BLOGS
Capturando la temperie Capturando la temperie

Tenemos todo el tiempo del mundo para ti

Archivo de la categoría ‘General’

La temperie, protagonista en el US Open

Si la temperie, o tiempo atmosférico, es siempre un factor importante en cualquier torneo, ésta se volverá decisiva el próximo jueves, en la primera jornada del US Open a disputar en el Merion Golf Club de Haverford Township, Pennsylvania.

Tras una semana revuelta, con alternancia de nubes, chubascos, pero también con ratos de sol, el próximo jueves 13 las cosas se pondrán muy complicadas. Ya durante la madrugada empezarán las nubes a cubrir el cielo, y el viento a incrementar sus rachas, pero será durante el día cuando el paso de una potente perturbación dejará lluvia abundante y rachas de viento muy fuertes, que harán la práctica del juego muy complicada, por no decir imposible. No se descartan tormentas y aparato eléctrico.

Merion-golf-club-us-open-620x315

El pronóstico, a día de hoy, anuncia lluvia desde media mañana, incrementándose en intensidad durante las horas centrales y descargando con fuerza por la tarde. Un total de 25 litros por metro cuadrado acompañados por vientos sostenidos de  20-25 Km/h, pero con rachas en ocasiones de más de 70 Km/h. Sería de sur por la mañana, rolando a norte-noroeste por la tarde, tras el paso de la borrasca.

Atentos pues, no sólo a esta primera jornada, sino al resto de días, ya que si bien el tiempo se tranquiliza y no será tan severo, los terrenos quedarán bastante afectados. No sería descartable tener que usar el lunes como día adicional para acabar el torneo, aunque el pronóstico para domingo y lunes anuncia nuevas lluvias…

Habrá verano en 2013

Nunca pensé en titular así un post, pero a la vista de algunas informaciones aparecidas en prensa digital, avaladas por el canal francés Météo, creo que es bueno recordarlo y poner las cosas en su sitio.

Según el citado pronostico, hay un 70% de probabilidad de no tener verano en Europa occidental. Así de fuerte. Y nos lo quieren hacer creer atestiguando que en 1816 ya pasó. Claro que pasó, y seguramente ayudado en buena medida por un volcán llamado Tambora, que cubrió de cenizas medio planeta y evitó que el Sol (más apagado de lo normal en esos años) calentara como es debido.

 

Volveremos a disfrutar de estampas veraniegas este año... Foto Moyan Brenn/Flickr CC

Volveremos a disfrutar de estampas veraniegas este año… Foto Moyan Brenn/Flickr CC

 

Nunca ha vuelto a pasar y, desde luego, no pasará este año. Podremos tener veranos más calurosos, más frescos, más o menos lluviosos, pero todos son veranos. En todos ellos hace calor, en todos ellos nos bañamos en nuestros mares y océanos y en todos ellos tenemos problemas para dormir por las noches.

Poco más que añadir, tendremos verano este año. Vendrán los calores agobiantes, sudaremos la gota gorda y suplicaremos poder descansar por las noches, como todos los años. Los refranes están ahí por algo, dejemos que llegue el 40 de mayo y entendamos que la primavera es, además de la estación de los primeros calores, época de cambios, de tormentas, de fríos nocturnos. No queramos hacer noticia de algo que no lo es. Esperemos que llegue el verano y ya veremos cómo es.

Los modelos a medio y largo plazo sólo sirven para rellenar minutos y páginas en algunos medios.

Aquí queda escrito, en Agosto nos leemos y a ver qué pasa.

 

Madrid, la capital mas fría del mundo el pasado viernes 17 de Mayo

El pasado viernes 17 de Mayo se produjo en Madrid un hecho realmente excepcional. Me avisa de ello Enrique Hernánz, jefe de predicción meteorológica de digitalmeteo. Resulta que la capital de nuestro país fue la capital -de entre todas las capitales de todos los países- con la temperatura máxima más baja de todo el planeta. Así de espectacular e impactante.

