El ciclo del aceite de palma se cierra con un rastro de aliento cargado de alcohol

Con la salida del sol comienza el proceso: los hombres parten camino del “Bush”, hacia lo frondoso del bosque. A la espalda llevan el machete y bajo el brazo el llamado ‘rub’, un artilugio fabricado con la rama de la misma palmera. Con ello rodean el tronco del árbol y agarrando ambos extremos, se inclinan hacia atrás. A partir de ahí sólo consiste en impulsar el rub y trepar, impulsar, trepar, y así ir poco a poco ascendiendo.  Una vez en la cima ya únicamente queda, a base de machetazos, recoger el fruto.

Palmas que dan el fruto con el que se hace el aceite

Palmas que dan el fruto con el que se hace el aceite

Comienza la segunda fase y las mujeres entran en escena: fabricar el aceite de palma. Un trabajo laborioso que consiste en hervir y después pisar bien el fruto para exprimir el jugo, como si de uvas se tratase. Luego hay que filtrar el aceite, mezclándolo una y otra vez con agua. Horas y horas de trabajo, pero al fin la garrafa está llena de tan valioso material y lista para cargarla a cuestas hasta el punto de venta.

Llega el día de mercado y en la cima de la colina se acumulan los bidones con tan preciado botín. La gente se arremolina para conseguir los mejores precios,  y las mujeres charlan sobre los charcos de grasa.

Mercado en Widikum

Mercado en Widikum

Todo el aceite está vendido, pero falta la parte importante del ciclo del aceite. El final, el destino de esas monedas  que son la causa y consecuencia de todo. El dinero pasa de la mano de la mujer a la del hombre. Como era de esperar, de la mano del hombre desaparece, dejando como único rastro de su paso un aliento cargado de alcohol.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.