreza.
En todo caso, miren hacia el papa Francisco, que parece estar muy lejos de sus posturas maximalistas.

7 comentarios

  1. Dice ser yavembar

    El Papa Francisco condenó la ideología de género y el rollo de la sopciones sexuales en su reciente visita a Polonia.
    Lo que hacen estos obispos es predicar la verdadera doctrina católica y constatar la realidad biológica del ser humano. En resumen, seguir a Cristo, predicando la Verdad a tiempo y a destiempo y no adaptándola a las modas de cada momento.

    Le recomendaría que, si sólo conoce el Evangelio de oídas y desconoce por completo toda la doctrina católica, evite dar consejos a aquéllas personas que sí lo conocen y lo ponen en práctica en su vida cada día. La misericordia no es permisivismo, es compadecerse del otro y buscar su bien. Eso es lo que han hecho estos obispos, predicando la Verdad en vez de ocultándola para evitar herir sensibilidades.

    11 Agosto 2016 | 9:54

  2. Dice ser El_Soberano

    Estar en contra de la doctrina de género no es malo. Al contrario, es normal, e igualitario. No puede ser que pasemos del machismo al hembrismo de golpe, y que a todo quisqui le parezca bien. Eso es intolerable.

    Por otra parte, la iglesia es un club: si sus reglas no admiten comportamientos de un tipo determinado, pues no puedes entrar. Es como llevar deportivas a la piscina, no se puede.
    ¿Que eso ofende a alguien? Pues se siente, hay libertad de expresión y si no les gusta tu color de pelo verde, o que te acuestes con nosequién, son perfectamente libres de decirlo en voz alta SIEMPRE Y CUANDO no inciten al odio.

    Yo veo a diario noticias sobre lapidaciones y violaciones en países islámicos, y a nadie parece preocuparle que los mismos habitantes de esos países vengan en manada. Lo que de verdad preocupa es que un montón de vejetes, nacidos hace 70 años y educados de otra manera, piensen lo que ellos consideran normal.

    Querido autor del artículo, hasta que no pasen otros 70 años y haya una nueva generación completa de curas, no esperes que la idea sobre la homosexualidad cambie en la iglesia. ¿Tú podrías convencer a tu abuelo de decir “rojo” en vez de “colorado”?

    Pues lo mismo. Si para ellos es así, no vas a venir tú a cambiarles sus esquemas en la vejez.

    11 Agosto 2016 | 10:45

  3. Dice ser jj

    Mejor. Antes se hundirán….un lastre menos para el desarrollo del ser humano.
    Si alguien piensa que en 50 años ( echad un ojo a la juventud actual) a un 10% de la población le va a importar un pimiento lo que digan estos o los van a tener como referente moral tiene un grave problema de perdida de la realidad.
    El cristianismo entendido como una estructura jerárquica en la que necesitas intermediarios para alcanzar a Dios es un animal en extinción, un diplodocus al que le queda el tiempo de llegar al cementerio.La fé en Dios continuará pero será una relación propia e individual basada en la ética personal no en una moral redactada.

    11 Agosto 2016 | 11:05

  4. Dice ser joseluis123123

    que mania tienen los rojos de exigir que los obispos y que la iglesia cambien su doctrina y acepten la homosexualidad y la transexualidad y el mariconeo .

    ¿ que pensarian si yo exigiera a los izquierdistas y comunistas que cambien su ideologia de subir impuestos y de incrementar el gasto publico, etc, etc ?

    11 Agosto 2016 | 17:04

  5. Dice ser alonso

    A ver Angel, no soy del club de los obispos, pero antes de decirles como tienen que poner en práctica sus ideas te recomiendo que te documentes un poco, te llevará un tiempo.
    Prueba y nos cuentas.

