Entradas etiquetadas como ‘Goodnight Mommy’

9 de las películas imprescindibles vistas en el Festival de Sitges

Hace ya 2 días que se dio a conocer el Palmarés de la edición 47 del Festival de SitgesA estas alturas pocos deben de pensar en estas 9 jornadas de proyecciones (10 si se cuenta que el domingo se pasan diversas maratones con una selección de los largometrajes más destacados). Es la resaca cinéfila que deja el ver tanto en tan pocos días, el comer o dormir poco y a deshoras.

El director del certamen, Ángel Sala, destacó que este es un festival pensado y hecho para el gran público y que indagando entre los tuits de los espectadores, o valorando las reacciones del público en distintos pases, la sensación era que se podían encontrar al menos “30 o 40 películas buenas”, de las que dejaban al espectador más que satisfecho. En una programación tan extensa como la de Sitges, con unos 200 largometrajes entre los que elegir, la verdad es que no siempre se encuentra un número tan alto de títulos que valgan la pena. En esta edición, totalmente de acuerdo. Una de las mejores.

La mejor película de la Sección Oficial Fantástica fue a parar a I Origins (Orígenes), del director norteamericano Mike Cahill, de culto entre una parte de los aficionados al fantástico por Otra Tierra (premio a la mejor actriz, Brit Marling, en Sitges 2011). Aquí coquetea con la ciencia-ficción y sobre todo con el romanticismo basándose en los estudios de un estudiante de biología que intenta demostrar que en el ojo almacenamos mucha más información de la que podríamos pensar. Una película moderna y de tono buenrollista que gustó muchísimo a un sector de la audiencia, pero también cuenta con otro más crítico que llega a considerar que sus premisas acaban desarrollándose de manera demasiado convencional, incluso blandas. En España tiene previsto estrenarse el 14 de noviembre.

En cuanto al resto de los premios, no se trata de discutir las decisiones del Jurado reunido para la ocasión, cada uno dispone de su particular lista de lo que más le ha gustado. Hay un montón de galardones y muy repartidos. Pueden consultar la lista completa en la misma  web del Festival.

Y entre lo más simpático, la oportunidad de ver al mítico Joe Dante, el director de Gremlins, paseándose con un muñeco Gizmo.

Personalmente, también ofrezco lo que podría ser lo mejor del festival. Mis premios. Una lista muy particular que no coincidirá con ninguna otra que cualquier crítico, acreditado al festival o espectador pudiera elaborar. Los gustos y las interpretaciones a cada película son propios, sólo que puede haber más o menos consenso o afinidad en unos y en otros.

En general, y a parte del buen nivel de la selección (en Sitges además de excesivas películas hay también un montón de secciones), si por algún género habría destacado este Sitges 2014 no sería por el terror, la ciencia-ficción, las temáticas oníricas o zombis, el cine más independiente o de autor, para mí habrían sobresalido las películas en tono de comedia o humor.

 

Mejor película vista en el festival:

Relatos salvajes

Relatos salvajes

Varias historias entrecruzadas en las que personas de lo más normal y corriente acaban desatando toda la mala leche que llevan acumulando. Dirigida por el argentino Damián Szifrón, esta coproducción hispano-argentina tiene un ritmo y unas interpretaciones arrolladoras. No estaba en la sección oficial fantástica a competición, pero a punto estuvo de hacerse con el premio del Público a juzgar por las ovaciones y risas que desató en sus proyecciones. Se estrena este mismo viernes 17.

 

Mejor película de la Sección Oficial Fantástica:

What We Do in the Shadows (Lo que hacemos en las sombras)

Lo que hacemos en las sombras

Desde Nueva Zelanda llega una de las películas más hilarantes en años, décadas… Un mockumentary (falso documental) sobre la vida cotidiana de un grupo de vampiros que comparten vivienda. Plagada de ingenio y humor se contempla siempre con una sonrisa que sólo desaparece para dejar paso a las carcajadas. Ganó el premio del público. Una película Sitges 100 %.

 

Película revelación:

It Follows

It Follows

Las palabras “terror” y “paranoia” adquieren una nueva dimensión con este thriller dirigido por David Robert Mitchell y protagonizado por una estupenda Maika Monroe (en Sitges hizo doblete con otro filme, The Guest). Una oscura mirada al paso de la niñez a la adolescencia, a los cambios fisiológicos y físicos que ello comporta, a los temores en torno al sexo…  No obtuvo ni un sólo premio en el Palmarés.

