BLOGS

Fotografía: foto del griego "phos" (luz) y grafía del griego "graphis" y "graphos" (escribir). Escribir con la luz.

Bajo el sol de Andalucía embotellado

Bajo el sol de Andalucía embotellado. Bajamos las escaleras de madera y llegamos al epicentro de la ciudad. La Puerta del Sol se esconde, y la incandescencia se ilumina.

Son cuatrocientas las pequeñas hormigas que se afanan en acabar la obra. En el interior, el ruido de las máquinas y el frío del subsuelo.

De vez en cuando, se acerca el sonido de un convoy, que pasa desapercibido entre los currantes. Ya no les sorprende nada.

Seguimos bajando niveles. Las escaleras mecánicas están preparadas, y los adoquines listos para ser pisados. Son los últimos retoques, nos cuentan.

Llegamos a la galería principal, lo que será el distribuidor de pasajeros. El gran amasijo de barras configura en su conjunto un inmenso andamio.

Se tuneló a mano, y el pequeño agujero se fue ampliando hasta lo que vemos ahora: 207 metros de largo por 15 de alto.

Sólo quedan pequeñas galerías, los accesos, pendientes de maquillar.

De nuevo el ruido de los trenes. Nadie para, nadie se sorprende. Bajo nuestros pies, continúa la vida en forma de parpadeos de luz en sus ventanas. Y en segundos, desaparece el griterío de las vías.

Subimos lo que bajamos previamente. Volvemos a ver al Tío Pepe, que observa el día a día de turistas y vecinos de la gran ciudad, y espera impaciente el fin de obra.

La nueva estación de Cercanías de la Puerta del Sol está lista. Sólo quedan los remates.

2 comentarios

  1. Dice ser antonio larrosa

    Esta clase de obras bajo los edificios de una gran ciudad son extremadamente delicadas y hay que ir a pasito a pasito con la máxima precaución , no sea que se hunda todo como ya pasó en el barrio del Carmel en Barcelona , asi que paciencia y al final tendréis una magnifica vía de acceso al resto de la ciudad.Clica sobre mi nombre

    16 Marzo 2009 | 10:33

Los comentarios están cerrados.