Efectivamente, la máxima oficial fue de 9,2ºC, en un día de Mayo auténticamente invernal. De hecho, la lluvia y el viento hizo que la sensación térmica fuera incluso menor. No, en Moscú no hizo más frío, sino unos sorprendentes 25ºC de máxima…

El propio Enrique me pasa estos datos: “En otras capitales de Europa, los registros fueron bastante más cercanos a los de Madrid, y en Bruselas la temperatura máxima no sobrepasó los 9,7ºC, siendo la capital belga la segunda más fría de todo el planetaLa Paz, capital de Bolivia, con 10,0ºC, ocupó la tercera plaza de capitales más frías del planeta durante el viernes.

En el hemisferio sur, a pesar de que el invierno cada vez está más cercano, ninguna capital consiguió batir los registros de Madrid, y Canberra y Buenos Aires registraron las temperaturas más bajas de este continente hemisferio con 14,6ºC y 15,5ºC respectivamente. America del Norte y Asia, tampoco fueron rivales para Madrid, siendo Ottawa la capital más fría de ambos continentes, con un registro que llegó hasta los 17,1ºC el viernes.

Además Madrid no se conformó con ser la capital con la temperatura máxima más fría de todo el planeta, y el viernes 17 de mayo batió otro espectacular registro. Y es que este día será recordado en la historia de la climatología madrileña, como el día en el cual la temperatura máxima subió menos en la capital española durante un mes de mayo.”

Flipante, ¿no? Y ahora claro viene la pregunta… ¿hasta cuándo tendremos  este arreón frío? Porque las montañas, pasada ya la mitad de mayo, se han vuelto a vestir de blanco y el cambio de ropa del armario aún no se ha producido… Pues la respuesta es que mayo probablemente terminará sin grandes calores, aunque las temperaturas poco a poco se irán recuperando, y llegaremos a los 20ºC de máxima en Madrid a mediados de la semana que viene, tras un inicio lluvioso.

Más que nunca el famoso refrán sobre el 40 de mayo parece que va a volver a hacerse realidad…

 

¿Cuándo llegará la primavera?

Evidentemente el título del post es un gancho, pues la primavera, como sabéis, llegó ya hace unas semanas. Sin embargo, y por mucho que se empeñe El Corte Inglés, aún no es primavera de la forma que nos gustaría, y nadie parece estar contento con la estación de las flores y los pajarillos.

Tras un largo y frío invierno (sobre todo enero y febrero), nuestros cuerpos piden calorcito y sol, poder hacer la fotosíntesis en las miles de terracitas que, hasta ahora, aguardan el momento de ser desplegadas. Salvo en zonas en donde ni siquiera el invierno aprieta fuerte (Canarias, sureste peninsular) los pajarillos brillan por su ausencia, el sol que calienta es casi un recuerdo y las nubes, lluvias y tormentas campan a sus anchas por nuestro territorio. Las quejas por tanta lluvia se generalizan y lo que es peor, las inundaciones por deshielo, desembalse de pantanos y crecidas subsiguientes están a la orden del día.

Parece que el miércoles 10 de Abril entra "esta" primavera. Foto JC I Núria Flickr CC.

Parece que el miércoles 10 de Abril entra “esta” primavera. Foto JC I Núria Flickr CC.

Y la pregunta más repetida es: “¿hasta cuándo?”, “¿cuánto queda para disfrutar de esos días de primavera que (casi) todos esperan?”

Bien, ya queda menos. La semana que viene se perfila como de cambio de tendencia. Con todas las reservas que tiene hablar a más de 5 días en meteorología yo diría que la primavera este año entra el próximo miércoles 10 de Abril. Será, quizás, el primer día que, de forma casi general, podremos disfrutar de cielos bastante despejados, menos viento, ausencia de lluvia y temperaturas por encima de los 20ºC. Ya el martes 9 el sol habrá sido protagonista, pero con temperaturas máximas inferiores a 20ºC en todo el norte y centro, y con mínimas por debajo de 5ºC, de poca primavera se puede hablar.

