Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Entradas etiquetadas como ‘Syriza’

¿Por qué se ha ido Varoufakis y qué pasa ahora?

Yanis Varoufakis / EFE, Orestis Panagiotou

Yanis Varoufakis / EFE, Orestis Panagiotou

El lunes nos despertamos con un dramón: a pesar de la aplastante victoria del NO en el referéndum griego, Yanis Varoufakis, el ministro de Finanzas más rockero del viejo continente, dimitía. Había prometido hacerlo si ganaba el SÍ, porque prefería cortarse la mano antes de firmar un acuerdo sobre el tercer rescate griego que en su opinión era inviable. Pero aún así lo hizo, ¿por qué?

Oficialmente, porque no quería ser un obstáculo a la negociación del gobierno del primer ministro Alexis Tsipras. “algunos participantes en el Eurogrupo y varios ‘socios’ tenían cierta preferencia por mi ausencia en sus reuniones”, decía ladinamente en su blog. Añadía que Tsipras estaba de acuerdo con la idea, porque creía que le ayudaría a conseguir un acuerdo. “Y por esta razón, dejo el ministerio de Finanzas”. El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, se frotaba las manos. Y probablemente también el propio Varoufakis, que ha admitido en varias entrevistas haber tomado el camino de la política por obligación. El caso es que la troika -Comisión Europea, BCE y FMI- se sale con la suya a medias: antes tumbaba gobiernos, hoy sólo ministros. Lee el resto de la entrada »

‘Esperanza contenida’ en Grecia tras la victoria de Syriza

Seguidores de la coalición de izquierdas Syriza celebran la victoria del partido dirigido por Alexis Tsipras en las elecciones generales de Grecia. (EFE)

Seguidores de la coalición de izquierdas Syriza celebran la victoria del partido dirigido por Alexis Tsipras en las elecciones generales de Grecia. (EFE)

Grecia se ha despertado hoy con resaca tras la larga jornada de ayer, en la que muchos festejaron la imponente victoria de Syriza en las elecciones generales, a pesar de que la formación de Alexis Tsipras se quedara a las puertas de conseguir la anhelada mayoría absoluta –necesitaba 151 diputados y logró 149-. Votantes o no de Syriza, muchos celebraban el triunfo de la izquierda en un país que socialistas y conservadores han llevado a la ruina. Con una esperanza contenida y pies de plomo, los griegos celebran que por primera vez en 92 años no haya más ‘Papandreu’ en su parlamento -su formación no ha conseguido ningún diputado- y que los dos grandes partidos de la historia, Nueva Democracia y PASOK,  paguen en forma de votos el austericidio que vive el pueblo heleno. Sin embargo, en la fiesta de ayer no todo fue motivo para descorchar botellas: el neonazi Aurora Dorada –con su cúpula en prisión- se hizo con el tercer puesto, por detrás de Syriza y Nueva Democracia.

“Desde la guerra civil, la izquierda solo ha ganado tres veces aquí. Había mucha emoción pero también mucha seriedad, una especie de esperanza contenida. Incluso la gente que vota Syriza es consciente que no va a poder cumplir con parte de su programa pero bueno, los griegos están ya acostumbrados al desengaño”, me explica en una llamada pasadas las doce de la noche Andrés Mourenza, que colabora desde hace años con distintos medios españoles en Grecia y en Turquía.

Los griegos hablan

“Esta noche (ayer) los griegos no hemos elegido un gobierno, les hemos pedido a nuestros políticos defender a nuestro país de la humiliación internacional”, asegura Greg (24), físico que está haciendo el doctorado, algo por lo cual no cobra un duro. También en Salónica se encuentra su amiga Karina (23), que trabaja en la industria cinematográfica en Atenas. Ha venido desde allí para votar. “¿A Syriza?”, le pregunto. “No, pero gracias a dios que al fin habrá un cambio, signifique lo que signifique”, dice. Karina, al igual que su amigo Greg, votó por un partido centrista llamado Enosi Kentroon. “Mucha gente con la que he hablado me ha dicho: votaré a Syriza para que Nueva Democracia y PASOK no vuelvan a gobernar nunca más”, explica.

Katerina (25), que trabaja en proyectos de diseño, fue una de las que ayer votó a Syriza aunque admite que no lo hizo con especial emoción: “No tengo muchas expectativas sobre la gente cuando tiene poder…de todos modos es Alemania quien está a cargo”. “Sin embargo, sí creo que la victoria de la izquierda es algo interesante y supone un profundo respiro para toda la gente que sentía que sus voces no eran escuchadas, que sus opiniones no importaban y que sus vidas no contaban”, resalta la joven de Salónica.

Opciones de gobierno sobre la mesa

Le pregunto a Andrés con quién podría pactar Tsipras: “Es dicífil de saber”, dice. “El primer socio que barajaban eran Griegos Independientes, que la única condición que pone es ser duros en el tema de Macedonia, pero es un partido muy nacionalista y no sería muy bien visto por la UE”.

“La siguiente opción son los liberales To Potami”, explica. “A los de Syriza no les gusta un pelo pero es muy bien visto por las instituciones europeas. Y luego, los de Syriza querrían pactar con el partido comunista (KKE) pero estos no quieren pactar con Tsipras. El PASOK sí querría pactar con Syriza pero ellos no quieren oír hablar de esa opción ni en pintura”, asegura.

Pero ahí no termina. “Luego la otra opción es convocar de nuevo elecciones pero eso a la UE no le haría ninguna gracia y creo que va a primar el sentido común: gobernar en minoría o pactar con algún partido”, vaticina.

