BLOGS
Capturando la temperie Capturando la temperie

Tenemos todo el tiempo del mundo para ti

Archivo de la categoría ‘Meteorología’

Análisis del aviso amarillo para mañana en Madrid zona metropolitana

Efectivamente, estamos a las puertas de un repunte del calor en nuestro país. Atrás quedan los dudosos pronósticos estacionales que hablaban del verano más frío en décadas. O de un verano suave en Andalucía… Para nada, esperemos a que acabe para saber la realidad, pero desde luego ya os digo que ninguna de las dos cosas se cumplirá, ni frío ni suave. Más o menos tórrido y achicharrante, como todos los veranos.

El episodio de calor que  se avecina parece tratado con mucha delicadeza por la Agencia Estatal de Meteorología, que, en su comunicado oficial, evita la mediática expresión “ola de calor“. Bien por ellos en este caso, claro y conciso.  Sin embargo, hay ciertos detalles que no deberían pasar desapercibidos. Como por ejemplo, el aviso amarillo por calor emitido por la AEMET para la zona metropolitana de Madrid para mañana miércoles 3 de Julio.

Resulta que los avisos oficiales tienen unos umbrales para su emisión. Tanto por calor, como por frío, por precipitaciones o viento, cada zona tiene sus umbrales. En este documento los podéis revisar. Pues bien, como podéis ver, el umbral para la zona metropolitana de Madrid para emitir aviso amarillo es de 36ºC. Efectivamente, en la predicción que se hace por provincias (fig 1), el predictor estima una máxima de 36ºC para la estación oficial de Madrid-Retiro. Es más, en el propio aviso la temperatura esperada se estima en 37ºC (Fig 2), y así lo hace constar la cuenta de twitter de AEMET en Madrid.

 

Captura de la predicción por provincias para mañana miércoles. Fuente AEMET

Fig 1.- Captura de la predicción por provincias para mañana miércoles. Fuente AEMET

 

Fig 2.- Aviso de calor por 37ºC. Fuente AEMET

Fig 2.- Aviso de calor por 37ºC. Fuente AEMET

 

Hasta aquí todo correcto. Si mañana miércoles la máxima va a subir hasta 37ºC, el aviso está más que justificado, pues además es casi 6ºC más alta que la media de las máximas en Julio en Madrid (31,2ºC)

Pero no será así. No sabemos cómo ha calculado el predictor esos 36-37ºC para mañana en Madrid-Retiro. En nuestro departamento de meteorología (junto con el jefe de predicción de digitalmeteo, Enrique Hernánz) estimamos una máxima mañana en ese observatorio que a duras penas sobrepasará los 34ºC, si llega. Esos son 2-3ºC menos de lo que el predictor de la AEMET estima, una verdadera barbaridad cuando hablamos de predicciones profesionales. Y que haría, dato definitivo este, que el aviso amarillo no se activase.

En ningún caso mañana se llegará al umbral de 36ºC en Madrid-Retiro. (Por cierto, incongruente  el pronóstico por municipios automático de AEMET para mañana, que se queda corto, da 32ºC de máxima, y sin embargo con aviso amarillo… Fig 3.) El aviso amarillo no debería haberse emitido, y, sin embargo será noticia hoy en todos los medios. Y, claro, surgen preguntas y dudas…

 

Fig 3.- Previsión automatica por municipios. 32ºC de máxima para mañana y aviso amarillo... Fuente AEMET

Fig 3.- Previsión automatica por municipios. 32ºC de máxima para mañana y aviso amarillo… Fuente AEMET

 

De confirmarse el fallo de predicción mañana -estaremos, evidentemente muy atentos a la máxima en Madrid-Retiro- ¿A qué es debido? ¿Están afectando los recortes a la calidad de las predicciones?

¿Qué se quiere conseguir con un aviso mal emitido? Bastante ruido harán ya determinados medios alarmistas titulando informativos y cabeceras de periódicos online con la expresión “ola de calor” como para que desde el lado oficial se fomente esto.

¿Qué procedimientos se desencadenan con este aviso amarillo? ¿Nos cuesta dinero a los madrileños? Esta pregunta ya nos la hicimos en invierno con un aviso de nevada que nunca debió emitirse…

Nota.- Por supuesto, de llegarse mañana a los 36-37ºC en Madrid-Retiro seremos los primeros en pedir disculpas públicamente, reconocer nuestro error y asumir las críticas que seguro nos llegarán. 

