Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Entradas etiquetadas como ‘Troika’

“La crisis griega puede ser el fin de la zona euro”

eurodiputada

La eurodiputada Marisa Matias, en el encuentro con bloggers y periodistas / Núria Segura Insa

“(Con el acuerdo con Grecia) se firmó la sentencia a muerte de la democracia europea”, así de contundente fue la eurodiputada portuguesa Marisa Matias, vicepresidenta de la Comisión Especial sobre Resoluciones Fiscales y Otras Medidas de Naturaleza o Efectos Similares y miembro de la Comisión.

Y es que Matias, del bloque de izquierda, no se mostró nada contenta de cómo han ido las negociaciones con la Troika y fue muy pesimista con el futuro que le espera a la Unión Europea tras el acuerdo que le han hecho firmar a Grecia, en un encuentro que tuvo ayer con periodistas, bloggers y representantes de Think Thank en Bruselas, donde Goldman Sachs is not an aftershave estuvo presente.

Los primeros estragos del acuerdo ya se han empezado a notar en Grecia, donde el primer ministro griego, Alexis Tsipras, se ha encontrado con la rebelión de su partido, Syriza, en la votación que tuvo lugar ayer miércoles por la noche en el parlamento heleno para aprobar el acuerdo que firmó con la Troika y que es tres veces peor que lo que le habían ofrecido al principio. Si bien las reformas de este pacto se aprobaron con una holgada mayoría y el apoyo de la oposición, con 229 votos a favor y 64 en contra, las calles de Atenas volvieron arder de la mano de los manifestantes que se oponen, entre otras cosas, a la subida del IVA o a la reforma laboral y de las pensiones, así como la privatización de buena parte de los servicios, recursos y patrimonio del país.

Y mientras ayer la palabra que más sonaba entre las filas de Syriza era “humillación” para definir este pacto, el día antes, el martes, Tsipras se justificó en una entrevista en la cadena pública griega y aseguró que era la única opción que le habían dejado y que sus acreedores se habían querido “vengar” por haber hecho un referéndum en su país. El primer ministro argumentó que le dejaron tres alternativas: el pacto que firmó el lunes, salir del Euro de una forma desestructurada o seguir el plan del ministro de Finanzas alemán, Wolfang Schüble, para salir del euro de una forma estructurada y temporal, pero que incluía medidas más duras que el rescate que ha firmado ahora. En este sentido, Tsipras reconoció que el país no tiene reservas para hacer una salida del euro y volver al dracma.

Matias se mostró muy crítica con todo lo sucedido y se preguntó “¿dónde están los principios básicos de la UE, la solidaridad entre los pueblos?”. En este contexto, defendió la tesis de Tsipras que las negociaciones del pasado fin de semana fueron una venganza, lo que obligó al primer ministro heleno a firmar este acuerdo para evitar “un desastre mayor”.

Lee el resto de la entrada »

¿Por qué se ha ido Varoufakis y qué pasa ahora?

Yanis Varoufakis / EFE, Orestis Panagiotou

Yanis Varoufakis / EFE, Orestis Panagiotou

El lunes nos despertamos con un dramón: a pesar de la aplastante victoria del NO en el referéndum griego, Yanis Varoufakis, el ministro de Finanzas más rockero del viejo continente, dimitía. Había prometido hacerlo si ganaba el SÍ, porque prefería cortarse la mano antes de firmar un acuerdo sobre el tercer rescate griego que en su opinión era inviable. Pero aún así lo hizo, ¿por qué?

Oficialmente, porque no quería ser un obstáculo a la negociación del gobierno del primer ministro Alexis Tsipras. “algunos participantes en el Eurogrupo y varios ‘socios’ tenían cierta preferencia por mi ausencia en sus reuniones”, decía ladinamente en su blog. Añadía que Tsipras estaba de acuerdo con la idea, porque creía que le ayudaría a conseguir un acuerdo. “Y por esta razón, dejo el ministerio de Finanzas”. El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, se frotaba las manos. Y probablemente también el propio Varoufakis, que ha admitido en varias entrevistas haber tomado el camino de la política por obligación. El caso es que la troika -Comisión Europea, BCE y FMI- se sale con la suya a medias: antes tumbaba gobiernos, hoy sólo ministros. Lee el resto de la entrada »

¿Y si pagamos entre todos la deuda griega?

