BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Lo guay es ser idiota

Por Miguel Gisbert

Dos chicas haciéndose un selfie (Gtres).

Las mayorías más visibles controlan el mundo o, al menos, los micromundos en los que se expresan. Lo hemos visto en la estrategia de Suecia para superar el acoso escolar. No actúan sobre el agresor para corregir su comportamiento ni sobre la víctima para que se defienda, sino sobre la mayoría expectante. Saben que son todos esos espectadores silenciosos los que pueden, con su opinión y reacción, influir de manera más eficiente en el agresor.

Pues bien, por desgracia parece que este efecto de influencia masiva está teniendo repercusiones negativas en la cultura, el arte y el conocimiento humano. Resulta muy común ver a los más jóvenes escuchar, o mejor dicho poner de fondo, música de base percutiva redundante, por no decir idéntica, y letras de aportación nula en el mejor de los casos o misógina en el peor.

Muy rara vez se puede ver a alguien salirse del estándar, decir que le gusta otro tipo de música, que utiliza el móvil para algo más que snapchat y selfies, que ve vídeos que duran más de dos minutos, incluso ve películas o lee libros. Resulta muy valiente apartarse del rebaño, ser el raro del grupo, opinar de temas que se salen de la simpleza o banalidad extremas. Parece que antes “interesante” era un adjetivo positivo y ahora es justo al contrario, se usa casi como insulto.

En algunos grupos, peligrosamente en algunos muy jóvenes, se pasa de idiota a pedante sin término medio, no se deja espacio a la curiosidad ni al enriquecimiento cultural o artístico. Parece que, como decía Carlos Ruiz Zafón en su novela La sombra del viento: “Este mundo no se morirá de una bomba atómica como dicen los diarios, se morirá de risa, de banalidad, haciendo un chiste de todo, y además un chiste malo”.

7 comentarios

  1. Dice ser de aquí

    Así que en Suecia también acosan.

    05 Febrero 2017 | 21:39

  2. Dice ser Cuanta razón

    Una gran verdad. Estoy totalmente de acuerdo con lo dicho en este artículo. Por desgracia vivimos en una sociedad en la que prima lo mediocre, lo insulso, la presión de grupo, el no destacar positivamente, el no tener inquietudes…

    Estoy muy harto de escuchar esa música actual que no transmite nada y que pasa de moda en 10 minutos, de gente que dice abiertamente que le da pereza leer, de cruzarme cada día con jóvenes sin inquietudes y que son monotemáticos en sus conversaciones y que de una u otra manera forman parte de una sociedad en la que viven cada vez con un menor respeto por las normas y sus iguales.

    Esto es un problema y habría que tomar conciencia de el. No se cual podría ser la solución y está claro que lo dicho aquí no sucede con todo el mundo, pero si con una mayoría que amenaza con tomar el control de la situación.

    06 Febrero 2017 | 13:56

  3. Dice ser .

    @Dice ser Cuanta razón

    Eres un carca que no dice nada nuevo, eso ya lo dijeron de ti y de la música que escuchabas, de como vestías y de todo lo demás. No eres nada original, el tema es que cumplir años lo llevas mal y no comprendes el presente contemporáneo, lo mismo que tus mayores, que tampoco comprendían nada de lo que tú hacías y vivías.
    Hoy es todo más efímero, se tiene menos miedo al cambio, mucho menos del que tú tuviste, por eso todo pasa de moda tan rápido, por eso se tienen varias parejas, etc. No hay miedo al cambio, tú vives con el miedo que te inocularon, por eso dices lo que dices.

    Deja vivir, eso es lo que tienes que hacer.

    06 Febrero 2017 | 18:34

  4. Dice ser ,

    @ Dice ser .

    Eres un intolerante y un irrespetuoso. Personalmente desconozco la edad y circunstancias del nº 2, pero tu hablas y despotricas como si lo conocieses de toda la vida. Perfectamente podría ser un chaval que se siente identificado con lo arriba dicho, pero tu ya vas y lo crucificas tratándole de carca y ordenando con soberbia que deje vivir. Deja tu a los demás expresarse libremente, que eres el único que ha entrado faltando y además con argumentos penosos y patéticos. Si no eres capaz, enciérrate en tu cueva a ver Telecirco, escuchar reggaeton, creer que puedes vivir del cuento y seguir siendo tan “GUAY”.