Hasta entonces, paciencia. Una nueva perturbación nos cruza, y a esto se le une una corriente de viento procedente del interior de Europa, bastante frío, que hará bajar las temperaturas bastante. Parece, desde luego, el último arreón del invierno. Volverán las nieves este fin de semana (sobre todo el viernes) a los sistemas montañosos y a zonas altas del norte peninsular. Y arreciarán, sobre todo, las quejas ante esta primavera que aún no se manifiesta como debería….o quizá sí lo esté haciendo.

Candilazo previo al Día del Agua

Ya se aprecia el cambio de tendencia. El frente que abre la puerta a la familia de borrascas que nos acompañará durante la semana santa cruza en estos momentos la zona centro. Las nubes y chubascos son ya realidad en la mitad oeste de nuestra península. Y sí, se confirma que hasta el miércoles santo el tiempo estará revuelto, más cuanto más al oeste. Sí, muchas procesiones corren peligro de no salir… Y, lo que ayer comentábamos como posibilidad, un jueves y viernes santo más tranquilos, se desvanece. El viernes sobre todo, vuelven las probabilidades de lluvia, aunque igual, aún la fiabilidad es baja.

Pero no avancemos tanto en el futuro, que luego ya sabemos lo que pasa, y miremos, en este viernes Día Mundial del Agua, al día de ayer, cuando la avanzadilla del frente que ahora nos afecta dejaba unos cielos maravillosos al atardecer. Sin dudarlo, tiré de instagram (aquí os dejo lo que voy compartiendo) y obtuve esta bonita foto en la zona norte de Madrid, que ahora os comparto. Espero que os guste y que os animéis a compartir las vuestras en FaceBook y Twitter con el tag #candilazo, aquí explico lo que es.

 

Candilazo en el norte de Madrid. Foto Galaxy Camera, ER.

Candilazo en el norte de Madrid. Foto Galaxy Camera, ER.

 

 

 

Los meteorólogos no somos adivinos

Acaba el invierno de 2012-2013 y por fin podemos decir cómo ha sido. Enero bastante húmedo y relativamente cálido, Febrero más frío y húmedo de lo normal y Marzo, a falta de datos oficiales, más frío y húmedo también. De aquellas previsiones estacionales que se hacían a principios de Noviembre, pocas han aguantado el tipo, y, las que lo han hecho, simplemente han acertado por casualidad, en mi opinión. Seguramente la más cercana haya sido esta de AccuWeather.com (pero ya os digo, no por tener la bola de cristal)…

La realidad es que mañana, día 20 de Marzo, a las 12:02 hora oficial española, empieza la primavera de 2013. Y con ella, a pocos días vista, la Semana Santa. Antes de que me preguntéis cómo será esta estación y el periodo vacacional de SS, os diré que poco o nada se puede saber a día de hoy, martes 19. A pesar de repetir que los pronósticos a más de 5-7 días son muy poco fiables, correré el riesgo, y lo volveré a mencionar. Creo que es justo y sano reconocer humildemente que los meteorólogos no somos adivinos, y además, no queremos serlo. La mayoría de nosotros, ante el vértigo que deja tras de sí la pregunta: “¿Qué tiempo va a hacer en Semana Santa?”, debemos reconocer las limitaciones de esta maravillosa ciencia, que deja dudas más que razonables en su fiabilidad a medio y largo plazo.

No tenemos la bola de cristal, lo sentimos. Foto Jacilluch, Fliker CC.

No tenemos la bola de cristal, lo sentimos. Foto Jacilluch, Fliker CC.

Lo sentimos. Es lo que hay. Nadie en su sano juicio meteorológico debería aventurarse, no sólo en un medio masivo de comunicación, sino ni siquiera en una charla de amigos, a aventurar qué tiempo nos espera la semana que viene. O, si lo hace, debería hablar claramente de probabilidades de que el pronóstico se cumpla. Ahí sí que podemos “mojarnos“. Ya escribí algo sobre la probabilidad de precipitación esperada, y esto es lo mismo. Bien, emite tu pronóstico, pero siempre y cuando la fiabilidad cumpla unos mínimos y la probabilidad de cumplirse esté por encima de un 60%, aproximadamente.

