Entradas etiquetadas como ‘modelos’

Todo lo que siempre quisiste saber sobre las mejores placas de inducción

La cocina es un mundo infinito de electrodomésticos, complementos y preferencias personales de cada uno.

Hay quien —me apunto en esta lista— afirma que los mejores huevos fritos se preparan al calor de una cocina de gas. Pero también una gran mayoría —¡en la que también me inscribo!— que prefiere la comodidad de una moderna placa de inducción.

Y ante la duda habitual a la hora de renovar tu equipamiento de cocina, hoy quiero acercaros las novedades de este tipo de cocina tan eficiente y segura, con la que ahorrarás energía y tiempo de limpieza tras cada preparación.

¿Qué ventajas tienen las placas de inducción frente al gas o la vitrocerámica?

La velocidad en la cocción y la reducción en el consumo eléctrico son sus grandes e innegables bazas frente a opciones más anticuadas.

Se nota que los inductores de la placa calientan directamente el recipiente y no su superficie, algo mucho más seguro, por otra parte.

Al calentar directamente la base del recipiente, la placa no se calienta y no podemos quemarnos en un descuido, algo muy importante para cocineros menos expertos o cuando hay infantes alrededor.

Pero ojo, porque cada modelo y tecnología son diferentes, y un fabricante puede aportar ventajas específicas que no encontraremos en otros modelos del mercado.

Neff, por ejemplo, equipa sus placas con dos modos de potencia diferentes: Power Boost, que hace hervir el agua más rápido y después, ya en ebullición, reduce la fuerza para mantener dicho estado, y Short Boost, pensada para su aplicación en sartenes (calienta muy rápido en poco tiempo, pero reduce antes esta fuerza para no quemar los alimentos).

> ¿Has leído “5 puntos clave para reformar tu cocina este año?”

Placas de inducción flexibles: pon el recipiente donde quieras

La libertad de movimientos es otro de los grandes logros tecnológicos de este tipo de cocinas.

Ahora puedes situar el cazo, sartén u olla en el punto que te resulte más cómodo para operar, y la placa detectará la superficie empleada, calentando solo esa zona. Increíble, ¿verdad?

Así puedes crear tu propio mosaico de cacharros de cocina según tus preferencias, sin límites, como en el caso de los sistemas de inducción total Neff, que detectarán desde paelleras hasta cafeteras. Su inteligencia llega a tal punto que, si los mueves por la superficie, el procesador detectará sus medidas y aplicará los ajustes de calor en su nueva posición.

También puedes dividir la superficie de la placa en distintas zonas, con ajustes de temperatura diferentes, para cocinar en una parte, calentar en otra, hervir en una tercera, etc.

Olvídate de los monomandos: llegan las pantallas LED y TFT a tu cocina

Por supuesto, la accesibilidad a todas estas funciones también ha avanzado, y ahora ya no dispones únicamente de dos botoncitos para subir o bajar la intensidad del calor.

Nuevas pantallas táctiles te ofrecen información sobre los parámetros de cada recipiente con el que estás trabajando: tamaño, forma, potencia, tiempo…

Limpieza, otro punto a favor de la inducción

Los nuevos modelos de inducción van incorporando superficies de contacto cada vez más fáciles de limpiar, gracias a acabados que repelen las manchas y se limpian solo con un trapo húmedo.

Como las salpicaduras no se queman en estas superficies, no se producen esas molestas y fatigosas manchas duras que, en una vitrocerámica, sería necesario rascar a conciencia.

Medidas de seguridad frente a los más pequeños de la casa

Los niños sienten una fascinación especial por todo aquello que lleva botones y luces. Por eso, hoy en día casi todos los modelos modernos de inducción llevan sistemas de bloqueo para que no puedan encender accidentalmente el calor sin tu presencia.

En definitiva, las placas de inducción ofrecen hoy argumentos muy interesantes que contrastan con su precio más elevado que el de las otras opciones (puede llegar a doblar el de una vitro).

Además, requieren recipientes específicos para cocinar en ellas, de un material ferromagnético (si quieres comprobar si sirve, acerca un imán a su base y, si se pega, te servirá).

Es decir: tendrás que hacerte con un nuevo juego de sartenes y cacerolas.

Pero se trata de una opción óptima si tu presupuesto no es problema y quieres mantener totalmente fuera de riesgos de quemaduras tanto tus manos como a los más pequeños de la casa.

