BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Crítica: ‘Exodus: Dioses y reyes’, el espectáculo por encima de todo

En una superproducción de las características de Exodus: Dioses y reyes, épica y bíblica, lo que menos suele importar es el guión (lo que tampoco considere que sea un punto a su favor), lo que se valora es su sentido del espectáculo visual, los decorados y las recreaciones del pasado con ingentes cantidades de extras. Y tener en cuenta que más que una nueva versión del clásico Los Diez Mandamientos, de Cecil B. DeMille (por cierto, una de las películas más taquilleras de toda la historia del cine), se trata de una película de Ridley Scott.

El relato de Moisés, el profeta y guía espiritual que llevó a su esclavizado pueblo hebreo hacia la Tierra Prometida, liberándole del yugo egipcio que sólo lo consideraba materia prima para construir sus monumentos funerarios, cinematográficamente está vinculada a esa superproducción de 1956 que protagonizó Charlton Heston. En ella, Cecil B. DeMille no escatimó metraje, más de 3 horas y media, para ofrecer al público la historia más grande jamás contada. Varias generaciones posteriores la recordarían como una de las superproducciones modélicas en su género. Algo que muy probablemente no ocurrirá con Exodus (aunque a Ridley siempre le quedará el consuelo de que Gladiator sí que ha quedado como emblemática del péplum hecho a lo grande).

Exodus Dioses y ReyesReconozco que es una valoración muy personal, pero sus 50 primeros minutos me hicieron pensar que me hallaba ante una superproducción que podía alcanzar cotas notables. La parte con el general Moisés (Christian Bale) y su (casi) hermano el príncipe Ramsés (Joel Edgerton) aún bajo el mando del faraón Seti (John Turturro) presenta a los personajes como humanos, con defectos y virtudes; y la batalla que le sigue, la de Qatesh contra el posible intento de invasión de los hititas, impresionante pese a su abuso de los efectos digitales. Muy buen uso de los exteriores, rodados en su mayor parte en parajes de Almería y Fuerteventura y que lucen perfectos para la recreación de ese Antiguo Egipto; junto con la música de Alberto Iglesias, sin desentonar y sin imponerse por encima de sus imágenes.

Pero lo que prosigue a partir del destierro de Moisés no está a la altura. Sí en cambio, falta por venir lo mejor de la función, lo más espectacular. Y esto es la visualización de las Diez Plagas que azotaron Egipto: físicas y palpables (pese a los cocodrilos, exageradísimos en su tamaño); o la esperadísima secuencia del paso por el Mar Rojo con Moisés liderando a los 600.00 hebreos perseguidos por los carros de combate y soldados de Ramsés. Es el plato fuerte, el que los espectadores más esperan, y es apabullante, también más realista que en el filme de DeMille. Esto sucede a las dos horas y pico, por  lo que después es de agradecer que despache rápidamente lo que prosiguió, como el episodio del Becerro de Oro, o que la elaboración de las tablas con los Diez Mandamientos siga un cauce distinto más íntimo. Sin más lecturas políticas o étnicas, Exodus pretende alejarse de su vertiente más religiosa para centrarse en posibles lecturas universales, la de la eterna lucha de la libertad de los pueblos contra sus opresores y, al fin y al cabo, cine de evasión que es lo que es.

Exodus Dioses y Reyes 2014Pero por el camino, el guión no sólo se va perdiendo hasta casi desaparecer. No se entiende (o no entendí) el porqué Moisés es el elegido o es especial; podría haber sido cualquier otro (el anciano Nun, que interpreta Ben Kingsley, sin ir más lejos). La sensación es que a Dios (cuya manifestación humana en la película obviaré para no desvelar nada más), una divinidad airada, vengativa y despiadada propia del Antiguo Testamento, le hubiera bastado cualquier otro con una pizca de carisma o sangre en las venas para su objetivo. Y las siete plagas (diez contando las que sufrieron conjuntamente amos y esclavos), unido a esa indefinición de personajes, provocan que uno llegue a sentir bastante más compasión por las calamidades y desgracias de los egipcios (muchos de ellos amigos y admiradores de Moisés) que por la de los hebreos.