Las ecuaciones atmosféricas, o modelos meteorológicos, se nutren de variables que en esta época del año son muy caprichosas. Una pequeña modificación de alguna de ellas y todo cambia. Quita dos grados, pon un poco más de humedad en capas altas, agrega más viento del esperado y un poco menos de horas de insolación y plof, el resultado de la ecuación, o modelo, ya no refleja la temperie que realmente tendremos. El modelo no falla, ojo. La ecuación se resuelve, pero los datos de entrada no son válidos, y la salida, por lo tanto tampoco. En la siguiente ejecución, el superordenador ya contará con nuevos datos de entrada, que, otra vez, reflejarán mas o menos el estado actual de la atmósfera…y vuelta a empezar.

Vale, que me enrollo. Si has llegado hasta aquí, gracias. Porque sé que, a pesar de lo que te acabo de contar, la pregunta que tienes en mente es… “Vale tio, pero… ¿va a llover en Semana Santa?” 🙂

Venga, miremos los modelos hasta una fiabilidad razonable en el tiempo. Digamos 5 días. Hoy el tiempo está siendo muy nuboso y lluvioso en todo el sur y zona centro peninsular e islas. Llueve sobre mojado ademas en muchas zonas. Pero nos llegan dos días de tregua. La primavera entrará haciendo honor a la temperie que se le supone. Y miércoles y jueves serán días tranquilos, soleado sobre todo el primero, con nubes meramente decorativas y temperaturas más agradables. Pero ojo, el viernes llegan más nubes y lluvias, y el día será muy parecido al de hoy, con chubascos y cielos grises generalizados. El sábado continuará el tiempo revuelto, quizá con algún rato más de sol, pero el viento será protagonista en muchas zonas, al igual que el domingo. Irá mejorando, no obstante, de oeste a este, y permitidme generalizar, pues los detalles del fin de semana los iremos viendo poco a poco.

Hasta aquí lo que podemos considerar, a día de hoy, razonable. Lo siento, es lo que hay. Os podría decir que el anticiclón parece que se afianza al sur peninsular durante la siguiente semana y que los cielos despejados y las temperaturas suaves serán las protagonistas, pero, si lo hiciera, correría el riesgo de desmentirme mañana mismo.

Así pues, como si no hubierais leído nada… 🙂

 

Alternativas a la sal para no resbalar (II)

Como os prometí, aquí va la segunda parte del post dedicado a las alternativas a la sal como fundente para nuestras ciudades y carreteras.

Os paso las alternativas que he podido encontrar, pero seguro que vosotros podéis completar con alguna más. Ya, ya se que lo primero que mucha gente comentará es que muchas de ellas son caras, y que, con los tiempos tan recortados que corren, como para gastar más… Aún así, yo recomendaría a las autoridades que empiecen a valorarlas, ya que es posible que sean algo más caras…pero a corto plazo, pues las pérdidas medioambientales, en fauna y flora y el destrozo de los acuíferos, son pérdidas por valor incalculable.

La primera sería sustituir, o al menos mezclar, la sal por gravilla o pequeños pedazos de material inocuo, como vi que se hacía en Finlandia y os contaba que vi en Berlín este pasado fin de semana, y en muchos países nórdicos. De esta manera se reduce el impacto de la sal y se evitan los temidos resbalones y derrapes. También se puede mezclar la sal con agua (salmuera) y arena, o con cloruro potásico o cloruro cálcico, más caros, es cierto, pero más baratos que el destrozo que supone los efectos de la sal. También el acetato de calcio-magnesio se ha revelado, según estudios realizados en EEUU como un excelente anticongelante, inocuo para el medio ambiente. Esta solución es más bien para las aceras, pues la gravilla en las carreteras y autopistas, como alguien me comentaba en el anterior post puede ser peligroso.

