BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Sitges 2014: Cuando el horror está en el propio hogar

Goodnight MommyEn la “agotadora” cobertura de un festival de cine siempre se hace recomendable tomarse un día entremedio más relajado. Ver menos películas, más descanso, poner ideas en orden, procurar separar los argumentos de unas películas y otras… el día que acostumbro a elegir yo es el martes. Tomar fuerzas para seguir con los próximos días y su igualmente intensa recta final. O prepararse, en esta edición, para seguir de cerca a Antonio Banderas este jueves, que se convertirá en el principal foco de atención mediático de todo este certamen.

El cansancio, y la exagerada cantidad de largometrajes que se proyectan en estos 9 días (más de 200) no crean que sólo afecta a las personas. El domingo en el único pase (incomprensiblemente) de Magical Girl, de Carlos Vermut, la ganadora de la Concha de Oro en el pasado Festival de San Sebastián, una “avería técnica” provocó un inprevisto intermedio de 20 minutos. En uno de los pases de otro de los títulos esperados, el de Maps to the Stars de Cronenberg, me cuentan que también hubo unos minutos con el cine del Auditori completamente a oscuras, y además en medio de una escena subidita de tono.

Por mi parte, en un día sobre todo de remanso y paz, no en la gran pantalla de los cines de Sitges, he decidido escoger de entre las 2 películas para comentarles una que es bastante correcta y una segunda que suena como favorita a llevarse alguno de los premios importantes del certamen. Y ambas con el nexo de unión de que sus protagonistas han vivido o están viviendo situaciones familiares de lo más traumáticas.

( Foto: Goodnight Mommy )

 

‘Oculus’

OculusUna joven pelirroja con larga coleta y de buen ver (Karen Gillan, la Amy Pond de Doctor Who), con la ayuda de su no menos guapo hermano menor (Brenton Thwaites) que se ha pasado los últimos 11 encerrado en un hospital psiquiátrico por matar a su padre, reclama venganza contra aquellos que destruyeron su familia. El problema está en que “aquellos”, o mejor dicho “aquello”, es una fuerza sobrenatural que reside tras un antiguo espejo embrujado. Así que, nada fácil lo tienen.

Alternando los dos tiempos, ese pasado siniestro en el que cayeron en desgracia, y el presente; el norteamericano Mike Flanagan, curtido en la dirección de decenas de episodios de series televisivas, y con la influencia maligna que acecha a los personajes maneja bastante bien sus bazas de ir transformando a los personajes en psicóticos en potencia y confundiéndonos, a espectadores y a los protagonistas, con lo que puede ser real o no. La idea del espejo maldito da de sí, pero la sensación es que el argumento, basado en un corto del propio Flanagan, no da para tanto metraje. Y por suerte aún, pese a que se incluyen escenas tipo found footage (metraje encontrado), el director rechazó, como deseaban inicialmente los productores, hacer toda la película en este formato tan en boga.

Echando un vistazo por Boxofficemojo.com compruebo que sólo costó 5 millones de dólares, y ya lleva recaudados más de 44 en todo el mundo. De modo que con un poco de suerte igual se estrena entre nosotros, y con algo más de suerte quizá también nos ahorran las posibles secuelas.

Algo de violencia

Algo de gore

Mucha tensión

Algo de terror

 

 

 

 

‘Goodnight Mommy’

Goodnight MommyUna de las películas que más ha gustado y más está destacando en el Festival. Otra historia, o cuento, perverso que se arranca cuando dos hermanos gemelos, Elias y Lukas (y que para aumentar las dosis de morbo, también se corresponden con los nombres de sus jóvenes protagonistas en la vida real), empiezan a sospechar que su madre (Susanne Wuest), que acaba de realizarse una operación de cirugía estética, no es en realidad ella, quizá una impostora que la ha suplantado vaya a saber con qué ocultas intenciones. El problema se complica si tenemos en cuenta que los dos muchachos tampoco parecen estar del todo finos.

Esta producción austríaca, dirigida a dúo por Severin Fiala y Veronika Franz, nos introduce en el interior de la mansión de una familia burguesa muy bien acomodada, al menos en el plano material y económico, con la ausencia de la figura paterna y mediante una puesta en escena tan medida y elegante como inquietante. Fría e implacable, da lugar a una media hora final que provocó algunas de las reacciones de angustia y asco más sinceras de lo que llevamos de festival, de éste y seguramente de ediciones anteriores (se dice que en su pase en Venecia también más de un espectador tuvo que abandonar la sala). Retorcida y de gran intensidad psicológica, sin lugar a dudas los directores de esta “criatura fílmica” son como una versión explícita de Michael Haneke. Tampoco sería ningún disparate que los jóvenes Elias y Lukas se llevaran el premio a la mejor interpretación.

Algo de desnudos

Algo de violencia

Mucho gore

Mucha tensión

 

 

 

 

2 comentarios

  1. Dice ser Smollett

    Como dices, Oculus correctita. Me gustó por el ambiente y sabe mantener la tensión, pero me pareció que no remata bien. Lo que menos me gustó fue algo bastante típico en las películas de terror, el comportamiento incomprensible de los protagonistas que te hace casi gritar “PERO POR QUÉ NO…???!!” (no completo la frase por no spoilear). Que sí, que si lo hicieran se acaba la película a los diez minutos, pero es que se cargan cualquier credibilidad (vale, es fantasía, pero eso no implica aceptar que los personajes tengan que ser memos). Algo de eso había en la peli anterior del director, Absentia, que también tiene su punto interesante (me gusta bastante la idea en la que se basa). A ver si para la próxima…

    De Goodnight Mommy sólo he leído cosas buenas, tengo ganas de verla.

    08 octubre 2014 | 21:40

  2. Dice ser Yacheine

    Good Night mommy pinta bien por lo que he leido y tengo ganas de verla. A ver si hay suerte…

    09 octubre 2014 | 09:48

Los comentarios están cerrados.