Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Entradas etiquetadas como ‘Cameron’

¿Y si pagamos entre todos la deuda griega?

A veces la política internacional baja las escaleras y encuentra el centro del huracán entre el común de los mortales. A veces, la política internacional la hace la gente para la gente y no sus representantes políticos para otros, o peor, para sus acreedores. Tom Feeney, un chico de York (al norte de Inglaterra) de 29 años, que trabaja en una tienda de zapatos en Londres, ha lanzado un crowdfunding para pagar los 1.600 millones de euros que Grecia debe al FMI. Que lo consiga es prácticamente imposible, pero su gesto está cargado de simbolismos varios.

Perfil del creador de la campaña, Thom Feeney / Twitter

Perfil del creador de la campaña, Thom Feeney / Twitter

Es casi utópico llegar al montante del rescate, porque aunque la iniciativa ha tenido muy buena repercusión mediática, sólo ha llegado a recaudar 1.607.040€, que no es ni el 1% del total. Pero sí, más de 92.000 personas han puesto su granito de arena y han conseguido más de un millón seiscientos mil euros -lo pongo en letra, que se entiende mejor- en cinco días. Quedan cuatro más.

Vamos por partes. A Feeney le aburre la discusión sobre Grecia y harto de ver a los ministros europeos mareando la perdiz sobre si ayudan o no a Grecia, se pregunta por qué no lo arreglamos nosotros, la gente. La propuesta en principio es simple: si en la Unión Europea viven 503 millones de personas, con que cada una aporte 3,20€ lo arreglaríamos. Y aún sobraría para unos cuantos miles de bolsas de confeti para celebrarlo. Pero al ritmo que va el crowdfunding, se necesitarían 4.978 días más de campaña para conseguirlo, a no ser que los medios le den tanto bombo que nos volvamos todos locos y donemos, o que el mismísimo príncipe Al Waleed destine su fortuna a esta digna obra de caridad.

3,20€ es el precio de media pinta en Londres -qué cara esta la city, by the way-, o una ensalada de queso feta y olivas en cualquier parte de la UE, satiriza Feeney. El joven inglés propone varias recompensas, a las que se puede renunciar: una postal enviada desde Grecia para quien aporte 3€, una ensalada de feta y olivas para los que pongan 6€, una botella pequeña de Ouzo para los que metan 10€ al bote y una botella de vino griego para los que lleguen a 25€. Todos, productos hechos y enviados desde Grecia con el segundo objetivo de crear trabajo allí. Feeney asegura que su propósito no es una broma porque “esto afecta a gente real” y reconoce que el reto es muy difícil, pero también cree que no hay nada que perder. Lee el resto de la entrada »

Mientras tanto, en Arabia Saudí

La muerte del rey saudí Abdullah bin Abdulaziz, amigo de occidente, ha avivado la polémica sobre la libertad de expresión / EFE

La muerte del rey saudí Abdullah bin Abdulaziz, amigo de occidente, ha avivado la polémica sobre la libertad de expresión / EFE

Charlie Hebdo ha reavivado el debate sobre la libertad de expresión, sus límites, sus impulsores y sus enemigos. Gobernantes de todo el planeta han plagado sus discursos del último mes de esas tres palabras, mostrándose así como abanderados empedernidos de ese derecho y condenando fervientemente a aquellos que atentan contra él. Sin embargo, la reciente muerte del rey de Arabia Saudí, Abdullah bin Abdulaziz, ha puesto de manifiesto la gran hipocresía que envuelve esos discursos. Obama, Cameron, Hollande, Rajoy… todos han transmitido su pesar por el fallecimiento de un monarca que condena el terrorismo islámico, pero tortura blogueros y persigue disidentes.

No es la primera vez que Naciones Unidas denuncia la crueldad con la que las autoridades saudíes tratan a la población, en muchas ocasiones por expresarse libremente. Ahora la ONU ha puesto el grito en el cielo por la condena impuesta al bloguero Raef Badawi: 1.000 latigazos por “insultar el Islam”, según la sentencia, que se le impartirán a lo largo de 20 semanas, lo que supone unos 50 latigazos por semana. Badawi, de 31 años, es uno de los impulsores de la Red Liberal Saudí contra la influencia religiosa en el reino y ganó el Premio Reporteros Sin Fronteras por la Libertad de Prensa 2014. Lleva en prisión desde 2012 bajo una condena de 10 años de cárcel, y la segunda tanda de latigazos ha tenido que posponerse por su delicado estado de salud.

Lee el resto de la entrada »

Una Europa más política… ¿Una Europa mejor?

Jean-Claude Juncker, el nuevo presidente de la Comisión Europea. Crédito: EPP

Jean-Claude Juncker, el nuevo presidente de la Comisión Europea. Crédito: EPP

A los que todavía os recuperáis de los comicios europeos –que tuvieron lugar en Mayo- y la “sorpresa” de la reelección de Schulz como presidente del Parlamento Europeo: la diversión en el laberinto europeo continua.

Jean-Claude Juncker, el candidato del PPE a presidir la Comisión Europea los próximos cinco años, ha sido ya formalmente elegido. “La gran novedad” de estas elecciones dio sus frutos, en parte, ayer. Digo dio sus frutos porque, por primera vez en la historia, y tras la aprobación del Tratado de Lisboa en 2009, el jefe del ejecutivo europeo será un candidato que fue propuesto por los gobiernos de los 28 (decidieron que fuera él en el Consejo Europeo de finales de Junio) en función de los resultados de las elecciones.