La Comunidad dispone de cinco plantas que producen 1.500 l. de este fundente

La Comunidad dispone de cinco plantas que producen 1.500 l. de salmuera. Fuente, Com.Mad,

 

Además, no estaría mal que fueran las propias comunidades de vecinos las que se ocuparan de sus propias parcelas, y, desde luego, no echaran sal, sino que recogieran la nieve y adecuaran sus zonas. Esto, para las carreteras, tampoco sería solución, ya que no es terreno tan accesible y es propiedad del estado o empresas. Allí, el uso de de ruedas de invierno es habitual en el norte y centro de Europa, no tanto aquí, ya que no hay muchos días al año en donde se hacen necesarias… En este caso, una alternativa es modificar la rugosidad de los asfaltos que se emplean en las carreteras más afectadas. Está demostrado que con más rugosidad el hielo y la nieve afecta menos y los coches ganan en seguridad.

Fijaos, para los aeropuertos se está usando urea. Sí, como lo oís. La urea es una sustancia que evita la congelación, y aunque tiene otros problemas secundarios, como su alto valor nutriente que puede producir efectos indeseados, evita la corrosión que produce la sal en los aviones.

Por aportar algo, creo que estar pendientes de la predicción meteorológica puede ser una buena manera de reducir los efectos de la sal. Me explico. En la anunciada nevada de hace pocos días en Madrid, la sal esparcida no tuvo efecto, pues al final la nevada no se produjo. Se podrían haber ahorrado el uso de toneladas de sal. Nuestras calles amanecieron cubiertas del salado elemento y en ningún punto de la ciudad cuajó. Con un pronóstico acertado y personalizado, y con un seguimiento continuo, nuestros parques y jardines, nuestra vegetación y nuestros animales, no hubieran sufrido. Ni nuestros coches tampoco.

Desde luego, incrementar el uso de quitanieves antes de aplicar estos métodos es muy recomendable, ya que cuanta más nieve y hielo se quite por métodos mecánicos, mucho mejor. Sí, son caros, lo se, pero repito el razonamiento anterior.

Por último, hay muchas experiencias que diferentes gobiernos están probando, entre las que me llama la atención el uso de la melaza (el líquido espeso que queda como residuo tras moler caña de azúcar) que ha probado recientemente el gobierno austriaco. También se está probando un producto llamado GeoMelt, hecho a base de zumo de remolacha, en EEUU.

En resumen, nada es perfecto, pero desde luego la sal es de las peores soluciones a medio y largo plazo.

La sal mata.

 

 

Un tuit “con miga” y varias cuestiones a la AEMET

NOTA.- Os prometí la segunda parte del post acerca del uso y alternativas a la sal, pero antes, un breve comentario acerca de algo que acabo de ver y me ha hecho reflexionar. El siguiente post será esa segunda parte.

Como sabéis, desde hace unas semanas lleva funcionando la cuenta de twitter de la Agencia Estatal de Meteorología. En su bio podemos leer: “Servicio de la Agencia Estatal de Meteorología para el tiempo y el clima. Canal de comunicación de los profesionales con la sociedad“. Fantástico, la verdad, más vale tarde que nunca. Es una cuenta que se echaba mucho de menos y que tiene un potencial de crecimiento e influencia impresionante, si extrapolamos por el número de visitantes que llegan a su web.

Sin embargo, ese canal de los profesionales con la sociedad, no parece funcionar en ambos sentidos. Desgraciadamente, es una comunicación en un solo sentido, al menos hasta ahora y a la vista de su timeline. Emite mensajes, avisos, datos, tendencias, etc…lo cual está muy bien, pero no está atenta a cuestiones o dudas. No conversa. No personaliza. Sigue usando mensajes generalistas, a granel, replica el modelo de medio de comunicación masivo. Es una pena que la mitad del potencial que tiene la herramienta se pierda, en mi opinión. Poder preguntar directamente a la fuente poseedora de tanta información privilegiada sería realmente un avance para esta sociedad, en temas meteorológicos y climatológicos.

 

Previsión por conjuntos o "ensemble" del Centro Europeo. Via AEMET.

Los 51 escenarios del “ensemble” del Centro Europeo. Via AEMET.

