BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Doce películas de Cannes 2017 a las que seguirles la pista

En primer plano

Cannes-2017-poster

( ©Cannes 2017 )

Se esperaba mucho de este Festival de Cannes y que llegaba a la cifra redonda y especial de 70 ediciones, repleto de las más recientes películas de grandes cineastas de autor. Las expectativas, sin embargo, parece que no se vieron colmadas en una selección oficial que ha sido calificada más bien de decepcionante. Finalmente, el jurado que este año presidía Pedro Almodóvar, se ha decantado por concederle la Palma de Oro a The Square del director sueco Ruben Östlund.

En cuanto al resto de los principales galardones del palmarés oficial, Diane Kruger fue elegida mejor actriz por In the fade, de Fatih Akin; Joaquin Phoenix mejor actor por You Were Never Really Here, de la realizadora británica Linne Ramsay; mejor dirección para Sofia Coppola por La seducción; mejor guion ex aequo para You Were Never Really Here y The Killing of a Sacred Deer de Yorgos Lanthimos.

Gran Premio del Jurado para 120 battements par minute, de Robin Campillo (ambientada en los años 80, en la lucha contra el SIDA); premio del jurado para Nelyubov (Loveless) de Andrey Zvyagintsev; y un premio especial del 70º aniversario para Nicole Kidman, que estaba presente en esta edición con nada menos que tres largometrajes y una serie de televisión (Top of the Lake).

De vacío se fueron propuestas como lo nuevo de Todd Haynes (Carol), titulado Wonderstruck, ambientado en dos épocas, en 1927 y en 1977, y basado en un cuento de Brian Selznick (el autor de La invención de Hugo), o curiosidades como la de Jupiter’s Moon del húngaro Kornél Mundruczó’s y que combinaba el género de superhéroes con un drama tan actual como el de los refugiados. Tampoco rascaron premio alguno Okja de Bong Joon-ho y The Meyerowitz Stories de Noah Baumbach, dos películas que no se estrenarán proyectándose en cines sino a través de la más doméstica plataforma de Netflix. Que no estuvieran en el palmarés oficial era de prever después que el mismo Almodóvar se pronunciara totalmente en contra de incluir películas que no estuvieran pensadas para estrenarse en las grandes salas.

Sección Oficial, Quincena de Realizadores, Una Cierta Mirada, la Semana de la Crítica o Fuera de Competición, Cannes ha dado mucho más de sí,. Teniendo en cuenta las distintas propuestas, argumentos, cineastas, actores y recibimientos críticos este sería mi particular selección de una docena de películas como para no perderme en cuanto lleguen por aquí, sea en cines o streaming.

 

A fábrica de nada, de Pedro Pinho

A fábrica de nada

( ©Cannes 2017 )

Segundo largometraje del portugués Pedro Pinho, una mirada al desempleo y a las precarias situaciones laborables, pero a ritmo de musical y con nada menos que casi tres horas de duración (Quincena de Realizadores).

 

Brigsby Bear, de Dave McCary

Brigsby Bear

( ©Cannes 2017 )

Una de las propuestas mejor recibidas y ha sido comparada con La habitación, El show de Truman o Canino. Secuestrado cuando era un bebé, un muchacho creció encerrado en un búnker. Su mejor compañía la televisión, especialmente un show televisivo, el del Oso Brigsby que da título a la que puede ser una de las revelaciones de la temporada. Entre los secundarios, Mark Hamill (Semana de la Crítica).

 

D’apres una histoire vraie, de Roman Polanski

D'apres una histoire vraie

( ©Cannes 2017 )

A sus 83 años, y aún al pie del cañón… o detrás de las cámaras. Polanski ha vuelto con un thriller psicológico en torno a una escritora de best sellers y una de sus fans, muy formal, muy culta, pero también con tendencias psicópatas. Su pareja protagonista es Eva Green y Emmanuelle Seigner, la esposa del veterano realizador (Fuera de competición).

 

Good Time, de Ben y Joshua Safdie

Good Time

( ©Cannes 2017 )

Está protagonizada por un Robert Pattinson que se convirtió además en uno de los más firmes candidatos al premio al mejor actor (finalmente, se lo llevó Joaquin Phoenix). Un potente thriller en el que Pattinson interpreta al joven que intenta conseguir dinero rápido, atracando un banco, para ayudar a su hermano disminuido psíquico, escapando los dos juntos hacia lugares más idílicos, y con más pasta. Los planes, por supuesto, no saldrán cómo estaban planeados. Adrenalítica e imprevisible, ha sido comparada con Jó, que noche de Scorsese (Sección Oficial).