A veces la política internacional baja las escaleras y encuentra el centro del huracán entre el común de los mortales. A veces, la política internacional la hace la gente para la gente y no sus representantes políticos para otros, o peor, para sus acreedores. Tom Feeney, un chico de York (al norte de Inglaterra) de 29 años, que trabaja en una tienda de zapatos en Londres, ha lanzado un crowdfunding para pagar los 1.600 millones de euros que Grecia debe al FMI. Que lo consiga es prácticamente imposible, pero su gesto está cargado de simbolismos varios.

Perfil del creador de la campaña, Thom Feeney / Twitter

Perfil del creador de la campaña, Thom Feeney / Twitter

Es casi utópico llegar al montante del rescate, porque aunque la iniciativa ha tenido muy buena repercusión mediática, sólo ha llegado a recaudar 1.607.040€, que no es ni el 1% del total. Pero sí, más de 92.000 personas han puesto su granito de arena y han conseguido más de un millón seiscientos mil euros -lo pongo en letra, que se entiende mejor- en cinco días. Quedan cuatro más.

Vamos por partes. A Feeney le aburre la discusión sobre Grecia y harto de ver a los ministros europeos mareando la perdiz sobre si ayudan o no a Grecia, se pregunta por qué no lo arreglamos nosotros, la gente. La propuesta en principio es simple: si en la Unión Europea viven 503 millones de personas, con que cada una aporte 3,20€ lo arreglaríamos. Y aún sobraría para unos cuantos miles de bolsas de confeti para celebrarlo. Pero al ritmo que va el crowdfunding, se necesitarían 4.978 días más de campaña para conseguirlo, a no ser que los medios le den tanto bombo que nos volvamos todos locos y donemos, o que el mismísimo príncipe Al Waleed destine su fortuna a esta digna obra de caridad.

3,20€ es el precio de media pinta en Londres -qué cara esta la city, by the way-, o una ensalada de queso feta y olivas en cualquier parte de la UE, satiriza Feeney. El joven inglés propone varias recompensas, a las que se puede renunciar: una postal enviada desde Grecia para quien aporte 3€, una ensalada de feta y olivas para los que pongan 6€, una botella pequeña de Ouzo para los que metan 10€ al bote y una botella de vino griego para los que lleguen a 25€. Todos, productos hechos y enviados desde Grecia con el segundo objetivo de crear trabajo allí. Feeney asegura que su propósito no es una broma porque “esto afecta a gente real” y reconoce que el reto es muy difícil, pero también cree que no hay nada que perder. Lee el resto de la entrada »

Verdades y mentiras sobre Grecia

Grecia

Ciudadanos griegos hacen cola en una sucursal del Banco Nacional Griego / EFE

Grecia vive una situación límite, con un corralito, como mínimo, hasta el próximo 7 de julio. Hasta entonces, los bancos helenos permanecerán cerrados y los griegos solo podrán sacar 60 euros al día. ¿Pero cómo se ha llegado a esta situación? ¿Hay solución? ¿Por qué se rompieron las negociaciones con el Eurogrupo?

¿Quién son los más interesados en que Grecia pague?

Estos últimos meses hemos visto reuniones urgentes de Grecia con el Eurogrupo, los ministros de finanzas de la zona euro, y con sus acreedores: el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo y los países de la Eurozona. De hecho, hoy se cumplía el plazo para que el país heleno abonara 1.500 millones de euros al FMI. En un principio debía hacer tres pagos a esta institución en este mes de junio, pero prefirió agruparlo todo en uno mismo y abonarlo a final de mes.

Ahora mismo, Grecia debe alrededor de 340.000 millones de euros. De estos, el 60% se lo debe a países de la Eurozona, lo que equivale a 256.409 millones, el 10% al FMI, el 6% al Banco Central Europeo, el 3% a bancos griegos, el 1% al Banco de Grecia, otro 1% a bancos extranjeros, mientras que el resto se lo reparten entre otros bonistas y prestamistas, según datos del Banco de Grecia y el Ministerio de Economía heleno.