En otras palabras, tras conocerse la victoria del PPE en la Eurocámara, siendo el partido con más escaños, estaba bastante claro que él sería el candidato propuesto por los gobiernos. Para convertirse en presidente de la Comisión, sin embargo, necesitaba algo más que el apoyo de los 28 –o mejor dicho 26 porque, a Cameron, Juncker no le hace ni pizca de gracia y Hungría también se opuso-. Tal como establecen los tratados necesitaba, además, ganarse una mayoría -al menos 376 de 751 votos – en el Parlamento (de ahí eso de “más poderes para el Parlamento”).

Abrazando a la mayoría

La prueba de fuego tuvo lugar ayer en la sesión plenaria en Estrasburgo. Tras un discurso que abrazaba la mayoría y con guiños a casi todas las ideologías escuchándole, Juncker consiguió el apoyo de 422 eurodiputados.

Así, durante su discurso “Un nuevo comienzo para Europa”, prometió entre otras cosas un paquete de estímulo (del que poco se sabe) que estará listo antes de marzo de 2015. “El objetivo es movilizar 300.000 millones de euros en inversión pública y privada en los tres próximos años”, dijo. Y es que aunque reconoció que hubo errores en la gestión de la crisis y que no se sale de una crisis solo con recortes, dijo preferir mirar hacia el futuro (claro) y priorizar el crecimiento.

También habló de un emplazamiento de la Troika que evalúe el impacto social que pueda tener cualquier programa, de más solidaridad en la política de inmigración, de una Comisión Europea que ejemplifique la igualdad de género, de más energías limpias y de más mercado –entre otros, mencionó un acuerdo comercial con Estados Unidos “razonable y equilibrado”.

La hipocresía revolucionaria

En el pleno, varios parlamentarios cuestionaron que él pueda ser el hombre que revolucione Europa. Y es que este casi sexagenario ha estado en primera línea de la política europea durante años. Además de ser primer ministro de Luxemburgo -ese pequeño país conocido por ser un paraíso fiscal- desde 1995 hasta 2013, ha sido también presidente del Eurogrupo desde 2005 hasta 2013 –momento en el que se han tramado y aplicado los llamados rescates- y fue una vez gobernador del Banco Mundial y el FMI.

¿Será un nuevo comienzo de verdad? ¿O será más de lo mismo? ¿Qué podemos esperar de este veterano? ¿Cuál será el efecto de la “politización” del Ejecutivo, hasta ahora, supuestamente neutral?

La semana pasada acudí a un debate sobre los retos del nuevo Parlamento Europeo, algo que viene a ser lo mismo que los retos para Europa en los próximos años. Uno de los ponentes, el economista griego Haris Golemis, dijo: “No importa cuán buenas sean las propuestas que lleguen si no hay voluntad política de verdad”. Veremos qué pasa.

 

BLANCA BLAY

@BlancaBlay

blanca.blay@gmail.com

¿Debería ser Escocia un país independiente? Barroso y la libra apuestan por el no

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, declaró en  en el programa político de la BBC “Andrew Marr Show” que considera “muy difícil, si no imposible”, que una Escocia independiente pueda ser miembro de la Unión Europea. Recordó que Escocia quedaría fuera de la UE si se independizara y debería pedir el reingreso, que además tendría que ser aprobado por los 28.independencia de escocia

No es la primera vez que Barroso muestra su postura frente a la posible secesión de Escocia. Desde el mismo momento en el que Alex Salmond propuso celebrar el plebiscito, el presidente de la Comisión Europea le dijo que, para tener una silla en Bruselas, debía ponerse a la cola y solicitar desde cero su adhesión.

Los independentistas escoceses calificaron de “disparate” las palabras de Barroso. El jefe del Gobierno autonómico de Escocia Alex Salmond respondió a estas declaraciones resaltando que la Unión Europea “respetará el voto democrático de los escoceses” en el referéndum independentista previsto el próximo 18 de septiembre. El líder nacionalista recordó acto seguido que Barroso dejará su cargo al frente de la Comisión antes de la consulta sobre el futuro de Escocia dentro del Reino Unido. En opinión del líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP), la Unión Europea, que “ha aceptado a tantos países”, “tendría que negociar de buena fe y con espíritu de cooperación” con la nueva nación si los escoceses votan a favor de la independencia. Además, Salmond apuntó que ningún país de la UE ha expresado su intención de vetar la adhesión de una Escocia independiente, si finalmente gana el ‘Sí’.

El Gobierno británico también advirtió a Salmond sobre las consecuencias económicas y monetarias que tendría para Escocia su separación del Reino Unido. El ministro de Finanzas británico, George Osborne, indicó que  una Escocia independiente tendría que abandonar la libra y que además tampoco tendría derecho a los fondos del Banco de Inglaterra. A siete meses del referéndum secesionista, Londres ha intensificado durante estas últimas semanas su campaña por el “no”. Clarificar el futuro de la libra y subrayar las consecuencias económicas que se pueden derivar de la separación es una de las claves de la estrategia de David Cameron para convencer a los indecisos.

KAP-scottland

Las últimas encuestas revelan que la tendencia a favor de la independencia ha subido del 32% al 37 %. La campaña que apoya la unión descendió del 49% al 44%. La clave puede estar en el gran número de indecisos, los cuales están especialmente preocupados por la economía. Los líderes nacionalistas de Escocia consideran “un farol” la amenaza británica sobre la libra, al tiempo que amagan con no pagar su parte de la deuda pública si finalmente se les niega la unión monetaria.

Alex Salmond cree viable la independencia de Escocia apoyada en los recursos del petróleo del Mar del Norte y aboga por un nuevo Estado que mantenga la libra esterlina y a la reina Isabel II como jefa de Estado, y forme parte de la UE y la OTAN, entre otros organismos internacionales.

El próximo 18 de septiembre, los mayores de 16 años residentes en Escocia, están convocados a las urnas para responder con un sí o un no a la pregunta “¿Debería ser Escocia un país independiente?”.