Mañana lo veremos.

 

Habrá verano en 2013

Nunca pensé en titular así un post, pero a la vista de algunas informaciones aparecidas en prensa digital, avaladas por el canal francés Météo, creo que es bueno recordarlo y poner las cosas en su sitio.

Según el citado pronostico, hay un 70% de probabilidad de no tener verano en Europa occidental. Así de fuerte. Y nos lo quieren hacer creer atestiguando que en 1816 ya pasó. Claro que pasó, y seguramente ayudado en buena medida por un volcán llamado Tambora, que cubrió de cenizas medio planeta y evitó que el Sol (más apagado de lo normal en esos años) calentara como es debido.

 

Volveremos a disfrutar de estampas veraniegas este año... Foto Moyan Brenn/Flickr CC

Volveremos a disfrutar de estampas veraniegas este año… Foto Moyan Brenn/Flickr CC

 

Nunca ha vuelto a pasar y, desde luego, no pasará este año. Podremos tener veranos más calurosos, más frescos, más o menos lluviosos, pero todos son veranos. En todos ellos hace calor, en todos ellos nos bañamos en nuestros mares y océanos y en todos ellos tenemos problemas para dormir por las noches.

Poco más que añadir, tendremos verano este año. Vendrán los calores agobiantes, sudaremos la gota gorda y suplicaremos poder descansar por las noches, como todos los años. Los refranes están ahí por algo, dejemos que llegue el 40 de mayo y entendamos que la primavera es, además de la estación de los primeros calores, época de cambios, de tormentas, de fríos nocturnos. No queramos hacer noticia de algo que no lo es. Esperemos que llegue el verano y ya veremos cómo es.

Los modelos a medio y largo plazo sólo sirven para rellenar minutos y páginas en algunos medios.

Aquí queda escrito, en Agosto nos leemos y a ver qué pasa.

 

Madrid, la capital mas fría del mundo el pasado viernes 17 de Mayo

El pasado viernes 17 de Mayo se produjo en Madrid un hecho realmente excepcional. Me avisa de ello Enrique Hernánz, jefe de predicción meteorológica de digitalmeteo. Resulta que la capital de nuestro país fue la capital -de entre todas las capitales de todos los países- con la temperatura máxima más baja de todo el planeta. Así de espectacular e impactante.

Efectivamente, la máxima oficial fue de 9,2ºC, en un día de Mayo auténticamente invernal. De hecho, la lluvia y el viento hizo que la sensación térmica fuera incluso menor. No, en Moscú no hizo más frío, sino unos sorprendentes 25ºC de máxima…

El propio Enrique me pasa estos datos: “En otras capitales de Europa, los registros fueron bastante más cercanos a los de Madrid, y en Bruselas la temperatura máxima no sobrepasó los 9,7ºC, siendo la capital belga la segunda más fría de todo el planetaLa Paz, capital de Bolivia, con 10,0ºC, ocupó la tercera plaza de capitales más frías del planeta durante el viernes.

En el hemisferio sur, a pesar de que el invierno cada vez está más cercano, ninguna capital consiguió batir los registros de Madrid, y Canberra y Buenos Aires registraron las temperaturas más bajas de este continente hemisferio con 14,6ºC y 15,5ºC respectivamente. America del Norte y Asia, tampoco fueron rivales para Madrid, siendo Ottawa la capital más fría de ambos continentes, con un registro que llegó hasta los 17,1ºC el viernes.

Además Madrid no se conformó con ser la capital con la temperatura máxima más fría de todo el planeta, y el viernes 17 de mayo batió otro espectacular registro. Y es que este día será recordado en la historia de la climatología madrileña, como el día en el cual la temperatura máxima subió menos en la capital española durante un mes de mayo.”

Flipante, ¿no? Y ahora claro viene la pregunta… ¿hasta cuándo tendremos  este arreón frío? Porque las montañas, pasada ya la mitad de mayo, se han vuelto a vestir de blanco y el cambio de ropa del armario aún no se ha producido… Pues la respuesta es que mayo probablemente terminará sin grandes calores, aunque las temperaturas poco a poco se irán recuperando, y llegaremos a los 20ºC de máxima en Madrid a mediados de la semana que viene, tras un inicio lluvioso.