    Lo mas gracioso de todo es que seguramente te has sentido tan ofendido por verte reflejado. Agua y ajo chiquitín.

    07 Febrero 2017 | 10:52

  5. Dice ser será una rosa...

    al comentario 4:
    Tiene tan poco rigor lo que manifiestas que tan solo se te puede decir eso. Para que lo entiendas: No tienes nivel suficiente para mantener un diálogo. Sería perder el tiempo 😉

    07 Febrero 2017 | 18:03

  6. Dice ser Sociólogo Astral

    !YUPI YUPI, ES GUAY SER IDIOTAAAA!

    09 Febrero 2017 | 20:14

  7. Dice ser Desiderio Gil Vaquerizo

    Y LO IDIOTA ES SER GUAY
    .
    …Enhorabuena por su post, querido Miguel. Su artículo es acerbo y certero. Muy ajustado a la realidad de nuestro tiempo. Pero se ha olvidado de mencionar lo contrario. ¿Qué me dice de los individuos que pugnan con otros o en solitario por llamar la atención? ¿No es eso también una idiotez? Sobre todo cuando hay chicas delante.
    .
    …Cuando uno quiere llamar la atención en la facultad y ser un guay para ligarse a la chica de al lado, hace demasiadas tonterías. Por ejemplo, aparentar lo que no es. Viste raro que, a veces, es vestir con ropa que a uno no le sienta bien. Caso de la ropa ahora mal llamada ‘’hipster’’. Digo mal llamada porque el movimiento ‘’hipster’’ nació en los años 30 del siglo XX como un movimiento de protesta hacia el capitalismo y las grandes multinacionales. Y sin embargo, es ahí justamente, en las franquicias, donde la gente se viste y calza de hipster.
    .
    …Pues, hala, como ahora eso está de moda, venga todo el mundo a vestir hipster. Para no desentonar, se entiende. Pero eso es en realidad una memez, porque uno, al participar de algo que no entiende, está en gran medida despersonalizándose. Y hasta puede incluso que ni le siente ese estilo de ropa. Por ejemplo, a mí no me sienta la ropa ‘’hipster’’, pero la llevo porque mi novia me obliga. ¿Qué le parece, amigo Miguel? ¿Cree que a eso hay derecho?
    .
    …Yo que tengo las piernas arqueadas y gordas, mucha pantorra y el trasero demasiado amplio y cuadrado, debido al sobrepeso y a la gran cantidad de horas que paso estudiando en la biblioteca, ¿cree usted que me pueden sentar bien unos pantalones de pitillo? Claro que no. Con ellos puestos parezco un enanito del cuento, porque, además, soy bajo y regordete. Más o menos como una de esas neveras camperas de metro y medio.
    .
    …Tampoco me sienta bien la camisa de cuadritos con el primer botón abrochado. Mire usted, querido amigo, yo soy de pueblo, bueno, mejor dicho, mi familia es de pueblo. Cuando visito a mis parientes por navidades, veo en el municipio de mis padres (Peal de Becerro) casi de todo. Garrotas, mucha pana, correas largas de cuero, boinas, ranglanes enormes pasados de moda, jerseys de cuello de pico que dan vergüenza y, como no, camisas con el primer botón abrochado. Yo no puedo llevar eso por la ciudad, por la facultad. Además soy de cuello gordo y cuando me abrocho el primer botón, no me pasa la sopa por la garganta. Pues mi novia dale que te pego con lo ‘’hipster’’ y las modernidades.
    .
    …Otro detalle: la barba larga. También estoy obligado a no afeitarme nunca. Y como ya tengo una cierta edad, las canas pululan por mi cara como si tuvieran no 25 años, sino 50. Le parezco al abuelo de Heidi. Además la barba larga pica muchísimo y casi todo el día me lo paso rasca que te rasca que te rasqué. Eso sin contarle los apuros que paso cuando ceno sopa o alguna salsa espesa. Hasta a mí me dan asco las motitas de grasa que se me quedan salpicadas en los pelos. Pero ¿qué he de hacer? Lo hipster está de moda y a mi novia le gusta que vaya moderno. Llámeme idiota pero es lo que hay.

    11 Febrero 2017 | 21:28

Los comentarios están cerrados.