BLOGS
Capturando la temperie Capturando la temperie

Tenemos todo el tiempo del mundo para ti

Archivo de la categoría ‘Vídeos’

Safari con motos de nieve en Finlandia

Hoy os traigo el resumen, en algo menos de seis minutos, de lo que fue una experiencia de más de seis horas de duración en los bosques de Laponia. Lapland Safaris nos organizó una fantástica aventura, en donde pudimos disfrutar de la velocidad de las motos de nieve, de la experiencia de pescar en un algo helado, visitar rincones remotos, comer en una cabaña típica sami, ver un arcoiris albino y muchas otras cosas.

Aquí os dejo el video, filmado íntegramente con una Sony ActionCam. Espero que os guste y que os pique el gusanillo de visitar este maravilloso planeta helado…

Safari con huskys en Finlandia

Bueno, más vídeos de nuestro viaje a Laponia. En esta ocasión uno más tranquilo y relajante, para compensar. Y que, seguramente, hará las delicias de los amantes de los perros. Se trata de un safari de huskys por los bosques de Laponia, que realizamos con Lapland Safaris.   Dos horas de paseo por increíbles paisajes resumidos en poco menos de 5 minutos…¡y con la ActionCam en la cabeza, claro!

¡Vamos!

Bajando en trineo por bosques helados

Vídeo refrescante para el domingo.

Ahora que las nevadas se van alejando de nuestro país -que no la nieve, pues hay mucha almacenada de estos días pasados- os traigo una de las actividades más divertidas que he hecho en mi vida con nieve. Bajar a toda velocidad con un trineo (pulka) por una pista natural de más de un kilómetro de longitud.

Sobran las palabras, de hecho os he subtitulado el vídeo para que sintáis la emoción y la adrenalina que yo sentí en esos casi cuatro minuto de bajada… Sony ActionCam en la cabeza… ¿preparados? ¡VAMOS!

 

 

Timelapse: Laponia a 10.000 km por hora

Hoy quiero que me acompañéis en un viaje relámpago. En apenas minuto y medio vamos a recorrer casi 260 Km, la distancia que separa Saariselkä de Rovaniemi, en Finlandia. Fue un viaje que realizamos el pasado día 12, y se me ocurrió hacer un timelapse del trayecto.

 

Ruta realizada, desde Saariselkä (norte) a Rovaniemi (sur). Fuente: Google Maps.

Ruta realizada, desde Saariselkä (norte) a Rovaniemi (sur). Fuente: Google Maps.

Este es el resultado, 258 Km de bosques y nieve en 93 segundos, un viaje a 10.000 kilómetros por hora, aproximadamente. Y sólo dos adelantamientos, indicados en el propio vídeo.

¡Abrochaos los cinturones!

 

Arco iris albino (fogbow) en Laponia

La sorpresa en el planeta helado puede aparecer donde menos te lo esperas. El pasado día 11 de Febrero, en plena excursión con motos de nieve, paramos en un lago helado para pescar. Nos enseñaron cómo hacer un agujero a través de medio metro de hielo y cómo usar una pequeña caña para conseguir pececillos. Realmente pescamos poco -nada- pero la experiencia mola, la verdad.
Fue al levantar la mirada cuando vimos, justo al lado opuesto al Sol, un arco iris blanco. Un arco iris desprovisto de colores. En la parte exterior, y a simple vista, sí era perceptible algún tono de color, pero muy tenue. Realmente nunca había visto una cosa así, pillé la ActionCam y capturé este vídeo (35 seg.) en donde podéis oír mis conjeturas acerca de lo que podía ser.

 

Una vez en casa, he podido comprobar que el efecto óptico está documentado, y resulta ser un arco blanco, o arco de niebla, o como lo llaman en inglés, fogbow. El mecanismo por el cual se produce es similar al del arco iris colorido al que estamos acostumbrados. Pero en este caso, la falta de color se debe al tamaño diminuto de las microgotas que componen la niebla. Son incapaces de reflejar esos colores y sólo reflejan luz blanca, creando este arcoiris albino. Cosas de la mecánica cuántica…

Aquí os dejo un par de fotos que pude hacer ese día:

En la cima de Kaunispaa también nos acompañó el arco blanco. Foto ER.

En la cima de Kaunispaa también nos acompañó el arco blanco. Foto ER.

 

Fogbow en Saariselkä, Finlandia. Foto ER.