En el caso de Europa, la mayoría de este dinero proviene del Fondo Europeo de Rescate (alrededor de 141.100 millones) que se creó para emitir bonos con la finalidad de conseguir dinero que luego se debía prestar a los países rescatados. Alemania adquirió casi la tercera parte de este bono, seguido de Francia, Italia y España.

Lee el resto de la entrada »

La búsqueda ‘in extremis’ de un acuerdo para Grecia

El presidente de la Comisión Europea recibe al primer ministro griego Alexis Tsipras.  (JULIEN WARNAND/ EFE)

El presidente de la Comisión Europea recibe al primer ministro griego Alexis Tsipras. (JULIEN WARNAND/ EFE)

El corresponsal del Financial Times en Bruselas Peter Spiegel bromeaba con el hashtag #Neverendingstory en un tweet sobre el transcurso de las negociaciones entre los altos cargos de la Troika –Christine Lagarde (FMI), Jean Claude Juncker (Comisión Europea) y Mario Draghi (BCE)- y el gobierno de Alexis Tsipras.

A pocos días de la fecha límite para que expire la segunda prórroga del rescate –Grecia tiene que pagar al FMI el próximo martes y al BCE el 20 de julio- y cuando parecía que tras meses de tensión el gobierno heleno y los socios negociadores habían llegado a un acuerdo que permitiría refundar el programa de asistencia –está pendiente el desembolso de 7.200 millones de euros-, algunos puntos han impedido que los distintos documentos presentados en forma de propuesta por parte de Tsipras no hayan visto luz verde.

Lee el resto de la entrada »

Grecia: austeridad traducida en exclusión sanitaria

Un médico voluntario en la clínica social de Elliniko. (Foto: Susanna Arús y Blanca Blay)

Un médico voluntario en la clínica social de Elliniko. (Foto: Susanna Arús y Blanca Blay)

El otro día, mientras miraba un documental sobre la situación sanitaria en Grecia, algo hizo que me detuviera. Una mujer, que estaba siendo tratada por una médico voluntaria en una clínica social, se quejaba sobre el estado del sistema sanitario de su país y, de repente, miraba a cámara y decía asintiendo con la cabeza: “Esto os va a pasar a vosotros también”.

Desde el inicio de la crisis en 2009, Grecia ha tenido que recortar a tijeretazo limpio para cumplir con las obligaciones de deuda impuestas por la Troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional). Tras años viviendo en una infernal espiral de recortes, el país heleno se encuentra hoy con situaciones inimaginables para sus habitantes hace solo unos años y el sector sanitario es un auténtico drama. Eso de la salud es lo primero, nada. Lo es para quien pueda pagársela.

Lee el resto de la entrada »

‘Esperanza contenida’ en Grecia tras la victoria de Syriza

Seguidores de la coalición de izquierdas Syriza celebran la victoria del partido dirigido por Alexis Tsipras en las elecciones generales de Grecia. (EFE)

Seguidores de la coalición de izquierdas Syriza celebran la victoria del partido dirigido por Alexis Tsipras en las elecciones generales de Grecia. (EFE)

Grecia se ha despertado hoy con resaca tras la larga jornada de ayer, en la que muchos festejaron la imponente victoria de Syriza en las elecciones generales, a pesar de que la formación de Alexis Tsipras se quedara a las puertas de conseguir la anhelada mayoría absoluta –necesitaba 151 diputados y logró 149-. Votantes o no de Syriza, muchos celebraban el triunfo de la izquierda en un país que socialistas y conservadores han llevado a la ruina. Con una esperanza contenida y pies de plomo, los griegos celebran que por primera vez en 92 años no haya más ‘Papandreu’ en su parlamento -su formación no ha conseguido ningún diputado- y que los dos grandes partidos de la historia, Nueva Democracia y PASOK,  paguen en forma de votos el austericidio que vive el pueblo heleno. Sin embargo, en la fiesta de ayer no todo fue motivo para descorchar botellas: el neonazi Aurora Dorada –con su cúpula en prisión- se hizo con el tercer puesto, por detrás de Syriza y Nueva Democracia.

