Los collares antiladridos no son recomendables, ninguno, no solo los eléctricos

Fue mi compañera Jessica Gómez, autora del blog Qué fue de todos los demás además del suyo personal, la que me habló de Mascotapro. Lo hizo contándome que, pese a ser una web con fines comerciales (venden productos para mascotas) hacen también buen contenidos aunque implique no vender, pasándome a continuación dos enlaces, uno sobre collares eléctricos y otro sobre collares antiladridos de todo tipo.

Confieso que entré algo escéptica por lo que podía encontrarme, pero Jessica tenía razón.

En el tema de los collares antiladridos eléctricos, que están prohibidos en algunas Comunidades Autónomas y deberían estarlo en todo el territorio español, cuatro expertos (Irene Pérez Piñel, etóloga y veterinaria de Comunicación y respeto; Enrique Solís, director de LealCan; Ramón Fernández, de Arbesú educadores caninos y David Montero de Conecta Adiestramiento) recomendaban no usarlos jamás, bajo ninguna circunstancia.

Si tenéis la más mínima duda, os recomiendo su lectura íntegra, pero os dejo un adelanto de Pérez Piñel:

El daño emocional es muy difícil de medir, y para mucha gente, muy difícil incluso de apreciar, puesto que a menudo ni siquiera saben interpretar el lenguaje corporal de su perro.

Un perro que bosteza tiene sueño, uno que se sienta y eleva la pata es muy mono, y si se lame la nariz se está relamiendo. Si hace todo esto tras una descarga eléctrica, la interpretación sigue siendo la misma, cuando lo que dice el perro en realidad es “esto me está superando, estoy nervioso y no sé cómo gestionar el momento, ¡socorro!”.

Poca gente vería ahí el daño que se está empezando a hacer al perro a nivel emocional. Y por lo tanto, si no lo veo, no está ocurriendo. Es inocuo, “no hace daño”.

Pero es la segunda razón por la que funcionan para ciertas situaciones: su uso produce miedo. Miedo a la conducta realizada, miedo al contexto en que ocurre la descarga, miedo a lo que se cruza por delante en ese mismo instante… cuando el miedo es muy intenso, coloniza toda la vida del perro, y se manifiesta en forma de múltiples conductas inadecuadas. Que no son otra cosa que manifestaciones de miedo.

Así que en los supuestos en los que el collar eléctrico es efectivo para manejar ciertas conductas o “adiestrar”, es porque duele y produce miedo. Se use como se use, ese es el efecto. Puede que te sirva para lograr lo que TÚ quieres, pero ¿a qué precio?


En el contenido de los distintos tipos de collares, de vibración, ultrasonido o citronela. De nuevo habla la veterinaria y etóloga:

El ladrido excesivo es un problema complejo en el cual el ruido es sólo un síntoma. Al igual que la fiebre, podemos tomarnos un antitérmico, y la fiebre se irá. Pero en muchos casos esa fiebre tiene una razón de ser que no hemos detectado, y que seguirá ahí. Por lo tanto o bien volverá o bien empeoraremos (pero ya sin fiebre).

Lo mismo ocurre con los ladridos. Si sólo tapamos la consecuencia visible (el ruido) sin determinar las razones, puede que no sirva de nada y el perro siga ladrando aun con el collar puesto. O puede que el ladrido cese, pero aparezcan otras conductas aun peores (debido a que la causa sigue presente).

De nuevo el collar se centra en la consecuencia, y aplica diversos grados de castigo para bloquearla.

Los menos aversivos se basan en la sorpresa o en generar una molestia intensa para interrumpir el ladrido. Pero la sorpresa deja de serlo con las repeticiones, por lo que deja de funcionar. Y una molestia será un estímulo negativo insuficiente si la motivación para ladrar es lo bastante intensa (y casi siempre lo es).

Por lo tanto recomendar los más “suaves” no tiene mucho sentido, porque precisamente por eso su grado de eficacia será bajo o nulo. Y en cualquier caso todos ellos se basan en aplicar un castigo más o menos intenso, y la educación basada en castigos genera muchos más problemas de los que pueda solucionar, si es que soluciona alguno.

Mi perra Troya tuvo una etapa en la que, vinculada a una mudanza, desarrolló ansiedad por separación. Jamás se me ocurrió emplear uno de estos artilugios. Imaginad a su angustia por verse sola, alejada de las personas que le aportan seguridad, añadir un estímulo doloroso o negativo cuando se desahoga mediante un comportamiento natural.

La solución viene con mucho trabajo, constancia u otras estrategias. A nosotros nos sirvió crear un rincón de seguridad para ella y tener paciencia.

Que quede claro del todo, estos collares no son recomendables si amamos a nuestro perro y queremos su bienestar.

Orbón tiene apenas dos años y desde la fundación Amigos del perro cuentan que “es un amor, una pasada de perro buscando familia, es muy bueno, sólo quiere mimos y caricias.

