BLOGS
La energía como derecho La energía como derecho

Las claves de un tema que nos afecta a todos

Llorar en casa

Piet Holtrop – Abogado

energías renovables

En un noviembre hace dos años Mark Z. Jacobson publicó un estudio en la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States”, PNAS, junto con otros científicos, alegando que Estados Unidos podría autoabastecerse 100% con energía Solar, Eólica e Hidroeléctrica, basado en electricidad e hidrógeno, en el año 2050. El pasado mes de junio, otro grupo de científicos, liderados por Christopher T.M Clack, le rebatieron sus conclusiones y métodos duramente en otro artículo, argumentando falta de rigor y, básicamente, ampliando mucho más la base tecnológica. Lo leí ayer en un periodo holandés, en un artículo de opinión de un señor que argumentaba que necesitamos incluir la captación de carbón e energía nuclear en nuestros esfuerzos para cumplir los objetivos para evitar el cambio climático.

Me llamó la atención por varias razones. En primer lugar, porque los autores del primer artículo decidieron demandar a los autores que les critican ante los tribunales competentes de los Estados Unidos. Es bastante significativo, como poco habitual, tomar esta medida en el discurso científico. No puedo escaparme de la impresión que los autores del segundo artículo están preparando camino para implementar las preferencias políticas de su actual presidente, que no cree en el calentamiento global. Aparte del artículo de opinión holandés, mi fuente de información, el mismo periódico, publica otro artículo sobre una sentencia de un tribunal administrativo holandés, que obliga al Ministro holandés de Energía de argumentar y motivar mucho mejor por qué hay que producir tanto gas en el norte de Holanda. Anteriormente, también curiosamente, se tomaba por hecho cierto que cuando el Ministro decía que una determinada cantidad era necesaria para asegurar una garantía de abastecimiento, esto era así. Digamos que era suficiente si decía que los holandeses tendrían frío si se sacaba menos gas de los subsuelos.

El miércoles tuve el honor de ser invitado para hablar sobre transición energética en una conferencia en el Colegio de Ingenieros de Barcelona, organizada por un grupo de profesionales que se integran en la mesa interprofesional de energía, con participación de gente de diez colegios profesionales diferentes. A mí me tocaba hablar de desafíos regulatorios, ya que soy abogado. A mi audiencia les expliqué que venía llorado de casa, simbolizando que mi ponencia no trataría de hablar de lo mal hechas está la regulación energética en España, ni tampoco de la necesidad de entablar acciones jurídicas para procurar de mejorarla.

Si venía llorado de casa quería referirme a mi casa profesional, donde lamentablemente sigue la necesidad de trabajar precisamente en demandar al gobierno de España por hacer las cosas mal. Este trabajo incluye tener que prepararme para trabajos que tendré en el futuro próximo para demandar cosas mal hechas, que en la actualidad el Gobierno ya está anunciando que hará, como es, por ejemplo, recortar de nuevo la retribución a instalaciones históricas de energías renovables que todavía están sin amortizar. Si nuestro ministro de energía fuera un granjero de ovejas, él estaría anunciando que la próxima temporada despellejará sus animales, pero con toda confianza que les volverá a crecer lana a sus animales. Realmente es para hacerse llorón.

Centré mi ponencia en enfatizar que el hecho de que siga teniendo mucho trabajo de impugnar cosas mal hechas no quiere decir que también no tengamos que trabajar entre todos para aprovechar al máximo las posibilidades que sí tenemos para incrementar de forma drástica la penetración de energías renovables en el sistema eléctrico, así como de electrificar la movilidad. Me he centrado en esta ocasión en las posibilidades que hay para el autoconsumo remoto y el autoconsumo virtual. Durante la ronda de preguntas, también entré en las posibilidades que tenemos ya de virtualizar centrales de generación grandes mediante la combinación de mucha generación distribuida. A pesar de que nuestro Gobierno produce demasiada regulación de baja calidad y mal enfocada para evitar el cambio climático – más bien parece enrocarse para evitar que los que lo desean eviten el cambio climático – el decline continuo del coste medio ponderado de las energías renovables nos permite hacer muchas cosas. Es importante fijarse bien en los detalles regulatorios para que los proyectos de implementación de energías renovables puedan beneficiarse al máximo de esta fuerte bajada de costes a los ciudadanos, empresas e industrias de nuestro país.

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.