BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Quijotes para guiar a los Sanchos

Por Pedro Argüello Mur

Siempre llamaron mi atención los versos finales de la primera copla de Jorge Manrique, aquellos que dicen: «cómo, a nuestro parecer / cualquier tiempo pasado / fue mejor». Pero Manrique no es el único. Existen muchas otras referencias a este tópico en la literatura, como por ejemplo en el mito grecolatino de las edades del hombre relatado por Hesíodo, en el relato del Génesis, y hasta en el lenguaje coloquial, pues ¿quién no ha escuchado a un anciano decir aquello de «esto en mis tiempos no pasaba»?

(MICHAEL HUGUES)

(MICHAEL HUGUES)

Y sin embargo, aunque se trate de un pensamiento común a todas las generaciones, a mi parecer en la mía es una gran verdad: una generación perdida, carente de ética, sin más dioses que la lujuria y el dinero, una generación de hombres despojados de su alma, máquinas, una masa uniforme de la que nadie se separa no sea que le tachen de loco. Y hacen falta locos, Quijotes que defiendan los más puros ideales del hombre; Quijotes que busquen la verdad, Quijotes honrados, Quijotes humanistas; Quijotes que, ante una sociedad que les tacha de arcaicos o de locos, no renuncien al camino de la virtud, por el cual el hombre alcanza la felicidad y perfección. Quijotes, locos al fin y al cabo, que iluminen, enseñen y lideren a los Sanchos que les siguen.

 

 

 

1 comentario

  1. Dice ser Una Dulcinea en paro

    ¡VOLVAMOS A REUNIRNOS LOS INDIGNADOS EN LA PUERTA DEL SOL!
    .
    …Pues sí, amigo Argüello, le doy toda la razón. Esta pseudodemocracia de Borbón y diputados bufones, este sistema bastardo de libertades constitucionales, nos está convirtiendo a todos los jóvenes en unos nostálgicos de un pasado que no llegamos a vivir. Pero que conocemos perfectamente por referencias familiares. Según nuestros padres, en aquella época los obreros disfrutaban de un notable nivel de vida (acceso a la vivienda, a pagar en pocos años); la unidad nacional estaba garantizada (nada de independencias dañinas para todos, sobre todo para los propios catalanes que verían con ello peligrar sus pensiones); la delincuencia era baja; la televisión pública resultaba más pedagógica y cultural; los niños respetaban a sus padres; las escuelas transmitían una verdadera educación en valores; el empleo estaba asegurado; la deuda externa no existía; los alemanes no mandaban en nuestra economía, etc. Pero sobre todo, había trabajo para todo el mundo y, en pocos años, un obrero podía pagarse a plazos su vivienda. ¿Qué hay de todo eso ahora? Nada ¿Para qué queríamos entonces la constitución del 78? ¿Para qué, los partidos ‘demócratas’, alejados de la realidad y corruptos; para qué, tanto sindicato mangante; para qué, tanto derecho al trabajo y a la vivienda? ¡5 millones de parados 5! ¡Y más de 350.000 familias han sido desahuciadas de sus hogares desde que se inició la crisis! Entonces ¿dónde está la libertad democrática, dónde los derechos constitucionales?
    .
    …Amigo Argüello, estos lobos de la Constitución del 78 (Solé Turá, Fraga Iribarne, Miquel Roca, Peces-Barba, Pérez-Llorca, Rodríguez de Miñón, Cisneros) nos la metieron doblada, aprovechándose de la ignorancia del pueblo español de entonces. Crearon un sistema falso de libertades, al socaire de una Constitución irreal, donde los políticos –¡ellos!–se enriquecían y no solucionaban los problemas de la gente; la banca mandaba y era aliada de los gobiernos; los sindicatos trincaban de las subvenciones y enchufaban; y los más pudientes tenían mejor Justicia. Y así hasta hoy donde la situación ya es insostenible.
    .
    …La generación mejor formada de la historia de España es hoy justamente –y usted lo ha dicho muy bien– una maldita generación perdida, que vivirá peor que la de sus padres (la generación ye-yé): sin trabajo, sin vivienda, sin futuro; hipotecada hasta las trancas o desahuciada, y por supuesto, abocada a la emigración como si fuera una exiliada de guerra. Y todo por culpa de este sistema democrático burgués, clasista, neoliberal, europeísta; de socialistas, conservadores, comunistas fulleros y partidos “muletilla” ávidos ahora de pactar con las ‘casta’ a cambio de un Ministerio.
    .
    …¡Volvamos a reunirnos todos en la Puerta del Sol para buscar a nuevos Quijotes! Nuevos políticos que representen a los indignados de tanta hipocresía, de tanto sistema trampa, donde siempre salen ganando los mismos: los partidos populistas, los cómplices de la banca, los capitalistas defraudadores; los de la izquierda moderada a veces y otras radical; los ricos, los Granados, los Marjalizas, los Pepe Griñán y Cháves, los Púnica, los trincadores de los ERE, UGT-CCOO, los enchufadores de lo público…
    .
    …Necesitamos un partido Quijote sin ideologías dañinas (ni conservadoras ni venezolanas ni de medias tintas interesadas), un partido que represente a la gente real (desempleados, pensionistas, familias sin vivienda…), que deje de hacer el bufón en las teles y se dedique a gestionar correctamente el dinero público. Que dé más facilidades para el emprendedor y menos al opositor tragón y parásito; que apruebe un sistema educativo eficaz, sin ideologías, donde se vele tanto por la preparación del alumno como por el reciclaje formativo del profesor. Abolición del Senado, de las prebendas de los políticos; fuera castas: misma reforma laboral para todos: empleados públicos y privados; más ayudas a la búsqueda de empleo; menos televisiones autonómicas; nada de ayudas a Grecia y sí al necesitado contribuyente, etc… ¡Más Quijotes para guiar a los Sanchos!…

    23 Agosto 2015 | 0:48

Los comentarios están cerrados.