Más que nunca el famoso refrán sobre el 40 de mayo parece que va a volver a hacerse realidad…

 

Bocado invernal a las puertas de Mayo

Efectivamente, cuando ya humanos, animales y plantas estamos preparados -yo diría deseando- para sentir los calores del sol y disfrutar de las delicias primaverales, llega nuestra atmósfera y nos depara un inesperado giro. Un retorno al más crudo invierno, que afectará a todo nuestro país, a excepción de Canarias. Sí, a las puertas del puente de Mayo.

Todo va a empezar mañana jueves y precisamente en una zona poco sospechosa de ser lluviosa. El sureste peninsular. Durante el día llegarán las nubes y las precipitaciones en la costa mediterránea, desde Almería hacia el norte: Murcia, Alicante, Valencia, Castellón… Las nubes seguirán ganando terreno, hacia el norte y hacia el interior, y el viernes se extenderán por muchas zonas. Aún así, las temperaturas aguantarán.

Y llegamos al fin de semana, donde, a las lluvias y chubascos, se le unirá un descenso muy acusado de las temperaturas, un chute de aire frío que nos dejará helados, literalmente, en muchas zonas del norte. Volverá la nieve a las montañas y zonas altas. Desde latitudes muy al norte se nos descuelga una bolsa de aire frío, con -30ºC a 5.500 metros de altura (ver imagen abajo). Desde luego, esto tendrá reflejo en superficie, y la madrugada del viernes al sábado, pero sobre todo la del sábado al domingo, será digna de una madrugada de Enero. Las temperaturas negativas será protagonistas, pero sobre todo las sensaciones térmicas, ya que el viento norte hará de las suyas.

Mapa de masas de aire a 5.500 m. de altura prevista para el domingo a las 12h.

Mapa de masas de aire a 5.500 m. de altura prevista para el domingo a las 12h.

 

Ojo pues a los participantes en la maratón de Madrid. El domingo por la mañana será frío, y calentar bien será fundamental. A la hora de comienzo de la maratón la temperatura no superará los 5ºC, con una sensación térmica cercana a los 0ºC. Por ahora parece que la lluvia da tregua por la mañana, pero hay que vigilar, estamos a cuatro días vista y se pueden adelantar las precipitaciones.

El frío en altura nos acompañará prácticamente hasta el inicio del puente de Mayo, y seguirá haciendo de las suyas. La tendencia es a que, según pasen los días festivos, la atmósfera se recupere del golpe helador, aunque no por completo. Los calores que hace un par de semanas sufríamos, aún no quieren volver.

Más información, más detallada y más personalizada, en digitalmeteo.

¿Cuándo llegará la primavera?

Evidentemente el título del post es un gancho, pues la primavera, como sabéis, llegó ya hace unas semanas. Sin embargo, y por mucho que se empeñe El Corte Inglés, aún no es primavera de la forma que nos gustaría, y nadie parece estar contento con la estación de las flores y los pajarillos.

Tras un largo y frío invierno (sobre todo enero y febrero), nuestros cuerpos piden calorcito y sol, poder hacer la fotosíntesis en las miles de terracitas que, hasta ahora, aguardan el momento de ser desplegadas. Salvo en zonas en donde ni siquiera el invierno aprieta fuerte (Canarias, sureste peninsular) los pajarillos brillan por su ausencia, el sol que calienta es casi un recuerdo y las nubes, lluvias y tormentas campan a sus anchas por nuestro territorio. Las quejas por tanta lluvia se generalizan y lo que es peor, las inundaciones por deshielo, desembalse de pantanos y crecidas subsiguientes están a la orden del día.

Parece que el miércoles 10 de Abril entra "esta" primavera. Foto JC I Núria Flickr CC.

Parece que el miércoles 10 de Abril entra “esta” primavera. Foto JC I Núria Flickr CC.

Y la pregunta más repetida es: “¿hasta cuándo?”, “¿cuánto queda para disfrutar de esos días de primavera que (casi) todos esperan?”

Bien, ya queda menos. La semana que viene se perfila como de cambio de tendencia. Con todas las reservas que tiene hablar a más de 5 días en meteorología yo diría que la primavera este año entra el próximo miércoles 10 de Abril. Será, quizás, el primer día que, de forma casi general, podremos disfrutar de cielos bastante despejados, menos viento, ausencia de lluvia y temperaturas por encima de los 20ºC. Ya el martes 9 el sol habrá sido protagonista, pero con temperaturas máximas inferiores a 20ºC en todo el norte y centro, y con mínimas por debajo de 5ºC, de poca primavera se puede hablar.