Luego están los innumerables secundarios, sin identidad, apareciendo y desapareciendo por allí. ¡Qué desaprovechados están Sigourney Weaver (Tuya), Ben Kingsley (Nun), Golshifteh Farahani (Nefertari, o Nefretiri en inglés), Aaron Paul (Josué) o Andrew Tarbet (Aarón, hermano mayor de Moisés y una de las figuras clave de esta historia Bíblica, que no de la película), entre tantos otros! María Valverde hace lo que puede con sus escenas como Séfora, la esposa de Moisés. El Ramsés (menos capacitado para gobernar, más cobarde, menos fuerte que Moisés) que interpreta el australiano Joel Edgerton acaba siendo un villano de una sola pieza, sin más, desdibujado a pesar del amor que demuestra por su hijo o por las dudas que le asaltan sobre la culpabilidad y destierro de su “hermano”. Habrá que esperar al Director’s Cut del Blu-ray y DVD para comprobar si tienen algo más de jugo, aunque me temo que este desaguisado con los secundarios y el guión no lo arregla ni Dios.

 

Puntuación:

Icono 5

 

 

 

 

( Imágenes: Hispano Foxfilm )

 

14 comentarios

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    No creo que las actuaciones entre otros de Yul brinner en el papel de Ramses y la de Charlton Heston en la de Moisés sean superadas por estos actores modernos.

    Clica sobre mi nombre

    10 diciembre 2014 | 19:00

  2. Dice ser ISa

    No me ha gustado nada la película, decepcionante.

    10 diciembre 2014 | 20:55

  3. Dice ser Lolailós lalalás

    Las películas del sr. Scott son puro espectáculo visual: la caracterización, los escenarios… todo está detallado al milímetro.

    Tal vez en exceso, y eso hace que el guión pueda perder importancia.

    A grandes rasgos, la película está bien: huye de dilemas religiosos y se centra en la lucha de un pueblo por su libertad (mención especial para ese Dios vengativo, muy poco común en las películas).

    P.D.:¿Por qué Moisés? Por que es aquél que, habiendo nacido hijo de esclavos, fue criado como príncipe; es aquél que dicta la profecía que vendrá a liberar a los subyugados.

    11 diciembre 2014 | 08:46

  4. Dice ser Fede

    Buenas,

    Sinceramente me esperaba más…la pelicula es muy “Hollywoodiense”, se centra mucho en los efectos especiales y en las imagenes impactantes, pero el guión es poca cosa, poco texto y en muchas escenas incluso creo que refleja muy poco las formas de esos tiempos…
    También es verdad que la Imagen de Moises es rara, en el sentido de que, como se indica en el articuolo, podia ser el o otro personaje, no parece que su impacto en la gente tenga relevancia…y en el momento en que los “prepara” para luchar, te esperas que luego vaya a haber una epica batalla, y no pasa ( como tiene que ser) pero entonces para que esa preparación?

    11 diciembre 2014 | 09:09

  5. Dice ser cristian

    No es una película biblica, simplemente toma una historia biblica, y la deforma, no es biblica.
    Lo que la hace un simple cuento con Excelentes efectos. Tiene un sin sabor terrible. No significa que a la gente no le vaya a gustar, hoy se ignora bastante la historia real. Pero tampoco significa el hecho de que a muchos les guste,de que sea una buena pelicula, mas allá del los billetes que deje.

    11 diciembre 2014 | 18:03

  6. Uno de los aciertos de la película es la plasmación de las sucesivas plagas. Trato en El blog de piel acerca del caso concreto de la sexta plaga.

    12 diciembre 2014 | 00:52

  7. Dice ser Bernard

    Creo que la película, es buena en el sentido de tratar de por lo menos de contar lo que fue verdadera historia, con el uso de efectos se trata de comprender el poder y magnificencia de un Dios todopoderoso y el cumplimiento de una promesa.
    Al comentario de un Dios sin una pizca carisma, se debe tomar en cuenta que Dios siempre advierte y es el hombre quien decide.
    En la película hay cosas que son los ingredientes propios, aunque como se dije abecés se le va la mano como en el caso del cocodrilillo y la preparación de la batalla que seguramente pudo ocurrir como en cualquier grupo social que se encuentra en peligro.

    12 diciembre 2014 | 13:46

  8. Dice ser Soraya

    Totalmente de acuerdo en todo, no puedo añadir más, has expresado perfectamente todo lo que pienso sobre ella.

    12 diciembre 2014 | 16:47

  9. Dice ser Xellos4209

    Desde el momento en que vi en el poster que Moisés tenía una espada en la mano, ya de por si no me cuadro para nada.

    Al hacer una historia tan diferente no solamente van contra personas religiosas, si no también con otras, entre ellos fanáticos del cine que están acostumbrados a ver a Moisés de cierta manera y esa manera no es precisamente como un soldado.

    Por ende al hacer algo tan arriesgado como esto, debieron haber pensado mas en el guion no solo en los efectos visuales de otra forma no creo que esta película recaude mucha taquilla mas alla del estreno, pero habrá que esperar para ver.