Fogbow en Saariselkä, Finlandia. Foto ER.

 

Gong: un timelapse de tres minutos

El pasado 19 de Enero un proceso de ciclogénesis explosiva dio como resultado la formación de una profunda borrasca, que se bautizó como Gong. La borrasca, en apenas 24 horas, cruzó rauda la península, entrando por Galicia y pasando prácticamente por la vertical de Madrid.

Una oportunidad como esa no se podía desaprovechar, y desde primeras horas de la tarde monté la GoPro en el trípode y filmé hacia el noroeste. En el siguiente vídeo timelapse de 3 minutos podemos ver el paso de Gong por mi situación, incluyendo el role de los vientos dominantes desde el oeste, al principio, al norte, tras el paso del centro de la perturbación.

He incluido algunos comentarios, para entender mejor las imágenes. Las horas son aproximadas.

NOTA.- Podéis ver el vídeo en HD directamente desde la página de Vimeo.

 

De paquetones de nieve y candilazos en movimiento

Estos días de grandes nevadas en los Pirineos los amantes del blanco meteoro nos tenemos que conformar con revisar la multitud de fotografías que inundan las redes sociales, con las webcams que ofrecen imágenes en directo o simplemente con imaginar lo maravilloso que debe ser estar por allí. En muchas zonas la nevada sigue, y ya hay muchos coches enterrados bajo la blanca capa. Los espesores en los Pirineos se han incrementado en más de medio metro, sobre todo en la zona Navarra y en las caras norte, pues es desde allí desde donde llega la impresionante nevada. Un paquetón en condiciones, como nos gusta decir en jerga meteorológica 😉

Aquí os pongo alguna fotografía sacada de twitter:

 

Nieve

Esto es un coche, enterrado en Formigal. Me la envía @jesusiri

 

Impresionante Tavascan. Foto Xavi Solé.

Impresionante paquete en Tavascan. Foto Xavi Solé.

 

Por otras zonas del centro y sur peninsular  no veremos la nieve (salvo en zonas de montaña), aunque la semana se irá complicando, con más nubes y chubascos desde mañana miércoles. Y viento fuerte. Un viento que modela las nubes, ofreciendo preciosos espectáculos al esculpir los cúmulos y altocúmulos y convertirlos en lenticulares, las típicas nubes en forma de platillo volante.

No eran esta clase de nubes las que cruzaban los cielos de Madrid el pasado domingo, 13 de Enero, por la tarde, sino cúmulos, capas de estratos y algunos cirros a más altura, que viajaban rápido de noroeste a sureste. GoPro en mano, situé el trípode para obtener unas 1.200 fotografías (una cada 10 segundos), que componen el siguiente timelapse, de 45 segundos de duración, y que tiene una sorpresa a partir del segundo 20, más o menos.

Las nubes se rompieron en el horizonte y dejaron al Sol despedirse de la fría tarde. Un destello que normalmente capturo en fotografía y etiqueto como #candilazo, pero que en esta ocasión podemos ver en movimiento. La Luna tampoco quiso perderse la ocasión de saludar…

 

Timelapses: la dinámica de la atmósfera al descubierto

Seguramente ya sabes lo que son los timelapses. Estás viendo un documental en la tele y de repente aparece un vídeo con unas bellas imágenes en donde todo aparece acelerado: coches, aviones, personas, y sobre todo, nubes. Es una técnica de fotografía/vídeo por la cual el tiempo se acelera, lo que nos permite ver nuestro mundo con otra perspectiva. Otro día os cuento con más detalle cómo se realiza…

Los timelapses son fantásticos para entender la atmósfera. Normalmente vemos moverse a las nubes de forma muy lenta, casi inapreciable. Si las aceleramos, podemos ver mejor su dinámica, cómo crecen o se volatilizan, cómo se desplazan en diferentes niveles, cómo los vientos cruzados hacen que se vean perfectamente los pisos en los que a veces se distribuyen. Con esta técnica entendemos mejor la atmósfera, vemos de verdad lo que es un frente, un cumulonimbo, unos cirros, etc.

Pero bueno, basta de charla. Aquí os dejo una de mis primeras pruebas, prometo mejorar. El vídeo está hecho a partir de fotos hechas con una GoPro HERO2. Las fotos están realizadas la tarde del 25 de Octubre de 2012, mientras un frente nuboso atravesaba la zona centro de la península ibérica. Durante 83 minutos la cámara captó una imagen cada 10 segundos, para un total de 500 imágenes, condensadas luego en 20 segundos. Espero que os guste, pondré muchos más de estos.

