Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘torpeza’

Los continuos problemas con los consulados españoles (como el de Houston)

Consulado de España en Houston.

Sede del Consulado de España en Houston (Texas). (GOOGLE MAPS)

Por Elisabet Purcalla

El Consulado General de España en Houston ya no recibe llamadas. Sí, han oído bien, o quizás no han oído absolutamente nada porque, como dicen en la grabación del buzón de voz, “este consulado ya no puede recibir atención telefónica”. Añadimos a esto un horario de atención muy limitado, de lunes a viernes de 9 a 13 h. Las elecciones del 20-D se asomaron a la vuelta de la esquina y el Consulado no nos permitió realizar el cambio de domicilio correspondiente en los registros para poder recibir las papeletas en casa. No hemos de olvidar que una de las funciones de los Consulados es la de ofrecer un servicio y asistir a los ciudadanos del país de origen en lo máximo que se pueda. El Consulado ha de ser un ente facilitador en las tareas que por cuestiones de localización resultan extremadamente tediosas. Tengo 10 emails enviados back and forth durante una semana donde responden pero no resuelven mi problema para realizar un cambio de domicilio, una situación que se podría resolver en una llamada de 5 minutos el mismo día.

Por otro lado, nosotros vivimos en Dallas y el Consulado de España en Houston exige desplazarse en persona hasta allí para el cambio de domicilio. Recordemos que el Consulado se debe a los españoles que vivimos fuera de España para no tener que trasladarnos a nuestro país de origen a realizar los trámites. De todas formas si que nos obligan a realizar un viaje de 4 horas de ida y otras 4 de vuelta en coche. Entonces, ¿qué sentido tiene si igualmente hay que viajar? Se trata de hacer las cosas bien y no de hacer las cosas menos mal. Ojo, que este Consulado también enmarca territorialmente otros estados aparte de Texas como pueden ser Nuevo México, Oklahoma, Luisiana, Arkansas, Tennessee, Alabama y Mississippi.

Para aquellos españoles que no han pisado EE UU, las distancias aquí son muy largas. Un español viviendo en Tulsa (Oklahoma) tiene 8 horas de ida. Peor aún, alguien que vive en Nuevo México tiene 14 horas de viaje hasta Houston (solo de ida) para cambiar su domicilio. Estamos en el siglo XXI: se firman contratos a distancia y se realizan millones de transacciones sin estar en persona. Esta es una situación insostenible a corto y largo plazo. Lo que este cambio de dirección supone es perder al menos un par de días en el viaje. A eso hay que añadirle los gastos del viaje, hotel, días de fiesta a pedir en el trabajo, etc.

Pedí al Consulado que me diera alguna opción como enviar el formulario por carta firmada y sellada, testificar delante de un notario y que este confirme nuestra identidad o lo que se requiera. Incluso les he preguntado si la Cónsul honoraria que vive en Dallas podría hacer algo al respecto como ser testigo y dar fe de que nosotros somos realmente nosotros, los que vamos a cumplimentar el formulario. La señal desde Houston ha sido muy clara: “Señora, deben venir en persona“.

Quiero recordar a los lectores que la presencia de empresas españolas en Dallas es muy relevante. Compañías como Ferrovial, BBVA, Santander, etc., con un importante número de desplazados desde España. Además de que han llegado a Dallas más de 150 profesores visitantes en 2015. Todos estos datos respaldan la gran comunidad española que vive solamente en Dallas-Fort Worth, ya no hablo de todo Texas.

Y yo me pregunto, ¿no es más lógico que todo este río de españoles no tenga que desplazarse a Houston para un cambio de dirección? Acordémonos que cambiar de dirección es algo bastante frecuente, sobre todo si estamos temporalmente en el país. Este viaje fácilmente tendríamos que hacerlo cada año. Hay que tener en mente que el objetivo de todo esto es facilitar el papeleo y evitarnos los traslados, que ya suficientes viajes nos hemos de pegar para ir a España.

Por último, acabo con una cita del ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, que ha instado a los nuevos diplomáticos a defender en el exterior los intereses de España con “patriotismo” y “sin pasteleos”, además de “con tenacidad, firmeza y trabajo“. Si esto fuera real no nos encontraríamos ahora en esta situación. Ya no quiero pedir un cambio de dirección, lo que pido es que cambien los requisitos en el propio Consulado General de España en Houston como mínimo, en este caso, para poder ejercer nuestro derecho al voto.

Sobre el polémico Padrenuestro recitado en Barcelona

Unas estrofas de mal gusto

Por Pilar Crespo Álvarez

Dolors Miquel, la poetisa del Padrenuestro sexual (Atlas).

Dolors Miquel, la poetisa del Padrenuestro sexual (Atlas).

En los premios Ciudad de Barcelona la poetisa Dolors ha demostrado poco respeto y poca elegancia, por no decir poca feminidad, recitando unas estrofas de mal gusto, irrespetuosas, vulgares y torpes.

Estamos en el todo vale, pero ¿es correcta esa postura?, ¿en eso consiste la democracia?, ¿no se puede opinar sin ofender?

Con esas estrofas molesta no solo a los creyentes, sino a cualquiera que tenga buen gusto. Ha hecho un flaco favor a la mujer, ya que no se debe confundir la libertad de expresión con la falta de sensibilidad.

————————————————–

No utilicemos la libertad de expresión para ofender al otro

Por Ángela Díaz Alonso

Reconozco no conocer su poesía, a pesar de ser amante de la literatura en general y de la poesía en particular, reconozco no haber leído nada suyo, es más, no he encontrado ninguna cita sobre usted en ningún foro literario de los que frecuento.

Pero no quiero hablar sobre su obra, que como he dicho desconozco. Sino sobre su versión deleznable de una de las oraciones más universales como es el Padrenuestro, y su falta de respeto hacia los que la consideran fundamental en su fe.

Considero que la libertad de expresión de alguien, nunca debería ser insulto u ofensa soez a la libertad de conciencia de otro, de otra persona que respeta que usted, ejerciendo su libertad, no crea en lo que él cree. El respeto que imagino usted quiere para sí es el mismo que debe tener con los demás y su actitud me ha parecido tan deleznable como su versión del Padrenuestro. Aunque me temo que no sepa ni lo que es libertad de expresión y mucho menos libertad de conciencia.

Sólo me reconforta pensar que cuando usted y su poesía vuelvan al anonimato en el que estaban, millones de personas seguirán rezando el Padrenuestro con el respeto y veneración con el que lo vienen haciendo desde hace 2000 años.