Hasta entonces, paciencia. Una nueva perturbación nos cruza, y a esto se le une una corriente de viento procedente del interior de Europa, bastante frío, que hará bajar las temperaturas bastante. Parece, desde luego, el último arreón del invierno. Volverán las nieves este fin de semana (sobre todo el viernes) a los sistemas montañosos y a zonas altas del norte peninsular. Y arreciarán, sobre todo, las quejas ante esta primavera que aún no se manifiesta como debería….o quizá sí lo esté haciendo.

Candilazo previo al Día del Agua

Ya se aprecia el cambio de tendencia. El frente que abre la puerta a la familia de borrascas que nos acompañará durante la semana santa cruza en estos momentos la zona centro. Las nubes y chubascos son ya realidad en la mitad oeste de nuestra península. Y sí, se confirma que hasta el miércoles santo el tiempo estará revuelto, más cuanto más al oeste. Sí, muchas procesiones corren peligro de no salir… Y, lo que ayer comentábamos como posibilidad, un jueves y viernes santo más tranquilos, se desvanece. El viernes sobre todo, vuelven las probabilidades de lluvia, aunque igual, aún la fiabilidad es baja.

Pero no avancemos tanto en el futuro, que luego ya sabemos lo que pasa, y miremos, en este viernes Día Mundial del Agua, al día de ayer, cuando la avanzadilla del frente que ahora nos afecta dejaba unos cielos maravillosos al atardecer. Sin dudarlo, tiré de instagram (aquí os dejo lo que voy compartiendo) y obtuve esta bonita foto en la zona norte de Madrid, que ahora os comparto. Espero que os guste y que os animéis a compartir las vuestras en FaceBook y Twitter con el tag #candilazo, aquí explico lo que es.

 

Candilazo en el norte de Madrid. Foto Galaxy Camera, ER.

Candilazo en el norte de Madrid. Foto Galaxy Camera, ER.

 

 

 

Los meteorólogos no somos adivinos

Acaba el invierno de 2012-2013 y por fin podemos decir cómo ha sido. Enero bastante húmedo y relativamente cálido, Febrero más frío y húmedo de lo normal y Marzo, a falta de datos oficiales, más frío y húmedo también. De aquellas previsiones estacionales que se hacían a principios de Noviembre, pocas han aguantado el tipo, y, las que lo han hecho, simplemente han acertado por casualidad, en mi opinión. Seguramente la más cercana haya sido esta de AccuWeather.com (pero ya os digo, no por tener la bola de cristal)…

La realidad es que mañana, día 20 de Marzo, a las 12:02 hora oficial española, empieza la primavera de 2013. Y con ella, a pocos días vista, la Semana Santa. Antes de que me preguntéis cómo será esta estación y el periodo vacacional de SS, os diré que poco o nada se puede saber a día de hoy, martes 19. A pesar de repetir que los pronósticos a más de 5-7 días son muy poco fiables, correré el riesgo, y lo volveré a mencionar. Creo que es justo y sano reconocer humildemente que los meteorólogos no somos adivinos, y además, no queremos serlo. La mayoría de nosotros, ante el vértigo que deja tras de sí la pregunta: “¿Qué tiempo va a hacer en Semana Santa?”, debemos reconocer las limitaciones de esta maravillosa ciencia, que deja dudas más que razonables en su fiabilidad a medio y largo plazo.

No tenemos la bola de cristal, lo sentimos. Foto Jacilluch, Fliker CC.

No tenemos la bola de cristal, lo sentimos. Foto Jacilluch, Fliker CC.

Lo sentimos. Es lo que hay. Nadie en su sano juicio meteorológico debería aventurarse, no sólo en un medio masivo de comunicación, sino ni siquiera en una charla de amigos, a aventurar qué tiempo nos espera la semana que viene. O, si lo hace, debería hablar claramente de probabilidades de que el pronóstico se cumpla. Ahí sí que podemos “mojarnos“. Ya escribí algo sobre la probabilidad de precipitación esperada, y esto es lo mismo. Bien, emite tu pronóstico, pero siempre y cuando la fiabilidad cumpla unos mínimos y la probabilidad de cumplirse esté por encima de un 60%, aproximadamente.