 

Esta mañana la AEMET  ha emitido un tuit con bastante miga. Nos avisa de un cambio de tiempo drástico para el sábado, en un pronóstico a cinco días vista. Quizás porque la fiabilidad de una predicción a tantos días no es aún muy elevada, nos adjunta un mapa de diferentes escenarios y probabilidades, un auténtico regalo, como nos cuenta Angel Rivera en su blog. Para los que amamos la meteo, hemos luchado durante años para que se liberen los datos oficiales y no estamos acostumbrados a ver este tipo de informaciones publicadas libremente, es una buena noticia.

Pero una noticia que me hace reflexionar y plantearme algunas dudas, que desde aquí lanzo a la agencia:

¿Es este un camino que emprende la AEMET para liberalizar este tipo de datos?

¿Podremos disponer de ellos diariamente?

¿Es twitter el mejor canal para dar a conocer este tipo de mapas tan técnicos?

El destinatario de los mensajes, vosotros, personas que no tenéis porqué saber de meteorología, ¿los entendéis? Por cierto, me apunto un post para explicar lo que son y cómo interpretar estos mapas.

¿No sería mejor recluir este tipo de información tan especializada a la web, en donde los realmente interesados vayan a buscarla, y dejar twitter como canal masivo con pronósticos sencillos y más conversación directa?

Bueno, ahí quedan, probablemente sin respuesta oficial, como varios tuits que he lanzado a su cuenta. Yo personalmente me alegro infinito de que alguien dentro de la AEMET esté sacando esta información, pero, por favor, no nos dejéis con la miel en los labios, publicad todos los días estos “ensemble“, y ya de paso tanta información como disponéis allí. Volved a abrir vuestro FTP de una vez por todas y de forma definitiva. Sería maravilloso poder tener toda esa información para explotarla como es debido, ya que vosotros no lo hacéis, y aportar nuestro granito de arena a la sociedad.

Para eso os pagamos.

 

¿Cuánto cuesta un aviso meteorológico de la AEMET?

Una vez Gong, la borrasca nacida en el proceso ciclogenético explosivo, ha pasado haciendo honor a su nombre, nos queda una situación muy interesante, meteorológicamente hablando. Una nueva perturbación nos va a afectar desde la próxima madrugada, comenzando a dejar vientos muy fuertes en las costas de Galicia y Cantábrico, lluvia y nieve en cotas más bajas de lo normal.

Cuando esto ocurre, recibo docenas de consultas por twitter (por cierto, a veces no puedo contestar a todos, ya lo siento, no os enfadéis). En mi timeline podéis ver información general, y podéis preguntar. Hoy la cuestión más repetida es si veremos nieve en Madrid capital. De hecho, he mantenido una interesante conversación con la delegada del gobierno en Madrid, Doña Cristina Cifuentes, muy activa en la red de los 140 caracteres.

Nevada en Madrid del 11 de Enero de 2010. Veremos mañana... Foto ER.

Nevada en Madrid del 11 de Enero de 2010. Veremos mañana… Foto ER.

La situación es propensa para que nieve mañana en Madrid. Veremos dónde cuaja. Lo haría desde primeras horas de la mañana, y no sólo en la periferia, sino en la almendra central, en el área metropolitana. Hasta ahí la información. La cuestión es que esta mañana temprano el aviso por nieve emitido por la AEMET era de color amarillo, lo que significa, según el PLAN NACIONAL DE PREDICCIÓN Y VIGILANCIA DE FENÓMENOS METEOROLOGICOS ADVERSOS METEOALERTA que no existe ningún riesgo para la población en general, pero sí para alguna actividad concreta. Durante la mañana, este aviso ha pasado a ser de color naranja para la zona metropolitana de Madrid, pues la cantidad esperada por la AEMET pasa a ser de 2 a 5 centímetros, con probabilidad entre un 10 y un 40%. El aviso naranja sí especifica que existe riesgo meteorológico importante, incluso cierto grado de peligro para las actividades usuales.

Hay algún seguidor que me comentaba que si este hecho no sería una manera de curarse en salud de la agencia, y evitar así el posible impacto de una gran nevada. No dudo de la profesionalidad de los predictores de la AEMET, desde luego. Pero esa duda me ha hecho preguntarme si el hecho de subir el color del aviso también tiene impacto en el coste económico de la preparación de la contingencia.

