‘Ashia’, el Hakuna Matata camerunés

Por Julia Alfonso

El carácter de un pueblo queda reflejado en los lugares más insospechados: una canción, artesanía, tradiciones, vestimenta… Cada pequeño gesto va revelando diferentes aspectos de una cultura, hasta crear una imagen que, siendo más o menos correcta, acaba dándose como aceptada y comúnmente conocida. De entre todas estas características, existe una que suele pasar desapercibida aunque probablemente revele más que muchas otras: el idioma.

Ya sea como causa o consecuencia, la lengua puede llegar a mostrar mentalidad, intereses, personalidad e incluso entorno y clima. A nadie le sorprende que los esquimales dispongan de más de 20 palabras para definir la nieve, o que en japonés exista la palabra Kyoikumama para una madre que presiona a sus hijos para que obtengan buenos resultados académicos. Pues bien, Camerún no es una excepción.

Para ponernos un poco en contexto, el país es en su gran mayoría francófono, menos dos regiones: la Sudoeste y la Noroeste, donde da la casualidad de que se encuentra nuestro pequeño Widikum. A efectos prácticos se dice que estas dos zonas son de habla inglesa, pero me río en la cara del que de verdad lo crea. Aquí lo que se habla en realidad es el pidgy, una versión del inglés en la que gramática, pronunciación y vocabulario quedan simplificados al máximo hasta llegar a un punto en muchos casos incomprensible. Sin embargo, no voy a mentir, por frustrante que parezca en un principio, tiene un encanto especial. En pidgy las palabras se describen por sí mismas: comer queda reducido a un “chop” y aquí no se tiene diarrea, sino que se “posh”. De ejemplos como estos está el idioma lleno, pero de entre todas sus palabras, mi favorita es sin duda “ashia.

Ashia

Hasta la fecha, ashia es  la expresión que a mi parecer más engloba a la personalidad camerunesa. Carece de traducción al español o a cualquier lengua que conozca, pero se podría entender como una fusión entre ánimo, resignación y empatía, con una pizca de paciencia. Diría que es su Hakuna Matata particular. Es algo que decir al que madruga para ir a trabajar, a la que lleva un cesto de plátanos sobre la cabeza, a quien pasa calor o al enfermo. Desde mi llegada, yo misma he ido coleccionando este tipo de momentos: esperando al autobús 6 horas y media, o subiendo cuestas embarradas infernales porque la moto no aguanta el peso. Ashia también es una llamada de madrugada o incluso la muerte de alguien al que no he podido ayudar…

Ashia es, a fin de cuentas, una apuesta por vivir una realidad lejos de la idílica con fuerza y valentía, por no tirar la toalla. Es la promesa de algo mejor en el horizonte, si tan solo consigues aguantar unos pasos. Es una mano amiga que te acompaña y te consuela en un momento de necesidad. Aceptar el sufrimiento, reconocerlo, para sobreponerse y continuar. Ashia es no olvidar que no importa lo mal que se pongan las cosas, siempre hay un futuro esperando. Una bonita lección que llevarse a casa.

Y quizá la mejor parte sea la respuesta a un ashia, a alguien que decide prestar atención a tu desgracia y dedicarte esa simple palabra de ánimo. Por un segundo, tu carga se vuelve la de los dos: Thank you.

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Phil

    ¡Me encanta!

    14 noviembre 2015 | 12:18 pm

  2. Dice ser Roald Dahl

    Los secretos más grandes se ocultan siempre en los lugares más inverosímiles 🙂

    17 noviembre 2015 | 11:20 am

  3. Dice ser Alfonso

    Curioso e interesante. Me he sentido como si estuviese .en Widikum

    17 noviembre 2015 | 11:42 am

  4. Dice ser Julio

    Tengo miedo, Julia.

    Necesito que me digan ashia.
    I need an ashia right now. Y nadie me lo va a decir.

    Tengo miedo.

    Buenos días, Julia Alfonso.

    22 noviembre 2015 | 8:52 am

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.