Las ecuaciones atmosféricas, o modelos meteorológicos, se nutren de variables que en esta época del año son muy caprichosas. Una pequeña modificación de alguna de ellas y todo cambia. Quita dos grados, pon un poco más de humedad en capas altas, agrega más viento del esperado y un poco menos de horas de insolación y plof, el resultado de la ecuación, o modelo, ya no refleja la temperie que realmente tendremos. El modelo no falla, ojo. La ecuación se resuelve, pero los datos de entrada no son válidos, y la salida, por lo tanto tampoco. En la siguiente ejecución, el superordenador ya contará con nuevos datos de entrada, que, otra vez, reflejarán mas o menos el estado actual de la atmósfera…y vuelta a empezar.

Vale, que me enrollo. Si has llegado hasta aquí, gracias. Porque sé que, a pesar de lo que te acabo de contar, la pregunta que tienes en mente es… “Vale tio, pero… ¿va a llover en Semana Santa?” 🙂

Venga, miremos los modelos hasta una fiabilidad razonable en el tiempo. Digamos 5 días. Hoy el tiempo está siendo muy nuboso y lluvioso en todo el sur y zona centro peninsular e islas. Llueve sobre mojado ademas en muchas zonas. Pero nos llegan dos días de tregua. La primavera entrará haciendo honor a la temperie que se le supone. Y miércoles y jueves serán días tranquilos, soleado sobre todo el primero, con nubes meramente decorativas y temperaturas más agradables. Pero ojo, el viernes llegan más nubes y lluvias, y el día será muy parecido al de hoy, con chubascos y cielos grises generalizados. El sábado continuará el tiempo revuelto, quizá con algún rato más de sol, pero el viento será protagonista en muchas zonas, al igual que el domingo. Irá mejorando, no obstante, de oeste a este, y permitidme generalizar, pues los detalles del fin de semana los iremos viendo poco a poco.

Hasta aquí lo que podemos considerar, a día de hoy, razonable. Lo siento, es lo que hay. Os podría decir que el anticiclón parece que se afianza al sur peninsular durante la siguiente semana y que los cielos despejados y las temperaturas suaves serán las protagonistas, pero, si lo hiciera, correría el riesgo de desmentirme mañana mismo.

Así pues, como si no hubierais leído nada… 🙂

 

Arco iris albino (fogbow) en Laponia

La sorpresa en el planeta helado puede aparecer donde menos te lo esperas. El pasado día 11 de Febrero, en plena excursión con motos de nieve, paramos en un lago helado para pescar. Nos enseñaron cómo hacer un agujero a través de medio metro de hielo y cómo usar una pequeña caña para conseguir pececillos. Realmente pescamos poco -nada- pero la experiencia mola, la verdad.
Fue al levantar la mirada cuando vimos, justo al lado opuesto al Sol, un arco iris blanco. Un arco iris desprovisto de colores. En la parte exterior, y a simple vista, sí era perceptible algún tono de color, pero muy tenue. Realmente nunca había visto una cosa así, pillé la ActionCam y capturé este vídeo (35 seg.) en donde podéis oír mis conjeturas acerca de lo que podía ser.

 

Una vez en casa, he podido comprobar que el efecto óptico está documentado, y resulta ser un arco blanco, o arco de niebla, o como lo llaman en inglés, fogbow. El mecanismo por el cual se produce es similar al del arco iris colorido al que estamos acostumbrados. Pero en este caso, la falta de color se debe al tamaño diminuto de las microgotas que componen la niebla. Son incapaces de reflejar esos colores y sólo reflejan luz blanca, creando este arcoiris albino. Cosas de la mecánica cuántica…

Aquí os dejo un par de fotos que pude hacer ese día:

En la cima de Kaunispaa también nos acompañó el arco blanco. Foto ER.

En la cima de Kaunispaa también nos acompañó el arco blanco. Foto ER.

 

Fogbow en Saariselkä, Finlandia. Foto ER.

Fogbow en Saariselkä, Finlandia. Foto ER.

 

Gong: un timelapse de tres minutos

El pasado 19 de Enero un proceso de ciclogénesis explosiva dio como resultado la formación de una profunda borrasca, que se bautizó como Gong. La borrasca, en apenas 24 horas, cruzó rauda la península, entrando por Galicia y pasando prácticamente por la vertical de Madrid.