El Plan Nevada del Ayuntamiento de Madrid, contempla estas tres fases:

A) fase de prealerta o preparatoria de todos los medios humanos, mecánicos y materiales, y actuaciones preventivas con materiales fundentes. Es la que está activada ahora mismo.

B) fase de alerta o de actuación contra la emergencia y actuación curativa con cuchillas quitanieves y sal si fuese necesario, y

C) fase de normalización, recuperando la actividad normal de la ciudad una vez concluida la nevada

La pregunta es, ¿nos cuesta más un aviso naranja que uno amarillo? ¿Se movilizan más efectivos, durante más tiempo? ¿O da lo mismo? Es simple curiosidad, al fin y al cabo esto lo pagamos todos con nuestros impuestos, no estaría mal saberlo.

Acerca de este tema hemos intercambiado varios mensajes, pero al final twitter no parece el mejor medio para discutir asuntos un poco complejos. Por eso he traído la discusión aquí, y espero tener una respuesta más completa en los comentarios.

 

La meteorología en los juegos virtuales

Desde hace mucho tiempo me ronda la cabeza una idea: ¿por qué no incluir parámetros meteorológicos en los juegos de ordenador? Juegos, evidentemente, hay de muchas temáticas. Algunas serán más aptas que otras para esa inclusión. Quizá un sencillo comecocos o un juego de matar marcianos no sea el mas adecuado (aunque… ¿por qué no meter conceptos de space weather, como meteoritos, erupciones solares o explosiones estelares?) O a lo mejor en el Tetris tampoco tiene mucho sentido (salvo si dificultamos el juego haciendo que las fichas no se vean del todo por la niebla o sean más resbaladizas con hielo o nieve…)

Cada vez más, los juegos tienden a ser realistas. Puestos a ello, hagamos que la temperie sea parte del juego, que las condiciones meteorológicas, incluso las climatológicas, decidan pequeños avances o retrocesos en la dinámica de la partida. Que pueda ser empleada por algún jugador para sacar ventaja, o enviar dificultades a los demás. Quizá mi equipo de fútbol en el FIFA juegue mejor con viento y frío, o mi coche del F1 2013 vuele en mojado, evitando así las limitaciones de mi monoplaza… (de qué me suena esto…).

Hay muchos ejemplos, seguro que en tu juego favorito puedes introducir, de una forma u otra, una variable meteorológica, hasta en los Angry Birds hay pantallas en las que el viento hace de las suyas… Pero quizá sea en los juegos de simulación a gran escala (como e-Republik, por ejemplo) en donde podríamos hacer algo grande. Desde jugar a ser Dios, y mandar huracanes, tornados y sequías a nuestros contrincantes, a, simplemente, usar la meteorología en tiempo real, y dejar que la atmósfera decida quién lo pasa mal, obteniendo datos globales y aplicando criterios sobre cómo los jugadores se ven afectados.

Pantallazo de Algor, un proyecto del grupo HAROSA, UOC.

Pantallazo de Algor, un proyecto del grupo HAROSA, UOC.

 

Para finalizar, algo más cercano y mucho más útil, un proyecto de la UOC que me chiva una buena amiga por twitter y que tiene que ver con la búsqueda de rutas de distribución eficientes. Algunas empresas logísticas del Estado ya lo están empezando a usar, y de esta forma optimizan el tiempo que un paquete tarda en llegar a su destino. Todo el juego, llamado Algor, se basa en un algoritmo de búsqueda de rutas, aplicable a muchos otros ámbitos. Puedes hasta competir contra el propio algoritmo. Y lo que Anita –especialista en ideas– con mucho criterio y siguiendo nuestra filosofía, me hace llegar, es que mezclar la meteo en tiempo real con este algoritmo quizá fuese una opción más realista aún y un buen modelo de negocio. Desde luego, un día lluvioso o con nieve esas rutas serán más lentas, y eso el algoritmo, que yo sepa, no lo tiene en cuenta.

Desde aquí nuestra disposición a colaborar en este o cualquier otro proyecto en donde la meteo pueda ser un factor decisivo.