“Desde la guerra civil, la izquierda solo ha ganado tres veces aquí. Había mucha emoción pero también mucha seriedad, una especie de esperanza contenida. Incluso la gente que vota Syriza es consciente que no va a poder cumplir con parte de su programa pero bueno, los griegos están ya acostumbrados al desengaño”, me explica en una llamada pasadas las doce de la noche Andrés Mourenza, que colabora desde hace años con distintos medios españoles en Grecia y en Turquía.

Los griegos hablan

“Esta noche (ayer) los griegos no hemos elegido un gobierno, les hemos pedido a nuestros políticos defender a nuestro país de la humiliación internacional”, asegura Greg (24), físico que está haciendo el doctorado, algo por lo cual no cobra un duro. También en Salónica se encuentra su amiga Karina (23), que trabaja en la industria cinematográfica en Atenas. Ha venido desde allí para votar. “¿A Syriza?”, le pregunto. “No, pero gracias a dios que al fin habrá un cambio, signifique lo que signifique”, dice. Karina, al igual que su amigo Greg, votó por un partido centrista llamado Enosi Kentroon. “Mucha gente con la que he hablado me ha dicho: votaré a Syriza para que Nueva Democracia y PASOK no vuelvan a gobernar nunca más”, explica.

Katerina (25), que trabaja en proyectos de diseño, fue una de las que ayer votó a Syriza aunque admite que no lo hizo con especial emoción: “No tengo muchas expectativas sobre la gente cuando tiene poder…de todos modos es Alemania quien está a cargo”. “Sin embargo, sí creo que la victoria de la izquierda es algo interesante y supone un profundo respiro para toda la gente que sentía que sus voces no eran escuchadas, que sus opiniones no importaban y que sus vidas no contaban”, resalta la joven de Salónica.

Opciones de gobierno sobre la mesa

Le pregunto a Andrés con quién podría pactar Tsipras: “Es dicífil de saber”, dice. “El primer socio que barajaban eran Griegos Independientes, que la única condición que pone es ser duros en el tema de Macedonia, pero es un partido muy nacionalista y no sería muy bien visto por la UE”.

“La siguiente opción son los liberales To Potami”, explica. “A los de Syriza no les gusta un pelo pero es muy bien visto por las instituciones europeas. Y luego, los de Syriza querrían pactar con el partido comunista (KKE) pero estos no quieren pactar con Tsipras. El PASOK sí querría pactar con Syriza pero ellos no quieren oír hablar de esa opción ni en pintura”, asegura.

Pero ahí no termina. “Luego la otra opción es convocar de nuevo elecciones pero eso a la UE no le haría ninguna gracia y creo que va a primar el sentido común: gobernar en minoría o pactar con algún partido”, vaticina.

El verdadero populismo

“Aurora Dorada sigue siendo un problema y un aviso de lo que puede venir a la Unión Europea. Si fracasa Syriza, muchos griegos pueden volcar sus esperanzas en la extrema derecha y eso muestra muy bien el estado de precariedad de la sociedad griega”, advierte Andrés.

“Estoy muy asustada de que estén en parlamento, ¡Dios!”, dice Karina. Por su parte, Katerina comenta que, de haber sabido los resultados, habría votado por To Potami, que se disputaba el tercer puesto con Aurora Dorada. “Están locos y hay un número muy grande de gente que les ha votado…”, dice preocupada.

Dejar atrás la austeridad

Alexis Tsipras, candidato de Syriza, en el momento de depositar su voto, tras el que afirmó que "el pueblo heleno va a dar el último paso para recobrar su dignidad, para vivir un futuro con solidaridad"

Alexis Tsipras, candidato de Syriza, en el momento de depositar su voto, tras el que afirmó que “el pueblo heleno va a dar el último paso para recobrar su dignidad, para vivir un futuro con solidaridad”

Sea cual sea el siguiente paso ahora Syriza debe ponerse a trabajar ya, primero en decidir cuál es la opción de gobierno que quiere, y segundo, negociar con la Troika y sus socios europeos la reestructuración de la deuda. ¿El objetivo? Pasar página y recuperar la dignidad. A día de hoy 300.000 familias se encuentran en el umbral de pobreza en Grecia, donde el paro supera el 27 por ciento.

