¿Necesitamos en España inspectores de bienestar animal como en Australia?

Esta semana ha sido noticia la nueva normativa de protección animal aprobada en Australia.

Hay muchas medidas, todas ellas resultan envidiables desde esta España de los abandonos, las compras impulsivas, los criadores de medio (y de ningún) pelo, las camadas indeseadas y el maltrato.

Entre ellas se encuentra que implantarán la figura de los “inspectores de bienestar animal”. Y es algo que no me parece ninguna tontería.

De hecho, por lo que he visto estos inspectores ya existían y lo que la modificación de la ley hará será actualizar y ampliar sus funciones.

En cualquier caso la ley aprobada en las antípodas es sin duda mejor y más completa que las que tenemos en España. Claro que en la pirámide de Maslow del bienestar social Australia está varios peldaños por encima. En un país sin apenas paro, por ejemplo, es normal que se arremanguen en estas cuestiones.

No obstante, aquí también tenemos bastantes normas. Leyes para castigar el abandono no nos faltan. Unas mejores que otras. ¡Será por leyes! Las tenemos autonómicas y locales de todos los pelajes.

Lo que no se hace es procurar su cumplimiento.
Por eso mi pregunta. ¿Necesitaríamos en España esos inspectores de bienestar animal? Personas que indagaran en los anuncios clasificados en internet que venden o regalan cachorros y que esconden con frecuencia irresponsabilidad, maltrato y fraude fiscal. Gente que recorriera criaderos, las instalaciones en las que albergan perros destinados a la caza, protectoras, zonas industriales y rurales.

Tendrían que hacerlo dotados de autoridad y contando con la colaboración de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y de los diferentes estamentos judiciales.

No parece mala idea. Se me ocurre que podrían ser veterinarios formados en la legislación vigente. Es la profesión de la rama sanitaria con más paro. Y es un colectivo al que se presupone el interés por el bienestar animal.

Tal vez ni eso sería necesario si contásemos con que todos los policías y guardias civiles estuvieran bien formados en materia de protección animal, en las leyes que deben aplicarse, y fueran proactivos en la persecución de los infractores.

Pero no nos engañemos, aunque cada vez hacen más y están más sensibilizados, estamos lejos de lograr esa preparación e interés y, sobre todo, están desbordados de responsabilidades. No pueden ser paragüas de todos los chaparrones con sus actuales medios y estructuras.

Por otro lado, aunque es cierto que existen numerosas normativas y solo con su cumplimiento ya habríamos avanzado pasos de gigante, seguimos necesitando esa ley nacional de protección animal que estaba en los programas electorales de PSOE, Ciudadanos y Podemos (convencida estoy que el partido de Errejón, cuando termine de pulir el programa, también incluirá esta promesa).

Una ley de protección nacional que nos dé seguridad jurídica cuando viajamos por todo el territorio, que complete los agujeros de aquellas comunidades autónomas que han sido menos diligentes en la aprobación de medidas acordes con los tiempos que corren.

No puede ser más cierto, por muy gastado que suene, que el grado de civilización de una sociedad se mide por el trato a sus animales.


El perro que acompaña este texto se llama Teo, tiene apenas cuatro años y está buscando un hogar.

Teo vivía en el jardín de una casa desde cachorrito, no se preocuparon mucho de él, le consideraban poco más que un objeto, por lo que recibió poco cariño. Finalmente se aburrieron de él y le trajeron a la protectora.

Es un perrete activo. Vive con dos hembritas jóvenes sin problema. Es muy sociable con humanos y está esperando un verdadero hogar donde entiendan que el lugar de un perro es siempre cerca de los humanos.

Todos los perros de Proa se entregan vacunados, desparasitados, esterilizados, con chip y con contrato de adopción. Solo en Madrid.

7 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser enya

    Lo que hace falta es que se cumpla la ley para tod@s y no hagan la vista gorda con unos y con otros no eso en primer lugar.
    La segunda que endurezcan la ley que es de risa.
    Y que los propietarios de perros que sepan lo que tienen en sus casas que es muy bonito tener un perro y no saber tratarle ni tener ningun tipo de responsabilidad y claro luego los demas pagamos el pato de todos los demas.

    Y el dia que cambie la ley pues igual acabamos con otro tema espinoso.

    28 septiembre 2019 | 12:38

  2. Dice ser Uma

    ¡Y en España más con la poca conciencia animal que hay!

    28 septiembre 2019 | 12:38

  3. Dice ser Fran

    Con todo mi respeto, antes que inspectores de bienestar animal, necesitamos inspectores de trabajo e inspectores de hacienda, puesto que España es sinónimo de paro y corrupción desmesurados.

    28 septiembre 2019 | 14:34

  4. Dice ser aquiles

    NOOO.
    Necesitamos inspectores para que la gente que tienen perros no sean tan cerdas, respeten los parques y aceras, no entren en sitios donde esta prohibido entrar con perros , no lleven los perros sueltos por la calle y no lleven los perros sueltos en el coche.Despues de todo eso ya podeis salir a pasear con los perros.

    28 septiembre 2019 | 15:48

  5. Dice ser manolin

    aquí no es posible, tendrían trabajo a espuertas: plazas de toros, fiestas de pueblos sádicos, toros al carrer, embolado, al mar, cabras…demasiao.

    29 septiembre 2019 | 0:50

  6. Dice ser Perrito

    Aquí lo que hace falta es más multas a los dueños que tienen a los perrhijos por antojo, pudriendo las calles como algo normal, ladrando por que sí y saltándose las señales de prohibido perros

    29 septiembre 2019 | 9:08

  7. Dice ser Enya

    Para perrito
    Me explicas lo de perrhijos? Que gracia me hace esa gente que critica por criticar, vamos que os parece mal que no tengamos hijos pero tp perros? Te lo digo ya de entrada no es lo mismo hijos y animales, y cuidao con criticarnos payasin
    Anda que no he visto CERDOS MAS GRANDES QUE UN HUMANO… y si te quejas de los ladridos llamas a la poli y cambiate de planeta que no estas hecho pa vivir en sociedad.
    saludos

    29 septiembre 2019 | 18:55

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.