 

La seducción (The Beguiled), de Sofia Coppola

La seducción ( The Beguiled )

( ©Universal )

Nueva versión, al estilo de Sofia Coppola, de El seductor, que protagonizaron Clint Eastwood y Geraldine Page en 1971. Un soldado yanqui llegará herido a un internado sureño exclusivo para señoritas. Su presencia desatará una auténtica “revolución” sexual, también la tragedia. Protagonizada por Nicole Kidman, Elle Fanning, Kirsten Dunst y Colin Farrell (Sección Oficial). Premio a la mejor dirección para Sofia Coppola. Fecha prevista de estreno en España: 18 de agosto.

 

Loveless (Nelyubov), de Andrey Zvyagintsev

Loveless (Nelyubov)

( ©Cannes 2017 )

Al director ruso, autor de Leviatán (2014) o El regreso (2003), le van los relatos duros. Esta es también una crónica de la Rusia actual en la que un matrimonio a punto de divorciarse deberá hacer frente a la desaparición de su hijo. Para encontrarlo recurrirán a la policía y a una ONG. (Sección Oficial). Premio especial del Jurado.

 

Okja, de Bong Joon-ho

Okja-2017

( ©Cannes 2017 )

Uno de los dos títulos, junto con The Meyerowitz Stories, que han provocado la polémica en Cannes por tratarse de películas de Netflix que no se estrenarán en salas de cine sino directamente en VOD. El surcoreano ha realizado una fábula en torno a la amistad entre una niña y un cerdo gigante, modificado genéticamente, destinado a convertirse en carne y embutidos. Una peculiar crítica sobre los fast foods o la crueldad animal. Con Tilda Swinton, Jake Gyllenhal y Paul Dano (Sección Oficial).

 

The Florida Project, de Sean Baker

The Florida Project

( ©Cannes 2017 )

Quizá la ganadora virtual de Cannes. Su proyección ha sido una de las sensaciones de Cannes, la historia de una niña de seis años y sus amigos pertenecientes a la llamada White Trash (“basura blanca”), hijos de madres solteras o familia desestructuradas, que residen en un motel de mala muerte cercano al parque de Disney World. Su director Sean Baker se confirma como toda una revelación, aunque cabe recordar que su debut fue Tangerine, rodada solo con móviles. Como gerente de ese motel está un Willem Dafoe que, dicen, está de Oscar (Quincena de Realizadores).

 

The Killing of a Sacred Deer, de Yorgos Lanthimos

The Killing of a Sacred Deer

( ©Cannes 2017 )

Desconcertante y original, uno no sabe exactamente si entusiasmarse o deprimirse después de ver sus (geniales) obras. El griego Yorgos Lanthimos, autor de Canino (2009) y Langosta (2015), ha presentado uno de los largometrajes que más ha dividido a los críticos, entre admiradores y detractores, a través de la historia de un cirujano cuya amistad con un inquietante adolescente pondrá patas arriba toda su estabilidad laboral, conyugal y algo más. Sus protagonistas, Colin Farell y Nicole Kidman (Sección Oficial).

 

The Meyerowitz Stories, de Noah Baumbach

The Meyerowitz Stories

( ©Cannes 2017 )

Noah Baumbach (Frances Ha, Mientras seamos jóvenes, Mistress America) es uno de los cineastas emblemáticos del actual cine independiente norteamericano. También era la otra película de la polémica en Cannes, la segunda de Netflix en competición. Una familia se reúne en Nueva York para celebrar la obra artística de su veterano padre. Protagonizada por una pareja masculina tan dispar como nada menos que Adam Sandler y Dustin Hoffman, y secundarios de lujo como Ben Stiller, Emma Thompson o Sigourney Weaver (Sección Oficial).

 

The Square, de Ruben Östlund

The Square 2017

( ©Cannes 2017 )

La película del sueco Ruben Östlund es la que se ha llevado la Palma de Oro por su visión de las banalidades, tomaduras de pelo y otras frivolidades del arte contemporáneo. ¿Es todo posible en nombre del arte? Aunque la prensa destacada en Cannes no la consideraba mayoritariamente una obra redonda sí que era una de las favoritas a llevarse el máximo galardón del certamen. (Sección Oficial)

 

Un beau soleil intérieur / Let the Sunshine In, de Claire Denis

Un beau soleil intérieur

( ©Cannes 2017 )

La de Juliette Binoche ha sido una de las interpretaciones más aplaudidas en esta edición. Comedia romántica, también drama, es la historia de una artista intentando encontrar al amor de su vida. Binoche y su directora, Claire Denis, lograron algo tan difícil a veces como es hacer sonreír a público y crítica. Cuenta con secundarios de renombre como Gérard Depardieu, Valeria Bruni Tedeschi o Josiane Balasko (Quincena de Realizadores).

 

Los comentarios están cerrados.