    11 Agosto 2016 | 19:17

  6. Dice ser Padre JIMÉNEZ GÜETO

    LA RELIGIÓN ES INMOVILISMO
    .
    …¡Esa manía, amigo Villegas, de criticar a la Iglesia y a los curas! Seguramente a éstos les dará morbo la atención que consiguen en los medios y por eso siguen manifestándose así. Dejemos, pues, de hablar de ellos. Claro que eso dependerá de si usted es o no religioso. Yo, como no lo soy, ni católico ni seguidor de ninguna otra religión, voy a hablar con objetividad.
    .
    …La función de la conferencia episcopal, los curas, el Papa o el obispo de Cantarranas, si usted quiere, da igual, es la de mantener, educar y transmitir sin evolución el mensaje de su Cristo. Ocurre igual en todas las religiones del mundo: bahaísmo, budismo (majaiana, Theravada, Vashraiana), confucionismo, cristianismo, iglesia copta, iglesia ortodoxa, mormonismo, anglicanismo, protestantismo, iglesias adventistas, testigos de Jehová, animismo… Ocurre igual porque la base del fanatismo, de la creencia irracional en un ser superior, se encuentra en el inmovilismo de unas ideas escritas por fe revelada. O las crees o no las crees. Ahí no hay tu tía. A qué evolucionar. Evolución es pensamiento, avance, superación, progreso.
    .
    …Y el progreso es contrario a la religión, a la fe ciega, a la creencia en un creador-Dios-mágico. Los curas no pueden evolucionar, no quieren, ¿cómo van a admitir el aborto o los homosexuales o a los comunistas? ¿Pero acaso los testigos de Jehová, chamanistas, totemistas, islámicos, taoístas, etc., están en mejor situación? Los guías espirituales de estas religiones tampoco permiten los cambios. Algunos incluso prohíben las transfusiones de sangre; otros matan a los gays, lapidan a las adúlteras o les cortan el clítoris a las esposas para que no gocen en el matrimonio, y sólo cumplan con la procreación. Eso es la religión.
    .
    …Y eso explica que uno de los máximos exponentes mundiales de la investigación científica, el gran Stephen Hawking, físico, teórico, astrófísico, cosmólogo y divulgador científico británico, se declare abiertamente ateo. En su última visita a España, al Festival Starmus de Tenerife, donde, por cierto, probó las papas con mojo picón y le gustaron mucho, declaró que ‘’no hay ningún Dios en el Universo’’. También dijo que ‘’el universo está gobernado por las leyes de la ciencia’’ y que el concepto de “Cielo” es un mito, ‘’una historia creada para las personas que tienen miedo a la oscuridad”. Tampoco cree en la vida después de la muerte.
    .
    …Como usted comprenderá, la Conferencia episcopal, el obispo de Torredoncipote o el Imán de Fuengirola no van a alabar a este científico en la homilía de los domingos. Nosotros tenemos que aspirar a ser como Stephen Hawking y no a besarle la toga a un cura de misa y olla.
    .
    …Por otro lado y, afortunadamente, las opiniones de los curas no tienen ya poder vinculante en esta sociedad, pese a la COPE. Los obispos no forman parte de los ayuntamientos, diputaciones o magistraturas. Ni son diputados ni senadores. Ni siquiera mayordomos reales del actual rey. Sus manifestaciones no afectan a la vida diaria de los españoles: no promulgan leyes, ni renuevan el Código Penal, ni dictan sentencias, ni ponen multas de tráfico en la Nacional-IV, a su paso por Despeñaperros. No son nada. No significan nada para los ciudadanos de este país. Salvo, quizá, para los católicos. Para esos sí.
    .
    …Sólo para los seguidores de Cristo, los cristianos católicos practicantes, beatos de buena fe, cereros de misa diaria, sacristanes solterones, viejecitas de velilla, etc., tienen relevancia las palabras de la Conferencia episcopal, obispos, presbíteros, diáconos, prelados, vicarios, canónigos, arquimandritas, etc. Para ellos sí que puede ser un drama la homosexualidad, la lujuria, la gula, la familia monoparental, la masturbación o el desear a la mujer del prójimo. Para el resto de los mortales no. Afortunadamente. Podemos pecar con la conciencia muy tranquila. Por eso le preguntaba a usted antes si era o no religioso. Religioso y gay, por ejemplo.

    12 Agosto 2016 | 0:16

  7. Dice ser Alfonso

    Para poder criticar a un obispo hay que empezar por ser católico, porque si no no le toca ni de refilón.

    Me parece que es usted el que se cree que el tiempo ha transcurrido y ahora es ya Papa, o Papisa, con toda la autoridad para sacar tijeretazos a la doctrina e imponer los que a usted le guste. Claro que para eso tendría que empezar por cambiar el nombre de la Iglesia de católica a villegana o como le dé la gana y pasarse las renuncias y los votos religiosos por el anatema, que parece que le va a usted mucho eso de anatemizar, pues en su hipocresía lo ha demostrado en su carta hacia dos obispos, y en cambio le sale un sarpullido cuando dos personas con autoridad dentro de su iglesia para hacerlo digan unas palabras razonables señalando el camino de su doctrina. Si usted no es católico, pase de ellos y punto.

    Por cierto no sabía yo que la Magdalena era lesbiana, porque si no, no viene a cuento mentarla, ya que su berrinche proviene de dos valientes obispos que han defendido su doctrina en voz alta, o sea, por lo de siempre, que los no católicos tienen que decir a los católicos lo que tienen que hacer. No miente a Cristo ni a la Magdalena, porque parece que ni ha consultado el Google, y aquí la opción sexual de esta señora parece que es de la que no le gusta a usted.

    ¿Le importaría a usted si lo que han dicho estos valientes obispos lo hubiera dicho el Dalai Lama? Apuesto a que lo hubiera aplaudido con las orejas. ¿Y si lo hubiese dicho el cabeza de la Iglesia de Noruega (que es el propio rey Harald)? Seguro que ni fú ni fa. Entonces, ¿por qué da usted la vara con lo que han dicho dos personas que pertenecen a una religión que presupongo que ni sigue ni le interesa salvo para criticar cuando dicen algo que no le gusta?

    Anatemice, anatemice usted lo que quiera, pero deje en paz a una iglesia en la que presupongo no cree o al menos no parece creer. “Yo jamás me haría miembro de un club que me admitiese a mi mismo”. Hágase su propio club, pues. La Iglesia no va a cambiar porque a usted se le ponga un ojo tuerto cada vez que un obispo abre la boca, de hecho ha sobrevivido 2.000 años a “enemigos” mucho peores que usted.

    Así que, estimado líder de la iglesia villegana, métase en sus asuntos, por no decirle algo menos elegante.

    17 Agosto 2016 | 1:27

Los comentarios están cerrados.