Y por si quieres estar más seguro ante alguna sorpresa que pueda darte este o cualquier otro electrodoméstico de tu hogar, no dudes en visitar nuestra web y conocer nuestros servicios.

Asistencias electrodomésticos

Por cierto, antes de despedirme por hoy… si tu cocina es de gas, ¡aquí te dejo 3 trucos geniales para limpiarla!

Cómo elegir el grifo que mejor se adapta a tu baño

¿Recuerdas cuando un grifo estaba formado por dos mandos separados para controlar el flujo de agua fría y caliente, y necesitabas la paciencia de un relojero para utilizarlo?

Por suerte, hoy en día existe una cantidad y variedad de modelos de grifería casi infinita, con todo tipo de posibilidades, accesorios y extras.

La tecnología ha entrado fuerte en este punto tan importante como a menudo obviado de nuestras casas y vidas, con soluciones como la incorporación de luz LED variable a la salida del chorro de agua para que podamos ver su temperatura con nuestros propios ojos antes de tocarla.

Pero, hoy quiero repasar los distintos tipos de grifo que puedes encontrar en el mercado y sus posibilidades de ajustarse a tu gusto doméstico.

Grifo bimando

Clásico entre los clásicos, abría este post con una imagen mental retrospectiva con él. Tiene la ventaja, eso sí, de que te permite ajustar con mayor precisión los caudales de agua fría y caliente, pero a cambio de invertir más tiempo en su uso y, presumiblemente, las dos manos.

Grifo monomando

Hoy en día, el más extendido en hogares, tiene un solo mando con el que podemos regular temperatura y caudal en un solo movimiento. Algunos incorporan para ello ingeniosos mecanismos que rozan la fantasía como palanca, y que le pueden dar a tu aseo o cocina un toque de diseño espectacular.

Una peculiaridad es que debemos abrirlos con mesura, pues de un solo golpe puede proporcionarnos la totalidad del caudal sin ser necesario (no así con los grifos monomando de rueda, que había que girar varias veces para llevar a su tope).

Otro error muy habitual en el funcionamiento es abrirlo por la mitad a menudo, lo que hace que se mezclen el agua fría y caliente muchas veces sin ser necesario (lo correcto sería abrirlo siempre desde la posición de agua fría, si no es tibieza lo que buscamos).

Grifo termostático

Mucho más avanzado y también más caro que los anteriores, este grifo te permite elegir la temperatura del agua y su caudal de forma más específica. Además, incorpora unos topes para evitar que el agua salga demasiado caliente sin desearlo, resultando también más seguro.

No es tan fácil de instalar o sustituir como los otros modelos, pero merece la pena la inversión en él.

Grifo empotrado

Se instala directamente en la pared, ahorrando espacio en la pila y ganando en el apartado estético. Requiere, por otro lado, una toma de agua preparada tras la misma.

Grifos temporizados

Los sueles encontrar en lugares de uso público, y tienen su caudal limitado a un tiempo concreto para ahorrar agua (suelen ser de pulsador). No se recomiendan para uso doméstico por su obvia limitación, a no ser que existan necesidades especiales de seguridad, como personas mayores con tendencia a dejarse grifos y otros electrodomésticos abiertos o encendidos.

Grifos controlados por infrarrojos

Tienen sensores que detectan las manos para ponerse en marcha. También solemos encontrarlos en establecimientos públicos. Tienen la comodidad de activarse directamente con el uso y apagarse al retirar las manos, pero también limitaciones evidentes en la elección de caudal y temperatura.

Grifo de pedal

Poco habituales en los baños, y más en algunos restaurantes, sobresalen por razones higiénicas, pues no hace falta usar las manos para activarlos y resultan cómodos —e incluso divertidos— de emplear.

Hay algo común a cualquier modelo de grifo que puedas comprar en una ferretería, y es que lo barato suele salir caro. Es mejor invertir un poco más en un modelo de calidad que te proporcionará muchas más horas de uso en perfecto estado, evitando una nueva sustitución prematura.

Hablando de instalación de grifos, aquí tienes uno de nuestros vídeos que te ayudará a sustituir tú mismo tu grifo de baño o cocina (válido para modelos sencillos como el monomando):

Y si quieres que te eche una mano uno de nuestros fontaneros profesionales para ahorrar tiempo y complicaciones, no dudes en contactar con nosotros.

Fotos de pisos.com, xey.es.