 

Mejor dirección:

Marjane Satrapi por The Voices

The-Voices

Seguramente la elección de la directora de origen  iraní sea mi apuesta más personal. Pero la autora de Persépolis o incluso en la inferior Pollo con ciruelas exhibe una gran imaginación, y colorido, gracias también a su talento como dibujante de cómics. Es capaz de tratar con un estilo y universo propios los temas más dolorosos y escabrosos con poesía y comedia. Aqui nos introduce en la mente de un esquizofrénico peligroso. No ganó ningún premio.

 

Mejor interpretación femenina:

Macarena Gómez por Musarañas

Musarañas-2014

En una edición muy reñida en el apartado de actrices, si sólo pudiera destacar a una esa seria, sin duda, la actriz cordobesa estupenda en la composición de un personaje totalmente perturbado, entre inquietante, dulce, amenazadora y digna de compasión. Una maravilla. Ni ella ni la película tuvieron galardón alguno en el palmarés final. Espero que tenga mejor suerte en los Goya.

 

Mejor interpretación masculina:

Lukas y Elias Schwarz por Goodnight Mommy

Goodnight Mommy 2014

Siempre hay la discusión cinéfila sobre hasta que punto un niño puede optar a premios de mejor interpretación. En cualquier caso, actuar o jugar es muy parecido y Lukas y Elias (que además en la película sus personajes se llaman igual),  son dos gemelos de 9 años. Su presencia ingenua e infantil contrasta con la determinación, frialdad y turbadora interpretación que realizan. Sospechan que su madre, después de una operación de cirugía estética, ya no es su madre y la media hora final es de las que marcan… y generan debate. Ganó 2 premios: Méliès d’Argent a la mejor producción europea del certamen y una Mención especial de la crítica.

 

Menciones especiales:

The World of Kanako

The-World-of-Kanako

El director de Confessions, Tetsuya Nakashima, relata una historia de mafiosos y padres que buscan a su hija. Podría ser fácilmente convencional si no fuera porque el japonés dinamita los conceptos de narración lineal, con continuos saltos temporales, construyendo un rompecabezas plagado de imágenes impactantes, con cambios de plano rápidos y bruscos. Estridente, excesiva, extrema. Si se entra en su propuesta, lo que puede costar una media hora, el resultado es brillante. Ganó el premio al mejor actor para Koji Yakusho.

 

Dead Snow 2: Red vs Dead (Zombis Nazis 2)

Dead-Snow-2

Sencillamente una cima en el género zombi tratado con humor. Si los referentes más claros son la británica Zombies Party (Shaun of the Dead), de Edgar Wright, o la norteamericana Bienvenidos a Zombieland, de Ruben Fleishcher, añadan a la lista esta segunda parte de Zombis nazis del noruego Tommy Wirkola, incluso superior a la primera y otra de esas películas que convierten los cines de Sitges en una auténtica fiesta para los aficionados.

 

 … Y película con la que me quedé con las ganas de ver:

The Tribe

The-Tribe

Ha sido la sensación en los festivales en que se ha proyectado, como Cannes, y en Metacritic las puntuaciones están por todo lo alto, un 98 sobre 100 en el momento de redactar estas líneas. El ucraniano Miroslav Slaboshpitsky ha creado una obra de más de dos horas sin diálogos, sólo mediante el lenguaje de los signos de los sordomudos de sus protagonistas. En Sitges se proyectó en una única sesión, ya en su tramo final, el sábado a las 18:30. Demasiado agotado por mi parte para una propuesta que requiere degustarla con atención, ánimo y predisposición.

 

 

Sitges 2014: Cuando el horror está en el propio hogar

Goodnight MommyEn la “agotadora” cobertura de un festival de cine siempre se hace recomendable tomarse un día entremedio más relajado. Ver menos películas, más descanso, poner ideas en orden, procurar separar los argumentos de unas películas y otras… el día que acostumbro a elegir yo es el martes. Tomar fuerzas para seguir con los próximos días y su igualmente intensa recta final. O prepararse, en esta edición, para seguir de cerca a Antonio Banderas este jueves, que se convertirá en el principal foco de atención mediático de todo este certamen.

