BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Probadores para discapacitados

Por Núria Castellanos

Un hombre en silla de ruedas. (GTRES)

Hombre en silla de ruedas. (GTRES)

Vivimos en una sociedad que afortunadamente cada vez está más concienciada hacia las personas con discapacidad. Pero todavía hay mucho camino por recorrer. Los discapacitados también nos compramos ropa. Pero… ¿Hay en algún sitio probadores para discapacitados? Aunque pueda parecer un tema banal, para las personas discapacitadas es un suma y sigue.

En mi caso, por una escoliosis degenerativa (desviación de columna), llevo 22 tornillos, dos barras de unos 40 cms. e injertos óseos en la columna. Debido a mi “tornillería”, he perdido toda la movilidad a nivel del tronco, podemos decir que soy una pieza sin rotación ni flexibilidad. Entre las ya muchas limitaciones que una tiene, cuando he tenido que ir a comprarme ropa después de la operación, me he encontrado con una limitación más.

Yo necesito un sitio donde sentarme y un espacio amplio para poder vestirme. Sin embargo, me encuentro probadores de menos de 1 metro cuadrado. Cuando necesito que alguien entre conmigo para ayudarme la cosa se complica, porque entonces, el espacio es tan pequeño que se convierte en misión imposible.

Yo por suerte puedo caminar, pero… ¿Y las personas que van en silla de ruedas? En muchas tiendas no tienen ningún probador lo suficientemente grande para que quepa la silla.

Este es un llamamiento para que, de la misma forma que es obligatorio la accesibilidad mediante rampas, también se establezcan normativas que piensen en las personas discapacitadas en asuntos tan cotidianos como este.

Somos discapacitados, sí, y tenemos problemas de movilidad, pero nos gusta comprarnos ropa y disfrutar de vernos bien como al resto.

6 comentarios

  1. Dice ser marian

    Complicado, el espacio es muy muy caro, se va reduciendo a la mínima expresión, igual que en las viviendas ¿un piso de 70 metros cuadrados con tres habitaciones y dos baños?; es espacio se paga a precio de oro.

    27 marzo 2014 | 10:38

  2. Dice ser Almudena

    No creo que sea tan caro. También se adaptan los servicios y también se necesita más espacio. En tiendas grandes no sería tan problemático.
    Tenemos poca conciencia todavía de este tipo de cosas. Además que beneficia a mucha más gente, no tienen por que ser sólo para discapacitados, también personas mayores que necesitan ayuda para vestirse y desvertirse y padres con niños pequeños.

    27 marzo 2014 | 11:38

  3. Dice ser Juan

    Pues puedo ser yo …!!!!

    27 marzo 2014 | 12:04

  4. Dice ser marian

    Al menos hay tiendas en las que te lo llevas sin probar y luego si quieres lo devuelves y punto.
    Pero lo del espacio en una tienda de ropa para hacer probadores pensando en las sillas de ruedas, es que no sólo sería el tamaño del probador, sino los pasillos y la forma de colocar los artículos para que esa persona pueda no solo probarse sino ver mirar y escoger (que es lo que hacemos todos antes de probarnos), sigo pensando que es muy muy difícil.
    Por ejemplo en un bazar chino, sería más que imposible, una persona un poco entrada en kilos no entra por sus pasillos sin rozarse.

    27 marzo 2014 | 12:49

  5. Dice ser Manuel

    Corroboro todo lo dicho en el ariculo, ya que soy persona que uso silla de ruedas y veo cuanto sufrimos para poder comprar ropa y probarse.
    En mi caso, suelo probarme en casa y luego si no me queda bien, de nuevo vuelvo a la tienda a cambiarla o devolverla

    27 marzo 2014 | 12:51

  6. Dice ser Lola

    Hay tiendas en que los probadores son estrechos hasta para una persona que no tenga discapacidad. Mi madre iba en silla de ruedas, en el único lugar que encontraba probadores un poco aptos para ella era en El Corte Inglés, incluso en la sección de oportunidades.

    27 marzo 2014 | 13:46

Los comentarios están cerrados.