BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Los niños pierden sus tardes enterrados en montañas de deberes

Por Francisco Javier Garrido Martín

Un niño haciendo los deberes en casa (Gtres).

Un niño haciendo los deberes en casa (Gtres).

Tengo hijos en edad escolar y compruebo todos los días lo mal que funciona nuestro sistema educativo. No sé cuáles son las causas reales, pero sí veo las consecuencias. Veo a mis hijos perdiendo sus tardes de niño enterrados en montañas de deberes. Porque adulto se es para siempre, pero niño se es solo una vez, y por tiempo limitado. Son tardes de juegos, de aventuras y de imaginación que jamás volverán y que quedan sustituidas por deberes y academias.

Son niños que tienen jornadas laborales de adulto. Jornadas que no tienen un objetivo claro, porque ellos no tienen salario, y la recompensa del conocimiento es vaga para ellos.
Encima las motivaciones que nosotros les ofrecemos no son mucho mejores. El aprender dejó de ser una meta hace mucho tiempo. Solo el aprobar tiene premio. Y una vez obtenido el premio, el conocimiento se olvida porque ya no les sirve y parece que a nosotros tampoco.

6 comentarios

  1. Dice ser Fran

    Gracias por publicar mi entrada!! Aunque, cuando os envié este artículo, me solicitasteis el nombre de mi blog no lo veo por ningún sitio. Pongo el enlace aquí, por si a alguien le interesa. http://reflexionandoen150.blogspot.com.es/

    08 mayo 2016 | 10:43

  2. Dice ser Luis

    Tal vez eres tú quien está fallando también al no saber transmitir a tu hijo que aprender es también una meta en sí misma. Si a ti te da igual lo que aprenda o no y sólo piensas en que apruebe, evidentemente eso el niño lo ve y asume esa idea.

    De todas formas, habría que ver la montaña de deberes que le mandan…… Sospecho que si se tira tres horas, en realidad podría hacerse todo en una hora si estuviera a lo que tiene que estar. Pero claro, si está todo el rato mirando las musarañas, normal que tarde un montón.

    Guste o no a ciertos padres, la repetición de tareas (o sea, los deberes) es la única forma de fijar conocimientos. Quizás a vosotros no os importa si vuestro hijo aprende algo o no, pero la obligación del profesor es hacer lo que esté en su mano para que sí que aprenda.

    08 mayo 2016 | 11:03

  3. Dice ser GFL

    estudiar requiere entrenamiento, hay que aprender a estudiar y cuanto mas estudies mejor y mas rápido lo harás

    pocos niños se van a poner a estudiar “porque les gusta”, es obvio que les gusta mas jugar o ver la tele… por eso hay que obligarlos,

    al igual que en la vida real luego tendrán que hacer muchas cosas que no les gustan tanto
    pero por lo menos sabrán afrontarlas y poner manos a la obra

    si solo juegan y hacen lo que les de la gana , luego en la vida real no serán capaces de hacer esfuerzos

    08 mayo 2016 | 12:12

  4. Dice ser Ana

    Creo que la epoca de los deberes ha pasado. Si algún profesor cree que el aprendizaje se fija en casa con más y más deberes, siento decirle que es el momento, si no lo ha hecho hasta ahora, de reciclarse e innovar. Porque ser profesor consiste en algo más que ir a clase, explicar lo que está en el libro y poner deberes. Hay que despertar la curiosidad del que está sentado en un pupitre y cuando somos niños tenemos que ser tratatados como tales y no hay mejor forma de aprender que jugando, haciendo trabajos divertidos, disfrutando…
    Lo de la letra con sangre entra está trasnochado y quien crea lo contrario es que no ha evolucionado o no quiere hacerlo.

    Mis mejores profesores ( con los que más he aprendido )han sido los que se han salido de lo establecido, los que han aplicado nuevas técnicas de aprendizaje, con los que me he divertido trabajando en clase…el resto ni los recuerdo, no me han dejado huella y supongo que tampoco muchos conocimientos.

    08 mayo 2016 | 12:14

  5. Dice ser joseluis123123

    si la alternativa a hacer deberes es estar en casa atiborrandose a jugar con la play station o salir al parque a montar bandas y juntarse con las malas compañias que hay ahora por las calles, mejor que hagan deberes.

    08 mayo 2016 | 16:33

  6. Dice ser Pedro Barrera Murillo

    ¡O JORNADA PARTIDA PARA LOS FUNCIONARIOS O FIN DE LOS DEBERES!
    .
    …Pues sí, amigo Francisco Javier, los niños y los papás de esos niños deberían tener menos deberes. Poco o nada se aprende haciendo más ejercicios de cálculo y caligrafías por las tardes. Las mañanas ya están para eso ¿O es que sólo los maestros han de disfrutar de la jornada intensiva? De ninguna manera, señor ministro de Educación, señores funcionarios de la Enseñanza. Culpables todos del fracaso escolar de nuestros hijos y del gran número de ‘ninis’ quinceañeros.
    .
    …El niño y el papá o la mamá del niño también tienen que librar por las tardes. El niño salir a la calle a berrear, correr por los parques, jugar con otros niños en la tierra, merendar bocadillos de manteca o el suculento chocobombón de hojaldre, emperrarse por el juguete de un escaparate, mancharse de barro el pantalón, orinar a la puerta de un Mercadona, pisarle el rabo al perro de la vecina, abrir los paquetes de caramelos de los supermercados, romper alguna cosa cara…
    .
    …El papá, por su parte, ha de tener libres las tardes para visitar a los amigos, seguir los deportes por la Digital del bar, cumplir con las obligaciones maritales, realizar las chapuzas de casa (arreglar el embellecedor de la lavadora con un poco de celofán adhesivo o tapar los agujeros de la pared con pasta dentífrica), llevar a la esposa a las clases de Zumba y el coche al garaje para que el cuñado mecánico lo repare gratis…
    .
    …Con esto quiero decir que ni los niños ni sus papás deberían estar todo el día cargando con obligaciones de otros. Sobre todo cuando esos otros no nos ilustran con el ejemplo. A mí me gustaría ver a nuestros diputados y senadores sentados en sus escaños todo el día. Mañana y tarde. O trabajando, a jornada partida, a todos los funcionarios de la Administración pública. Ya me entiende usted, amigo Francisco Javier, empleados de las delegaciones de Gobierno, ministerios, diputaciones, consejerías, oficinas del Censo, INEM, Tráfico, Agencia tributaria, Correos, médicos de cabecera…
    .
    …O mejor aún. Me gustaría ver al ministro de Educación trabajando por las tardes, de lunes a domingo, y también a esos maestros de escuela que tanto atiborran de tareas a nuestros niños y a sus papás. Por cierto, muchos de estos papás analfabetos o semianalfabetos, porque en su día abandonaron la escuela huyendo de los deberes. ¡No, señores, no! ¡Aquí, o trabajamos todos o los deberes al río! Está muy feo que los papás tengan que hacer el trabajo de los maestros y que los niños hagan por las tardes prácticas no remuneradas. Y mientras ¿qué hacen esos maestros funcionarios? Nada. Echar barriga y cobrar sus 14 pagas al año. Muy feo eso.

    12 mayo 2016 | 11:00

Los comentarios están cerrados.