“Se trata de recuperar la esperanza, algo no muy importante quizás para la economía pero sí para el día a día”, dice Katerina. Aunque no está de acuerdo con muchas de las propuestas de Syriza, Greg se muestra satisfecho: “Si esto sirve para empezar una reacción en cadena que resulta en una Europa más democrática, entonces ya habrá valido la pena”, asegura.

 

Syriza: el miedo de la UE al cambio

Alexis Tsipras en la apertura de la campaña electoral griega. Foto: EFE/ Archivo

Alexis Tsipras en la apertura de la campaña electoral griega. Foto: EFE/ Archivo

Por primera vez desde el inicio de la crisis en 2008, existe la posibilidad real de un gobierno europeo liderado por la izquierda radical. Si como vaticinan las encuestas Syriza gana las elecciones anticipadas del próximo 25 de enero, Alexis Tsipras (Atenas, 28 de Julio de 1974) será el primer líder anti-capitalista que llevará conceptos como ‘re-estructuración’ o ‘alivio de la deuda’ a una cumbre europea. La foto de Tsipras y Merkel en la misma mesa, algo que muchos temen, dejaría de ser una ilusión.

A menos de tres semanas y pocos días después que haya arrancado la campaña electoral en Grecia, ha empezado también un sinfín de informaciones que retratan a Tsipras como un revolucionario poco realista. Déjà vu. En 2012, la campaña del miedo ya sobrevoló la Eurozona y la amenaza de una Grecia fuera del euro dio, en parte, la victoria a Samarás. Sin embargo, 2012 no es 2015. Tsipras ha moderado su discurso, acercándose algo más al centro de una izquierda radical de muchos tonos. El líder de Syriza tiene claro que los griegos no quieren ver al dracma ni en sueños, así que la temida ‘Grexit’, como se llama en la jerga comunitaria la posibilidad que Grecia abandone la moneda única, no es más que una parte del discurso que encaja al griego en una obra de tragedia clásica.

Lee el resto de la entrada »

Una Europa más política… ¿Una Europa mejor?

Jean-Claude Juncker, el nuevo presidente de la Comisión Europea. Crédito: EPP

Jean-Claude Juncker, el nuevo presidente de la Comisión Europea. Crédito: EPP

A los que todavía os recuperáis de los comicios europeos –que tuvieron lugar en Mayo- y la “sorpresa” de la reelección de Schulz como presidente del Parlamento Europeo: la diversión en el laberinto europeo continua.

Jean-Claude Juncker, el candidato del PPE a presidir la Comisión Europea los próximos cinco años, ha sido ya formalmente elegido. “La gran novedad” de estas elecciones dio sus frutos, en parte, ayer. Digo dio sus frutos porque, por primera vez en la historia, y tras la aprobación del Tratado de Lisboa en 2009, el jefe del ejecutivo europeo será un candidato que fue propuesto por los gobiernos de los 28 (decidieron que fuera él en el Consejo Europeo de finales de Junio) en función de los resultados de las elecciones.

En otras palabras, tras conocerse la victoria del PPE en la Eurocámara, siendo el partido con más escaños, estaba bastante claro que él sería el candidato propuesto por los gobiernos. Para convertirse en presidente de la Comisión, sin embargo, necesitaba algo más que el apoyo de los 28 –o mejor dicho 26 porque, a Cameron, Juncker no le hace ni pizca de gracia y Hungría también se opuso-. Tal como establecen los tratados necesitaba, además, ganarse una mayoría -al menos 376 de 751 votos – en el Parlamento (de ahí eso de “más poderes para el Parlamento”).

Abrazando a la mayoría

La prueba de fuego tuvo lugar ayer en la sesión plenaria en Estrasburgo. Tras un discurso que abrazaba la mayoría y con guiños a casi todas las ideologías escuchándole, Juncker consiguió el apoyo de 422 eurodiputados.

Así, durante su discurso “Un nuevo comienzo para Europa”, prometió entre otras cosas un paquete de estímulo (del que poco se sabe) que estará listo antes de marzo de 2015. “El objetivo es movilizar 300.000 millones de euros en inversión pública y privada en los tres próximos años”, dijo. Y es que aunque reconoció que hubo errores en la gestión de la crisis y que no se sale de una crisis solo con recortes, dijo preferir mirar hacia el futuro (claro) y priorizar el crecimiento.