 

[Vídeo] Una tolvanera de fuego (fire devil) en Australia

 

Literal. Algo muy difícil de ver. Dos de los fenómenos más destructivos de nuestro planeta, unidos. Un tornado y el fuego. Chris Tangey lo pudo filmar el pasado 11 de Septiembre cerca de Alice Springs, en Australia. Mirad el vídeo, tal y como apareció en 7 News y luego os comento algo.

 

 

Una grabación como esta no es extraña, existen bastantes a poco que busquéis en internet, aunque me temo que en la mayoría de los casos lo que vemos, más que un tornado, es un dust devil (demonio de tierra), o tolvanera, como la conocemos en nuestro país, que se forma en un incendio. Un tornado lo produce una gran tormenta, una supercélula, mientras que las tolvaneras se producen en ocasiones con cielos despejados. Son muy típicas de los días calurosos de verano en las llanuras de La Mancha. Se producen en condiciones de calor extremo, y esta parece ser que lo es, más aún cuando el inicio de todo era un incendio.

En las imágenes (sobre todo en los planos más generales) se puede ver que no hay ninguna tormenta, el cielo alrededor está azul, y sim embargo, hay un incendio en la zona. Al calor ambiental se le une el calor del propio incendio, y esto hace que se produzcan unas corrientes convectivas ascendentes muy fuertes, que llevan las llamas embebidas.  Todo esto me lleva a pensar en que el fenómeno no es un tornado, tal y como estamos acostumbrados a verlos, sino una tolvanera de fuego o fire devil (demonio de fuego).

Os dejo otra de hace unos años.

 

Espectacular como pocas cosas, en todo caso…

Be water, my mosquito: cómo sobrevivir a una tormenta

Hagamos este lunes un pequeño juego de imaginación y convirtámonos en un pequeño insecto. Un mosquito, por ejemplo. Nuestra breve vida de díptero está llena de peligros, desde luego. Al ser una molestia para el ser humano lo más normal es acabar nuestros días de un manotazo o, a lo peor, con uno de esos sprays asesinos. Otros animales, más pequeños y menos reflexivos que el hombre, pero igual de fieros, también son peligrosos, sobre todo las aves y otros  insectos más grandes que nosotros. Son una pesadilla, nos hacen la vida imposible, si no nos la quitan…

Pero si sobrevivimos a esos y otros peligros, aún nos tenemos que enfrentar con un peligro que nos llega de muy arriba, del cielo. La lluvia y las tormentas. Vas volando tranquilamente, buscando tu sorbo diario de sangre en cualquier mamífero, cuando de repente el cielo se nubla y, primero una, luego otra y más tarde miles de millones de gotas de agua se convierten en proyectiles buscando abatirte. En este videojuego macabro, el zancudo tiene todas las de perder, el aire se vuelve un infierno acuoso, y, cuando piensas que tus segundos están contados, ocurre el milagro. Las gotas, a pesar de alcanzarte, no acaban contigo

Bien, dejemos nuestra incómoda vida de insecto y volvamos a la realidad de nuestra humanidad. Esta historia es real, el mosquito ha sobrevivido al bombardeo de gotas de lluvia. ¿Porqué? En un artículo de Accuweather se nos cuenta que el tamaño del mosquito y de una gota de agua puede ser más o menos el mismo, pero no así su masa, que es 50 veces superior en el caso de la gota de agua. En el impacto directo con el insecto, la gota no se rompe, sino que empuja al mosquito hacia abajo. De esta manera no se produce una transferencia de energía que sería mucho más peligrosa para el pequeño animal. Ambos, gota y mosquito pierden altura, pero este se recupera al final, quedando bastante bien parado en la mayoría de los casos debido a la superficie impermeable de sus alas. En otros, cuando el mosquito está muy cerca del suelo, es arrastrado a él con una fuerza brutal de 300G, que hace que no pueda remontar el vuelo.

Mirad este vídeo, filmado a 4000 imágenes por segundo, en donde se aprecia el efecto, y filmado por David Hu, profesor de ingeniería mecánica y biología del Georgia Institute of Technology:

Como veis, muy dura la vida del mosquito…