Una oportunidad como esa no se podía desaprovechar, y desde primeras horas de la tarde monté la GoPro en el trípode y filmé hacia el noroeste. En el siguiente vídeo timelapse de 3 minutos podemos ver el paso de Gong por mi situación, incluyendo el role de los vientos dominantes desde el oeste, al principio, al norte, tras el paso del centro de la perturbación.

He incluido algunos comentarios, para entender mejor las imágenes. Las horas son aproximadas.

NOTA.- Podéis ver el vídeo en HD directamente desde la página de Vimeo.

 

Alternativas a la sal para no resbalar (II)

Como os prometí, aquí va la segunda parte del post dedicado a las alternativas a la sal como fundente para nuestras ciudades y carreteras.

Os paso las alternativas que he podido encontrar, pero seguro que vosotros podéis completar con alguna más. Ya, ya se que lo primero que mucha gente comentará es que muchas de ellas son caras, y que, con los tiempos tan recortados que corren, como para gastar más… Aún así, yo recomendaría a las autoridades que empiecen a valorarlas, ya que es posible que sean algo más caras…pero a corto plazo, pues las pérdidas medioambientales, en fauna y flora y el destrozo de los acuíferos, son pérdidas por valor incalculable.

La primera sería sustituir, o al menos mezclar, la sal por gravilla o pequeños pedazos de material inocuo, como vi que se hacía en Finlandia y os contaba que vi en Berlín este pasado fin de semana, y en muchos países nórdicos. De esta manera se reduce el impacto de la sal y se evitan los temidos resbalones y derrapes. También se puede mezclar la sal con agua (salmuera) y arena, o con cloruro potásico o cloruro cálcico, más caros, es cierto, pero más baratos que el destrozo que supone los efectos de la sal. También el acetato de calcio-magnesio se ha revelado, según estudios realizados en EEUU como un excelente anticongelante, inocuo para el medio ambiente. Esta solución es más bien para las aceras, pues la gravilla en las carreteras y autopistas, como alguien me comentaba en el anterior post puede ser peligroso.

La Comunidad dispone de cinco plantas que producen 1.500 l. de este fundente

La Comunidad dispone de cinco plantas que producen 1.500 l. de salmuera. Fuente, Com.Mad,

 

Además, no estaría mal que fueran las propias comunidades de vecinos las que se ocuparan de sus propias parcelas, y, desde luego, no echaran sal, sino que recogieran la nieve y adecuaran sus zonas. Esto, para las carreteras, tampoco sería solución, ya que no es terreno tan accesible y es propiedad del estado o empresas. Allí, el uso de de ruedas de invierno es habitual en el norte y centro de Europa, no tanto aquí, ya que no hay muchos días al año en donde se hacen necesarias… En este caso, una alternativa es modificar la rugosidad de los asfaltos que se emplean en las carreteras más afectadas. Está demostrado que con más rugosidad el hielo y la nieve afecta menos y los coches ganan en seguridad.

Fijaos, para los aeropuertos se está usando urea. Sí, como lo oís. La urea es una sustancia que evita la congelación, y aunque tiene otros problemas secundarios, como su alto valor nutriente que puede producir efectos indeseados, evita la corrosión que produce la sal en los aviones.

Por aportar algo, creo que estar pendientes de la predicción meteorológica puede ser una buena manera de reducir los efectos de la sal. Me explico. En la anunciada nevada de hace pocos días en Madrid, la sal esparcida no tuvo efecto, pues al final la nevada no se produjo. Se podrían haber ahorrado el uso de toneladas de sal. Nuestras calles amanecieron cubiertas del salado elemento y en ningún punto de la ciudad cuajó. Con un pronóstico acertado y personalizado, y con un seguimiento continuo, nuestros parques y jardines, nuestra vegetación y nuestros animales, no hubieran sufrido. Ni nuestros coches tampoco.

Desde luego, incrementar el uso de quitanieves antes de aplicar estos métodos es muy recomendable, ya que cuanta más nieve y hielo se quite por métodos mecánicos, mucho mejor. Sí, son caros, lo se, pero repito el razonamiento anterior.

Por último, hay muchas experiencias que diferentes gobiernos están probando, entre las que me llama la atención el uso de la melaza (el líquido espeso que queda como residuo tras moler caña de azúcar) que ha probado recientemente el gobierno austriaco. También se está probando un producto llamado GeoMelt, hecho a base de zumo de remolacha, en EEUU.

En resumen, nada es perfecto, pero desde luego la sal es de las peores soluciones a medio y largo plazo.

La sal mata.