    12 diciembre 2014 | 19:36

  10. Dice ser Jimena

    Como película de acción está bien. Pero no tiene nada que ver con lo que nos dice la Biblia. Moisés es un guerrero, no un hombre de Dios; más bien se parece a Espartaco o a Alejandro Magno. Aparte de que no le llega a la suela del zapato a Charlton Heston, ni el faraón a Yul Brinnner.Es una versión particular e interesada del director, que es ateo. Ha cambiado todo y no tiene interés alguno al no ceñirse a la realidad
    Hacen falta ganas para meterse a hacer otra versión de la película de Cecil B. de Mille que fué grandiosa sin necsidad de la informática..

    13 diciembre 2014 | 18:20

  11. Dice ser orion

    lamentable interpretación de un tema bíblico, ademas de una actuación pésima por parte de los actores, tratar de mostrar realidades incomprensibles para el hombre, como si fueren realidad es pensar que el resto de la humanidad es estúpida, si la linea fuera totalmente bíblica el film estaría todo fuera de contexto, si lo que quieren ver es otro punto de vista de los acontecimientos contados en el libro de éxodo de la biblia entonces pudieron ser un poco mas realistas sin caer en la aparición de un dios niño malcriado y vengativo, y por ultimo si lo que se quería es narrar una historia con sangre batallas y demás les hubiese quedado mejor una película basada en una historia inventada de total ciencia ficción y allí se hubieran botado con los efectos y demás, bueno no soy experto pero creo que perdí ademas de mi dinero todo el tiempo que le dedique viéndola, nunca me impacto que lastima………….

    14 diciembre 2014 | 04:33

  12. Dice ser Elisabeth

    Estoy bastante de acuerdo en general con la crítica. Habia oido que no era buena, pero he de reconocer que hasta que Moisés es desterrado, conservé una mínima esperanza, a pesar de las diferencias bíblicas. Pero todo lo que viene luego es tan insípido e inconsecuente que los efectos visuales son eclipsados por un Christian Bale terriblemente desaprovechado en un guía que no inspira, que más bien pasa por un esquizofrénico al que le da por revolucionar a un pueblo. ¿A cuento de qué enseñar “terrorismo” a un puñado de israelitas patéticos..? ¿De verdad ésa es la visión de R. Scott sobre un Dios resuelto a liberar a su pueblo y humillar a un Faraón? No me extraña que entonces sea ateo.
    La verdad es que sólo puedo pensar “qué pena de película”, con lo que podía haber sido.

    15 diciembre 2014 | 14:36

  13. Dice ser Roxana

    Yo fui a verla y me gusto porq la vi desde el punto de vista q
    Explico el director y el propio actor, q quiso darle un giro
    Diferente a la historia mostrar las plagas como hechos
    Naturales mas q plagas mandadas por dios y en respecto
    A moises quiso mostrar un moises esquizofrenico q escuchaba voces
    Y producto de eso arrastro a un pueblo con el.
    Claro el quiso dar otro punto de vista a la historia
    Porq al hecho de el ser ateo no cree q todo lo descrito
    Tenga un trasfondo divino.
    Haci q cuando yo fui a verla ya sabia q no veria una copia
    De EXODOS de la biblia, solo fui a ver una produccion. Donde
    Tomaron una historia cristiana y la quisieron hacer rentable
    Por lo menos a mi me gusto, me entretube y eso es lo
    Q me gusta de ir al cine.

    30 diciembre 2014 | 05:34

  14. Dice ser Danny

    De acuerdo con la crítica presentada en el blog, se le agradece al director la reconstrucción de los paisajes del antiguo Egipto, seguramente contaron con el asesoramiento de egiptólogos para ello, pero no para el guión, Ramses no parecía tener el comportamiento de un rey egipcio sino de un lobo de Wall Street, el comportamiento de muchos personajes era demasiado moderno. Me llamó poderosamente la atención que el “Dios” de esta versión fuese un niño, y no un niño tierno sino bastante malvado. Me pregunto si esta relacionado con esa tendencia de Hollywood actual de presentar a niños demoníacos o asesinos en muchas películas como “siniestro”, “Actividad paranormal” y más; en USA, recientemente, han ocurrido varios casos de asesinatos por parte de menores de edad, que pudieran vincularse con este tipo de películas.
    En lo personal creo que es una película “cotufera” que no te lleva más allá de pasar un buen rato en la sala, que no va a sacudir tu fe (a menos que te de mucho dolor ver a Dios como un niño asesino y malvado), del resto saldrás de la sala igual como entraste. El 3D funciona muy bien en las plagas y en la escena del mar, del resto casi no se nota. Recomienda verla para pasar el rato.

    19 enero 2015 | 03:56

Los comentarios están cerrados.