El cansancio, y la exagerada cantidad de largometrajes que se proyectan en estos 9 días (más de 200) no crean que sólo afecta a las personas. El domingo en el único pase (incomprensiblemente) de Magical Girl, de Carlos Vermut, la ganadora de la Concha de Oro en el pasado Festival de San Sebastián, una “avería técnica” provocó un inprevisto intermedio de 20 minutos. En uno de los pases de otro de los títulos esperados, el de Maps to the Stars de Cronenberg, me cuentan que también hubo unos minutos con el cine del Auditori completamente a oscuras, y además en medio de una escena subidita de tono.

Por mi parte, en un día sobre todo de remanso y paz, no en la gran pantalla de los cines de Sitges, he decidido escoger de entre las 2 películas para comentarles una que es bastante correcta y una segunda que suena como favorita a llevarse alguno de los premios importantes del certamen. Y ambas con el nexo de unión de que sus protagonistas han vivido o están viviendo situaciones familiares de lo más traumáticas.

( Foto: Goodnight Mommy )

 

‘Oculus’

OculusUna joven pelirroja con larga coleta y de buen ver (Karen Gillan, la Amy Pond de Doctor Who), con la ayuda de su no menos guapo hermano menor (Brenton Thwaites) que se ha pasado los últimos 11 encerrado en un hospital psiquiátrico por matar a su padre, reclama venganza contra aquellos que destruyeron su familia. El problema está en que “aquellos”, o mejor dicho “aquello”, es una fuerza sobrenatural que reside tras un antiguo espejo embrujado. Así que, nada fácil lo tienen.

Alternando los dos tiempos, ese pasado siniestro en el que cayeron en desgracia, y el presente; el norteamericano Mike Flanagan, curtido en la dirección de decenas de episodios de series televisivas, y con la influencia maligna que acecha a los personajes maneja bastante bien sus bazas de ir transformando a los personajes en psicóticos en potencia y confundiéndonos, a espectadores y a los protagonistas, con lo que puede ser real o no. La idea del espejo maldito da de sí, pero la sensación es que el argumento, basado en un corto del propio Flanagan, no da para tanto metraje. Y por suerte aún, pese a que se incluyen escenas tipo found footage (metraje encontrado), el director rechazó, como deseaban inicialmente los productores, hacer toda la película en este formato tan en boga.

Echando un vistazo por Boxofficemojo.com compruebo que sólo costó 5 millones de dólares, y ya lleva recaudados más de 44 en todo el mundo. De modo que con un poco de suerte igual se estrena entre nosotros, y con algo más de suerte quizá también nos ahorran las posibles secuelas.

Algo de violencia

Algo de gore

Mucha tensión

Algo de terror

 

 

 

 

‘Goodnight Mommy’

Goodnight MommyUna de las películas que más ha gustado y más está destacando en el Festival. Otra historia, o cuento, perverso que se arranca cuando dos hermanos gemelos, Elias y Lukas (y que para aumentar las dosis de morbo, también se corresponden con los nombres de sus jóvenes protagonistas en la vida real), empiezan a sospechar que su madre (Susanne Wuest), que acaba de realizarse una operación de cirugía estética, no es en realidad ella, quizá una impostora que la ha suplantado vaya a saber con qué ocultas intenciones. El problema se complica si tenemos en cuenta que los dos muchachos tampoco parecen estar del todo finos.

Esta producción austríaca, dirigida a dúo por Severin Fiala y Veronika Franz, nos introduce en el interior de la mansión de una familia burguesa muy bien acomodada, al menos en el plano material y económico, con la ausencia de la figura paterna y mediante una puesta en escena tan medida y elegante como inquietante. Fría e implacable, da lugar a una media hora final que provocó algunas de las reacciones de angustia y asco más sinceras de lo que llevamos de festival, de éste y seguramente de ediciones anteriores (se dice que en su pase en Venecia también más de un espectador tuvo que abandonar la sala). Retorcida y de gran intensidad psicológica, sin lugar a dudas los directores de esta “criatura fílmica” son como una versión explícita de Michael Haneke. Tampoco sería ningún disparate que los jóvenes Elias y Lukas se llevaran el premio a la mejor interpretación.

Algo de desnudos

Algo de violencia

Mucho gore

Mucha tensión