También habló de un emplazamiento de la Troika que evalúe el impacto social que pueda tener cualquier programa, de más solidaridad en la política de inmigración, de una Comisión Europea que ejemplifique la igualdad de género, de más energías limpias y de más mercado –entre otros, mencionó un acuerdo comercial con Estados Unidos “razonable y equilibrado”.

La hipocresía revolucionaria

En el pleno, varios parlamentarios cuestionaron que él pueda ser el hombre que revolucione Europa. Y es que este casi sexagenario ha estado en primera línea de la política europea durante años. Además de ser primer ministro de Luxemburgo -ese pequeño país conocido por ser un paraíso fiscal- desde 1995 hasta 2013, ha sido también presidente del Eurogrupo desde 2005 hasta 2013 –momento en el que se han tramado y aplicado los llamados rescates- y fue una vez gobernador del Banco Mundial y el FMI.

¿Será un nuevo comienzo de verdad? ¿O será más de lo mismo? ¿Qué podemos esperar de este veterano? ¿Cuál será el efecto de la “politización” del Ejecutivo, hasta ahora, supuestamente neutral?

La semana pasada acudí a un debate sobre los retos del nuevo Parlamento Europeo, algo que viene a ser lo mismo que los retos para Europa en los próximos años. Uno de los ponentes, el economista griego Haris Golemis, dijo: “No importa cuán buenas sean las propuestas que lleguen si no hay voluntad política de verdad”. Veremos qué pasa.

 

BLANCA BLAY

@BlancaBlay

blanca.blay@gmail.com

Pistoletazo de salida del Semestre Europeo

ImagenEsta tarde el metro pasará de largo la estación Megaron Mousikis. Como de costumbre cuando hay visitas que no agradan, Atenas se prepara para proteger a sus huéspedes y desde las tres de esta tarde hasta las ocho y media M.Mousikis será la estación fantasma. Las calles, notarán la ausencia de manifestantes. La policía helena ha prohibido a sus ciudadanos cualquier tipo de manifestación o marcha de protesta. ¿El motivo? Los ‘vips’ de la Unión Europea –el presidente del Consejo, Herman Van Rompuy, el presidente de la Comisión, Durao Barroso, y el colegio de comisarios- se encuentran en la capital de Grecia para reunirse con Andonis Samarás.

Cada seis meses los países de la UE se turnan su presidencia y el 1 de enero fue Grecia quien la asumió, cogiendo el relevo de Lituania. Hoy cerca de 2.000 agentes de polícia, francotiradores y helicópteros se ocuparán que la ceremonia de inauguración del la presidencia griega de la UE, que tiene lugar en Atenas, transcurra con normalidad y que los visitantes vuelvan a sus hoteles bien enteros.

Según parece, el jefe de la oposición griega y líder de Syriza, Alexis Tsipras, ha decidido boicotear la ceremonia en el Palacio de la Música de Atenas en protesta por las políticas de austeridad. Y es que Grecia se encuentra en este punto, al mando del llamado ‘Semestre europeo’, en su sexto año consecutivo de recesión y con pocas esperanzas de mejora económica, aunque el Gobierno de Samarás espera que el país vuelva a crecer en 2014.

Desde el inicio de la crisis en 2008 el desempleo se ha disparado hasta alcanzar este año un 27,4% y un 30% de los griegos no tiene acceso a la sanidad pública (por ejemplo, por llevar más de un año en el paro). En 2012 el 34,6% de la población -3,8 millones de personas- se hallaba en riesgo de pobreza o exclusión social y este invierno cuatro de cada cinco bloques de pisos no se han podido permitir encender la calefacción por no poder costearla, como consequencia de la subida del impuesto sobre el combustible para calefacción.

Los niveles de contaminación se han disparado en el país porque las chimeneas sacan más humo que nunca. En busca de leña en los bosques, los ciudadanos griegos se las apañan para sobrevivir otro  duro invierno.  Mientras, Barroso y Van Rompuy pronunciarán su discurso  de palabrería, vació de realidad , para llenar la ceremonia de inauguración del Semestre Europeo.  La nube tóxica se extiende y el drama se agudiza. Pistoletazo de salida del Semestre Europeo.

BLANCA BLAY

@BlancaBlay

blanca.blay@gmail.com