El verdadero populismo

“Aurora Dorada sigue siendo un problema y un aviso de lo que puede venir a la Unión Europea. Si fracasa Syriza, muchos griegos pueden volcar sus esperanzas en la extrema derecha y eso muestra muy bien el estado de precariedad de la sociedad griega”, advierte Andrés.

“Estoy muy asustada de que estén en parlamento, ¡Dios!”, dice Karina. Por su parte, Katerina comenta que, de haber sabido los resultados, habría votado por To Potami, que se disputaba el tercer puesto con Aurora Dorada. “Están locos y hay un número muy grande de gente que les ha votado…”, dice preocupada.

Dejar atrás la austeridad

Alexis Tsipras, candidato de Syriza, en el momento de depositar su voto, tras el que afirmó que "el pueblo heleno va a dar el último paso para recobrar su dignidad, para vivir un futuro con solidaridad"

Alexis Tsipras, candidato de Syriza, en el momento de depositar su voto, tras el que afirmó que “el pueblo heleno va a dar el último paso para recobrar su dignidad, para vivir un futuro con solidaridad”

Sea cual sea el siguiente paso ahora Syriza debe ponerse a trabajar ya, primero en decidir cuál es la opción de gobierno que quiere, y segundo, negociar con la Troika y sus socios europeos la reestructuración de la deuda. ¿El objetivo? Pasar página y recuperar la dignidad. A día de hoy 300.000 familias se encuentran en el umbral de pobreza en Grecia, donde el paro supera el 27 por ciento.

“Se trata de recuperar la esperanza, algo no muy importante quizás para la economía pero sí para el día a día”, dice Katerina. Aunque no está de acuerdo con muchas de las propuestas de Syriza, Greg se muestra satisfecho: “Si esto sirve para empezar una reacción en cadena que resulta en una Europa más democrática, entonces ya habrá valido la pena”, asegura.

 

Davos: opulencia, desigualdad, yihadismo y Grecia

Davos

Al Gore y Pharrell Williams en una coferencia conjunta el primer dia del Foro de Davos / EFE

Esta es aquella semana en que cada año, entre esquíes y nieve, los hombres más ricos del mundo se reúnen en Davos (Suiza) para debatir las políticas económicas que deberían regir en el transcurso del año en todo el planeta. Este  2015 son 2.500 personas que debaten el futuro de los 7.000 millones de habitantes que tienen el mundo.

¿Quién va a Davos? Pues bien quien puede pagárselo, claro.  En el Foro Económico Mundial de Davos hay diferentes categorías y no todas cuestan lo mismo, la entrada de membrecía corporativa  costaba hasta ahora 673.000 dólares (unos 600.000 euros), pero este año estaba previsto que los organizadores aumentaran este cifra, según anunció la agencia especializada en economía Bloomberg. Para una entrada de ejecutivo estándar se debe pagar alrededor de 20.000 dólares (17.654 euros).

Este año, en total, van 40 Jefes de Estado como la alemana Angela Merkel, el francés  Françoise Hollande o el chino Li Keqiang. En el caso de España, Mariano Rajoy no va, pero en su lugar asiste el ministro de Economía, Luis de Guindos. Quien nunca falla a la cita, es la familia Botin del Banco Santander. Hasta ahora, iba Emilio Botin, pero tras su muerte en septiembre de 2014, este año acudirá su hija Ana Patricia Botin y actual presidenta de la entidad financiera.

Obviamente, al encuentro no falta Bill Gates ni Jack Ma Yun, el Bill Gates asiático creador de alibaba.com el Amazon chino. En total, hay representantes de 1.500 empresas. También hay la presencia de ex políticos como Bill Clinton, que tienen una fundación destinada a mejorar la salud y el bienestar de las personas, o quien fue su vicepresidente Al Gore, reconvertido en un luchador contra el cambio climático. Y es que Davos también reluce el negocio de la filantropía, es decir, cómo enriquecerse ayudando a los demás, como denuncia el periodista Andy Robinson en su recomendable libro “Un reportero en la montaña mágica”.

Lee el resto de la entrada »

Syriza: el miedo de la UE al cambio

Alexis Tsipras en la apertura de la campaña electoral griega. Foto: EFE/ Archivo

Alexis Tsipras en la apertura de la campaña electoral griega. Foto: EFE/ Archivo

Por primera vez desde el inicio de la crisis en 2008, existe la posibilidad real de un gobierno europeo liderado por la izquierda radical. Si como vaticinan las encuestas Syriza gana las elecciones anticipadas del próximo 25 de enero, Alexis Tsipras (Atenas, 28 de Julio de 1974) será el primer líder anti-capitalista que llevará conceptos como ‘re-estructuración’ o ‘alivio de la deuda’ a una cumbre europea. La foto de Tsipras y Merkel en la misma mesa, algo que muchos temen, dejaría de ser una ilusión.

A menos de tres semanas y pocos días después que haya arrancado la campaña electoral en Grecia, ha empezado también un sinfín de informaciones que retratan a Tsipras como un revolucionario poco realista. Déjà vu. En 2012, la campaña del miedo ya sobrevoló la Eurozona y la amenaza de una Grecia fuera del euro dio, en parte, la victoria a Samarás. Sin embargo, 2012 no es 2015. Tsipras ha moderado su discurso, acercándose algo más al centro de una izquierda radical de muchos tonos. El líder de Syriza tiene claro que los griegos no quieren ver al dracma ni en sueños, así que la temida ‘Grexit’, como se llama en la jerga comunitaria la posibilidad que Grecia abandone la moneda única, no es más que una parte del discurso que encaja al griego en una obra de tragedia clásica.

Lee el resto de la entrada »