Está en adopción en el Albergue municipal de Gijón pero se puede adoptar en toda España: 684607160

10 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Son eficaces

    Muchísimo funciona si de eso se trata.
    A la porra los etólogos y demás estúpidos la cosa es que el perro se porte como es debido

    26 abril 2019 | 12:40

  2. Dice ser manolo

    Pues si no se les puede poner collares antiladridos a los perros, habrá que prohibirlos en los pueblos y ciudades, ya que los demás vecinos no tenemos porqué soportarlos.

    26 abril 2019 | 13:05

  3. Dice ser MascotaPro

    ¡Muchas gracias por la mención a nuestros posts, Melisa!

    Por desgracia los collares eléctricos y antiladridos siguen gozando de demasiada popularidad, la gente no se da cuenta del daño que le pueden hacer con ellos a sus peludos 🙁

    Ojalá que, pasito a pasito, el mensaje que estamos tratando de difundir vaya calando y se acaben prohibiendo estos dispositivos.

    ¡Un saludo!

    26 abril 2019 | 13:34

  4. Dice ser Collares con pinchos hacia dentro

    Esos son los más eficaces para los perros desobedientes que van tirando de la cadena y casi nos arrancan el brazo

    26 abril 2019 | 13:47

  5. Dice ser Perrito

    Muchas multas es lo que os corresponde. Los ladridos y demás que lo aguanten los dueños de los perrhijos.

    26 abril 2019 | 13:58

  6. Dice ser Contactos electricos

    Había un perro que había cogido la costumbre de mear en la valla de mi jardín.
    Le coloque una pequeña valla de esas de guardar el ganado convenientemente preparada unos contactos eléctricos.
    Cuando volvió a mear se le quitaron las ganas definitivamente!
    Muchísimo mejor que el azufre que encima si lo echas te denuncian a la Guardia Civil.

    26 abril 2019 | 18:25

  7. Dice ser Nando Herrera

    Pues entonces mi vecino de arriba sólo tendrá una opción: tirar al perro a la puñetera calle.

    Porque desde que le amenazamos unos cuantos con o denunciarlo o “desaparecer” al perro (y ojo, que yo tengo, pero no ladra todo el día y la noche ni llora constantemente cuando lo dejan solo), le ppuso el collar y es o el perro, o mi hija, mi mujer, yo, las tres hijas del que vive encima de él, su madre, su padre, las dos estudiantes universitarias de al lao de él, sus padres y su abuelo…

    Que sí, que a los animales hay que tratarlos bien, pero NO como personas, porque no lo son. En lugar de buscar el instinto animal perdido del humano, nos empeñamos en humanizar a los animales, que es el acto más egocéntrico que se puede tener: creerse mejor que el resto de animales, cuando no somos ni cúspide en la cadena alimenticia.

    26 abril 2019 | 22:42

  8. Dice ser A veces medidas extremas...

    Esto es una historia es un cuento es algo completamente imaginario no es algo que haya sucedido en realidad
    ..
    Érase una vez que se era un perrito que se conoce que se había perdido y andaba por ahí suelto.
    El perrito era bastante hijo de p*** y enseñaba los dientes y tenía mala leche.
    Pobrecito él no tenía la culpa la culpa era de su amo que no lo había llevado al etólogo y todas esas cosas
    Pero el caso es que el perrito en cuestión enseñaba los dientes y tenía mala leche y se le veía con ganas de morder
    Un día el perrito entro en el jardín de una persona y le enseño los dientes y gruñó.
    Y esa persona como era cazador y tenía una escopeta pues fue y la cogió y la cargo con un cartucho o con dos.
    Y el perrito ya nunca más gruñó a nadie ni amenazó a nadie.
    Y ahora yace enterrado en un jardín sirviendo de abono.
    Esta es una horrible historia imaginaria que nunca ha sucedido

    27 abril 2019 | 0:11

  9. Dice ser Varita de etólogo

    Algunos etologos recomiendan el uso de una varita de fresno de un metro o así de larga.
    es magnífica.
    Cuando el perro empieza a ladrar se hace que la varita contacte con rapidez y fuerza sobre su lomo varias veces.
    Al cabo de un tiempo nuestro querido compañero peludo deja de ladrar a deshora.

    27 abril 2019 | 10:12

  10. Dice ser Palos

    Tradicionales palos, que han funcionado bien toda la vida.
    Pero es que ahora parece que a la gente le gusta gastarse el dinero en etólogos, psiquiatría canina, trastornos de la alimentación felina… cosas así
    , ” uy qué mal lo he pasado, resulta que mi perrita tenía depresión.. hemos estado durante 6 meses yendo a un psiquiatra canino, y al final lo ha arreglado. Me ha costado 4800 € pero… ¿que no haremos por nuestros pequeños amigos peludos?”
    “Eso no es nada mi gata está embarazada y claro cada mes le tenemos que hacer una ecografía, está resultando carísimo, pero qué vamos a hacer al final es la familia que aumenta… lo que hace falta es que lo que venga venga bien; me da igual que sean bebes gatitos o bebes gatitas… naturalmente dará a luz en la clínica veterinaria… he pedido una segunda hipoteca sobre mi casa para hacer frente a los gastos. “

    29 abril 2019 | 0:39

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.