BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Sitges 2014: La cara más divertida del terror, ‘The Voices’ y ‘Dead Snow 2’

Annabelle SitgesMientras lo terrorífico, en sus distintas vertientes, onírica, fantástica o cotidiana, prosigue sacudiendo las plateas de Sitges, afuera en la realidad de la que no podemos escapar lo que de verdad inquieta son las preocupantes noticias sobre el ébola que nos van llegando.

En fin. Pasado el ecuador del festival, nos llega la buena noticia de que la australiana The Babadook ha conseguido distribución en España (la ha comprado eOne Films) y seguramente se estrenará en enero. Peores son para producciones catalanas como La distancia de Sergio Caballero, que algunos califican ya como seguramente “la película más aburrida del festival” (¡ojo! tampoco significa que sea mala), o L’altra frontera, dirigida por André Cruz Shiraiwa y protagonizada por Ariadna Gil, sobre el drama de las trágicas consecuencias que las guerras provocan entre los más inocentes y desvalidos, también a los reality shows y a las audiencias.

Si en el primer post les comentaba que la prensa acreditada para lograr según que tickets, sobre todo los de los pases de las sesiones de tarde o noche, debíamos estar a punto a las 7:00 para obtenerlo mediante la web del festival, y que exactamente “a las 7:00 y medio segundo” las más codiciadas ya estaban agotadas, sólo decirles que para L’altra frontera, al cabo de 13 horas (hacia las 20:00), aún quedaban entradas libres. Tal vez un festival como Sitges, repleta de secciones y propuestas, no era el escenario idóneo para ellas. También Asmodexia, de Marc Carreté, tuvo un única proyección en el certamen y podría pasar bastante desapercibida.

En cuanto a la jornada de este miércoles, la gran estrella del festival fue sin duda Annabelle, no tanto la película en sí (¿cuando tardarán en hacer un crossover entre Chucky y Annabelle?), que se estrena este viernes, sino la misma muñeca que podía verse físicamente expuesta en el hall del hotel Melià el día antes, martes, o al día siguiente paseándose por distintos parajes de la localidad.

Y para aligerar el peso de todo ello, el ébola, las malas noticias… un par de películas que nos trasladan a horrores inimaginables pero desde la vertiente del humor. La perspectiva de una mente perturbada, por un lado, o la masacre zombi por el otro.

( Foto: Web del Festival de Sitges )

 

‘Dead Snow 2: Red vs. Dead (Zombis nazis 2)’

Dead Snow 2Después de su poco afortunada incursión en Hollywood con la espídica Hansel y Gretel: Cazadores de brujas, el noruego Tommy Wirkola vuelve a recuperar sus éxitos de antaño, que de hecho sólo fue uno, el de Zombis nazis (Dead Snow), con una segunda parte igual de desmadrada o más. El único superviviente de la anterior desventura, Martin (Vegar Hoel), casi siempre con el rostro ensangrentado y en un personaje inspirado en Ash de Posesión infernal, deberá frenar la misión del letal batallón de muertos vivientes comandados por el coronel Herzog, evitando que masacre a toda la población de la zona.

Con brillantes ideas (como la del brazo de Herzog insertado en el protagonista), abundantes referencias al universo friki y gags hilarantes (un hombre defendiéndose de los hachazos de un zombi cubriéndose ¡con un periódico!, o el zombi manso y bueno al que sólo le ocurren desgracias), mantiene un buen pulso narrativo y es un auténtico festín para los amantes al género zombi. También es políticamente incorrecta. Muy, muy incorrecta. No deja literalmente títere con cabeza sean ancianos desvalidos, niños, madres con carritos de bebé o discapacitados. También constata definitivamente que Wirkola está loco de atar.

Algo de sexo

Algo de tensión Mucha violencia Mucho gore

 

 

 

‘The Voices’

The Voices 2¡Me ha encantado! El cuarto largometraje de la directora, guionista y dibujante de cómics iraní Marjane Satrapi (y la primera en Estados Unidos) me ha cautivado, incluso más que en su aclamada Persépolis, la película de animación que la dio a conocer internacionalmente. Nos introduce en el mundo de un esquizofrénico, Jerry (Ryan Reynolds), de forma nunca vista o al menos tan lograda desde esta perspectiva. La mente de un desequilibrado mental que cuando deja de tomar la medicación psiquiátrica recetada habla con sus mascotas, un perro y un gato; o la sucia, gris, oscura y maloliente vivienda en la que habita se transforma en un lugar de lo más acogedor y colorido.

La comedia avanza en tono de comedia romántica festiva para ir dando giros imprevisibles. En una empresa y una población idílica, Jerry se irá sintiendo atraído por 2 compañeras de trabajo, una morena y la otra rubia: unas Gemma Arterton y Anna Kendrick que nunca caen en el estereotipo fácil o la caricatura (también está la veterana actriz australiana Jacki Weaver, excelente en las pocas escenas en las que aparece). Un amor puro y casi ingenuo que, sorprendentemente, nos hará adentrar en un terreno cada vez más escabroso. Marjane Satrapi tiene su propio universo y personalidad, y este es un filme 100 % Satrapi: se atreve, pese a tratarse de un relato muy, muy triste, rellenarlo de humor, poesía, colores vivos, diálogos y situaciones chispeantes, rematándolo con unos títulos de crédito fantásticos al ritmo alegre de una “Happy song”. Y entre medio, ese aparentemente inofensivo Jerry caracterizado por un extraordinario Ryan Reynolds cuyo parecido con el Norman Bates de Psicosis es más que razonable. ¡Chapeau!

Algo de violenciaAlgo de gore

 

 

 

 

 

2 comentarios

  1. Dice ser Hemos Visto

    Evitando el explotado mundo de los zombis… en el equipo nos quedamos con “Annabelle”. Quizá no será nada novedoso, ni espectacular, pero el trailer engancha, que no es poco.

    Pronto en http://hemosvisto.blogspot.com

    09 octubre 2014 | 11:59

  2. Dice ser alicante gusta

    He visto la peli de Anabelle…. y me ha parecido un film bastante triste, esperaba mucho mas http://alicantegusta.com/servicios-profesionales/1223-ing-direct-la-cuenta-sin-comisiones.html

    09 octubre 2014 | 14:24

Los comentarios están cerrados.